Canon impulsa la fabricación de impresoras planas en Europa

Madrid, 5 de noviembre de 2018 – Canon, líder en soluciones de imagen, ha ampliado sus instalaciones de fabricación en Poing, Alemania, para consolidar la producción global de sus impresoras planas en Europa, aumentando la escala y la eficacia del proceso para respaldar el crecimiento continuo de este mercado. De este modo, todas las impresoras planas de Canon se fabricarán ahora en Alemania. Al concentrar la fabricación en un solo lugar, cerca de sus equipos de investigación y desarrollo de inyección de tinta, Canon se propone acelerar la innovación futura para beneficiar a los clientes en los mercados de artes gráficas, rotulación e impresión industrial.

Con la ampliación de su fábrica en Poing, Alemania, y la concentración de la fabricación de las impresoras planas en un solo lugar, cerca de sus equipos de investigación y desarrollo de inyección de tinta, Canon busca acelerar la innovación para beneficiar a los clientes en los mercados de artes gráficas e impresión industrial.

Canon ya fabrica impresoras planas Océ Arizona en Poing, por lo que la consolidación de toda la producción en un solo lugar permitirá un mejor aprovechamiento de la experiencia en tecnología de inyección de tinta y de la infraestructura que ya tiene la compañía establecida en Europa. Se está reforzando tanto la plantilla de la fábrica en Poing como el equipo de investigación y desarrollo con sede en Venlo, Países Bajos, para respaldar la transferencia de fabricación desde Vancouver, Canadá.

La línea de producción mejorada, que incluye herramientas especiales e instalaciones con clima controlado para el ensamblaje de componentes sensibles, está en pleno funcionamiento. Canon pretende aumentar la producción de impresoras planas en más del 30%, a partir de este mes.

Este crecimiento en la producción está respaldado por laboratorios de creación de prototipos e instalaciones de prueba en Venlo, y una red ampliada de proveedores en Europa y América, para extender la cadena de suministro global de Canon para sus soluciones de gran formato. El cambio a Poing acortará los plazos de entrega, desde el pedido hasta la entrega e instalación en los clientes europeos, así como la armonización del servicio y la asistencia.

Según Jeppe Frandsen, vicepresidente ejecutivo de Canon Europa, “al trasladar toda la producción de impresoras planas a una instalación europea centralizada, nuestro objetivo es afianzar nuestra sólida posición en el mercado, cultivar nuevas ideas e impulsar la innovación. Esto asegurará que la serie Océ Arizona continúe desempeñando un papel fundamental, para que los clientes puedan evolucionar en un mercado en constante cambio, por ejemplo, al aumentar su productividad y acceder a nuevas oportunidades de aplicaciones".

En la actualidad, hay 7.000 impresoras Océ Arizona instaladas en todo el mundo y aproximadamente uno de cada cuatro usuarios de Océ Arizona se dedica a la producción de aplicaciones distintas a las gráficas, como la decoración interior impresa, el embalaje personalizado de corta tirada y los productos personalizados.