GRABACIÓN

Atreverse a ser diferente: Tier Zero y la EOS R5 C

Los jóvenes creativos que componen esta agencia pionera han confiado durante mucho tiempo en los equipos de Canon, pero las capacidades técnicas de la EOS R5 C híbrida mirrorless les están permitiendo llevar sus proyectos al siguiente nivel.
Cuatro personas sentadas en una mesa redonda, todas inclinadas para mirar la EOS R5 C de Canon que descansa en el centro de la mesa.

«Pensamos que sería interesante mostrar a la gente cómo hacemos las cosas y volcar nuestra personalidad en la cámara», comenta Charlie Lindsay sobre el vídeo de lanzamiento del producto EOS R5 C de Canon de la agencia creativa Tier Zero. Imagen tomada con una EOS R5 C y un objetivo RF 35mm F1.8 MACRO IS STM de Canon, con una configuración de exposición de 1/100 s a f/11 e ISO 3200. © Tier Zero

«En Canadá no se suele ver una agencia creativa en la que todo el mundo sea literalmente de otro país», comenta Jamal Burger, cofundador de la agencia creativa Tier Zero, con sede en Toronto. «Al llegar a Canadá como minoría y experimentar la forma en que eso afecta a nuestro proceso de pensamiento de forma creativa, sin experiencia empresarial previa, estamos intentando hacer lo mismo que nuestros padres hicieron por nosotros: tratar de descubrirlo».

Los amigos Jamal, Charlie Lindsay y Due Pinlac, que en un principio trabajaban como creativos independientes provistos de los equipos más asequibles del momento, entre los que se encontraban la EOS 600D (a la que ahora sucede la EOS 850D) y el EF 50mm f/1,8 STM de Canon, unieron sus fuerzas como Tier Zero después de que sus encargos individuales empezaran a ganar presencia y los requisitos de los proyectos aumentaran.

Su primera producción completa como colectivo fue para Creator Class de Canon Canada, donde llevaron la EOS-1D X Mark III de Canon por toda la India, hasta Nueva Delhi, Agra y Varanasi. «Creator Class consolidó nuestra intención de contar historias desde un punto de vista humano en un viaje con ética, no solo como turistas y espectadores», comenta Jamal sobre el proyecto, que sigue siendo uno de los favoritos del equipo.

Hace poco, Tier Zero grabó una campaña con la EOS R5 C de Canon. Hemos hablado con ellos para obtener más información.

Un técnico con guantes limpia el sensor de una cámara de Canon.

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services.
Un primer plano en blanco y negro de Jamal Burger.

Jamal Burger es el responsable de que Tier Zero siga creciendo. Jamal, un hombre de ideas al que le encanta crear historias basadas en su experiencia personal, comenzó su viaje creativo tomando prestada la EOS 5D de su amigo (a la que ahora sucede la EOS 5D Mark IV de Canon). © Tier Zero

Un primer plano de Trae Nguyen frente a un fondo amarillo.

Trae Nguyen empezó como becaria y enseguida se enamoró de lo diferente que era la sensación en un plató de Tier Zero. Cuatro años después, es miembro de pleno derecho del equipo y le encanta crear historias impregnadas de su herencia vietnamita y su pasión por la comida. «Somos como una familia», comenta. «Todo el mundo en el plató es importante para nosotros. Eso es lo que nos mueve y lo que nos distingue cuando trabajamos juntos». © Tier Zero

Pasado, presente y futuro

La filosofía de Tier Zero es que «ya nos las arreglaremos». Es fundamental para esta agencia joven y en crecimiento: aunque no lo sepan todo, recuerdan de dónde vienen, avanzan y crecen juntos.

«Todos los miembros de nuestro equipo empezaron con una cámara Canon, yo con una EOS 600D», recuerda Due, director creativo de Tier Zero. «Era accesible desde el punto de vista del precio, pero también producía imágenes de gran calidad, incluso para un principiante. Con la 600D y el objetivo (EF 50mm f/1.8 STM de Canon), piensas: "Vaya, puedo aplicar profundidad de campo y conseguir la misma nitidez que mis compañeros". Era un paquete de inicio que realmente te permitía producir obras creativas y te impulsaba a salir y fotografiar, aunque no tuvieras un cliente o un proyecto en mente».

El equipo pasó de la EOS 600D a la EOS 5D Mark III de Canon (a la que ahora sucede la EOS 5D Mark IV), y luego a la EOS-1D X Mark III de Canon. Esta historia con las cámaras réflex de Canon hizo que la transición del equipo a la cámara mirrorless EOS R5 C de Canon para los próximos proyectos fuera muy fácil, a la vez que les dio la oportunidad de aprovechar las capacidades adicionales de producción de vídeo de la cámara.

Un primer plano de Charlie Lindsay frente a un fondo rojo.

Además de director, Charlie Lindsay es un apasionado de la fotografía. Durante la producción, se asegura de que los sujetos de la historia tengan la sensación de haber vivido algo también, y se esfuerza por llevar a la gente a mundos diferentes. Su primera cámara fue la EOS 550D (a la que ahora sucede la EOS 850D de Canon). © Tier Zero

Un primer plano de Due Pinlac frente a un fondo verde.

Due Pinlac, director creativo de Tier Zero, además de director, director de fotografía y mago del montaje, lleva en la agencia desde el primer día y le apasiona compartir historias reales. También valora la transparencia creativa y hace hincapié en la historia, además de en la producción y los procesos que hay detrás. La EOS 600D de Canon fue donde todo comenzó para él. © Tier Zero

Tier Zero y la EOS R5 C

El equipo de cámaras ha avanzado mucho desde que fotografiaba de forma independiente con «cámaras réflex que casualmente grababan vídeo», como las apoda Due. Por eso en Tier Zero estamos realmente entusiasmados con la EOS R5 C de Canon.

El equipo, que ahora es un colectivo con clientes más grandes que exigen tanto vídeo como fotografía, ha descubierto que una cámara híbrida mirrorless como la EOS R5 C facilita mucho el cambio de soporte. Cambiar entre vídeo 8K con tiempos de grabación ilimitados y fotos de 45 MP es un gran salto tecnológico, pero lo más importante es que la EOS R5 C comparte la misma ergonomía que las cámaras réflex con las que el equipo está acostumbrado a trabajar. «La EOS R5 C nos ha permitido volver a nuestros orígenes: tener una cámara pequeña y experimentar de verdad», afirma Due.

Un primer plano de una persona grabando con una cámara EOS R5 de Canon a la altura del pecho.

La EOS R5 C es la cámara EOS Cinema más pequeña de Canon, que puede pasar de una configuración de vídeo de 8K, con la interfaz, las funciones y los controles específicos que necesitan los cineastas profesionales, a una configuración de fotos de 45 MP con tan solo pulsar un botón. © Tier Zero

La EOS R5 C de Canon descansa sobre una mesa junto a una claqueta.

«La EOS R5 C de Canon satisface todas las necesidades de vídeo, y en el breve tiempo que la hemos utilizado para realizar fotos con una configuración de estudio, todo salió nítido: se veía muy bien», comenta Charlie. © Tier Zero

«Uno de los principales aspectos que nos atrajo fue la flexibilidad de la cámara. Realmente reflejaba nuestro flujo de trabajo», añade Charlie. «En cuanto a la comodidad, no es demasiado voluminosa, puedes viajar con ella y es flexible en el plató. En cuanto a las fotos, las imágenes son muy nítidas».

«La EOS R5 C es una cámara muy pequeña y compacta», continúa Trae, «pero sus capacidades dan para mucho». Trae ha utilizado la cámara para grabar vídeos de cocina en cocinas pequeñas y afirma que características como la pantalla giratoria han sido de gran ayuda. «Hago muchas vistas de pájaro, por lo que paso rápidamente de foto a vídeo, todo ello cuando tengo las manos ocupadas y con comida encima. La EOS R5 C puede con todo y ha sido muy fácil trabajar con ella», explica.

Otro de los puntos fuertes de la cámara en el plató fue la potencia de su enfoque automático Dual Pixel CMOS. «Podíamos confiar en el enfoque automático interno», afirma Due con entusiasmo. «Normalmente, tendríamos a un ayudante al lado, pero desde la toma inicial de "Somos Tier Zero", en la que nos burlamos de nosotros mismos, hasta las panorámicas, nos impresionó lo rápido y nítido que fue el enfoque en todo momento».

Un hombre sentado en la borda de un barco grabando con una cámara EOS R5 C de Canon.

Las mejores cámaras Canon para vídeo

Asesoramiento experto sobre las mejores cámaras para vídeo, tanto si eres cineasta o videógrafo y buscas dar un salto de calidad, como si eres principiante en la grabación de películas.
Un hombre con una EOS R5 C de Canon a la altura de su cara mira a través del visor.

«La EOS R5 C de Canon es muy rápida de montar y desmontar», afirma Jamal. «Ha conseguido que todo sea muy rápido y nos ha permitido hacer muchas cosas en un par de días. Normalmente ese tipo de sesión llevaría cuatro días, y lo hicimos en dos». © Tier Zero

La eficiencia y capacidad de la EOS R5 C de Canon redujeron a la mitad el tiempo de producción habitual de Tier Zero, además de que sus características principales han sido como un sueño para la posproducción. Por ejemplo, la resolución de vídeo 8K proporciona una flexibilidad adicional para la salida en 4K. Due afirma: «Siempre estarán esos aspectos de "humo y espejos" que te permitirán obtener un valor de producción avanzado. Puedes confiar en eso para mantener la calidad mientras trabajas en una sesión con pleno presupuesto, o incluso cuando lo haces por tu cuenta. El Canon Log 3 interno también es un gran paso para nosotros».

Para Jamal y el equipo, aunque miran al futuro y sueñan con proyectos ambiciosos con la EOS R5 C en la mano, también es importante que su proceso creativo tenga los pies en la tierra. «Nuestro sueño es llegar a un lugar en el que podamos ser esos chicos con cámaras Canon de hace cinco o diez años, pero hacerlo a un nivel superior», comenta. «Seguimos queriendo ser esas personas que vienen con las ideas y verlas avanzar de una manera personal».

Escrito por Tim Coleman


Artículos relacionados

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro