ARTÍCULO

Opinión de experto: ¿cuándo conviene utilizar un sensor más grande? Explicación de las cámaras Full Frame

En el primero de una serie de artículos sobre cuestiones técnicas realizados por especialistas de Canon, John Maurice, director de marketing de productos en Canon Europe, analiza algunos de los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de decidir si dar el salto al sistema de cámaras Full Frame.
El interior de una cueva inundada con miles de estalactitas iluminadas por luces de color azul.
Es una de las preguntas más comunes entre fotógrafos: ¿Debería pasarme al sistema Full Frame? Si lo hago, ¿qué cámara debería utilizar? Al igual que otras personas, empecé con una cámara réflex digital APS-C y fui avanzando hasta el sistema Full Frame. Como me gusta analizar en profundidad cualquier artículo que me planteo comprar, en el caso de las cámaras, necesito cierto tiempo de reflexión para explorar los elementos técnicos y ver si mejoraría mi fotografía.

Gracias a la ventaja de la retrospectiva y de los años que llevo trabajando en la gama de cámaras de Canon, he desglosado toda esta información en una guía sencilla para que puedas decidir si el cambio al sistema Full Frame es lo más adecuado para ti.
John Maurice es director de marketing de productos en Canon Europe. Empezó su carrera en Canon en 2008 como especialista de cámaras y ahora dirige al equipo técnico de productos. También se dedica a la fotografía, con un especial interés por capturar la naturaleza y los exteriores. La primera cámara que utilizó John fue la T70 de Canon y su primera réflex digital fue la EOS 300D.
Una mujer con una chaqueta de cuero permanece sentada en una habitación a oscuras. Una parte de su cara está iluminada por la luz natural que entra por la ventana que tiene detrás.

El formato Full Frame te ofrecerá más opciones cuando los niveles de luz presenten complicaciones. Imagen tomada con una EOS RP y un objetivo RF 24-105mm F4L IS USM de Canon a 27 mm, con una configuración de exposición de 1/500 s a f/4 e ISO 1600.

¿Las cámaras Full Frame son mejores?

El salto a una cámara Full Frame tiene claras ventajas. Un sensor de imagen más grande, por lo general, te ofrece un mayor rendimiento en situaciones con poca luz, lo que supone una ventaja para la fotografía de interiores, bodas y retratos o eventos en interiores, entre otros.

A continuación, aparecen dos imágenes de una ciudad por la noche. La imagen de la izquierda se hizo con la EOS 80D de Canon basada en APS-C (a la que ahora sucede la EOS 90D). La imagen de la derecha se hizo con la cámara Full Frame EOS RP. Como puedes ver, en la imagen capturada con la EOS RP, la presencia de ruido es menor y el nivel de detalle es mayor. Este es el tipo de resultados que verías si dejas de utilizar una cámara APS-C más antigua.
¿Tienes un equipo de Canon?

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services.
Dos edificios de oficinas por la noche con luces encendidas en las ventanas.

Un recorte de una escena nocturna fotografiada con la EOS 80D de Canon. El sensor APS-C de la EOS 80D es más pequeño que un sensor Full Frame, lo que significa que captura menos nivel de detalle en situaciones con poca luz. Imagen tomada con una EOS 80D y un objetivo EF 70-200mm f/4L IS II USM de Canon a 70 mm, con una configuración de exposición de 1/8 s a f/5,6 e ISO 6400.

Dos edificios de oficinas por la noche con luces encendidas en las ventanas.

Un recorte de una imagen casi idéntica realizada con una cámara mirrorless Full Frame EOS RP. Al ver las imágenes una al lado de la otra, podemos observar los diferentes niveles de ruido. Imagen tomada con una EOS RP y un objetivo EF 70-200mm f/4L IS II USM de Canon a 113 mm, con una configuración de exposición de 1/8 s a f/5,6 e ISO 6400.

Otro aspecto a tener en cuenta es la profundidad de campo reducida que se consigue con una cámara Full Frame cuando el encuadre es el mismo. Esto te ayudará si buscas un aspecto más artístico o un mayor aislamiento del sujeto como resultado de un desenfoque del fondo más extremo.
Ramas de un árbol muerto con montañas nevadas al fondo.

Esta imagen y la de al lado están encuadradas de la misma manera, aunque el sensor APS-C de la EOS 80D no genera un desenfoque como el de la EOS RP Full Frame. Imagen tomada con una EOS 80D y un objetivo EF 70-200mm f/4L IS II USM de Canon a 70 mm, con una configuración de exposición de 1/1250 s a f/4 e ISO 100.

Una imagen casi idéntica de las mismas ramas, con las montañas al fondo ligeramente más borrosas.

Las cámaras con sensores Full Frame suelen ofrecer una profundidad de campo más reducida, por lo que los objetos en primer plano destacan más sobre el fondo desenfocado. Imagen tomada con una EOS RP y un objetivo EF 70-200mm f/4L IS II USM de Canon a 110 mm, con una configuración de exposición de 1/1250 s a f/4 e ISO 100.

Una cámara Full Frame suele ofrecer mayor flexibilidad a la hora de recuperar las sombras o las luces en comparación con los modelos APS-C antiguos, lo que supone una ventaja en las escenas que incluyen una amplia gama tonal, como en la fotografía de paisajes, retratos, moda e interiores.
Una mujer sentada a la mesa en un banco acolchado con rayas de colores, con la sombra del marco de la ventana sobre la pared que hay al fondo.

He descubierto que tener una cámara Full Frame pequeña y un objetivo compacto es una gran ventaja a la hora de fotografiar escenas de la vida diaria. Imagen tomada con una EOS RP y un objetivo RF 35mm F1.8 Macro IS STM de Canon a 35 mm, con una configuración de exposición de 1/4000 s a f/1,8 e ISO 400.

El cielo nocturno se refleja en varios edificios con cristaleras.

A veces, es posible recuperar un mayor nivel de detalle en las sombras y las luces de las imágenes capturadas con una cámara Full Frame. Por esta razón, el Full Frame se suele considerar la mejor opción para la fotografía urbana y de paisajes. Imagen tomada con una EOS RP y un objetivo RF 24-105mm F4L IS USM de Canon a 85 mm, con una configuración de exposición de 1/40 s a f/5,6 e ISO 1600.

¿Qué cámara Full Frame deberías elegir?

La respuesta depende de lo que busques en una cámara. Los modelos Full Frame básicos, ya sean cámaras réflex como la EOS 6D Mark II o mirrorless Full Frame como la EOS RP de Canon, se centran en la portabilidad y, gracias a su sencilla interfaz y a los controles de la pantalla táctil, siguen siendo tan fáciles de usar como una cámara APS-C.

Quizás pienses que el cambio al sistema Full Frame tiene ciertas repercusiones en cuanto al peso. Sin embargo, aunque antes puede que fuera verdad, ya no es el caso. De hecho, la ausencia de un conjunto de espejo y visor óptico hace que las cámaras mirrorless Full Frame sean más pequeñas que las réflex APS-C. Tomemos como ejemplo el cambio de una réflex APS-C más antigua a una cámara mirrorless Full Frame EOS RP:

Canon EOS 700DCanon EOS RP
Peso del cuerpo (batería y tarjeta incluidas): 580 gPeso del cuerpo (batería y tarjeta incluidas): 485 g
Combinada con el objetivo estándar EF-S 18-55mm f/3.5-5.6 IS STM de Canon (200 g)Combinada con el objetivo estándar RF 24-105mm F4-7.1 IS STM de Canon (375 g)
Peso total: 780 gPeso total: 880 g


El kit Full Frame pesa solo 100 g más que la réflex APS-C, y el objetivo RF 24-105mm F4-7.1 IS STM ofrece un mayor alcance, además de las ventajas de una cámara Full Frame que ya hemos mencionado.

Si te has acostumbrado a la velocidad de una cámara APS-C avanzada, los modelos superiores de la gama, como la EOS R6 de Canon (que ofrece hasta 20 fps), supondrán un avance en términos de calidad y velocidad. Sin embargo, tienes que tener en cuenta que tus objetivos no ofrecerán el mismo alcance que si tuvieran un cuerpo basado en APS-C, ya que el factor de recorte de un sensor APS-C hace que el sujeto tenga mayor tamaño en el encuadre. Echa un vistazo a la sección de objetivos que aparece a continuación para obtener más información al respecto.
Un objetivo EF-S 18-55mm f/3.5-5.6 IS STM de Canon.

La mayoría de los fotógrafos empiezan con un objetivo como el EF-S 18-55mm f/3.5-5.6 IS STM de Canon.

Un objetivo RF 24-105mm F4-7.1 IS STM de Canon

Al dar el salto al Full Frame, si dispones de un objetivo versátil como el RF 24-105mm F4-7.1 IS STM de Canon en tu equipo podrás cubrir la mayoría de las situaciones.

¿Y qué pasa con los objetivos?

En primer lugar, piensa en los tipos de objetivos que más te gustan para la cámara que utilizas actualmente y comprueba si son compatibles con una cámara Full Frame. ¿Funcionarán de la misma forma? Los objetivos pueden cambiar sus cualidades al pasar de un formato a otro.

Si tienes un objetivo EF-S 18-55mm f/3.5-5.6 IS STM o EF-S 18-135mm f/3.5-5.6 IS STM de Canon (conocidos como objetivos APS-C «de uso general»), el objetivo equivalente para una cámara mirrorless Full Frame sería un zoom, como el RF 24-105mm F4-7.1 IS STM, que también es un objetivo de uso general que ofrece un gran angular y un teleobjetivo todo en uno.

Si combinas dos objetivos, como el objetivo general EF-S 18-55mm y el teleobjetivo EF-S 55-250mm f/4-5.6 IS STM, podrías sustituirlos por el RF 24-240mm F4-6.3 IS USM de Canon, que combina el gran angular y el teleobjetivo en un solo objetivo versátil. Esto te permite simplificar el kit que sueles llevar, lo que es ideal si te gusta viajar.
Un hombre con un abrigo impermeable amarillo fotografiando con una EOS RP y un objetivo RF 24-240mm F4-6.3 IS USM de Canon.

El embajador de Canon Richard Walch explora Noruega con una EOS RP y un objetivo RF 24-240mm F4-6.3 IS USM de Canon, al que considera el objetivo ideal para viajar.

¿Qué objetivo de Canon puedo utilizar con mi cámara Full Frame?

Las primeras letras que aparecen en el nombre del objetivo indican qué tipo de objetivo es. Seguramente podrás conservar y utilizar muchos de los objetivos que tienes al pasarte a una cámara Full Frame, aunque debes tener en cuenta varios aspectos.

Los objetivos EF-S se pueden utilizar con las cámaras del sistema EOS R mirrorless Full Frame y un adaptador EF-EOS R. No obstante, la resolución que obtienes con la cámara se reducirá, ya que el objetivo no cubre el sensor Full Frame. Por eso, yo sustituiría los objetivos EF-S por los modelos RF equivalentes para pasarme al sistema EOS R Full Frame. Los objetivos EF-S no funcionan con las réflex Full Frame de Canon, por lo que si prefieres el tacto de una cámara réflex digital, tendrás que sustituirlos por los objetivos EF.

Los objetivos EF-M se han diseñado para su uso exclusivo con las cámaras de la serie EOS M. Por lo tanto, si te pasas al Full Frame, tendrás que hacerte con un objetivo EF o RF para tu nueva cámara.

Los objetivos EF son compatibles con todas las cámaras Full Frame de Canon. Si utilizas una cámara del sistema EOS R, necesitarás un adaptador EF-EOS R, aunque no se producirán pérdidas en términos de calidad o funcionalidad. Además, los objetivos EF funcionarán casi de la misma forma que con tu cámara actual. La única diferencia es que estos objetivos se verán más anchos que en una cámara APS-C, ya que el formato APS-C aplica un recorte de 1,6x en la imagen. Si te gusta utilizar un objetivo de 50 mm con una cámara APS-C para fotografiar retratos, quizás deberías plantearte el uso de un objetivo de 85 mm con una nueva cámara Full Frame para conseguir el mismo encuadre.
Un pájaro pequeño posado sobre una rama con un pez en el pico.

