CONCEPTOS BÁSICOS DE FOTOGRAFÍA / EXTERIORES

Consejos para fotografiar en condiciones meteorológicas extremas

Haga frío o calor, llueva o haga sol, sigue estos consejos para captar imágenes asombrosas en cualquier clima o entorno.
Fotógrafo con ropa de invierno y una mochila, en una montaña cubierta de nieve, sosteniendo una cámara Canon. © Richard Walch

Normalmente, la fotografía es más difícil con temperaturas extremas. La nieve, la escarcha y el hielo hacen que las escenas invernalessean espectaculares, pero la mayoría de las cámaras están diseñadas para funcionar solo por encima de 0 °C/32 °. Del mismo modo, los entornos extremadamente cálidos pueden provocar que las cámaras se calienten en exceso, mientras que los lugares arenosos aumentan el riesgo de que los equipos no sellados se dañen.

Muchas cámaras Canon cuentan con sellado contra las inclemencias meteorológicas y pueden funcionar en condiciones sorprendentemente adversas, pero también hay que tener en cuenta el factor humano. Fotografiar en entornos extremos puede ser tan duro para ti como para tu equipo.

Obviamente, debes tener cuidado al fotografiar con temperaturas extremas, asegurándote de comprobar las previsiones meteorológicas antes de empezar y llevar la ropa y el equipo de fotografía para exteriores adecuados. Sin embargo, también merecen la pena algunos consejos prácticos de fotografía para ayudarte a que las cosas se desarrollen de la forma más fluida posible. Aquí tienes nuestros mejores consejos para fotografiar en condiciones de frío y calor.

Fotografía a bajas temperaturas

1. Mantén las manos calientes

Fotógrafo con una chaqueta de invierno, un sombrero y unos guantes sosteniendo una EOS R5 de Canon.

Debes mantener las manos calientes mientras fotografías en condiciones meteorológicas extremas. Plantéate invertir en un par de guantes térmicos finos, que se colocan debajo de los guantes exteriores y ayudan a atrapar el aire caliente.

El temblor de las manos puede provocar trepidación de la cámara y generar imágenes desenfocadas. Asegúrate de llevar un par de guantes impermeables y calentadores de manos gruesos para calentarte las manos después de haber estado fuera en el frío durante un tiempo.

Aunque los guantes son importantes para hacer fotografías con clima frío, pueden impedir que pulses bien los botones de la cámara. Los objetivos Canon con un anillo de control asignable, como el RF 200-800mm F6.3-9 IS USM, el RF 35mm F1.8 MACRO IS STM o el RF 85mm F2 MACRO IS STM, suelen ser más fácil de manejar con guantes. Las cámaras Canon con palanca de control (tipo «joystick»), como la EOS R10 de Canon, también pueden resultar útiles si los guantes dificultan el uso de la pantalla táctil para mover el punto AF.

Si eres un ávido fotógrafo de invierno, el fotógrafo de deportes y embajador de Canon Richard Walch recomienda invertir en unos guantes de escalada, que te permiten exponer los dedos para disparar, pero que te protegen las manos entre una toma y otra.

2. Protege tu equipo

Mano enguantada sosteniendo una cámara Canon con un parasol acoplado, para protegerla de las condiciones invernales.

En condiciones invernales, un parasol puede ayudar a evitar que se queden gotas de agua en el objetivo «Un parasol es tremendamente importante para los copos de nieve cuando hay ventisca», explica Richard. Evitarás muchos problemas si usas un buen parasol» © Richard Walch

Un fotógrafo se graba a sí mismo en un muelle azotado por el viento con una cámara Canon, con un micrófono y un paravientos acoplados.

Al grabar vídeo, el ruido del viento puede estropear el sonido de la grabación. Para que el sonido se mantenga inteligible, puedes activar los modos de reducción de viento en tu cámara Canon o utilizar un micrófono externo con un accesorio que evite el sonido del viento.

