TECNOLOGÍA

APS-C frente a Full Frame: explicación de las diferencias

¿Qué es una cámara Full Frame y cuál es la diferencia entre los sensores Full Frame y APS-C? Estas son las principales diferencias y los puntos fuertes de ambos tipos.
Una imagen dividida que muestra una EOS R6 de Canon sobre una gran roca cubierta de musgo y una EOS R7 de Canon también colocada sobre una roca.

¿Cuáles son las diferencias entre APS-C y Full Frame?

La principal diferencia entre APS-C y Full Frame es el tamaño físico del sensor de imagen (los sensores Full Frame son más grandes que los sensores APS-C), y el resto de diferencias entre los dos tipos de cámaras derivan de esto. Pero como ocurre con la mayoría de las cosas, un mayor tamaño no tiene por qué significar que sea mejor, y cada formato tiene sus propias ventajas clave.

La EOS R6 junto a la EOS R7, ambas cámaras sin objetivo acoplado.

Al observar estas dos cámaras del sistema EOS R sin objetivos acoplados, la diferencia entre los tamaños de los sensores es evidente. A la izquierda, la EOS R6 Full Frame; a la derecha, la EOS R7 APS-C. La montura de objetivo RF es idéntica en los dos modelos.

Un sensor APS-C delante de un sensor Full Frame, para comparar sus tamaños.

Comparación entre un sensor Full Frame y un sensor APS-C. La diferencia de tamaño ayuda a explicar por qué las cámaras APS-C a menudo pueden ser más pequeñas y más compactas que las cámaras Full Frame.

¿Qué es APS-C?

El área activa de los sensores de imagen de formato APS-C de Canon mide 22,2 x 14,8 mm, casi como un fotograma de película fotográfica en formato APS-C.

El formato APS (Advanced Photo System) se introdujo originalmente en 1996 como un nuevo tipo de carrete de película fotográfica. En la mayoría de cámaras de película de la época, también podías elegir diferentes relaciones de aspecto al fotografiar, como C (clásica) con la misma relación de aspecto de 3:2 que las cámaras de película de 35 mm convencionales, H (alta definición) con una relación de aspecto de 16:9 panorámica y P (panorámica) con una relación de aspecto de 3:1.

APS-C también se corresponde con el formato de vídeo Super 35 y se convirtió en una elección popular de tamaño de sensor de imagen para las cámaras réflex digitales (DSLR) EOS de Canon, así como para las cámaras mirrorless de la serie EOS M.

Dos bailaoras de flamenco con largos vestidos con volantes posando para la cámara en un colorido patio con varios arcos.

Con la misma abertura y longitud focal, las cámaras APS-C, como la EOS R10 de Canon, normalmente proporcionan una mayor profundidad de campo que una cámara Full Frame. Esto es ideal para producir nitidez de delante hacia atrás en una imagen. Imagen tomada con una EOS R10 y un objetivo EF-S 10-18mm f/4.5-5.6 IS STM de Canon a 10 mm, con una configuración de exposición de 1/320 s a f/5 e ISO 1600. © Diana Millos

Un retrato de una joven con el pelo moreno y largo delante de un fondo desenfocado.

Una cámara Full Frame con un objetivo rápido típicamente produce una profundidad de campo reducida, lo que te permite aislar el motivo principal en una escena desenfocando el fondo. Imagen tomada con una EOS R6 y un objetivo RF 85mm F1.2L USM de Canon con una configuración de exposición de 1/500 s a f/1,8 e ISO 1600. © Javier Cortés

¿Qué es Full Frame?

Los sensores de imagen Full Frame de Canon tiene un área de superficie activa de 36 x 24 mm, el mismo tamaño que un fotograma de una película de 35 mm.

El formato de película de 35 mm data de 1889, cuando se introdujo como una anchura estándar para el cine. Pronto se convirtió en la norma para fotografía y se incorporó a las cámaras digitales Full Frame, incluidas las réflex digitales EOS Full Frame y las cámaras mirrorless del sistema EOS R de Canon.

Tanto los sensores APS-C como los Full Frame producen imágenes con una relación de aspecto estándar de 3:2, y los sensores APS-C pueden tener el mismo número de megapíxeles que los sensores Full Frame. Sin embargo, un sensor de imagen Full Frame es físicamente un 63 % o 1,6 veces más grande que un sensor de imagen de formato APS-C.

Una vista desde arriba de la ciudad de Sevilla con la torre de la iglesia de la Anunciación en el centro.

El «factor de recorte» de un sensor APS-C hace que el motivo llene más el fotograma, lo que en efecto proporciona un mayor alcance a tu objetivo. Esta foto orientada hacia la iglesia de la Anunciación en Sevilla se tomó con una cámara Full Frame, una EOS RP, y un objetivo RF 70-200mm F2.8 L IS USM de Canon a 84 mm, con una configuración de exposición de 1/400 s a f/8 e ISO 200.

