DOCUMENTALES

Jugar con fuego: documentar la vida a la sombra de un volcán activo

La fotógrafa de aventuras Ulla Lohmann inició su serie documental para la televisión alemana en Vanuatu, en Vanuatu, en el Pacífico Sur. Aquí nos cuenta por qué la Canon EOS R5 y la cámara de cine EOS R5 C fueron las herramientas ideales para el proyecto.
Un retrato de un niño con un vestido rojo intenso, con un volcán humeante de fondo, tomado por Ulla Lohmann con una Canon EOS R5

El archipiélago de Vanuatu ha formado parte de la vida de Ulla Lohmann desde que no era más que una niña. «Tengo una conexión muy fuerte con la gente», explica la fotógrafa documental y de aventuras. «Hay quien me conoce desde que tenía 19 años». Imagen tomada con una cámara Canon EOS R5 y un objetivo Canon RF 24-70mm F2.8L IS USM a 42 mm, con una configuración de exposición de 1/800 s a f/5,6 e ISO 320. © Ulla Lohmann

La embajadora de Canon Ulla Lohmann es una profesional cuyo nombre es sinónimo con la fotografía de alta intensidad, en especial de volcanes activos. Su obsesión con este tipo de fenómenos naturales se remonta a su infancia: cuando tenía ocho años, su padre la llevó a visitar Pompeya y quedó cautivada. A los 19, con el premio de un concurso científico, emprendió un viaje por todo el mundo para experimentar los volcanes activos de cerca que le cambiaría la vida. «He dedicado toda mi vida a los volcanes», afirma.

A pesar de su innegable fascinación por los volcanes en sí, lo que mayor impresión le han causado son las «gentes de los volcanes». «Me interesa cómo los volcanes cambian la Tierra, pero también cómo gentes de todo el mundo conviven con ellos», explica. «He descubierto que lo que tienen en común todas esas personas es un profundo respeto por la naturaleza».

Cuando se hizo esta entrevista, Ulla estaba en Vanuatu, en el Pacífico Sur, donde había estado rodando una serie documental para la televisión alemana sobre poblaciones cercanas a volcanes activos. De fondo se escuchaban perros ladrando y el rugido de los volcanes, de los cuales el país insular tiene nueve. «El primer episodio, rodado en Vanuatu, se emitió en noviembre de 2023», cuenta Ulla. «Ahora estamos planificando toda una serie, con la esperanza de visitar los mismos países que incluí en mi libro "Volcano People"».

Un grupo de niños juega al fútbol, con vegetación y un volcán humeante de fondo, en una foto tomada por Ulla Lohmann con una Canon EOS R5.

«Hoy en día, los científicos pueden hacer un seguimiento de los volcanes, pero los indígenas no suelen disponer de esas herramientas», explica Ulla. «Por su seguridad, sienten que se aproxima una erupción al observar el comportamiento de los animales». Imagen tomada con una Canon EOS R5 y un objetivo Canon RF 24-70mm F2.8L IS USM a 61 mm, con una configuración de exposición de 1/3200 s a f/5,6 e ISO 1000. © Ulla Lohmann

Hay volcanes desde Grecia hasta Guatemala, y la mayoría se forman a lo largo de los límites de las placas tectónicas cuando colisionan o se separan. Si bien le debemos a estas aberturas en la corteza terrestre la creación de más de un 80 % de su superficie, obviamente también es peligroso visitar, fotografiar y vivir cerca de los volcanes. La erupción volcánica más mortal de la que existen registros se produjo en 1815 en Indonesia, donde se estima que fallecieron más de 250 000 personas.

Ulla nos cuenta todo esto con la cara cubierta de cenizas. «Me quema la cara un poco de la lluvia ácida», añade. Para quienes viven permanentemente cerca de volcanes como este, el efecto es mayor, lógicamente. La ceniza y las emisiones de gases pueden envenenar algunos cultivos, aunque los depósitos volcánicos, ricos en magnesio y potasio, también pueden fertilizar la tierra. Sin embargo, debido a la lluvia ácida, «la gente de la zona tiene que abastecerse de agua del río a media hora de distancia y transportarlo todo colina arriba».