Dos imágenes tomadas desde la misma posición y con el mismo objetivo. Esta, fotografiada con la EOS-1D X Full Frame (a la que ahora sucede la EOS-1D X Mark III de Canon), se ve más alejada. Imagen tomada con un objetivo EF 800mm f/5.6L IS USM de Canon a 800 mm, con una configuración de exposición de 1/500 s a f/5,6 e ISO 800.

Una imagen de un pájaro sobre una rama tomada desde la misma posición, que parece ligeramente ampliada.

Esta imagen parece más cercana debido al factor de recorte del sensor APS-C de la cámara utilizada, la EOS 7D Mark II. Imagen tomada con una EOS 7D Mark II y un objetivo EF 800mm f/5.6L IS USM de Canon a 800 mm, con una configuración de exposición de 1/500 s a f/5,6 e ISO 800.

¿Debería plantearme la posibilidad de sustituir mis objetivos EF?

Los objetivos EF funcionan con todas las cámaras Full Frame. Sin embargo, el salto a una cámara del sistema EOS R podría ser la oportunidad perfecta para echar un vistazo a la gama de objetivos RF de nueva generación. Como ejemplo, el cambio del objetivo EF 85mm f/1.8 USM de Canon por su equivalente de la gama RF, el RF 85mm F2 Macro IS STM, ofrece claras ventajas.

En primer lugar, el diseño de la montura RF permite que los elementos ópticos se puedan colocar más cerca del sensor de imagen, lo que da lugar a imágenes de mayor calidad, sobre todo en las esquinas y cuando el objetivo se utiliza con las aberturas más amplias. En segundo lugar, el objetivo RF ofrece un enfoque más cercano, que resulta muy útil para la fotografía de retratos y detalles. Y en tercer lugar, los objetivos RF incluyen un estabilizador de imagen que ofrece imágenes más estables y, si estás grabando, consigue que el vídeo sea mucho más agradable de ver.
Imagen en blanco y negro de un boxeador dando un puñetazo.

Mirrorless Full Frame contra réflex Full Frame

Uno de los fotógrafos de acción más experimentados, Richard Walch, compara las características de las emblemáticas cámaras EOS R5 y EOS-1D X Mark III.

¿El sistema Full Frame tiene alguna desventaja?

Para la fotografía de deportes y acción rápida, el factor de recorte y las velocidades de disparo que ofrecen algunas cámaras APS-C solo pueden ser igualados por las cámaras mirrorless Full Frame de mayor rendimiento, como la EOS R5 y la EOS R6 de Canon, combinadas con algunos de los nuevos objetivos RF, como el RF 600mm F11 IS STM o el RF 100-500mm F4.5-7.1L IS USM.

Una pregunta habitual cuando te planteas dar el salto al sistema Full Frame es si es más caro. Las cámaras y los objetivos Full Frame solían estar fuera del alcance de muchas personas, pero modelos como la EOS RP han conseguido que el Full Frame sea más asequible que nunca. Sin embargo, si te interesan los deportes o la acción, te recomendaría una de las cámaras Full Frame más avanzadas del sistema EOS R de Canon, con mayor velocidad y rendimiento.

Conclusión

El cambio al Full Frame requiere cierto tiempo de reflexión sobre la fotografía que haces, tus aspiraciones futuras y la cámara y los objetivos que mejor se adaptan a tus necesidades. La razón por la que la mayoría de la gente se cambia es para experimentar esas ventajas que he mencionado y para ampliar sus posibilidades gracias a las cámaras y los objetivos de la gama Full Frame. También puede ser una oportunidad para tener dos cámaras con fines diferentes y que puedas aprovechar los puntos fuertes de cada una en determinados momentos.

Escrito por John Maurice


Artículos relacionados

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro