En Seahovo, Benín, un país del oeste africano, 700 personas viven sin electricidad, el mayor problema para los aldeanos. Después de trabajar todo el día en el campo, cuando vuelven a la aldea, sus actividades se ven limitadas por la ausencia de electricidad. A las ocho de la tarde, todos se van a dormir. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/50 s a f/2.8 y un valor ISO de 10000. © Pascal Maitre

En el mundo desarrollado, la electricidad no se valora. Suministra alimentación a nuestras casas, ilumina nuestras calles por la noche y mantiene nuestras empresas en funcionamiento. No concebimos la vida sin electricidad, pero más de un quinto de la población del mundo sigue viviendo en una situación de pobreza energética tras más de 150 años desde la invención de la luz eléctrica.

Es una situación de crisis muy poco denunciada que continúa planteando importantes dificultades para una gran cantidad de personas. Este hecho motivó al fotoperiodista francés Pascal Maitre, que ha fotografiado en África durante más de 30 años, para dar a conocer estos problemas en un proyecto fotográfico: Africa Without Electricity.

Durante dos años, el embajador de Canon documentó la vida diaria de los africanos y los desafíos que supone vivir sin energía eléctrica en su proyecto, ganador del primer premio de London Business School de 2018.

Canon Professional Services

En manos de profesionales

Accede a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services (CPS).

En el África subsahariana, solo el 25 % de la población tiene acceso a electricidad, una cifra que se reduce al 8 % en las zonas rurales. Incluso los africanos que viven en la ciudad con energía eléctrica sufren apagones frecuentes. Este hecho ha dificultado el desarrollo económico y social del continente y pone en peligro vidas cuando los cortes eléctricos detienen operaciones vitales o cuando las lámparas de parafina generan gases tóxicos en las casas de la gente.

La captura de imágenes casi a oscuras o con la poca luz producida por las lámparas de parafina supuso un gran desafío técnico para Pascal. En esta entrevista, nos habla sobre cómo las capacidades de fotograma completo con baja iluminación de la EOS 5D Mark IV de Canon le permitieron contar una historia que no podría haber fotografiado con una cámara analógica. Así es la vida sin electricidad y esto es lo que hizo que el proyecto fuera tan importante para él...

A large tree is dimly lit by blue and white, while stalls behind glow with oil lamp light.
En Kokahoue (Benín), al no haber electricidad, el mercado nocturno bajo un gran árbol de mango se ilumina con lámparas de parafina. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon con una configuración de exposición de 0,5 s a f/2.8 e ISO 6400. © Pascal Maitre

La primera vez que estuviste en África fue en 1979, pero ¿cuándo se convirtió para ti en historia la pobreza energética?

«He realizado entre 10 y 15 viajes a África al año durante los últimos 30 años. La primera vez, ya escuché historias sobre la ausencia de electricidad, un problema que puede llegar a ser letal para la población. Sentía pena por esas personas al ver cómo esto afectaba a sus vidas. Fue el motivo por el que decidí narrar una historia sobre este problema. Era muy importante para mí, creía que era una gran injusticia».

«He visto muchos artículos sobre las posibles soluciones, como los paneles solares, los parques eólicos o las presas. Pero, aunque haya tantas nuevas soluciones, la población crece tan rápido que en 2030 habrá 50 millones más de personas que no tendrán acceso a la electricidad. Estaba más interesado en retratar lo que es vivir sin electricidad que en las soluciones».

A man paints a picture of people disco dancing while another man holds an oil lamp. Three children look on through a barred window.
El pintor Chéri Cherin trabaja bajo la luz de una lámpara de parafina porque hay apagones frecuentes en su barrio de Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 17-40mm f/4L USM de Canon con una configuración de exposición de 1/10 s a f/4.0 e ISO 8000. © Pascal Maitre

¿Cómo afecta la ausencia de electricidad a la vida cotidiana de las personas?

«Algunas personas no tienen iluminación, por lo que no pueden trabajar de noche y los niños no pueden estudiar. Pueden ir al hospital y encontrarse con que no funciona nada. No hay seguridad y los habitantes de las aldeas se quedan en casa durante la noche por miedo a los animales salvajes. También afecta a sus trabajos. Por ejemplo, los que trabajan en pequeñas fábricas tienen que dejar de trabajar durante uno o dos días porque no hay electricidad a causa de los apagones».

«Existen diferentes peligros consecuencia de la ausencia de electricidad. Uno es la contaminación: la gente utiliza lámparas de parafina que desprenden gases tóxicos. Además, se producen multitud de incendios domésticos por caídas accidentales de lámparas».

¿Fue difícil conseguir apoyo para realizar el proyecto?

«Intenté convencer a diferentes revistas para hacer la historia, pero pensaron que realizar una historia fotográfica sin luz sería bastante difícil o aburrido. Solo una revista, Le Figaro, me dijo "Intentémoslo". Empecé a trabajar en Benín y traté de convencerles sobre la importancia de la historia, pero no pude. Al final, la Agencia Francesa de Desarrollo me concedió una ayuda con la que pude continuar la historia».

A group of women in dresses gather in a market, candles lighting up baskets of wares.
En Benín, el mercado más grande del sur del Departamento Atlántico tiene lugar en la plaza principal de Glo-Djigbé todas las noches. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/20 s a f/2.8 y un valor ISO de 8000. © Pascal Maitre

Háblanos sobre las ubicaciones que elegiste para tus fotografías.

«Recopilé algunas imágenes que ya había tomado, pero la mayoría de la historia fue fotografiada en aldeas cercanas a Porto-Novo, la capital de Benín, en el oeste de África. Todas las fotografías las realicé en un radio de 100 km de la ciudad. Elegí Benín porque es un país bastante estable económicamente y que no ha tenido guerras ni grandes catástrofes desde hace mucho tiempo. Pero el problema con la electricidad está en el mismo punto que en todos los países subsaharianos. Procuré trabajar en una región que está a 45 minutos de la capital para mostrar que es algo que afecta a todo el mundo [no solo a aquellos que viven en zonas lejanas]».

¿La gente estaba dispuesta a dejarte entrar en sus casas?

«Sí, las personas fueron muy amables, muy abiertas y me permitieron trabajar sin problemas. Sin ellas, no podría haber conseguido una historia. Hice el proyecto con un colaborador que conozco desde hace mucho tiempo, que traducía y explicaba lo que quería hacer. Y si explicas claramente a la gente por qué estás ahí y qué necesitas, el trabajo es muy fácil. Tienen un gran problema y quieren que el mundo lo sepa».

A small group of boys surround a table doing homework by candlelight.
Niños estudiando junto a una lámpara de parafina. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/50 s a f/2.8 y un valor ISO de 8000. © Pascal Maitre

¿Qué cámaras utilizaste y por qué?

«Sobre todo usé una EOS 5D Mark IV y un objetivo zoom EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon, una combinación perfecta. Elegí esta cámara porque es de fotograma completo y me ofrecía la posibilidad de trabajar en condiciones de baja iluminación. Como las casas de la gente solo estaban iluminadas con pequeñas lámparas de parafina, necesitaba trabajar con valores ISO muy altos. Algo que me sorprendió mucho, porque hice fotografías con valores ISO de 20000 e, incluso, de 32000 y los resultados fueron increíbles. Más tarde, organicé una exposición en París y encargué imprimir una imagen captada con ISO 32000 a un tamaño de unos 1,8 metros; la calidad era asombrosa. El chico que hizo la copia grande en el laboratorio llamó a sus compañeros para mostrarles la impresión y nadie se lo podía creer. Esas imágenes nunca habrían sido posibles con cámaras analógicas».

Women smile as they sing and clap at church.
Un oficio nocturno en la Iglesia evangélica de Atankpé Aligodo, cerca de Allankpon (Benín). Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/8 s a f/2.8 e ISO 20000. © Pascal Maitre

¿Qué calidad tienen los archivos producidos en comparación con los de los inicios de la fotografía digital?

«La calidad de lo digital ha cambiado mucho; especialmente, el rango dinámico. Es algo fantástico, cuentas con muchas más posibilidades con las luces y las sombras. Cuando trabajas con una ISO alta, ahora mantienes la granulación y el resultado es muy bonito. Al principio era un poco artificial, pero ahora el resultado es muy parecido al de las cámaras analógicas. Y, por supuesto, los archivos son más grandes y puedes hacer lo que quieras con ellos».