Las cámaras del sistema EOS R de Canon, como la EOS R6, la EOS R6 Mark II y la EOS R7, vienen selladas contra las inclemencias meteorológicas y no tendrán ningún problema cuando dispares bajo la lluvia, pero compruébalo antes de salir cuando llueva mucho. Si se depositan gotas en el objetivo, límpialas bien con un paño de microfibra o con un paño limpio para objetivos. También puedes comprar filtros protectores para tus objetivos, que son muy útiles en condiciones extremas. Se recomienda evitar cambiar el objetivo con lluvia intensa o tormentas de nieve, ya que podrías dañar el equipo.

Si vas a usar la cámara en el exterior y no has girado el anillo de enfoque manualmente ni tampoco usado el enfoque automático durante un tiempo, es posible que los anillos de enfoque y zoom se «congelen». Para evitarlo, asegúrate de que tu cámara esté protegida y guardada en una bolsa de calidad cuando no vayas a utilizarla y no olvides cubrirla si la usas mientras nieva. También puedes girar el anillo de enfoque y el de zoom con el motor AF o de forma manual.

Las baterías se agotarán más rápido de lo normal en climas fríos, así que guarda la cámara y las baterías en el bolso para protegerlas de las condiciones meteorológicas, o en un bolsillo interno en el que el calor corporal las mantenga a temperatura cálida. Además, recuerda llevar el doble de baterías que de costumbre.

Al entrar en un lugar cálido con la cámara se producirá condensación y esta puede dañar el equipo. «Cuando hagas una parada para comer, quédate fuera o deja la mochila en el exterior», aconseja Richard. «Si pasas del frío al calor e intentas ver las fotos, se acabó. La cámara se empañará, el objetivo se empañará y te arriesgarás a que la cámara sufra daños. Tienes que mantener la cámara en una única zona de temperatura». Coloca tu bolsa del equipo en un lugar ligeramente más fresco, como un porche, para que tu equipo alcance la temperatura gradualmente.

Si tienes que pasar directamente de un entorno a otro, puedes intentar envolver tu equipo en una bolsa de plástico durante unos minutos para que el cambio de temperatura no sea tan drástico.

3. Utiliza un trípode y dispara de forma remota

Fotógrafo con ropa de invierno agachado tras una EOS R6 de Canon, montada sobre un trípode colocado en las rocas junto a un río.

Colocando la cámara en un trípode y disparando de forma remota con la aplicación Canon Camera Connect, se reduce el riesgo de trepidación si estás tiritando por el frío. Puedes comprobar el encuadre y ajustar la exposición con el modo Visión en directo de la aplicación y, a continuación, disparar y transferir imágenes directamente a tu smartphone.

No es fácil hacer fotografías estables cuando estás tiritando de frío. Un trípode ligero y portátil te ayudará a estabilizar la cámara para que puedas disparar con confianza. Solo tienes que acordarte de no tocar el trípode con las manos desnudas cuando la temperatura sea bajo cero porque podrías «quemarte» la piel. Pisa fuerte en cualquier terreno cubierto de nieve para crear una superficie plana y compacta antes de la instalación.

También puedes utilizar la aplicación Canon Camera Connect en tu smartphone para disparar el obturador de forma remota e inalámbrica, lo que significa que no tendrás que tocar la cámara en absoluto. Puedes ajustar el enfoque a través de la aplicación y utilizarla para aplicar etiquetas geográficas a tus imágenes, de modo que nunca olvidarás dónde estabas cuando hiciste esa foto destacada.

Uso en condiciones de calor o arena

1. Protégete del sol

Mujer sentada a la sombra de un refugio mientras apunta con su cámara Canon, montada en un trípode desde detrás de la ventana.

Refúgiate cuando puedas. Estar al sol durante demasiado tiempo no solo puede provocar deshidratación, sino también que el equipo se caliente en exceso. Dependiendo de adónde vayas, recuerda llevar mucha agua.

Evita la luz solar directa y permanece en la sombra siempre que sea posible. Si tienes que estar al sol, usa protector solar con un factor de protección UV adecuado y un sombrero que te tape la cara. Siempre que sea posible, mantén tu equipo a la sombra, especialmente las baterías. Si te diriges a un entorno extremo, informa a alguien de dónde y cuándo vas, y cuándo tienes pensado volver, para que pueda alertar si es necesario.

2. Elige el equipo adecuado

Un fotógrafo con un sombrero sostiene una cámara Canon con un objetivo Canon RF 200-800mm F6.3-9 IS USM con revestimiento blanco montado.

Los equipos negros absorberán más luz y se sobrecalentarán más rápidamente que los equipos con revestimiento blanco, como el objetivo Canon RF 200-800mm F6.3-9 IS USM (en la imagen).

Mujer agachada en una playa de arena metiendo una cámara Canon en su bolsa del equipo.

Invertir en una bolsa de buena calidad para el equipo te ayudará a transportarlo de forma segura y a protegerlo cuando no lo estés utilizando.

Mantenerte lejos de la luz solar directa también evitará que el equipo se caliente en exceso, especialmente al grabar vídeos. Las cámaras no pueden funcionar cuando se calientan demasiado, por lo que no podrás continuar cuando la tuya se caliente demasiado y es posible que te pierdas tomas mientras esperas a que se enfríen.

Si estás fotografiando en entornos arenosos, como la playa o un desierto, debes proteger tu equipo de los granos de arena. La solución es invertir en una cámara con sellado contra las inclemencias meteorológicas, como la EOS R7 de Canon, que es resistente a la humedad y al polvo. La EOS R7 también se beneficia de la protección del obturador, que ayuda a evitar que el polvo entre en el sensor. Los objetivos también son vulnerables. Combina tu cámara sellada con un objetivo con protección similar, como el Canon RF 200-800mm F6.3-9 IS USM, que cuenta con juntas de goma que evitan que la arena dañe los elementos ópticos internos.

Incluso si no hace un calor abrasador, la humedad puede afectar a tu equipo, provocando que se infiltre en él y lo dañe. De nuevo, un equipo resistente a la humedad y el sellado evitarán esto, pero puedes tomar otras medidas. Utiliza una bolsa de equipo impermeable y mete algunos sobres de gel de silicio en el interior para recoger la humedad que pueda entrar. Asegúrate de mantener el equipo en un entorno seco, quizás en una habitación con un deshumidificador, si es posible.

Si te enfrentas a un calor extremo, puedes meter una bolsa de hielo en tu bolsa de equipo para mantener el contenido fresco. Sin embargo, asegúrate de que la bolsa de hielo esté bien envuelta para evitar que la humedad dañe el equipo cuando se descongele.

El color de tu equipo también juega un papel importante. Algunos objetivos de Canon, como el RF 200-800mm F6.3-9 IS USM, tienen un revestimiento blanco para mantener el interior del objetivo frío a altas temperaturas. La EOS R50 de Canon también está disponible en blanco, lo que debería ayudar a mantener una temperatura más fría durante más tiempo que una cámara negra bajo la luz del sol. Además, los objetivos RF de la serie L, como el Canon RF 70-200mm F2.8L IS USM, cuentan con un revestimiento de protección térmica que evita que el barrilete del objetivo se caliente en exceso bajo el sol intenso.

3. Iluminación y sobreexposición

La silueta de una figura de pie en la entrada de una cueva sosteniendo una cámara sobre un cielo luminoso y soleado.

Las cámaras mirrorless de Canon pueden generar archivos de imagen RAW. Si estás fotografiando en condiciones de iluminación difíciles, como la luz solar intensa, un archivo RAW recopilará más datos y un rango dinámico más amplio, lo que facilitará la corrección de la exposición durante el procesamiento.

La luz del sol puede producir fácilmente tomas sobreexpuestas. Ten cuidado al fotografiar para no sobreexponer las zonas iluminadas. Cuando esto sucede, se pierden los datos y no se pueden recuperar, por lo que no podrás corregir la sobreexposición en la posproducción.

Utiliza la función de histograma o patrón cebra de la cámara para controlar las altas luces de las zonas iluminadas en la pantalla o a través del visor electrónico, y, si es necesario, puedes subexponer la toma. Siempre y cuando no sobreexpongas las zonas luminosas, deberías poder recuperar una fotografía que sea un poco demasiado brillante reduciendo las zonas luminosas y blancas con un software de edición, como el Digital Photo Professional de Canon.

Para acceder a más consejos y técnicas de fotografía en condiciones difíciles, echa un vistazo a nuestro artículo sobre fotografía en paisajes extremos*.



Escrito por Peter Wolinski



* Disponible solo en determinados idiomas.

Productos relacionados

  • Cámaras mirrorless

    EOS R7

    Explora la naturaleza con una cámara que ofrece una velocidad y una calidad de imagen sensacionales en un cuerpo APS-C portátil diseñado para el futuro.
  • Cámaras mirrorless

    EOS R6 Mark II

    Foto o vídeo, acción o retrato: la combinación de rendimiento y calidad de imagen de la EOS R6 Mark II permite que tu creatividad prospere
  • Objetivos RF

    RF 200-800mm F6.3-9 IS USM

    Un potente superteleobjetivo zoom con una longitud focal de 200 a 800 mm, ideal para la fotografía de deportes, naturaleza y acción.
  • Objetivos RF

    RF 24-105mm F4-7.1 IS STM

    El objetivo para el día a día ideal para los entusiastas de la tecnología mirrorless Full Frame. Fácil de usar, el RF 24-105 mm F4-7.1 IS STM es ligero, compacto y el complemento perfecto para llevar tu fotografía al siguiente nivel.
  • Objetivos RF

    RF 85mm F2 MACRO IS STM

    El RF 85mm F2 MACRO IS STM ofrece versatilidad para primeros planos con una sutil compresión de teleobjetivo y una estabilización de imagen de 5 pasos en un cuerpo compacto y ligero.
  • Objetivos RF

    RF 35mm F1.8 MACRO IS STM

    Un objetivo MACRO de 35 mm y f/1,8 de abertura rápida que ofrece una perspectiva gran angular, un enfoque cercano e IS Híbrido.
  • Artículos relacionados

  • Una persona con equipo de senderismo y una gran mochila sobre un afloramiento rocoso con su perro. Al fondo puede verse un vasto paisaje de páramos remotos.

    FOTOGRAFÍA DE AVENTURAS

    Fotografía de aventuras al aire libre

    La fotógrafa Anna Blackwell recorre los páramos de Dartmoor con una EOS R6 de Canon.

  • Una mujer vestida con una chaqueta de inverno de color rojo brillante caminando hacia la cascada de Skógafoss en Islandia, con una intensa nevada cayendo a su alrededor.

    FOTOGRAFÍA DE PAISAJE

    Fotografía de paisaje impresionante

    Cómo tomar el «selfi panorámico» perfecto con la fotógrafa de paisajes e influencer Ása Steinars.

  • Un snowboarder se aleja de la cámara caminando por la nieve con su snowboard bajo el brazo. Foto de deportes de invierno de Richard Walch.

    EN EXTERIORES

    Consejos y trucos para tomar fotografías de vacaciones invernales

    El fotógrafo profesional de deportes Richard Walch comparte sus expertos consejos para conseguir mejores fotografías invernales, desde la cámara elegida a los ajustes óptimos.

  • Manos que sostienen una cámara Canon con un objetivo Canon RF-S 10-18mm F4.5-6.3 IS STM montado, que sobresale de un bolso.

    FOTOGRAFÍA DE VIAJES

    Las mejores cámaras y objetivos para viajes

    Tanto si estás explorando las calles de la ciudad como terrenos rurales accidentados, o incluso volando al otro lado del mundo, viajar ligero merece la pena. Este es el mejor equipo de Canon para inmortalizar la experiencia sin salirte de tu presupuesto.