Una vista desde arriba de la ciudad de Sevilla con la torre de la iglesia de la Anunciación más cerca en el centro.

Esta imagen se tomó desde la misma posición, con el mismo objetivo, longitud focal y ajustes, pero con una cámara APS-C. El sensor más pequeño captura una menor sección de la escena, lo que tiene el mismo efecto que ampliar el zoom en la torre. Imagen tomada con una EOS R10 y un objetivo RF 70-200mm F2.8 L IS USM de Canon a 84 mm, con una configuración de exposición de 1/400 s, a f/8 e ISO 200.

Explicación del factor de recorte

Esta diferencia de tamaño físico entre los dos tipos de sensor determina lo que la cámara «ve». Todos los objetivos producen una imagen circular, lo que significa que un objetivo Full Frame compatible debe tener una circunferencia lo suficientemente grande para que la imagen se superponga a las esquinas de un sensor de imagen Full Frame rectangular. Si utilizas el mismo objetivo en una cámara de formato APS-C, el sensor de imagen más pequeño utilizará solo una región más pequeña en el centro del mismo círculo de imagen. En efecto, en comparación con la imagen de un sensor Full Frame, la imagen se recorta.

Dado que los sensores APS-C de las cámaras Canon son 1,6 veces más pequeños que los sensores de las cámaras Full Frame de Canon, el factor de recorte es de 1,6 veces. Esto significa que la captura con un objetivo estándar de 50 mm en una cámara APS-C te ofrece el mismo campo de visión que la captura con un teleobjetivo de 80 mm en una cámara Full Frame (50 x 1,6 = 80). Del mismo modo, el uso de un objetivo Full Frame de 100 mm en una cámara APS-C ofrece el mismo campo de visión que un objetivo de 160 mm en una cámara Full Frame. Por ese motivo, el factor de recorte se conoce a veces como «multiplicador de longitud focal» e indica la longitud focal efectiva del objetivo que estás utilizando.

Si deseas determinar este valor al utilizar un objetivo RF, EF, RF-S, EF-S o EF-M en una cámara APS-C, puedes usar la calculadora de longitud focal efectiva de la aplicación Canon Photo Companion gratuita.

El factor de recorte se aplica a todos los objetivos Full Frame utilizados en las cámaras de formato APS-C, incluidos los objetivos EF y RF. Los objetivos EF se pueden utilizar en la EOS R7 y la EOS R10 con cualquiera de la gama de adaptadores de montura EF-EOS R.

Una gran masa de agua rodeada de colinas y montañas, en condiciones de baja iluminación.

Ventajas de APS-C en comparación con Full Frame

Dado que los sensores APS-C son más pequeños, las cámaras pueden ser más compactas y ligeras, algo ideal para la fotografía urbana y de viajes. Como un objetivo diseñado para cámaras APS-C requiere un círculo de imagen más pequeño, el objetivo puede tener un menor tamaño y ser más ligero y, por lo tanto, más asequible.

El factor de recorte de un sensor APS-C aumenta el tamaño de los motivos más pequeños o distantes en el encuadre, lo que en efecto aumenta la longitud focal efectiva de cualquier objetivo 1,6 veces. Esto puede ser una ventaja importante en géneros como la fotografía de naturaleza, acción y deportes. El uso de un objetivo de alto rendimiento a la vez que asequible, como el EF 70-300mm f/4-5.6 IS II USM de Canon en una cámara APS-C, ofrece un alcance de zoom efectivo de 112-480 mm, adentrándose en el territorio de un superteleobjetivo. El objetivo RF 100-400mm F5.6-8 IS USM, de precio similar, alcanza una longitud focal efectiva de 160-640 mm en una cámara APS-C. Necesitarás un objetivo más grande, pesado y caro para conseguir el mismo alcance en una cámara Full Frame.

Podrías recortar imágenes de una cámara Full Frame para crear el mismo efecto, pero el recuento de megapíxeles se reduciría, por lo que las imágenes resultantes serían más pequeñas y, por tanto, menos nítidas cuando se ampliaran de nuevo. La captura con una cámara de formato APS-C también ahorra el tiempo y el esfuerzo de recortar manualmente las imágenes en la fase de edición.

Un minero de carbón trabajando sobre el terreno en una mina con iluminación tenue, con otros dos mineros mirando.

Los sensores de imagen Full Frame suelen ser los preferidos para fotografiar con ajustes ISO altos, porque tienen fotodiodos más grandes que los sensores APS-C con el mismo número de megapíxeles, lo que les permite capturar proporcionalmente más luz con menos ruido. Esta imagen se tomó en una mina de carbón con la luz de las lámparas de los mineros utilizando la cámara Full Frame EOS R y un objetivo RF 50mm F1.2L USM de Canon con una configuración de exposición de 1/100 s a f/2,0 e ISO 12800. © Daniel Etter

Un paisaje urbano nocturno en el que se ven altos edificios con las luces de la calle reflejadas en una masa de agua en primer plano.

Aun así, el ruido de la imagen está bien controlado en la EOS R7 de 32,5 MP y la EOS R10 de 24,2 MP, que permiten capturar fotos impresionantes con el mínimo de granulación en condiciones de muy baja iluminación a niveles de ISO muy altos. Imagen tomada con una EOS R10 y un objetivo RF-S 18-45mm F4.5-6.3 IS STM de Canon a 22 mm, con una configuración de exposición de 1/40 s a f/8 e ISO 25600.

Ventajas de Full Frame en comparación con APS-C

Debido a que un sensor Full Frame tiene un campo de visión más amplio, una cámara Full Frame es ideal para paisajes, interiores arquitectónicos ultraamplios y astrofotografía, y para efectos creativos cuando quieres exagerar la perspectiva entre las áreas en primer plano y en el fondo.

Como norma general, especialmente en aberturas más amplias (números f más bajos), las cámaras Full Frame pueden producir una profundidad de campo más reducida que las cámaras APS-C, lo que significa que una parte más pequeña de la imagen tiene un enfoque nítido y una mayor parte del fondo está desenfocado. Esto suele ser ideal en fotografía de naturaleza muerta y retratos, y en cualquier otra situación de captura en la que desees aislar al motivo principal desenfocando el fondo.

Una ventaja adicional de un sensor Full Frame se relaciona directamente con su mayor tamaño. En igualdad de condiciones, los fotodiodos individuales o receptores de luz en un sensor de imagen Full Frame serán físicamente más grandes que en un sensor APS-C con el mismo recuento de megapíxeles. Por lo tanto, tienen un mayor potencial de captación de la luz y pueden capturar más información, con menos ruido de imagen o granulación, especialmente en ajustes ISO altos en condiciones de baja iluminación. Este es un recurso excelente para retratos en interiores y fotografía de bodas, así como para captura sin trípode al anochecer, paisajes urbanos nocturnos y siempre que necesites mantener velocidades de obturación lo suficientemente rápidas para congelar el movimiento en escenas con una iluminación deficiente.

Una EOS R10 de Canon con un objetivo RF-S 18-150mm F3.5-6.3 IS STM sobre el regazo de una mujer que lleva puesto un vestido amarillo brillante.

Con su diseño compacto y la ligera compañía de los objetivos zoom RF-S 18-45mm F4.5-6.3 IS STM y RF-S 18-150mm F3.5-6.3 IS STM, la EOS R10 y la EOS R7 son cámaras de viaje ideales, tanto para salir de excursión por tu localidad como para viajar hasta el otro lado del mundo.

APS-C frente a Full Frame

A veces se dice que las cámaras Full Frame son más «profesionales» que las cámaras APS-C, y ciertamente son más grandes, lo que las hace más adecuadas para su uso con teleobjetivos de gran tamaño. Sin embargo, gracias al mayor alcance que obtienes con una cámara APS-C, es posible que no necesites un teleobjetivo tan grande, para empezar. APS-C puede seguir siendo la mejor opción para los fotógrafos de viajes, así como para los fotógrafos de deportes y naturaleza que necesitan un teleobjetivo de gran alcance, además de libertad de movimiento.

Como comentó la fotógrafa de naturaleza Dani Connor tras su primera sesión con la EOS R7 de Canon: «Me permite acercarme al sujeto sin tener que utilizar un objetivo grande y pesado. Es el tipo de cámara perfecto si eres fotógrafa de aves, porque estas suelen ser bastante pequeñas y estar muy lejos».

Las cámaras Full Frame pueden ser adecuadas para capturar paisajes ultraamplios, pero, a la inversa, debido a la menor profundidad de campo de Full Frame, también puede ser más fácil conseguir una nitidez de delante hacia atrás en una fotografía de paisaje con una cámara APS-C. Además, aunque las cámaras Full Frame suelen producir una profundidad de campo menor y, por lo tanto, pueden ayudar a que el sujeto de un retrato destaque sobre un fondo con un atractivo desenfoque, también entran en juego otros factores como la abertura: la EOS R10 y la EOS R7 APS-C funcionarán bien para retratos con un objetivo como el compacto RF 50mm F1.8 STM de Canon, que tiene una longitud focal efectiva de 80 mm ideal y una rápida abertura de f/1,8.

Una EOS R7 de Canon junto con tres objetivos: RF 100-400mm F5.6-8 IS USM, RF-S 18-45mm F4.5-6.3 IS STM y RF-S 18-150mm F3.5-6.3 IS STM.

El objetivo RF 100-400mm F5.6-8 IS USM, que se muestra a la izquierda, tiene una longitud focal efectiva de 160-640 mm en la EOS R10 y la EOS R7. Si utilizaras un Extender RF 1.4x de Canon o un Extender RF 2x en una cámara Full Frame del sistema EOS R para obtener un aumento similar en el alcance de teleobjetivo, perderías uno o dos pasos de abertura respectivamente, lo que generaría una reducción de la velocidad de obturación que haría más difícil evitar el desenfoque de movimiento y la trepidación. El RF-S 18-45mm F4.5-6.3 IS STM (en el centro) ofrece una longitud focal efectiva equivalente a 35 mm de 29-72 mm y el RF-S 18-150mm F3.5-6.3 IS STM (a la derecha) de 29-240 mm.

Objetivos RF frente a RF-S

Todas las cámaras del sistema EOS R de Canon, ya sean de formato Full Frame o APS-C, son cámaras mirrorless que cuentan con exactamente la misma montura de objetivo RF avanzada. Esto significa que si te decides por la EOS R7 o la EOS R10, podrás aprovechar al máximo toda la gama de excepcionales objetivos RF. Además de objetivos con tecnologías de enfoque de vanguardia y calidad óptica, la montura RF ofrece una velocidad de transferencia de datos y un ancho de banda mucho mayores entre el objetivo y la cámara, lo que permite una avanzada adquisición y seguimiento del enfoque automático mediante IA con una velocidad y precisión increíbles, nuevos niveles de estabilización de imagen, optimización del objetivo en tiempo real y muchos otros avances.

Con la introducción de la EOS R7 y la EOS R10, se presentan nuevos objetivos RF-S especialmente diseñados para cámaras con montura RF con sensores APS-C. El zoom estándar RF-S 18-45mm F4.5-6.3 IS STM, con un rango de longitud focal efectiva equivalente a 35 mm de 29-72 mm, es relativamente diminuto, gracias a su diseño retráctil, con un peso de solo 130 g, mientras que el RF-S 18-150mm F3.5-6.3 IS STM ofrece un alcance de zoom incluso mayor (longitud focal efectiva equivalente a 35 mm de 29-240 mm) y solo pesa 310 g, por lo que es un objetivo todo en uno muy versátil para captura diaria y fotografía de viajes.

Otros objetivos favoritos compatibles con Full Frame, compactos, ligeros y asequibles, incluyen el RF 16mm F2.8 STM de Canon, que en la EOS R7 o la EOS R10 sigue ofreciendo un campo de visión bastante amplio equivalente a un objetivo de 25,6 mm en un cuerpo Full Frame. El RF 35mm F1.8 MACRO IS STM de Canon funciona genial como objetivo de focal fija estándar, con una longitud focal efectiva de 56 mm en la EOS R7 o la EOS R10, además de estabilización de imagen óptica y un factor de aumento macro de 0,5x. El RF 50mm F1.8 STM de Canon es un excelente objetivo para retratos, que combina una longitud focal efectiva de 80 mm en una cámara APS-C con una rápida abertura de f/1,8 para obtener una profundidad de campo reducida.

También puedes utilizar la amplia gama de objetivos EF y EF-S en la EOS R7 y la EOS R10 sin pérdida de calidad ni funcionalidad, gracias a la gama de adaptadores de montura EF-EOS R.


Escrito por Matthew Richards

Productos relacionados

Artículos relacionados

  • Una mujer con un vestido de verano y un sombrero se acerca la EOS R10 de Canon a la cara para mirar a través del visor frente a una detallada estructura arquitectónica española.

    FOTOGRAFÍA DE VIAJES

    De viaje a Sevilla con la EOS R10

    La bloguera Diana Millos descubre por qué esta cámara creativa es la compañera de viaje perfecta.

  • TÉCNICAS DE ILUMINACIÓN

    Consejos de fotografía con poca luz

    Descubre cómo fotografiar en condiciones de baja iluminación y el mejor kit de Canon para la fotografía nocturna.

  • FOTOGRAFÍA DE VIAJES

    El mejor equipo para viajes

    Equipo para fotografía de viajes para principiantes, creadores y aficionados.

  • A river flowing through a landscape of mossy rocks.

    CONCEPTOS BÁSICOS DE FOTOGRAFÍA

    Aprende a utilizar la exposición correctamente

    Descubre cómo ajustar la cantidad de luz en tus imágenes, para dar a tus fotos un nuevo aspecto.