EQUIPO

Conversaciones: cuando los documentales y los retratos se unen

La fotoperiodista Ilvy Njiokiktjien se une a tres fotógrafos de dos géneros diferentes para hablar sobre las técnicas que comparten y cómo el sistema EOS R de Canon lleva su narración al siguiente nivel.
Una mujer con un pañuelo rojo en la cabeza sonríe a la cámara mientras sostiene en sus brazos a un bebé envuelto en una manta rosa.

«Desde mi experiencia como periodista de documentales, estoy acostumbrada a capturar lo que tengo delante», confiesa la fotoperiodista Ilvy Njiokiktjien. «Por eso, al realizar retratos, tuve que acostumbrarme a pedirle a las personas que se pusieran en una determinada postura porque no estaba habituada a dirigir de esa forma. Es fundamental que el retrato se adapte a la historia que quieres contar, pero me costó hacerlo durante mucho tiempo». Imagen tomada con una EOS R5 y un objetivo EF 35mm f/4L USM (al que ahora sucede el EF 35mm f/4L II USM) con un adaptador de montura EF-EOS R con anillo de exposición de Canon, con una configuración de exposición de 1/500 s a f/4 e ISO 800. © Ilvy Njiokiktjien

¿Cómo distingues a un fotógrafo de retratos de uno de documentales? A primera vista puede parecer evidente, pero, en realidad, los límites entre los dos géneros suelen ser difusos. Documentar historias suele incluir fotografiar a personas, mientras que el objetivo de muchos fotógrafos de retratos es contar la historia de un sujeto.

Para examinar dónde se entrecruzan ambos géneros, la embajadora de Canon y fotoperiodista Ilvy Njiokiktjien se ha reunido con tres fotógrafos del mundo de los documentales y los retratos: Laura El-Tantawy, una fotógrafa documental y embajadora de Canon que divide su tiempo entre Londres y El Cairo; la embajadora de Canon Helen Bartlett, una fotógrafa familiar de Londres cuyas imágenes suelen estar influenciadas por los documentales, y James Musselwhite, un fotógrafo de retratos de estudio que también está afincado en el Reino Unido.

Entre todos ellos, abarcan los umbrales de ambos géneros, por lo que son la opción ideal para hablar sobre las similitudes y diferencias entre ellos. Como fotografían con el sistema EOS R, también están preparados para comparar cómo la tecnología de Canon les ayuda a rendir en cada género.

Esto es lo que ocurrió cuando los documentales y los retratos se unieron.

Sigue escuchando la conversación en este episodio del podcast Shutter Stories de Canon:

Imagen con un tinte naranja del primer plano de la cara de un hombre. Lleva un bigote y una barba cortos y cuidados y polvos de colores en una mitad de la cara.

«Siempre se dice que los retratos son, básicamente, una imagen de dos personas», dice James. «Son una imagen del sujeto y una del fotógrafo. Algunos de los retratos más fuertes suelen ser en realidad un reflejo de los propios fotógrafos». Imagen tomada con una EOS R6 y un objetivo RF 24-105mm F4L IS USM de Canon a 98 mm, con una configuración de exposición de 1/3200 s a f/4 e ISO 640. © James Musselwhite

Ondas de agua de color azul oscuro con manchas oscuras.

Esta imagen abstracta forma parte de la serie «I'll Die For You» (Moriría por ti), una exploración a largo plazo de las relaciones entre las personas y la tierra. Laura siente que las características profesionales de la EOS R5 han simplificado su experiencia como fotógrafa. «Sin duda, me permite enfocarme más en las imágenes que creo, ya que no tengo problemas con los aspectos técnicos», dice. Imagen tomada con una EOS R5 y un objetivo RF 24-105mm F4L IS USM de Canon a 105 mm, con una configuración de exposición de 1/6 s a f/22 e ISO 100. © Laura El-Tantawy

Ilvy: Esta es una pregunta para los tres. ¿Cuáles son las similitudes y las diferencias entre la fotografía de documentales y de retratos?

Laura: Hay muchos puntos en común en lo que hacemos todos nosotros. Es posible que la forma de abordarlo sea diferente, pero hay un aspecto de los documentales en cada uno de nosotros.

Me veo como alguien que documenta a las personas y a sus historias, por lo que el aspecto en el que se entrecruzan es que ambos [géneros] cuentan las historias de las personas. Suelo dirigir a la gente, pero busco los momentos intermedios, cuando sus ojos miran a un lugar al que no les he dicho que miren. Esto es lo más parecido que hago a un documental dentro de un retrato. Creo que la diferencia es que, en los retratos, tienes más control, mientras que en los documentales, tienes mucho menos.

James: Creo que los retratos son una forma de documentar, mientras que documentar personas es una forma de hacer retratos. Si estoy en el estudio con una familia y consigo que todo el mundo diga «patata» es que no he hecho bien mi trabajo. Tienes que estar en una situación en la que reaccionen de forma natural, y es ahí cuando empiezas a llevar esos retratos a un estilo documental, que resulta más atractivo.

Pero, en última instancia, la fotografía documental se basa en la historia que la impulsa. La historia controla la cámara, el fotógrafo y todos los elementos.

Helen: En la fotografía puramente documental, hay reglas muy estrictas sobre lo que está y no permitido en términos de interacción o ajuste dentro de la escena. En cambio, en los retratos familiares documentales no hay reglas específicas. Intento mantenerlo todo lo más natural posible, pero igualmente, si hay una persona que distrae en el fondo, la edito y no me preocupo por ello. En una situación puramente documental no se puede hacer.

El logotipo del sistema EOS R Never Break Your Flow.

Creadas pensando en ti. Para ti.

El galardonado sistema EOS R ofrece un enfoque muy intuitivo para la fotografía y el vídeo, además de permitirte centrarte en el sujeto y la composición.

Para definirlo, considero que la fotografía documental implica menos interacción y los retratos un poco más. Pero, sin duda, siempre estoy pasando de una a la otra y no me preocupo mucho por la expresión específica y las diferencias entre las tomas.

Ilvy: También creo que, para los clientes, especialmente para las familias que puede que no sepan nada sobre fotografía, lo fundamental es el aspecto de la familia. Y no si es específicamente un documental o un retrato.

Helen: Exacto.

Una luchadora con un traje, una capa y una máscara de color verde brillante y unas botas plateadas centelleantes salta en el aire.

A James, la función de uso compartido de la EOS R6 le resultó especialmente útil la primera vez que usó la cámara. «Compartía las imágenes con los clientes», afirma con entusiasmo. «La EOS R6, y todo lo que he capturado con ella desde que la tengo, ha llevado todo al siguiente nivel y me ha permitido dar rienda suelta a mi creatividad por completo». Imagen tomada con una EOS R6 y un objetivo RF 24-105mm F4L IS USM de Canon a 53 mm, con una configuración de exposición de 1/1000 s a f/4 e ISO 320. © James Musselwhite

Una fotografía en blanco y negro de una niña mirando a un lado de la cámara. Una ligera brisa hace que unos mechones de pelo vuelen sobre su cara y hacia un lado.

«La calidad de los objetivos RF, en especial los de la serie L, es impresionante», dice Helen. «El RF 50mm F1.2L IS USM es el objetivo que me llevaría a una isla desierta porque la calidad es excepcional». Imagen tomada con una EOS R5 y un objetivo RF 50mm F1.2L USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/1000 s a f/1,6 e ISO 320. © Helen Bartlett

Ilvy: ¿Alguno de vosotros os inspiráis en otros géneros fotográficos? La verdad es que como fotoperiodista, suelo hacerlo mucho con los retratos.

Laura: Yo sí, pero en estos últimos años me he estado autoeditando y no he mirado tanta fotografía. Creo que es un modo de proteger mi visión personal y nutrirla sin que otros trabajos se filtren de manera psicológica en mi forma de ver las cosas. Pero en parte también es porque, a menudo, como fotógrafos, sentimos que no hay nada nuevo que mirar. Así que he querido buscar influencias externas, del cine, la música y el teatro, y simplemente de la vida en general.

James: En alusión a lo que ha dicho Laura, yo suelo buscar inspiración fuera de la fotografía. Cuando estoy en Londres, siempre voy a la National Gallery en Trafalgar Square. Puedes retroceder en la historia a cualquier época y ver esas pinturas colosales con tanto esfuerzo, detalle y narración.

Helen: A mí me encanta la fotografía de paisajes y me gusta incorporar el entorno en mi trabajo con retratos. En este momento, la mayor parte de mi inspiración fotográfica proviene de la fotografía de deportes. Los fotógrafos deportivos tienen una creatividad extraordinaria en situaciones en las que no influyen de ninguna forma, y eso me parece muy interesante como algo que puedo aplicar en mi trabajo.

Una fotografía en blanco y negro capturada a lo lejos de un hombre y un niño cogidos de la mano mientras caminan por el campo.

Helen suele capturar con dos EOS R5 y una selección de objetivos de focal fija, pero también utiliza el RF 100-500mm F4.5-7.1L IS USM de Canon cuando necesita acercar las escenas lejanas. Imagen tomada con una EOS R5 y un objetivo RF 100-500mm F4.5-7.1L IS USM de Canon a 400 mm, con una configuración de exposición de 1/800 s a f/6,3 e ISO 200. © Helen Bartlett

Ilvy: Pasemos al sistema EOS R de Canon. Siento curiosidad por saber con qué cámaras fotografiáis.

Helen: Yo utilizo dos EOS R5 ahora. Mi equipo estándar sería el RF 35mm F1.8 MACRO IS STM y el RF 50mm F1.2L USM, y, después, o el RF 85mm F1.2L USM DS o el RF 100mm F2.8L MACRO IS USM de Canon. Tengo un RF 24-70mm F2.8L IS USM si necesito algo más amplio o si quiero llamar menos la atención y llevar solo una cámara y un objetivo. Además, tengo un objetivo RF 100-500mm F4.5-7.1L IS USM para cuando quiero algo más de distancia.

James: Actualmente fotografío con la EOS R6. Tengo un adaptador, por lo que se ajusta a todos mis objetivos antiguos. Pero hace como ocho meses, sustituí la mayoría por objetivos RF. Mi todoterreno es el RF 24-105mm F4L IS USM de Canon. Es el que llevo a cada sesión y me ha parecido que el cambio ha sido muy fluido. Ha sido revolucionario en cuanto a la forma en la que trabajamos en el estudio y también sobre el terreno.

Laura: Tengo una EOS R5. Igual que James, mi objetivo indispensable es el RF 24-105mm F4L IS USM de Canon. Es el que suelo usar siempre.

Ilvy: Yo también uso la EOS R5 y tengo el adaptador de montura EF-EOS R con anillo de control, por lo que utilizo el EF 35mm f/1.4L II USM, el EF 50mm f/1.2L USM y el EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon. Me gusta el hecho de que, con los adaptadores, puedo seguir utilizando los objetivos que ya tenía. Todo se ve muy nítido y el anillo adaptador es perfecto. Simplemente funciona.

Escucha más opiniones de Ilvy sobre el sistema EOS R en este vídeo:

Ilvy: ¿Por qué os pasasteis todos al sistema EOS R? ¿Fue un gran cambio para vosotros?

Laura: Antes utilizaba la EOS 5D Mark III de Canon, por lo que, para mí, fue sin duda un cambio enorme. La EOS R5 es mucho más pequeña y ligera. Me encanta, porque estaba llevando a cabo la transición al vídeo y parece que la EOS R5 funciona de forma más natural [para hacer vídeos] por la forma en que está configurada. Me he dado cuenta de que ahora pienso mucho menos sobre cómo ir al siguiente paso para cambiar los ajustes de la cámara mientras hago fotos y todo resulta muy natural.

Helen: Cuando la EOS R5 salió al mercado, la utilicé durante un par de semanas. Ya no hubo vuelta atrás. Es una cámara con un uso muy instintivo y tiene muchas funciones que nos ayudan como fotógrafos a ser ingeniosos y creativos y a experimentar. Para mí, el visor electrónico ha sido revolucionario, porque trabajo siempre en monocromo. Al tener el visor configurado en monocromo, puedo ver cómo los tonos y la luz cambian mientras trabajo y me permite ser más atrevida y rápida, porque sé cómo va a quedar.

James: He utilizado la EOS R6 y, como todo el mundo ha dicho, es muy intuitiva. Recuerdo mi primera sesión en estudio. Una familia trajo un schnauzer miniatura y me encantó el enfoque automático, especialmente con los objetivos RF. Es rápido y preciso. Nunca había visto algo así. Puedes elegir si quieres que el reconocimiento facial detecte personas o animales. Cuando quería que el perro estuviese enfocado, lo conseguía siempre.

Ilvy: Y, por supuesto, con la fotografía documental el obturador silencioso es magnífico.

Cinco adultos en un salón bailan y sonríen, uno de ellos coge a una niña con un vestido de fiesta. Al fondo, parcialmente ocultos, hay más niños y una mesa tipo bufé.

«Empecé a cambiar toda mi manera de capturar imágenes en los primeros meses en los que trabajé con la EOS R5», comenta la fotoperiodista Ilvy Njiokiktjien. «Me encanta el hecho de poder ir caminando y pensar “Oye, esa podría ser una toma interesante”, apuntar con la cámara y simplemente enfocar». Imagen tomada con una EOS R5 y un objetivo EF 35mm f/4L USM con un Control adaptador de montura EF-EOS R con anillo de control de Canon, con una configuración de exposición de 1/200 s a f/2,5 e ISO 4000. © Ilvy Njiokiktjien

Una imagen borrosa tomada hacia arriba de copas de los árboles con hojas amarillas contra un cielo azul brillante.

La última entrega de la serie «I'll Die For You» (Moriría por ti) de Laura se centra en los desafíos a los que se enfrentan las agricultoras en el Reino Unido. Para ella, la función de menú personalizado de la EOS R5 es especialmente útil. «Me ha cambiado mucho todo», explica. «Cambiar los ajustes mientras seguía mirando a través del visor se convirtió en algo muy instintivo». Me encanta, da mucha libertad y flexibilidad». Imagen tomada con una EOS R5 y un objetivo RF 24-105mm F4L IS USM de Canon a 24 mm, con una configuración de exposición de 1/50 s a f/22 e ISO 200. © Laura El-Tantawy

Ilvy: Una última pregunta. Si tuvierais que intercambiar vuestros trabajos por un día, ¿con quién lo haríais y qué creéis que aprenderíais de la experiencia?

Laura: Me cambiaría con Helen, porque me encantan las imágenes familiares que publica. Siempre me cuesta hacer fotos de mi propia familia. A menudo se preguntan si soy fotógrafa de verdad, ya que mis peores fotos son las que les hago a ellos, porque nunca están relajados ni son ellos mismos. Así que me encantaría poder hacer algunas fotos de mi familia que muestren quiénes son y en las que salgan disfrutando de la vida.

Helen: Me encanta cómo el trabajo de Laura se fija en las personas y su lugar en el mundo, así como en ese contexto social más amplio. Me fascina la conexión visual entre las personas de sus proyectos y las técnicas fotográficas y la naturaleza abstracta de las cosas. Después, Ilvy, también me gustan tus proyectos a largo plazo porque nunca he hecho nada parecido. Evidentemente también aprendería muchísimo de James. Quiero decir, no se cómo usar el flash, así que ese sería un buen punto de partida.

James: No voy a mojarme. De Helen, aprendería a sacar una foto de familia que todos disfrutaran, porque me suelo centrar principalmente en la fotografía familiar. Y Laura tiene la valentía de utilizar sus habilidades para hablar sobre conflictos sociales y políticos. Todavía no entiendo cuál es mi posición en el mundo y, desde luego, no soy lo suficientemente valiente como para exponerla. Así que eso es lo que aprendería de ambas.

Ilvy: Qué bonito. Yo misma tendría dificultades para elegir. Pero de lo que menos sé es de usar el flash y la iluminación. Así que James, me cambiaría contigo y lo probaría. Observo tus imágenes y ni siquiera sé cómo las haces.

James: Yo tampoco.

Estos cuatro profesionales son todos expertos en su campo, pero el hecho de reunirlos para que hablen sobre su oficio demuestra lo mucho que se solapan estos dos tipos de fotografía y cómo tener el equipo adecuado puede ser fundamental para hacer realidad tu visión creativa y capturar el contenido que te gusta.

Escrito por Peter Wolinski


Artículos relacionados

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro