FOTOGRAFÍA URBANA

Captura de forma diferente: consejos para la fotografía abstracta

Lánzate a la calle para capturar imágenes abstractas increíbles, detalles intangibles y exposiciones dobles surrealistas con tu cámara Canon.
Canon Camera
Una imagen abstracta es aquella que, a primera vista, no guarda ninguna relación con nada del mundo real. Al crear imágenes que tienen una débil conexión con la realidad, podemos expresar una idea o una emoción que no tiene nada que ver con los objetos y las escenas cotidianas. A menudo, se nos dice que las fotos deben ser nítidas, rectas y enfocadas, pero en la fotografía abstracta podemos saltarnos estas reglas a nuestro antojo. Esto ofrece a los fotógrafos una gran libertad para atraer al espectador a un nivel más profundo, a la vez que exploran imágenes fascinantes y experimentan con las técnicas de la cámara.

El tema abstracto va de la mano de la fotografía urbana y de documentales. Los entornos urbanos están llenos de detalles, geometría y movimiento que, si se sabe utilizar la cámara, se pueden observar y capturar de forma conceptual para descubrir los encantos ocultos incluso en las escenas más mundanas y familiares.

El enfoque abstracto no solo ofrece un nuevo punto de vista sobre los lugares emblemáticos y los edificios más conocidos, sino que también nos permite transmitir una impresión viva del entorno urbano que nos rodea, ya sea de gran actividad o de melancólica discordia. Así que, ¿por qué no coges tu cámara y te das un paseo por la ciudad con la mirada puesta en lo abstracto? Nunca sabes lo que puedes encontrar.

1. Captura el desenfoque de la cámara

Una imagen de una calle con un gran desenfoque vertical. Los peatones siguen siendo visibles, aunque gran parte de la escena se ha convertido en franjas de luces de color rosa, verde y amarillo.

Cuando fotografíes el desenfoque de la cámara, busca objetos interesantes que creen patrones llamativos, como los paraguas de colores colgados a lo largo de esta calle. Imagen tomada con una EOS RP y un objetivo RF 24-105mm F4-7.1 IS STM de Canon a 35 mm, con una configuración de exposición de 1/15 s a f/22 e ISO 100.

Un hombre inclina su cámara Canon hacia arriba y hacia abajo muy rápidamente.

Un movimiento de cámara hacia arriba y hacia abajo, combinado con una longitud de exposición de 1/15 segundos, convertirá una escena urbana cotidiana en un hermoso desenfoque.

La trepidación es algo que los fotógrafos quieren evitar, aunque el movimiento intencionado durante la exposición puede dar lugar a sorprendentes imágenes urbanas abstractas. Además, es una forma increíble de transmitir una sensación de ubicación.

La clave está en utilizar una velocidad de obturación lo suficientemente lenta como para crear desenfoque, pero lo suficientemente rápida como para dejar la impresión de personas y formas. Prueba a poner tu cámara en el modo Prioridad del obturador (Tv) con una velocidad de obturación de 1/15 segundos. Ajusta la sensibilidad a la luz de la cámara a ISO 100 como punto de partida, aunque tendrás que ajustarla en función del nivel de luz ambiente del entorno hasta conseguir una exposición con la que estés satisfecho. A continuación, al pulsar el disparador, haz un movimiento corto y brusco con la cámara. Un movimiento hacia arriba y hacia abajo funciona bien para las escenas en las que aparecen personas, ya que preserva la forma de las figuras. No obstante, también puedes probar con un movimiento hacia los lados, un giro brusco o un zoom rápido.

En el modo Prioridad del obturador (Tv) también puedes ajustar simplemente el valor ISO en automático (disponible en la mayoría de las cámaras), lo que te permite concentrarte en la velocidad de obturación.

2. Ajusta la exposición de las luces

Una foto tomada en un paso subterráneo en la que se ve la luz que asoma a través de una pared pintada con grafiti.

Al crear imágenes abstractas, fotografiar áreas de luz y color brillantes o contrastadas puede ser útil, ya que este contraste facilita la visión del mundo como una serie de formas. Imagen tomada con una EOS 90D y un objetivo EF-S 18-55mm f/3.5-5.6 IS STM de Canon a 39 mm, con una configuración de exposición de 1/160 s a f/8 e ISO 100.

Una pantalla LCD en la que alguien reduce la exposición de la cámara para conseguir una imagen más oscura.

Activa la compensación de exposición y reduce la exposición uno o dos puntos hacia abajo para ajustarla a las luces en días soleados. Ten en cuenta que para hacer esto debes utilizar ajustes de exposición automáticos como la Prioridad de la abertura, la Prioridad del obturador o el valor ISO automático.

Los fotógrafos suelen evitar fotografiar bajo la luz directa del sol durante el día porque se crea un fuerte contraste con sombras profundas. Sin embargo, cuando se trata de la fotografía urbana, este contraste puede ayudarte a simplificar las escenas con mucho movimiento y convertirlas en sorprendentes imágenes abstractas. Si ajustas la exposición para las luces, las sombras de tus imágenes se volverán casi negras y crearán formas sin ningún tipo de detalle.

La forma más sencilla de hacerlo es mediante la compensación de exposición. Solo tienes que ajustar la exposición uno o dos puntos hacia abajo para oscurecer la escena, de modo que las sombras se vuelvan profundas y las partes de la escena con luz solar brillante sigan siendo llamativas.

3. Realiza exposiciones dobles

Una exposición doble de la línea del horizonte de una ciudad superpuesta a otra, que está al revés.

En el modo de exposición múltiple, la pantalla LCD de la cámara ofrece una vista previa en directo de la imagen combinada mientras se realiza la toma, lo que facilita la composición de la segunda exposición para que funcione en armonía con la primera. Imagen tomada con una EOS 90D y un objetivo EF-S 18-55mm f/3.5-5.6 IS STM de Canon a 55 mm, con una configuración de exposición de 1/160 s a f/7,1 e ISO 100.

Una pantalla LCD invertida de una cámara Canon que muestra una exposición doble de edificios aparentemente suspendidos en el cielo.

Al poner la cámara boca abajo para el segundo fotograma de una exposición doble, se pueden crear paisajes urbanos surrealistas.

La exposición doble, popular desde el siglo XIX, permite superponer una imagen sobre otra para obtener resultados sorprendentes. La EOS 90D de Canon y muchas de las nuevas cámaras ofrecen un modo de exposición múltiple específico que te permite crear el efecto mientras fotografías. Solo tienes que activar el modo, establecer el número de exposiciones que quieras y empezar a fotografiar. Afortunadamente, cuando se activa el modo Visión en directo, la pantalla ofrece una vista previa del efecto mientras se toma el segundo fotograma (o el tercero o el cuarto, ya que el modo permite hasta nueve), de manera que se puede ajustar la toma para obtener la combinación más interesante.

Cuando busques sujetos y escenas para tus exposiciones dobles, ten en cuenta que las zonas más claras solo permanecerán igual o adquirirán más brillo, nunca se oscurecerán. Esto significa que los edificios y las formas más oscuras delante de un fondo claro, como el cielo, pueden dar lugar a imágenes atrevidas.

4. Superpón varios fotogramas

Una exposición múltiple en blanco y negro de un rascacielos.

Al crear imágenes de varios fotogramas, se puede elegir el modo Aditivo o Promediado. El modo Aditivo superpone las áreas más luminosas, mientras que el modo Promediado ayuda a evitar que las áreas queden desdibujadas. Imagen tomada con una EOS 90D y un objetivo EF-S 18-55mm f/3.5-5.6 IS STM de Canon a 21 mm, con una configuración de exposición de 1/640 s a f/11 e ISO 100.

Una toma superpuesta del reflejo del skyline de Londres.

Cuando superpongas varios fotogramas, intenta reflejar tu toma como en esta imagen, creando un horizonte abstracto. Imagen tomada con una EOS 90D y un objetivo EF-S 18-55mm f/3.5-5.6 IS STM de Canon a 47 mm, con una configuración de exposición de 1/250 s a f/9 e ISO 100.

¿Por qué limitarse a una exposición doble? El modo de exposición múltiple disponible en cámaras como la EOS 90D y la EOS RP de Canon te permite fotografiar y combinar toda una serie de fotogramas en una única imagen evocadora. Para obtener una imagen arquitectónica llamativa, prueba a establecer cinco fotogramas y a fotografiar un edificio, mientras realizas ligeras variaciones del punto de vista o del zoom del objetivo. Los fotogramas se irán superponiendo a medida que vayas fotografiando, lo que dará como resultado un impactante efecto de exposición múltiple.

5. Elige los detalles

Un hombre sostiene una cámara mientras permanece en una calle de una ciudad y mira hacia arriba para ver grandes edificios con cristaleras.

Cuando salgas con tu cámara, busca puntos de contraste interesantes, patrones equilibrados, formas geométricas, colores llamativos o detalles arquitectónicos abstractos.

El lateral de un rascacielos fotografiado desde abajo, con cristales de colores que cubren un lado.

Fotografiar primeros planos de elementos de los edificios, como esta imagen tomada en ángulo, es una buena forma de hacer que las estructuras arquitectónicas parezcan abstractas. Imagen tomada con una EOS 90D y un objetivo EF-S 18-55mm f/3.5-5.6 IS STM de Canon a 30 mm, con una configuración de exposición de 1/250 s a f/9 e ISO 100.

Una de las grandes ventajas de la fotografía urbana es la gran variedad de detalles interesantes que hay a su alrededor, desde líneas arquitectónicas abstractas hasta señales de colores, texturas, tipografías y reflejos. A menudo, las mejores fotos abstractas se caracterizan por sus composiciones sencillas. Si te centras en uno o dos detalles y excluyes todo lo demás, puedes crear fotos atractivas que insinúen el entorno más amplio que las rodea. Este tipo de imágenes también se pueden convertir en maravillosas obras de arte para la pared, así que ¿por qué no imprimes tus favoritas?

6. Juega con las sombras

Un hueco de una escalera en la sombra, del que solo se ven pequeñas partes de cada peldaño.

Con un poco de creatividad, las sombras proyectadas por el hueco de una escalera pueden crear una imagen abstracta y audaz. Imagen tomada con una EOS 90D y un objetivo EF-S 18-55mm f/3.5-5.6 IS STM de Canon a 21 mm, con una configuración de exposición de 1/250 s a f/10 e ISO 250.

Una imagen en blanco y negro de un edificio de hormigón, tomada desde abajo, en la que se crean formas geométricas con la sombra.

Centrarse en la captura de sombras y siluetas es una forma sencilla de hacer que tus imágenes parezcan más abstractas. Imagen tomada con una EOS 90D y un objetivo EF-S 18-55mm f/3.5-5.6 IS STM de Canon a 31 mm, con una configuración de exposición de 1/250 s a f/8 e ISO 100.

Cuando el sol está bajo en el cielo, las sombras en la calle se alargan. Este puede ser un buen momento para fotografiar formas abstractas de sombras. Busca sombras que adopten formas angulares interesantes por la calle e intenta incluir las que proyectan las personas y los edificios. Prueba a ajustar la exposición para las luces, como se describe en el consejo 2, para simplificar la imagen, de modo que las zonas más oscuras queden reducidas al negro.

La fotografía abstracta ofrece una libertad que pocos géneros pueden igualar y es una forma increíble de explorar los controles y ajustes creativos de tu cámara sin sentirte limitado por las reglas habituales de la fotografía. No hay nada bueno ni malo, solo un sinfín de oportunidades para realizar fotografías abstractas evocadoras.

Escrito por James Paterson

Productos relacionados

Artículos relacionados