ARTÍCULO

Consejos para la fotografía de bodas: 7 contratiempos habituales y cómo superarlos

Descubre cómo puedes hacer frente a los retos más habituales de la fotografía de bodas —tanto antiguos como nuevos— con los consejos de los embajadores de Canon Fabio Mirulla y Carmen e Ingo.
Una pareja de recién casados sujeta una bengala bajo un paraguas que les protege de la lluvia.

Si bien la lluvia puede parecer un enemigo natural para los fotógrafos de bodas, Fabio Mirulla sabe cómo sacarle provecho en esta espectacular imagen de una pareja de recién casados resguardados bajo un paraguas. Uno de los principales consejos de Fabio para la fotografía de bodas es que hay que aceptar las situaciones inesperadas y obligarse a pensar de forma creativa. Imagen tomada con una EOS R y un objetivo EF 24mm f/1.4L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/125 s a f/6,3 e ISO 2500. © Fabio Mirulla

La fotografía de bodas es una profesión exigente, pero increíblemente gratificante. Para triunfar hay que ser muy diestro a la hora de conectar con la gente y hay que ser capaz de pensar de forma creativa bajo presión y de destacar sobre los demás, ya que la competencia es enorme.

Fabio Mirulla es uno de los fotógrafos de bodas internacionales más célebres de Italia. Si bien su base de operaciones se encuentra en la Toscana —lugar donde nació y creció—, su trabajo le lleva a viajar por todo el mundo y a fotografiar a parejas en lugares espectaculares.

Carmen e Ingo son un matrimonio de fotógrafos que vive en Austria. Se conocieron y enamoraron en el año 2003, y llevan desde el 2006 fotografiando bodas por toda Europa.

Pedimos a estas dos exitosas agencias de fotografía de bodas que identificaran los principales retos que deben afrontar y que expliquen cómo se pueden superar.
Retrato de una pareja de recién casados paseando por un campo de trigo.

Carmen e Ingo fotografían bodas por toda Europa, lo que a menudo les impide conocer en persona a la pareja hasta el gran día. Así que utilizan sus habilidades de presentación para causar una buena impresión en las videollamadas. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 24mm f/1.4L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/2000 s a f/1,8 e ISO 100. © Carmen and Ingo Photography

1. Planificar una boda a distancia

Para los fotógrafos de bodas internacionales, conocer a los futuros clientes puede ser complicado, ya que pueden vivir a cientos de miles de kilómetros. Además, las restricciones sanitarias implantadas en 2020 en muchas ocasiones impidieron las reuniones cara a cara entre los fotógrafos y sus clientes. «Siempre hemos tenido que tratar con futuros clientes que viven muy lejos y a los que no podíamos conocer en persona antes de la boda», explican Carmen e Ingo. «No creo que nos hayamos reunido con más del 5 o el 10 % de las parejas entre la reserva de nuestros servicios y la propia boda.

»Además, las restricciones de los últimos tiempos han hecho que sea incluso más importante saberse vender y transmitir profesionalidad online», añade la pareja. «Evita a toda costa el uso de un teléfono móvil con una mala iluminación para las reuniones a través de Skype o Zoom. Para las conversaciones a distancia con los clientes, utilizamos una cámara de Canon con una buena configuración de iluminación y preparamos una escena con un fondo bonito. Si la cámara no es compatible con el ordenador o el software, puedes utilizar un convertidor HDMI a USB para garantizar un aspecto profesional».

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services.

2. Reaccionar ante los imprevistos

Si bien las bodas se planifican con meses o incluso años de antelación, el gran día siempre salen imprevistos. «Mal tiempo, condiciones de escasa iluminación, un lugar feo... a veces parece que todo esté en tu contra. Pero el problema no son las condiciones, eres tú», afirma Fabio. «Tienes que dejar de desear que las cosas fueran distintas e inmortalizar la historia que tienes delante.

»Si quieres conseguir imágenes impresionantes, debes estudiar las posibilidades y estar preparado para experimentar. Si intentas seguir una fórmula preestablecida dentro de las limitaciones actuales, podrías perder la oportunidad de crear algo excepcional».
Imagen tomada desde un ángulo bajo de una pareja de recién casados que avanzan dando saltos por encima de un montón de globos. La proximidad de los globos a la cámara hace que parezcan mucho más grandes de lo que son en realidad.

Para ocultar las vacas que pastan al fondo de la imagen, Fabio decidió disparar a ras de suelo utilizando la pantalla de ángulo variable de la EOS R de Canon. Pensar de manera diferente le ha permitido crear una imagen mágica y divertida en la que parece que los recién casados avanzan dando saltos sobre globos gigantes. Imagen tomada con una EOS R y un objetivo EF 24mm f/1.4L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/500 s a f/16 e ISO 2000. © Fabio Mirulla

3. Crear orden a partir del caos

El frenesí de las preparaciones, las aglomeraciones y los fondos ajetreados tan típicos del día de la boda pueden ir en contra de la intimidad fotográfica. «Es fundamental mantener vivo el vínculo con el sujeto», explica Fabio. «Hay un motivo por el que utilizo los objetivos de focal fija de Canon, sobre todo los de 35 mm y 85 mm, y es que unas veces me obligan a acercarme al sujeto y otras a alejarme. Y es ese movimiento lo que me obliga a "mirar" de verdad.

