CONCEPTOS BÁSICOS DE FOTOGRAFÍA

Diversión al aire libre: 5 técnicas para fotografiar el agua

Desde cascadas desenfocadas hasta gotas que caen, descubre estos cinco consejos clave sobre cómo fotografiar el agua.
Canon Camera
Si lo que buscas es un descanso relajante de la vida diaria, es probable que tengas agua cerca: desde un día en familia en la playa hasta un paseo por el campo junto a un serpenteante río, muchas personas disfrutan de los efectos calmantes del agua en la naturaleza. Ya se trate del choque de una ola, la borrosa neblina que produce una cascada o los reflejos en un lago en calma, es probable que el agua aparezca en tus fotos este verano. ¿Pero cómo puedes hacer fotos llamativas de un motivo tan variado y lleno de movimiento? Hay un montón de opciones creativas para mejorar tus fotos de verano.

Estas cinco técnicas para fotografiar el agua te ayudarán a llevar tus imágenes al siguiente nivel, tanto si estás explorando bajo el clima veraniego como buscando motivos más cerca de casa durante los meses más fríos.

1. Cómo fotografiar reflejos en el agua

Un hombre sosteniendo su cámara por encima de la cabeza para fotografiar un puesto de vigilancia en una playa.

Experimenta con la altura de la cámara al encuadrar un reflejo: un ángulo alto puede mostrarlo más claramente, mientras que un ángulo bajo puede acercarte más a la superficie para obtener una vista más dinámica.

Un paisaje de playa fotografiado con un puesto de vigilancia reflejado en el agua que hay en la arena.

Puede que el aspecto más fotogénico del agua sea su calidad reflectante. Imagen tomada con una EOS R6 y un objetivo RF 24-105mm f4-7.1 IS STM de Canon a 31 mm, con una configuración de exposición de 1 s a f/16 e ISO 100.

Un gran cuerpo de agua en calma es ideal para capturar reflejos claros, una forma estupenda de aumentar el interés de un paisaje que de otro modo sería soso. Cuando estés por ahí, busca el agua. Los arroyos que fluyen te ofrecerán efectos de reflejo más abstractos, mientras que la superficie en calma de un charco puede crear un reflejo más sereno y similar al de un espejo. Si es lo que buscas, encuentra un punto resguardado o espera a que la brisa se calme antes de tomar la foto.

Si configuras la cámara en el modo Prioridad de la abertura (Av), podrás seleccionar la abertura mientras la cámara ajusta automáticamente la velocidad de obturación para conseguir la exposición correcta. Para asegurarte de que tanto el primer plano como los detalles reflejados en la distancia permanecen nítidos, selecciona una abertura reducida y utiliza la calculadora de profundidad de campo (DOF) y distancia hiperfocal en la aplicación Guía Canon Foto. El enfoque de distancia hiperfocal te ayuda a que una mayor parte del fotograma esté nítida buscando el punto más cercano en el que puedes enfocar de modo que el fondo se mantenga aceptablemente nítido.

Como alternativa a una abertura reducida, puedes utilizar una abertura muy amplia para desenfocar el primer plano o el reflejo y conseguir un efecto abstracto.

2. Cómo fotografiar cascadas

Una cascada fluyendo sobreexpuesta con desenfoque por movimiento.

Necesitarás una exposición larga para capturar la caída de agua en forma de impactante desenfoque por movimiento. Imagen tomada con una EOS 850D y un objetivo EF-S 18-135mm f/3.5-5.6 IS USM de Canon a 64 mm, con una configuración de exposición de 15 s a f/20 e ISO 100.

Un fotógrafo de pie frente a un río con una cascada, con la cámara en un trípode.

Los filtros de densidad neutra (ND) son perfectos para bloquear la luz, pero también pueden dificultar la visualización a través del visor. Para evitarlo, utiliza el modo Visión en directo para componer y enfocar y, a continuación, ajusta un temporizador de dos segundos para evitar la trepidación.

La próxima vez que vayas a hacer senderismo y veas una cascada que invita a ser capturada en una foto, asegúrate de sacarle el máximo partido añadiendo un filtro de densidad neutra (ND) a la configuración de la cámara. Los filtros ND evitan que la luz entre en la cámara en cantidades medidas (pasos), lo que ofrece un mayor control al seleccionar la velocidad de obturación. Un filtro ND de 6 pasos es ideal para cascadas, y posiblemente el mejor filtro para desenfocar el agua. Antes de empezar a disparar, estudia el flujo de la cascada y toma nota de dónde se forma la espuma en la base, ya que esta es la zona en la que se formarán franjas atractivamente desenfocadas.

Para una configuración sencilla, ajusta la cámara en el modo Manual (M) con una abertura lo suficientemente pequeña para garantizar una profundidad de campo marcada e ISO 100. Luego, ajusta la velocidad de obturación hasta que la medición parezca correcta. A continuación, coloca el filtro ND y ajusta la velocidad de obturación según corresponda. Cada paso de luz bloqueada por el filtro ND te permite duplicar el tiempo de exposición. El método de contar los clics puede ser útil para recalcular, ya que son dos o tres clics en el dial de velocidad de obturación por paso (en función de los incrementos establecidos en el menú de la cámara).

3. Cómo suavizar la superficie del mar

Un hombre agachado junto a una cámara y un trípode en una playa cubierta de piedras.

Al emparejar la cámara con la aplicación Canon Camera Connect podrás iniciar y detener exposiciones en modo Bulb (B) de minutos de duración con el teléfono, para que puedas activar el obturador todo el tiempo que quieras.

Una foto de exposición larga del mar desenfocado contra las rocas de una costa al atardecer.

Cuando las exposiciones duran hasta un minuto, puedes capturar un sorprendente desenfoque sedoso en el mar y un movimiento suave en las nubes. Imagen tomada con una EOS 850D y un objetivo EF-S 18-135mm f/3.5-5.6 IS USM de Canon a 24 mm, con una configuración de exposición de 2,5 s a f/16 e ISO 100.

Un relajado paseo por la playa es uno de los mayores placeres del verano y algo que te encantará capturar para tu álbum. Pero, aunque el mar puede ser una de las vistas naturales más espectaculares, a veces la agitada superficie del agua puede parecer revuelta al congelarla en una foto. Al utilizar una exposición muy larga para desenfocar el movimiento del mar, puedes transformar el agua espumosa en una superficie lisa y sin detalles. Si vas a fotografiar con luz de día, necesitarás un filtro ND potente que bloquee entre 10 y 16 pasos de luz. En el crepúsculo, es posible que necesites un filtro ND menos potente o que puedas quitarlo. Prueba con un paseo a primera hora de la mañana si quieres comprobarlo y disfruta de la tranquilidad de tener la playa casi para ti solo mientras configuras la foto.

4. Cómo fotografiar las olas rompiendo

Un fotógrafo agachado en las rocas junto a las olas que salpican con un trípode y una cámara.

Puede ser difícil determinar el momento al fotografiar olas, así que ajusta el modo de avance de la cámara en continuo de alta velocidad y realiza una serie de disparos rápidos a medida que el agua choca.

Pequeñas olas chocan con las piedras de la orilla de una playa.

Nada muestra el majestuoso poder del agua como el romper de una ola: experimenta con diferentes velocidades de obturación para modificar la imagen final. Imagen tomada con una EOS 850D y un objetivo EF-S 18-135mm f/3.5-5.6 IS USM de Canon a 27 mm, con una configuración de exposición de 1/20 s a f/25 e ISO 100.

Si quieres congelar el espectacular movimiento del mar, necesitarás una velocidad de obturación rápida de unos 1/500 segundos. Además, una velocidad de obturación más lenta puede ayudar a transmitir la sensación de movimiento transformando las salpicaduras y las gotas en explosivas franjas de desenfoque. Intente ajustar la cámara en el modo Prioridad del obturador (Tv) y reduce la velocidad de obturación a unos 1/20 segundos con ISO 100. Con esta velocidad de obturación, lo mejor es utilizar un trípode, aunque puedes no usarlo si te mantienes quieto.

Si tienes un objetivo con estabilización de imagen, o una EOS R5 o R6 con estabilización integrada en el cuerpo, y estás utilizando un objetivo gran angular, si sigues la regla general de «reciprocidad» podrás realizar una exposición de 1/20 segundos sin trípode con un objetivo de 20 mm.

O si esperas estar un poco más activo, ya sea junto al agua o dentro de ella, la IVY REC de Canon es una gran compañera. Es resistente a los golpes y al agua durante 30 minutos a una profundidad de hasta dos metros. Para obtener más consejos sobre cómo fotografiar deportes acuáticos, consulta nuestra guía para sacar el máximo partido a la acción en el agua.

5. Cómo congelar las gotas de agua

Un hombre sostiene su cámara sobre un vaso de agua delante de una lámina azul mientras toma una fotografía de una gota salpicando desde arriba.

Al colocar el flash detrás de una lámina de acetato azul se crean reflejos de colores en el agua.

Una gota de agua salpicando y creando ondas.

Un objetivo macro como el RF 35mm F1.8 Macro IS STM, que James utilizó para hacer esta fotografía, te permite capturar primeros planos de gotas de agua con gran detalle. Solo tienes que enfocar manualmente con antelación en el punto en el que caerá la gota. Imagen tomada con una EOS RP de Canon y un objetivo RF 35mm F1.8 Macro IS STM, con una configuración de exposición de 2 s a f/16 e ISO 100.

Por desgracia, el tiempo no siempre está de nuestro lado. En ese caso, siempre puedes practicar tu fotografía acuática más cerca de casa, y las gotas de agua pueden parecer increíbles cuando se ven de cerca. Para capturar la acción de una gota de agua cayendo, tendrás que utilizar un flash externo, como el Speedlite EL-100 de Canon, y disparar en un lugar oscuro. De esta forma, puedes utilizar la duración del flash (la duración de la ráfaga de luz) para congelar el movimiento cuando la gota golpea la superficie del agua que hay debajo.

Practica la técnica poniendo un cuentagotas o una jeringa sobre un vaso de agua y colocando un flash para iluminar la gota desde atrás. Ajusta la cámara en modo Manual (M) a f/8, ISO 100 y con una velocidad de obturación de aproximadamente dos segundos. Inicia la exposición, deja caer el agua y, a continuación, dispara el flash manualmente cuando la gota entre en contacto con la superficie o utiliza un disparador remoto para disparar el flash automáticamente. Se trata de un reto para tus habilidades con la cámara y tu técnica de iluminación, pero los resultados pueden ser espectaculares.
Escrito por James Paterson

Productos relacionados

Artículos relacionados