FOTOGRAFÍA DE RETRATO

Da rienda suelta a tu creatividad: cómo fotografiar retratos abstractos

Añade un elemento más a tus retratos mientras pruebas diferentes tipos de exposición, pintura con luz, sombras y mucho más para crear increíbles imágenes abstractas.
Canon Camera
La abstracción de la figura humana ha adoptado muchas formas a lo largo de la historia del arte, desde las formas cubistas de Picasso hasta las esculturas de Henry Moore. En la fotografía, un retrato abstracto puede ofrecernos una realidad diferente a las caras y cuerpos cotidianos que todos estamos acostumbrados a ver. No hay reglas, ni necesidad de mostrar nitidez o precisión. En lugar de plasmar una representación exacta de nuestros sujetos, podemos canalizar conceptos y emociones a través de nuestras imágenes. También es una gran oportunidad para poner a prueba nuestras habilidades con la cámara y para probar y divertirnos sin límites.

1. Juega con las sombras

En esta imagen en blanco y negro, la cabeza de una modelo queda bien enmarcada delante de un fondo negro. La sombra del diseño de un mandala incide sobre su frente y el resto de su cara.

Este retrato en blanco y negro resalta a la perfección el juego de luces y sombras. Imagen tomada con una EOS R6 y un objetivo RF 50mm F1.8 STM de Canon, con una configuración de exposición de 1/500 s a f/4 e ISO 100.

Una modelo sentada a la luz del sol delante de un fondo negro, con un patrón de mandala colocado delante de ella mediante un trípode que proyecta sombras sobre su piel.

Situada entre el sol brillante y nuestro sujeto, una plantilla circular de un mandala proyecta una serie de sombras interesantes. El objetivo RF 85mm F2 Macro IS STM de Canon cuenta con la longitud focal ideal para este tipo de retratos en primer plano.

¿Por qué no intentas crear patrones interesantes de luces y sombras alrededor del sujeto? Lo único que necesitas es un objeto con huecos o agujeros que dejen pasar la luz. Estos tipos de bloqueadores de luz se llaman «gobos» en inglés (abreviatura de «go-betweens», que hace referencia a un «intermediario»). Seguramente, encontrarás miles de objetos en casa que te pueden servir. Podrías utilizar mantas holgadas, cubreradiadores, persianas venecianas, escurridores o incluso ramas de árboles o mesas de metal para jardín. En este caso, hemos utilizado una plantilla con un patrón circular de un mandala. Evidentemente, también puedes crear tus propios gobos personalizados con una hoja de cartulina y un cúter para manualidades.

La clave para crear sombras bien definidas con tu gobo es utilizar una fuente de luz con bordes muy acentuados. La luz solar directa es ideal, aunque también puedes usar una linterna, un foco o un Speedlite. Cuanto más pequeña sea la fuente de luz, más intensas y nítidas serán las sombras. Acerca el gobo a la cara lo máximo posible y, si utilizas luz artificial, aleja la fuente y apaga todas las demás luces. Lo mejor de los retratos abstractos es que no necesitas obligatoriamente un equipo de nivel profesional para capturar fotografías de calidad. Una réflex para principiantes, como la EOS 850D de Canon, con un objetivo estándar o un objetivo para retratos sería la combinación ideal. En cuanto a los ajustes de la cámara, utiliza el modo Prioridad de la abertura (Av) e intenta añadir uno o dos puntos de compensación de la exposición negativa para que las sombras sean atractivas y profundas.

2. Captura reflejos surrealistas

Una cámara permanece cerca del suelo mientras apunta a varios fragmentos de un espejo superpuestos.

Algunos fragmentos del espejo roto se pueden utilizar para fotografiar retratos atmosféricos. La pantalla LCD de ángulo variable de la EOS R6 de Canon es muy práctica para fotografiar imágenes desde el suelo como esta.

Varios fragmentos de un espejo sobre el suelo. El trozo más grande refleja la cabeza y el torso de un hombre que mira hacia otro lado.