Existen riesgos y beneficios, y el impacto sobre la población local también varía en función de la ubicación. Ciertas comunidades, como las de Vanuatu, obtienen un impulso económico a través del turismo que atraen los volcanes. «Algunos volcanes tienen lagos de lava, por ejemplo. Otros presentan actividad explosiva o flujos de lava. Todos afectan a la forma de vida de la gente de maneras muy, muy diferentes. Tomemos como ejemplo el monte Yasur, a mi espalda: sé que en unos dos minutos comenzará a llover ceniza», comenta antes de pausar para hacer un vídeo de demostración. Y, efectivamente, ocurre.

Un técnico con guantes limpia el sensor de una cámara de Canon.

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services.
Una figura solitaria camina por un paisaje volcánico polvoriento en una foto tomada por Ulla Lohmann con una Canon EOS R5.

Para Ulla es esencial que su equipo rinda en cualquier situación, haya humedad o polvo. «Estas cámaras pueden con prácticamente todo lo que les eches», asevera. Imagen tomada con una cámara Canon EOS R5 y un objetivo Canon RF 70-200mm F2.8L IS USM a 200 mm, con una configuración de exposición de 1/4000 s a f/2,8 e ISO 160. © Ulla Lohmann

Equipo de confianza

Ulla está acostumbrada a disparar en entornos extremos y para ella es muy importante que su equipo Canon sea resistente. Solía usar una Canon EOS 5D Mark IV, pero ahora ha dado el salto al sistema EOS R mirrorless y afirma que nunca ha mirado atrás. Para este viaje, se llevó su Canon EOS R5, la compacta EOS R5 C, la cámara EOS Cinema más pequeña de Canon, y una EOS R3. «Solo me llevo cámaras resistentes al polvo y al agua, pues son las únicas que aguantan condiciones tan duras», afirma. «Me encanta especialmente que las cámaras sean capaces de enfrentarse a las inclemencias del tiempo».

Ulla también se llevó consigo varios objetivos RF, los Canon RF 15-35mm F2.8L IS USM, RF 24-70mm F2.8L IS USM, RF 24-105mm F4L IS USM y RF 70-200mm F2.8L IS USM, y un trípode. «Los objetivos RF combinan muy bien con las cámaras; forman el equipo perfecto», asegura. «Se complementan a la perfección. Nunca me han fallado. Su nitidez, su enfoque y su velocidad son increíbles.

»Todo lo que llevo encima es esencial», añade. «Tengo que cargar con todo cuando subo al volcán, así que me llevo lo mínimo e imprescindible. Mi trabajo requiere una gran forma física, por eso entreno haciendo escalada. Dependo de mi cuerpo tanto como de mi equipo».

Un niño posa con pintura corporal y un atuendo tribal tradicional en una foto tomada por Ulla Lohmann.

El hijo de Ulla, Manuk, que la acompañó en su viaje, vio su primer volcán con seis meses, ha visitado más de 50 países y ha presenciado más de 900 erupciones volcánicas. Incluso debe su nombre a un volcán. Imagen tomada con una cámara Canon EOS R5 y un objetivo Canon RF 24-70mm F2.8L IS USM a 48 mm, con una configuración de exposición de 1/800 s a f/2,8 e ISO 1600. © Ulla Lohmann

Ulla y su familia se alojaron con los lugareños, quienes les recibieron con brazos abiertos, en especial a su pequeño Manuk, de cinco años, a quien conocieron por primera vez cuando solo era un bebé. «Le adoran», cuenta. «Incluso nos iniciaron a ambos en la tribu con una ceremonia tradicional de corte de pelo».

El documental sigue a Ulla a medida que va fotografiando el archipiélago. Su programación de la sesión se adaptó al día a día de los locales. No hay electricidad (la luz proviene de linternas solares) ni agua corriente. El día arranca en torno a las 5 de la mañana con la alimentación de los cerdos, aunque los gallos, la alarma de la naturaleza, suelen ponerse a cantar sobre las 3. Los lugareños trabajan los campos por la mañana y traen la cosecha madura para que la cocinen las mujeres sobre rocas volcánicas calentadas al fuego.

Ulla trabaja basándose en las especificaciones del canal de televisión (50 fps, nada de 4K y nada de Canon Log), pero agradece los tiempos de grabación de ambas cámaras. La EOS R5 tiene un límite de 29 minutos por clip, mientras que el ventilador interno de la EOS R5 C permite grabar tomas más largas en cualquier modo. «Siempre hemos podido rodar cuanto necesitáramos», explica.

Un grupo de personas baila con pintura corporal y atuendos tribales tradicionales en una fotografía de Ulla Lohmann.

Manuk fue iniciado en la tribu local, como ya hizo Ulla en su día, en una ceremonia tradicional. Se pintó el cuerpo y se unió a las danzas tribales. «Toda la tribu acudió a verlo», recuerda Ulla. Imagen tomada con una cámara Canon EOS R5 y un objetivo Canon RF 15-35mm F2.8L IS USM a 15 mm, con una configuración de exposición de 1/160 s a f/5,6 e ISO 1600. © Ulla Lohmann

Grabar sin trípode

La EOS R5 C pesa tan solo 30 g más que la EOS R5, a pesar de haber añadido el ventilador. Aunque la EOS R5 C orientada al vídeo se parece visualmente a la EOS R5, incorpora más herramientas para cineastas, como los monitores de forma de onda, el color falso, la opción de usar un ángulo de obturación en lugar de una velocidad de obturación y el modo AF Sólo de Cara. En palabras de Ulla, contar con una cámara ligera fue «perfecto para este tipo de sesión», al ser suficientemente portátil y compacta para no resultar intimidante.

Una gran estabilización de imagen es esencial para disparar sin trípode, sobre todo al acercarse a volcanes activos. «En una situación como esta, el trípode solo te retrasa, así que es más seguro prescindir de él», confirma. «Creo que la gran mayoría del documental, excepto algunas entrevistas, se ha rodado sin trípode». La estabilización de imagen de 5 ejes en la cámara de la Canon EOS R5 desplaza físicamente el sensor para contrarrestar el movimiento, mientras que la estabilización de imagen electrónica de la EOS R5 C compensa la trepidación desplazando digitalmente la imagen para contrarrestar el movimiento que detectan los sistemas giroscópicos de la cámara. Ambos sistemas se coordinan a la perfección con la estabilización de imagen óptica de los objetivos de Canon. Sin embargo, se consigue una mejora notable al usar un objetivo RF con estabilización de imagen gracias a que la montura RF permite una mayor velocidad de comunicación. «La estabilización de imagen de las cámaras es verdaderamente genial», añade Ulla.

Ulla cambió principalmente entre la EOS R5 y la EOS R5 C en función del objetivo que necesitar, ya que montaba diferentes objetivos en cada cuerpo, y usaba la EOS R3 como opción de emergencia. «Utilicé el objetivo gran angular para las tomas de paisajes, el largo para los primeros planos de volcanes y el RF 24-70mm F2.8L IS USM principalmente para tomas de acción con personas», explica.

Tanto la EOS R5 como la EOS R5 C incorporan Dual Pixel CMOS AF para ofrecer un seguimiento fiable y preciso cuando lo exige la situación, además de beneficiarse de EOS iTR AF X, una avanzada tecnología de enfoque automática de aprendizaje profundo. «Usamos el enfoque automático casi todo el tiempo», continúa Ulla. «Nos vino muy bien. Tampoco tuvo problemas para reconocer a las personas con tonos de piel más oscuros frente a la arena volcánica oscura. Nos temíamos algo asó, pero funcionó perfectamente. Además, era muy rápido, cosa que resultó muy útil a la hora de grabar las danzas».

Una figura vestida de rojo con un casco naranja dentro de una cueva de hielo, que tiene diferentes tonos de azul claro.

Fuego y hielo: fotografía de paisajes extremos

Ása Steinars y Clement Kiragu hablan sobre las oportunidades y los desafíos únicos de fotografiar entornos exigentes.
Ulla Lohmann levanta los brazos frente a un volcán que escupe lava y humo en una foto tomada por su hijo Manuk con una Canon EOS R5.

Manuk ya ha empezado a seguir los pasos de su madre haciendo fotos como esta, tomada junto a los volcanes de Vanuatu, con la Canon EOS R5 de Ulla. «El documental también incluye escenas de él haciendo fotos y vídeos», cuenta ella. Imagen tomada con una cámara Canon EOS R5 y un objetivo Canon RF 15-35mm F2.8L IS USM a 15 mm, con una configuración de exposición de 3,2 s a f/2,8 e ISO 3200. © Manuk Hoffmann

Las comunidades que viven a la sombra de los volcanes siempre están atentas a posibles señales de erupción inminente. A raíz de eso, han agudizado su consciencia del entorno natural, algo que Ulla cree que podríamos aprender los demás. «Saben que, en cualquier momento, el volcán podría acabar con su forma de vida», asegura. «Observan la naturaleza atentamente. Nosotros miramos los móviles y la previsión del tiempo. Ya no miramos al cielo».

Su consejo para fotógrafos y cineastas interesados en explorar temas similares es dejarse guiar por las personas. «Presta atención», afirma. «Si tu corazón te dicta que debes hacer algo, suele ser una buena historia.

»Es importante salir de la zona de confort y superar tus miedos», añade. «Espero que mis imágenes motiven a otros a hacerlo. Me encanta explorar nuevos lugares e ir allá donde nadie había estado. Es algo que me intriga. Lo utilizo para satisfacer mi curiosidad. Me encanta un reto: cuando más difícil, más me empeño».

Rachel Segal Hamilton

El equipo de Ulla Lohmann

El equipo clave que utilizan los profesionales para la grabación de documentales

La fotógrafa de aventuras Ulla Lohmann sostiene una Canon EOS R5.

Cámaras

Canon EOS R5

Olvida todo lo que sabías de las cámaras mirrorless híbridas. Ya captures fotos, vídeos o una mezcla de ambos, el rendimiento sin concesiones de la EOS R5 revolucionará tu creatividad.

Canon EOS R5 C

Graba vídeos impresionantes en 8K y haz fotos detalladas de 45 MP con la bonita y compacta EOS R5 C, una cámara que combina lo mejor de la gama EOS Cinema con todas las ventajas del sistema EOS R.

Canon EOS R3

Una cámara que te permite fotografiar deportes, naturaleza y noticias como nunca. Adelanta a la competencia con los disparos en serie a 30 fps y la conectividad avanzada que te permite cumplir los plazos.

Objetivos

Canon RF 15-35mm F2.8L IS USM

El objetivo zoom ultra gran angular más rápido de Canon y parte del trío de objetivos profesionales esenciales cuentan con un motor Nano USM, un mecanismo de estabilización de imagen de 5 pasos, además de tres elementos asféricos y dos elementos UD para ofrecer una nitidez impresionante.

Canon RF 70-200mm F2.8L IS USM

Capta el mundo con una flexibilidad y una calidad excepcionales gracias a un supercompacto teleobjetivo f/2,8 que cuenta con un estabilizador de imagen de 5 pasos para obtener resultados fantásticos sin trípode, una distancia de enfoque menor de hasta 0,7 m y un AF más rápido.

Artículos relacionados

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro