Acerca la imagen y capta la acción

La fotografía de acción consiste en captar momentos de vertiginosa acción . Tienes que seguir el ritmo del partido, seguir a tus amigos mientras practican snowboard y estar preparado para fotografiar a los surfistas urbanos mientras se deslizan sobre las olas. Si estás preparado, no obstante, no necesitarás moverte tan rápido.

La clave para obtener buenas imágenes con un teleobjetivo (o zoom) es preparar la cámara por adelantado. Así, cuando comience la acción podrás centrarte en lo que sucede ante tus ojos en lugar de en ajustar la configuración.

Las cámaras de los smartphone ofrecen una calidad de imagen muy limitada cuando se usa el zoom y se captan imágenes en movimiento con detalle. Las cámaras réflex digitales, sin espejo y compactas avanzadas te permiten acercarte a la acción desde una distancia mayor, y ofrecen más calidad y control a la hora de captar escenas de acción gracias a la posibilidad de acercar la imagen con el teleobjetivo.

Una velocidad de obturación elevada es imprescindible para captar escenas de acción

Contar con la velocidad de obturación adecuada es esencial para la fotografía de acción. Si la velocidad de obturación no es lo suficientemente rápida, obtendrás imágenes borrosas que solo querrás eliminar.

Si usas una cámara réflex, escoge una velocidad de obturación de al menos 1/125 de segundo. Muchas escenas de acción se captan a 1/500 de segundo o más en función de la velocidad del motivo.

Para utilizar una obturación rápida y asegurarte de que entra suficiente luz en la cámara, tendrás que usar una abertura amplia (un número f pequeño, como f/2,8). El uso de una amplia abertura y una velocidad de obturación elevada crearán también profundidad de campo, lo que destacará el motivo sobre un bonito fondo desenfocado. Además, si la cámara te permite controlar el ajuste de ISO, intenta aumentarlo (p. ej., de 400 a 800), para que el sensor de la cámara sea más sensible a la luz.

Disparo con el modo de ráfaga

Los deportes de acción, como el surf urbano, se desarrollan a gran velocidad, por lo que tienes que asegurarte de que la cámara puede seguir el ritmo. Emplea el modo de disparo en serie de la cámara (a veces conocido como modo de ráfaga) para captar varias imágenes y tener más oportunidades de obtener una gran fotografía de acción. Encontrarás este modo en la mayoría de cámaras y en algunos smartphones.

Usa el enfoque continuo

Si usas una cámara réflex, lo más probable es que esté configurada por defecto para utilizar el enfoque estándar. Esto significa que puedes pulsar el botón de obturación hasta la mitad para bloquear el enfoque y, después, pulsarlo del todo para hacer la foto. En escenas de acción y con zoom, sin embargo, es recomendable utilizar el modo de enfoque continuo o de seguimiento (conocido como AI SERVO o SERVO AF en las cámaras Canon). Con este modo, la cámara ajusta automáticamente el enfoque para seguir un motivo en movimiento y te permite obtener imágenes de acción detalladas y nítidas sin mucho esfuerzo.

Ayuda al Encuadre con Zoom de Canon

Al utilizar el zoom, sobre todo con una gran longitud focal, estarás tan cerca que es fácil perder al sujeto. Canon ha inventado una ingeniosa tecnología que resuelve este problema.

Disponible en determinadas cámaras compactas PowerShot de Canon con gran zoom, la Ayuda al Encuadre con Zoom te ayuda a mantener el motivo enfocado al alejar el zoom cuando este se acerca al borde del encuadre. Después vuelve a acercarse cuando colocas el sujeto en el centro de la imagen. Con esta opción puedes aprovechar la potencia del zoom sin perder la perspectiva o a tu sujeto.

Explora la experiencia interactiva de Surfistas de ciudad aquí.