Cuenta una historia sobre la identidad y la personalidad con fragmentos rotos de un espejo. Imagen tomada con una EOS R6 y un objetivo RF 50mm F1.8 STM de Canon, con una configuración de exposición de 1/60 s a f/22 e ISO 640.

Los espejos pueden evocar sentimientos intensos sobre la personalidad y la identidad, por lo que son un elemento ideal para introducir en retratos abstractos. Cuando se trabaja con espejos, el reto consiste en conseguir los ángulos adecuados y situar al sujeto en el reflejo. También debes elegir entre enfocar la figura reflejada o el propio espejo, ya que ambos estarán en diferentes planos de enfoque. Si quieres que ambos se vean nítidos, prueba a utilizar una abertura estrecha como f/16, ya que te permitirá ampliar la profundidad de campo.

Con un espejo, puedes fotografiar toda una serie de imágenes abstractas, probar con los autorretratos y crear ángulos. Si tienes un pequeño espejo de mano, puedes pedir al sujeto que lo sostenga cerca de la cara para crear un retrato surrealista. También puedes utilizar más de un espejo grande y crear el efecto infinito de una imagen interminable.

3. Pinta las caras con luz

Varias estelas de luces de colores se entrelazan alrededor de la cabeza y el torso de una modelo, delante de un fondo negro.

Las estelas de luces de colores pueden crear un efecto espectacular. Imagen tomada con una EOS R6 y un objetivo RF 24-105mm F4-7.1 IS STM de Canon a 44 mm, con una configuración de exposición de 8 s a f/16 e ISO 100.

Una modelo se coloca delante de una cámara y un trípode con una mano sobre la cadera. Detrás de ella, un hombre sostiene una luz LED multicolor giratoria.

Se puede utilizar una linterna o una luz LED giratoria (de las que se pueden fabricar en casa o comprar en una feria) para crear estelas de luz giratorias alrededor del sujeto durante una exposición prolongada.

Mientras que nosotros percibimos la realidad de un momento a otro, una cámara es capaz de capturar diferentes franjas de tiempo en una sola imagen. Una exposición prolongada nos permite alargar la velocidad de obturación para conseguir todo tipo de efectos abstractos. De hecho, uno de los más llamativos es la pintura con luz.

Al mover una fuente de luz, como una linterna de color, alrededor de una escena durante una exposición de varios segundos, puedes crear increíbles estelas de luz. Para capturar retratos pintados con luz, debes fotografiar en una habitación oscura (no es necesario que sea totalmente negra), pedir al sujeto que permanezca lo más quieto posible y acoplar la cámara a un trípode. Los ajustes de exposición adecuados dependerán de la intensidad de las linternas y de cualquier luz ambiental, aunque un buen punto de partida es el modo Manual (M) con una velocidad de obturación de 13 segundos, una abertura de f/16 y un valor ISO 100. Pulsa el obturador y empieza a mover la linterna u otras fuentes de luz alrededor del sujeto formando líneas suaves y fluidas para pintar con luz. Prueba a pintar tanto delante como detrás del sujeto para añadir profundidad al efecto, así como a iluminar su cara con la linterna. Recuerda hacerlo desde el lateral para que no salgas en la imagen final.

4. Fotografía a través del cristal

Un hombre sostiene una cámara a la altura del ojo y fotografía a través de una puerta de cristal cubierta de gotas de agua a un modelo que mira hacia otro lado.

Fotografiar a través de un cristal puede desenfocar u oscurecer ligeramente al sujeto, mientras que el agua sobre el cristal puede añadir más efectos atmosféricos.

Una mujer mira hacia un lado con los ojos cerrados. Está desenfocada y se ve a través de un cristal sobre el que caen gotas de agua.

Una abertura amplia de f/2,8, junto con la nitidez del objetivo RF 50mm F1.8 STM de Canon, nos permite poner en primer plano las gotas de agua de la ventana mientras que la cara de detrás queda desenfocada. Imagen tomada con una EOS R6 de Canon, con una configuración de exposición de 1/200 s a f/2,8 e ISO 320.

Las superficies traslúcidas son ideales para los retratos abstractos. Si se coloca entre el sujeto y la cámara, el vidrio esmerilado, la seda fina o cualquier otra superficie semiopaca oscurecerá los detalles, aunque dejará la impresión de la cara, lo que dará como resultado retratos de una belleza etérea. Prueba a situar al sujeto en un lado de la ventana, de cara hacia la luz y, a continuación, fotografía desde el otro lado del cristal. Prueba con el punto de enfoque: tal vez quieras enfocar la superficie para que la cara de detrás quede borrosa. Un chorro de agua sobre el cristal puede darle un toque melancólico extraordinario, sobre todo si lo haces en un día nublado.

5. Crea exposiciones múltiples

El contorno de la cara y los hombros de una mujer se rellena con pintura roja y azul.

Al fotografiar un retrato delante de un fondo brillante, puedes utilizar una doble exposición para rellenar solo el contorno. Imagen tomada con una EOS R6 y un objetivo RF 50mm F1.8 STM de Canon, con una configuración de exposición de 1/250 s a f/5 e ISO 100.

La pantalla LCD de una cámara muestra la cabeza y los hombros de una mujer delante de un cielo brillante, superpuestos con salpicaduras de pintura azul y roja.

El modo de exposición múltiple de la EOS R6 de Canon nos permite combinar los retratos con lo que queramos. Capturamos una serie de salpicaduras de pintura para obtener resultados vibrantes.

El modo de exposición múltiple de tu cámara Canon te permite combinar dos o más fotos para crear imágenes conceptuales y efectos abstractos. El efecto está inspirado en la antigua técnica que utilizaban las cámaras de cine para exponer dos veces el mismo fotograma de la película. Sin embargo, con una cámara Canon como la EOS R6 puedes llevarlo a un nivel superior. Después de elegir una serie de exposiciones en el menú de la cámara, hacemos la primera fotografía y, al componer la segunda, vemos el fotograma anterior superpuesto en la parte superior del modo Visión en directo, lo que nos ayuda a encuadrarlas para combinarlas a la perfección. También puedes conseguir este efecto en la fase de posproducción gracias a Digital Photo Professional (DPP) de Canon.

Cuando fotografíes retratos de doble exposición, intenta encuadrar al sujeto de perfil, con su silueta delante de un fondo brillante, como el cielo o una ventana. De esta forma, cuando vayas a capturar el segundo fotograma, este se ajustará al contorno definido de la cabeza. En cuanto al segundo fotograma (o al tercero, cuarto o quinto), las opciones creativas son infinitas. Puedes elegir un paisaje urbano o una escena de la naturaleza, escoger un objeto personal del sujeto, capturar a un animal o incluso integrar a otra persona.

La próxima vez que vayas a fotografiar un retrato, piensa en él de forma diferente y aprovecha para expresarte con alguno o todos estos consejos.


Escrito por James Paterson

Productos relacionados

Artículos relacionados

  • Consejos para la fotografía urbana abstracta

    FOTOGRAFÍA URBANA

    Descubre la fotografía urbana abstracta

    Crea increíbles obras de arte a partir de lo mundano gracias a estas sencillas técnicas para obtener imágenes urbanas surrealistas.

  • Un retrato de la fotógrafa y poeta Amaal Said con los ojos cerrados y un pañuelo rojo que cubre sus hombros.

    FOTOGRAFÍA DE AUTORRETRATO

    Fotografía autorretratos perfectos

    Descubre cómo convertir un selfie cualquiera en un increíble autorretrato.

  • Retrato de perfil de un hombre sin camiseta en una habitación con luz tenue mirando hacia la cámara.

    FOTOGRAFÍA DE RETRATO

    Sugerencias y técnicas de fotografía de retrato

    Mejora tu fotografía de retrato con las mejores sugerencias y técnicas.

  • Retrato de una mujer con un gran collar verde y una boina azul sobre un fondo morado.

    PROYECTOS DOMÉSTICOS

    Monta tu propio estudio en casa

    Descubre cómo dar rienda suelta a tu creatividad con el flash y consigue retratos increíbles con un presupuesto limitado.