A child shines a torch along an earthen footpath in front of them, with plants on either side.
En Adido (Benín), si Rogatien tiene que salir por la noche, ilumina el camino con el teléfono móvil de su padre para evitar pisar serpientes. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1,0 s a f/2.8 e ISO 12800. © Pascal Maitre

¿Por qué utilizaste luz ambiente y no el flash?

«No podía utilizar el flash porque habría roto la atmósfera y deshecho la realidad de la situación, pero siempre llevaba una pequeña linterna con la que alumbraba lo que necesitaba enfocar. La realidad es la oscuridad, y mi trabajo es transmitir lo que vi y sentí. Era necesario que conservara la atmósfera y la magia y transmitiera la dificultad que supone vivir sin electricidad. Nunca antes había utilizado valores ISO muy altos y tampoco esperaba usarlos o que pudiera hacer tanto con ellos».

A midwife lifts a newborn baby from its mother, while another woman holds a candle to help them see.
La enfermera y matrona Raïssa Godjo ayuda a Mariette Dossou a dar a luz a su bebé con la luz de una linterna y una lámpara de parafina en Atankpé (Benín). Pascal sabía que el parto nocturno era una parte importante de esta historia. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/40 s a f/3.2 e ISO 16000. © Pascal Maitre

Una de tus fotografías muestra el nacimiento de un bebé. ¿Cómo llegaste a fotografiarlo?

«Era consciente de que necesitaba captar imágenes impactantes y una situación como esta sería la clave de mi historia. Cualquiera puede entender la complejidad de dar a luz a un bebé en medio de la noche sin electricidad, pero tuve que encontrar una solución para realizar esta fotografía. Cuando eres un "storyteller", lo más difícil es tener acceso al punto desde el que puedas hacer buenas fotografías. Realizar la fotografía es lo fácil».

«En este caso, tuve que visitar todas las pequeñas clínicas y ponerme en contacto con matronas que no tienen acceso a las ciudades ni a la electricidad. Les expliqué lo que quería hacer y por qué era importante. Finalmente, me llamó una matrona. Fui a la casa de la mujer, me quedé toda la noche y, al final, nació el bebé. En el momento en el que capté la imagen, resulta evidente lo difícil y frágil que es la situación. Si hubiera habido algún problema durante el parto, no había ningún hospital cerca al que acudir en busca de ayuda. En el nacimiento al que asistí, todo salió bien, pero no siempre es así. Y te das cuenta de cómo afecta realmente la ausencia de electricidad a la vida y la muerte».

«Hice esta fotografía con una ISO alta y es perfecta. En este punto, lo digital me ha abierto algunas puertas que no podría haber cruzado con las cámaras analógicas».

Someone sleeps in a dimly lit, sparse bedroom.
En Seahovo, Benín, un país del oeste africano, no pasa nada después de las ocho de la tarde: sin electricidad, la vida se detiene por la noche. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 17-40mm f/4L USM de Canon con una configuración de exposición de 0,6 s a f/4.0 e ISO 8000. © Pascal Maitre

¿Cómo te sentiste al presenciar la gravedad de la situación?

«Estaba muy triste. Cada vez que iba a un pueblo, preguntaba "¿Cuál es vuestro principal problema?". Y siempre recibía la misma respuesta: la ausencia de electricidad. Cuando preguntaba a la gente cómo era vivir sin luz, decían: "A las siete en punto, cuando anochece, tenemos la sensación de vivir en una tumba". Cuando alguien te dice esto, es horrible».

«La gente está enfadada, porque no se hace nada para remediarlo. La situación está mejorando, por supuesto, pero de manera muy lenta. No es justo que algunas personas no tengan acceso a algo que es necesario para llevar una vida normal».

A dim room contains a filthy electrical fuse box, a battered old generator, tins of paint and DIY equipment. A man kneels on a piece of cardboard to pray.
Un generador anticuado del Hotel Sahafi de Mogadiscio (Somalia). Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/15 s a f/4.0 e ISO 6400. © Pascal Maitre

Para contar una historia como esta, ¿cómo es tu proceso de edición?

«Cuando estoy realizando las fotografías, no las edito. Guardo todos los archivos y los edito cuando vuelvo. Para una historia como esta, puedo realizar unas 20 000 fotografías. Luego, reviso todos los archivos y selecciono los que creo que necesitaré. De 20 000 imágenes paso a 3000, que es mucho trabajo. Después reduzco esas 3000 a 500 y, por último, selecciono 200. En este punto, convierto los archivos RAW a TIFF, los edito, hago una última selección y decido el orden de la historia».

A little boy fills up a bucket of water that is balanced on another child's head.
Los aldeanos de Allankpon (Benín) pueden disfrutar del agua, incluso de noche, gracias a un panel solar. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 100-400mm f/4.5-5.6L IS II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/10 s a f/5.6 y un valor ISO de 12800. © Pascal Maitre

¿Cuál es tu consejo para encontrar, contar y desarrollar una historia?

«Creo que es necesario viajar, y si no viajas, tienes que leer. Tienes que ser muy curioso, escuchar a la gente que vive a tu alrededor y saber discernir qué podría convertirse en una historia. Después, necesitas convencer a la gente con tu historia y aclarar los puntos principales».

«No es necesario realizar miles de fotografías para contar una historia. Solo necesitas de 5 a 10 imágenes impactantes; las revistas no publican muchas fotos. Necesitas una imagen principal, una que resuma la historia y que sea visualmente impresionante. Tienes que centrar toda tu energía en crear esta imagen».

«Con la tecnología digital, cuando te familiarizas de verdad con tu cámara, puedes utilizarla para hacer lo que quieras. Se convierte en una extensión de tus dedos y tus ojos, y puedes llegar donde te propongas. Es una extensión de ti mismo».

A building is seen at night with children sitting on a low wall, looking at a man teaching them. They are lit by a single solar-powered light.
Esta familia de una aldea de Gbekandji (Benín) compró una lámpara china de energía solar que costó 40 €. Gracias a ella, el profesor René Justin puede ayudar a los niños a estudiar por la tarde. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/25 s a f/2.8 e ISO 8000. © Pascal Maitre

Recordando ahora este proyecto, ¿cómo te sientes?

«Estoy muy feliz y orgulloso. Llevarlo a cabo fue muy importante para mí. Me sorprendió mucho la reacción de gente cuando se expuso el proyecto. La gente dedicaba mucho tiempo a leer toda la información y me di cuenta de que antes poca gente había pensado realmente en la importancia del problema».

«Cuando terminé el proyecto con la Agencia Francesa de Desarrollo, también hicimos un libro. El presidente de la Agencia repartió copias entre los ministros del gobierno de Benín para decirles: "Esta es la realidad de la vida en vuestro país". Espero que el trabajo que he hecho pueda ayudar a crear un nuevo entendimiento sobre el problema. Nuestro trabajo [como fotoperiodistas] nunca ha cambiado el mundo, pero quizás a pequeña escala puede ayudar a mejorarlo».

Escrito por Emma-Lily Pendleton & David Clark


El equipo de Pascal Maitre

El equipo clave que utilizan los profesionales para capturar sus imágenes

Photographer Pascal Maitre points his Canon camera at a subject we can’t see. He stands in front of the sea.

Cámaras

Canon EOS 5D Mark IV

Esta réflex de fotograma completo de 30,4 MP captura con un increíble nivel de detalle, incluso en situaciones de contraste extremo y de baja iluminación. El disparo en serie de 7 fps te ayuda a inmortalizar el momento perfecto, mientras que el vídeo 4K ofrece una definición ultraalta en el estándar DCI (4096 x 2160).

Objetivos

Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM

Este objetivo zoom estándar de calidad profesional proporciona una nitidez de imagen superior y el sólido diseño de la serie L. Su abertura constante de f/2.8 te permite fotografiar en condiciones de poca iluminación y controlar la profundidad de campo con facilidad.

Canon EF 17-40 mm f/4L USM

Es un objetivo zoom ultra gran angular que ofrece una excelente calidad de imagen, un enfoque automático rápido y una apertura máxima constante. Además, el cuerpo compacto y ligero de este objetivo de la serie L lo convierte en el compañero de viaje perfecto.

Artículos relacionados

Ver todo

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora