ARTÍCULO

Explicación del AF con control de ojos

Descubre el increíble sistema de AF con control de ojos de Canon, que establece o cambia el punto AF al detectar lo que miras.

Explicación del AF con control de ojos

Un fotógrafo mira a través del visor de una EOS R3 de Canon con un objetivo largo acoplado.

El fotógrafo de acción Vladimir Rys puso a prueba las nuevas funciones de la EOS R3 de Canon, incluido el AF con control de ojos, en su primera sesión de fotos de un coche de rally eléctrico.

El enfoque automático rápido y preciso, junto con la detección y el seguimiento de sujetos, hacen que sea más fácil que nunca conseguir una imagen nítida de un sujeto en movimiento con una cámara EOS de Canon. Sin embargo, la decisión de cambiar de un sujeto a otro sigue recayendo en el fotógrafo, y el proceso de reconocer que hay un nuevo sujeto más interesante, y luego pulsar para cambiar el punto de enfoque, puede generar un ligero retraso y perder un momento clave.

Por ejemplo, imagina que, de repente, un león ataca a un guepardo que estaba preparado para cazar, o que el favorito en una carrera se queda corto, o que un manifestante interrumpe una declaración política: todos estos acontecimientos inesperados exigen un cambio en la atención del fotógrafo y en el punto de enfoque. Los primeros momentos son cruciales para contar la historia y es esencial que el enfoque cambie rápidamente al nuevo sujeto. Con el AF con control de ojos de la EOS R3 de Canon es posible cambiar de sujeto con tan solo mirar hacia donde quieres enfocar en el visor, en lugar de tener que coger el multicontrolador y desplazar el punto AF.


También te puede interesar leer:
Un hombre está de pie en un pórtico elevado con una cámara a la altura de sus ojos, apuntando hacia abajo a un coche de rally rojo en el suelo.

Como la detección y el seguimiento de sujetos de la EOS R3 de Canon se encargan del enfoque, el fotógrafo puede concentrarse en la composición y estar atento a nuevos sujetos potenciales que entren en el encuadre.

Una ilustración del interior del visor de la EOS R3, que muestra los componentes internos, incluidos los LED orientados hacia el ojo del usuario.

La innovadora tecnología del interior del visor de la EOS R3 incluye luces LED orientadas al ojo del usuario y un sensor especializado para adquirir imágenes de ese ojo.

Historia y desarrollo

Si el AF con control de ojos te resulta familiar, puede ser porque Canon introdujo una tecnología similar con la EOS 5, una cámara de cine semiprofesional de 35 mm lanzada en noviembre de 1992. Esa función se vio después en la EOS 50 (1995), la EOS 3 (1998) y la EOS 30 (2000). Sin embargo, todo ha evolucionado desde entonces.

Desde entonces, la división de sistemas para aplicaciones médicas de Canon, especializada en la obtención de imágenes médicas, ha desarrollado una serie de tecnologías para escanear los ojos y producir imágenes de Purkinje. Tal como una huella dactilar para los ojos, estas imágenes permiten a los médicos y oculistas diagnosticar problemas, pero la información obtenida también ha permitido a la división de fotografía de Canon comprender mejor el aspecto de los ojos. A su vez, esto ha servido de base para el desarrollo del AF con control de ojos.
El sistema original de AF con control de ojos de Canon utilizaba una sola luz, pero en el interior del visor de la EOS R3 hay ocho luces LED que emiten diferentes longitudes de onda de luz infrarroja. El uso de una variedad de fuentes de luz en diferentes ángulos permite que el sistema funcione incluso si el usuario lleva gafas o lentes de contacto.

Además, el sistema de detección tiene una resolución mucho mayor que en el pasado: hay un escáner de 7560 píxeles dedicado a adquirir imágenes de Purkinje del ojo. Estas imágenes permiten a la cámara comprender la posición del ojo del usuario y la dirección en la que mira.
¿Tienes un equipo de Canon?

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services.
Una mujer con un traje de carreras blanco y negro sujeta su casco, con su larga melena al viento. Un coche de rally rojo está detrás de ella, desenfocado.

El AF con control de ojos permite cambiar el enfoque en un instante, de modo que, si aparece un nuevo objetivo detrás del sujeto actual, se puede seleccionar. Imagen tomada con una EOS R3 y un objetivo RF 50mm F1.2L USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/10 000 s a f/1,2 e ISO 50. © Vladimir Rys

Cómo funciona el AF con control de ojos

Una clave que hay que entender sobre el AF con control de ojos es que no requiere que el ojo mire a un sujeto y lo siga en el visor para que el sistema de enfoque de la cámara lo siga. Los ojos humanos no funcionan así: escaneamos y miramos alrededor constantemente, y si el punto AF tuviera que seguir ese movimiento, el enfoque saltaría continuamente por el encuadre.

En su lugar, el AF con control de ojos está diseñado para funcionar en conjunto con el seguimiento del sujeto de la EOS R3 de Canon, y se utiliza para seleccionar el sujeto que se va a seguir desde el principio. Una vez hecho esto, no es necesario mirar fijamente al sujeto: la cámara toma el control del seguimiento y el enfoque mientras se mueve.
«Piensa en el uso del AF con control de ojos como el ratón o el cursor de un ordenador», explica Mike Burnhill, especialista en productos de imagen profesional de Canon Europe. «Lo utilizas para hacer clic en el sujeto y luego dejas que el software de la cámara haga su trabajo».

Esto significa que, aunque la EOS R3 de Canon tiene 4779 puntos AF, no es necesario que intentes mirar a un punto concreto. En su lugar, basta con mirar hacia el sujeto en general y la cámara utilizará su método jerárquico de detección de sujetos para enfocarlo. De esta manera, cuando la detección de sujetos se ajusta a Humano en el menú, se da prioridad a los ojos del sujeto. Si no son visibles, buscará una cabeza humana, y si no puede distinguirla, se priorizará el cuerpo.
Un coche de rally rojo capturado a gran velocidad y levantando una nube de polvo detrás de él.

La EOS R3 para todos los terrenos

El fotógrafo de deportes de motor Vladimir Rys prueba el innovador AF de seguimiento de coches de carreras de la EOS R3 en su primera sesión de fotos de coches de rally eléctricos.
Un coche de rally rojo sucio atraviesa la imagen, levantando una nube de polvo detrás de él, frente a un fondo montañoso desenfocado.

El sistema AF con control de ojos funciona en cualquiera de los modos de selección de punto AF, pero muestra su verdadero valor junto con el seguimiento del sujeto. El innovador AF de seguimiento de vehículo de la EOS R3 hace que sea fácil mantener el enfoque incluso en un coche que se mueve rápidamente. Pero eso no es todo... Imagen tomada con una EOS R3 y un objetivo RF 50mm F1.2L USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/32 000 s a f/1,2 e ISO 1250. © Vladimir Rys

Se observa la parte trasera de un coche de rally rojo en el extremo izquierdo de la toma, saliendo del encuadre. El coche sigue enfocado, y el fondo montañoso de la imagen está desenfocado.

Como el sistema Dual Pixel CMOS AF cubre todo el sensor, la EOS R3 de Canon puede seguir a los sujetos hasta los bordes del encuadre sin que el enfoque pase al fondo. Imagen tomada con una EOS R3 y un objetivo RF 50mm F1.2L USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/32 000 s a f/1,2 e ISO 1250. © Vladimir Rys

Uso del AF con control de ojos

Cómo empezar

Mike explica: «El AF con control de ojos no está activo de forma predeterminada, pero se puede habilitar pulsando el botón de ajuste SET. Entonces, al pulsar el botón de disparo hasta la mitad, si hay ojos o caras en la escena, verás un recuadro gris alrededor de ellos. Mira al que quieras enfocar para seleccionarlo y, a continuación, pulsa el botón de botón de disparo a fondo. El recuadro se volverá azul y la cámara seguirá al sujeto». Si estás en modo de disparos en serie, la cámara seguirá al sujeto hasta que sueltes el botón de disparo.

Para cambiar de sujeto, solo tienes que soltar el botón, luego pulsar a medias y mirar al nuevo sujeto antes de volver a pulsar el botón de disparo a fondo.

Parte del kit de herramientas

Aunque el AF con control de ojos funciona en cualquiera de los modos de selección de punto AF, Mike recomienda utilizarlo con el seguimiento de sujetos y usar el controlador inteligente o el multicontrolador para seleccionar zonas muy precisas en el modo AF único.
Un primer plano del ojo de un hombre en el visor de una EOS R3 de Canon.

Para sacar el mejor provecho al sistema AF con control de ojos, es necesario calibrarlo. Puedes ajustarlo para seis usuarios diferentes o diferentes gafas.

Personalización del sistema

Hay tres formas de personalizar el AF con control de ojos. La primera y más importante es calibrarlo a tus ojos y gafas mientras disparas (ver a continuación). Cada juego de gafas necesita una calibración distinta, y debes asegurarte de utilizar el ajuste correcto cuando cambies de gafas.

También es posible establecer un botón para activar el AF con control de ojos. Hay muchos botones, pero Mike afirma que el botón AF-On es una opción lógica, ya que muchos fotógrafos ya utilizan el enfoque con el botón trasero.

Por último, cualquiera de las opciones de enfoque automático y AF con control de ojos del menú puede asignarse a Mi Menú. Si sueles cambiar de gafas, o te las pones y quitas durante el disparo, esta es una buena forma de acceder rápidamente a la configuración del usuario.

Opciones del AF con control de ojos

Hay dos formas para el puntero (o cursor) del AF con control de ojos: un círculo o una retícula. Mike explica: «El círculo puede ser naranja, morado o blanco, por lo que puedes configurarlo con un color que destaque en la escena, mientras que la retícula es útil cuando quieres ver pequeños detalles del sujeto porque cubre un área más pequeña».
Un coche de rally rojo se dirige hacia la cámara, entrando en la toma desde la izquierda frente a una colina empinada.

Con la detección del sujeto ajustada en Vehículos, la EOS R3 de Canon reconoce rápidamente un coche en el encuadre y lo enfoca mientras el fotógrafo se encarga de la composición y el momento de la toma. Imagen tomada con una EOS R3 y un objetivo RF 400mm F2.8L IS USM de Canon con una configuración de exposición de1/5000 s a f/2,8 e ISO 3200. © Vladimir Rys

Calibración del AF con control de ojos

«Es importante calibrar el AF con control de ojos para sacarle el máximo partido», comenta Mike. «Puedes calibrarlo hasta para seis usuarios o seis configuraciones diferentes; por ejemplo, con y sin gafas o lentes de contacto, o diferentes tipos de gafas». Cada usuario o configuración puede tener un nombre para saber a quién o a qué gafas se destina.

Mike continúa: «Cuando se activa, el sistema de calibración muestra un punto en el visor. Debes confirmar que lo miras, luego se moverá y tendrás que seguirlo con el ojo. Hay que hacerlo con la cámara en orientación horizontal y vertical, tanto en el interior como en el exterior, pero no hay que hacerlo todo de una vez. Puedes volver a la calibración».

Aunque la calibración básica solo requiere cuatro pasadas, se puede perfeccionar repitiendo el proceso en diferentes lugares y con la cámara en distintos ángulos. Se trata de una función innovadora que ofrece a los fotógrafos una potente herramienta para capturar la acción en movimiento en diversos escenarios.

Escrito por Angela Nicholson


Artículos relacionados

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro