child holding autumn leaf

Saca el máximo partido a la luz del otoño

La llegada de los colores otoñales puede ser un gran momento para salir a dar un paseo con tu cámara. El sol se encuentra en una posición más baja, lo que significa que la luz suele ser cálida y suave, ideal para hacer fotos durante el día. La llegada de noches más frías también conlleva una mayor probabilidad de que se forme niebla por la mañana, así que sal y captura fotos y vídeos en la ciudad o el campo antes de que el sol la haga desaparecer.

¡Zoom!

Cuando quieras hacer retratos con la luz temprana del otoño, la clave es capturar el motivo de la mejor manera posible. Si haces zoom a tu motivo o sujeto, incluso si te alejas de ellos un poco en caso de que sea necesario, obtendrás excelentes resultados. Los ajustes de un zoom con mayor alcance favorecen los rasgos faciales, lo que supone mejores resultados.

Objetivos para retratos

Los retratos quedan mejor si se utiliza un objetivo mayor. Incluso si tienes un kit de objetivos estándar, prueba a poner el zoom al máximo y camina hacia atrás desde donde está el motivo. Esto dará muy buenos resultados.

Si tienes un teleobjetivo con zoom, prueba a activar el zoom para reducir la distancia entre el sujeto y el fondo. Puede que tengas que retroceder cierta distancia desde el sujeto para aprovechar al máximo el efecto de compresión.

Cuando hay una luz de fondo o lateral fuerte, es importante que la parte frontal de tu objetivo esté muy limpia. Las marcas de dedos y suciedad aumentan la posibilidad de que se produzcan reflejos que suavizan las imágenes y pueden crear extraños parches de luz. Es una buena idea usar un parasol para reducir estos reflejos tanto como sea posible.

Modo retrato

Gira el dial de modos de la cámara hasta los de escena y selecciona el modo Retrato Con esta simple acción te asegurarás de optimizar la configuración de la cámara y así proporcionar profundidad de campo y suavidad al tono de piel. Prepárate para disparar varias fotos en una secuencia para tratar de capturar una expresión fugaz.

Selecciona una sola cara

El sistema de Detección de caras de la cámara identifica varias caras en tus imágenes. Si el motivo del retrato se encuentra entre una multitud de personas, asegúrate de seleccionar su rostro como el principal. Una vez seleccionado, la cámara lo seguirá conforme recompones el encuadre y se asegurará de que la exposición y el enfoque son los adecuados.

Céntrate en los ojos del sujeto

Cuando configures un modo de la zona creativa, como Tv, Av, P, M, podrás acceder a todos los ajustes de la cámara. Selecciona un único punto AF y muévelo al lugar óptimo, o céntrate en los ojos del motivo y, después, recompón la escena. Ser muy selectivo con tus puntos de enfoque te ayudará a asegurarte de que consigues nitidez en los ojos del sujeto, y esta es la parte crítica de todo retrato.

Cuando se utiliza un objetivo Canon con un motor de enfoque USM, puedes ajustar manualmente el enfoque después del enfoque automático. Simplemente gira el anillo de enfoque del objetivo para perfeccionar el enfoque en el sujeto. Si tienes una cámara de la serie EOS M y utilizas un objetivo EF-M, puedes obtener un resultado similar con la función AF+MF de la cámara.

Dispara a la sombra

A horas más avanzadas de los días otoñales, el sol puede ser muy fuerte y resultar algo incómodo para el motivo del retrato. También puede dar a tus fotos un mayor contraste y sombras más profundas. Si eliges una zona a la sombra, bajo un árbol o a la sombra de un edificio, conseguirás resultados mucho mejores ya que el motivo no entrecerrará los ojos. Además, el fondo brillante detrás de ellos aportará un toque dramático a la foto.

Saca el máximo partido a la luz del otoño

El cambio de estaciones aporta una calidad especial a la luz al final de los días otoñales. Debido a la posición baja del sol en el cielo, la luz al atardecer en otoño es suave y tiene tonos cálidos, lo que hace que sea perfecta para retratos. Puedes aprovechar al máximo la luz al fotografiar personas o retratos si colocas al sujeto de forma que el sol quede detrás y luego enciendes el flash incorporado para añadir un poco de luz a la cara. La cámara hace todo el trabajo, tú solo tienes que asegurarte de que el sujeto esté relativamente cerca de la cámara, normalmente a menos de cuatro metros.

Luz cálida de rebote

Otra opción es situar al motivo de modo que la luz cálida lo ilumine por un lado. Prueba a sostener un pedazo de papel estándar en el lado opuesto de la fuente de luz para que la luz rebote hacia el lado de la cara con sombra. El papel puede ser cualquier cosa, desde una hoja de papel fotográfico tamaño A3 hasta el menú de un restaurante. Simplemente asegúrate de que es blanco o de un color neutro.

Medición parcial para fotografías a contraluz

Si quieres hacer una foto con el sol detrás del sujeto, es posible que el rostro se vea más oscuro de lo esperado. Cambia el modo de medición a medición parcial y coloca el centro del encuadre en el rostro. La medición parcial mide desde un pequeño círculo alrededor del centro del encuadre. Una vez hayas medido la luminosidad, pulsa el botón "*" para bloquear la exposición antes de recomponer la imagen.

Dispara en días nublados con luz plana

A veces, al comenzar el otoño, los días son nublados, lo que implica sombras planas y menos iluminación. A menudo esta luz es ideal para fotografiar retratos, pero en ocasiones se necesita un poco de ayuda. Utiliza un flash Speedlite y establece el nivel de zoom del flash, de modo que la luz sea un haz estrecho. A continuación, dirige el haz de luz hacia el sujeto para dotar a su cara de profundidad y forma. A menudo esto funciona incluso mejor si puedes utilizar el flash externo de la cámara. El uso del flash E-TTL automático mantendrá la raya la exposición.

Consejos para retratos de interior

A veces, cuando empieza el otoño, el clima es impredecible y tendrás que capturar en interiores. Encuentra una ventana y prueba a utilizar un tul o una red blanca como difusor. Coloca al motivo de forma que la luz de la ventana caiga sobre un lado de la cara y pídele que gire ligeramente la cabeza para mirar por la ventana. Su rostro se iluminará con una luz suave. Asegúrate de apagar el flash de la cámara y mantén la cámara inmóvil para obtener los mejores resultados.

Elige tu punto AF

Si quieres fotografiar retratos, paisajes o escenas urbanas, tienes que controlar el enfoque de la cámara. Utilizar el multi-punto AF funciona con muchos motivos, pero si quieres ser muy específico y centrar tu atención en el ojo del sujeto, un solo punto será mucho más fiable. Ve a los ajustes de tu cámara y experimenta con los diferentes puntos focales disponibles.

Satura el color

Configura tu cámara para conseguir colores fuertes y saturados si quieres crear imágenes potentes y llamativas a comienzos del otoño. Los tonos otoñales rojos, amarillos y dorados de los paisajes suelen ser más reflectantes que los verdes, por lo que tendrás que configurar la compensación de la exposición de la cámara en subexposición de -1/3 o -2/3 de punto para conseguir colores más vivos y fuertes. También puedes probar la función "Mis Colores" de tu cámara, si la tiene. Elije el modo "Intenso" para conseguir colores muy saturados.

Haz fotos en formato RAW

Las imágenes en formato RAW (al contrario de las JPEG) ofrecen una mayor flexibilidad cuando se trata del procesamiento posterior de las imágenes en el ordenador. Si has decidido usar RAW, asegúrate de tener espacio suficiente en tus tarjetas de memoria. Las imágenes RAW pueden procesarse en algunas cámaras o, más comúnmente, en un ordenador. Canon incluye el software Digital Photo Professional en las cámaras EOS para el procesamiento de imágenes RAW. Con el formato RAW puedes cambiar el balance de blancos para que tus fotografías parezcan más cálidas. También puedes experimentar con diferentes estilos de imagen, como el estilo Tonos de otoño, que puedes descargar desde el sitio web de Canon.

Grabación de un vídeo

Grabar un vídeo al comienzo del otoño te da la oportunidad de mostrar el contraste entre escenas coloridas y escenas más apagadas, de colores más homogéneos. Los parques de la ciudad y el campo son los mejores sitios para buscar los colores vivos. Si estás con amigos, familia u otras personas, asegúrate de que las estrellas de tu vídeo estén vestidos con colores vivos.

Los colores del paisaje lleno de hojas y los tonos otoñales son una buena manera de preparar el escenario para el vídeo. Asegúrate de grabar algunas escenas en las que se vean las hojas cayendo de los árboles. E incluso, ¿por qué no coger un puñado de hojas y lanzarlo en el aire? Unas pocas hojas cayendo delante del sujeto le dará un atractivo especial a la escena. Muchos modelos LEGRIA cuentan con un modo de cámara lenta con el que se pueden capturar momentos como ese de forma increíble. También puedes intentar grabar el sonido de las hojas secas crujiendo bajo las pisadas. Este es el verdadero sonido de la época otoñal.

Por último, el paso más importante es editar la película y compartirla, antes de que el otoño se convierta en invierno.

Presenta tus fotos en todo su esplendor

Merece la pena elegir un papel de calidad para imprimir fotos de tonos cálidos. Aunque el popular papel fotográfico Platinum Pro de Canon de alto brillo ofrece unos resultados vivos e increíblemente detallados, también puedes probar con un papel más suave. Un buen ejemplo es el papel fotográfico Plus semibrillante de Canon, que tiene un acabado satinado y más suave gracias a la reducción del brillo.

El software My Image Garden de Canon reúne todos los ajustes de impresión como el tipo, el tamaño y los bordes del papel en una pantalla por la que es fácil navegar a través de ellos. Además, puedes agregar imágenes a un calendario, organizarlas por eventos o combinarlas para hacer un collage u otras ideas creativas para imprimir.

Canon ofrece una variada gama de materiales de impresión para la impresora PIXMA, desde mate, semibrillo y alto brillo, todos con sus propias características para adaptarse a tu estilo de fotografía individual.