»En una habitación caótica y llena de gente, como durante la preparación de los novios, moverme me da la oportunidad de cambiar de punto de vista», explica. «Al cambiar de posición, descubro nuevos e interesantes puntos de vista. Y esto es igual de importante en el exterior. Si te encuentras en una ciudad o en un lugar con un fondo muy recargado, moverte de un lado a otro o disparar desde ángulos altos o bajos puede marcar la diferencia. Las pantallas LCD de ángulo variable de Canon son ideales para esta situación».
Imagen en blanco y negro de una pareja abrazándose en un establo bajo la atenta mirada de un par de caballos, uno a cada lado.

Cuando se trata de fotografía de bodas, Fabio prefiere las celebraciones pequeñas, ya que suelen proporcionar un ambiente más íntimo y ofrecen mejores oportunidades para establecer vínculos con la pareja y los invitados. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 35mm f/1.4L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/80 s a f/5,6 e ISO 1600. © Fabio Mirulla

4. Sobreponerse a las limitaciones de las bodas pequeñas

Las restricciones por el confinamiento han limitado el número de invitados a las ceremonias nupciales, llegando incluso a prohibirlos por completo en algunos casos. ¿Cómo puedes aprovecharlo? «He trabajado en bodas con 600 invitados o más, y sin lugar a duda prefiero las bodas más pequeñas e íntimas, ya que me siento como un invitado más», explica Fabio. «Incluso he tenido que hacer de testigo y firmar el certificado de boda.

»En una boda pequeña puedes conocer a las personas, establecer un vínculo y pasar tiempo de calidad con ellas. Esto te da la oportunidad de crear fotografías realmente increíbles. No hace mucho fotografié una boda con tan solo seis asistentes, y fue una de las mejores de toda mi carrera: divertida y emocional. El amor se respiraba en el ambiente y todos los asistentes pudieron pasar mucho tiempo los unos con los otros. Las bodas pequeñas no deberían ser nunca un motivo de preocupación».
Una pareja de recién casados abrazándose, con los ojos cerrados y las frentes en contacto. La novia lleva una corona de flores en el pelo.

Fotografía de escapada: la belleza de lo pequeño

Pablo y Ana Laguia hablan sobre por qué las bodas de escapada son ahora una parte importante de su negocio y sobre las habilidades necesarias para este tipo de ceremonias íntimas.
Una pareja de recién casados abrazados durante la puesta de sol, con el velo de la novia mecido por el viento.

Tal como puede verse en esta evocadora fotografía de boda a contraluz, Carmen e Ingo combinan la habilidad técnica con la creatividad. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 24mm f/1.4L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/2000 s a f/2 e ISO 160. © Carmen and Ingo Photography

Retrato desde detrás de una novia sentada en una mesa decorada. El vestido de la novia tiene un escote en pico profundo en la espalda.

Al fotografiar con baja iluminación —por ejemplo, en un banquete al anochecer—, los objetivos rápidos ayudan a congelar cualquier movimiento sin tener que utilizar un ajuste ISO demasiado alto. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 50mm f/1.2L USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/160 s a f/1,8 e ISO 3200. © Carmen and Ingo Photography

5. Resolver los obstáculos técnicos

Carmen e Ingo adoran las imágenes de boda a contraluz, pero, a veces, el enfoque automático no consigue bloquearse sobre los sujetos al disparar hacia la luz. «Una solución sencilla consiste en levantar la mano para impedir que el sol incida directamente sobre el objetivo», explican. «Activa el enfoque automático y bloquea la posición de enfoque, así solo tendrás que mover la mano antes de disparar. Otra opción sería moverse ligeramente hacia un lado, de manera que el sujeto de la fotografía tape el sol. Una vez más, activa el enfoque automático, bloquea el enfoque y luego muévete hacia un lado para componer la fotografía».

Otro problema habitual es tener que fotografiar en determinados lugares con baja iluminación, aunque el equipo correcto puede ayudar a solucionarlo. «Hay quien cree que el f/2,8 es muy rápido, pero lo cierto es que no», continúan Carmen e Ingo. «Los objetivos de f/1,4 e incluso f/1,2 de la serie L de Canon son extraordinarios, pero si escapan a tu presupuesto puedes invertir en un objetivo de focal fija EF 85mm f/1.8 USM, EF 50mm f/1.8 STM o EF 35mm f/2 IS USM de Canon. Estos objetivos son más económicos, pero también de muy buena calidad».
Silueta de una pareja bajo una señal de sentido único, combinada con otra pareja que pasea por una acera a la luz de las farolas.

Fabio cree que es importante permanecer fiel a uno mismo y al estilo fotográfico que te caracteriza, con independencia de dónde estés y de la cultura que estés fotografiando. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 35mm f/1.4L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/80 s a f/4 e ISO 8000. © Fabio Mirulla

Un autorretrato de los fotógrafos de bodas Carmen e Ingo abrazados, con el sol poniéndose a sus espaldas.

Carmen e Ingo aprovechan cualquier momento libre para experimentar con distintas formas de fotografía. La pareja incluye fotos evocadoras de sí mismos en sus materiales de marketing para mostrar a los futuros clientes el tipo de imágenes que pueden conseguir. Imagen tomada con una EOS R5 y un objetivo EF 35mm f/1.4L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/400 s a f/1,4 e ISO 160. © Carmen and Ingo Photography

6. Sacar el máximo partido al tiempo libre

Cuando se implantaron las restricciones por el confinamiento, Carmen e Ingo aconsejaron a muchos de sus clientes que pospusieran los planes de boda uno o dos años. Ellos, por su parte, quisieron aprovechar de la mejor forma posible ese tiempo libre con el que no habían contado, así que decidieron actualizar sus materiales de marketing.

«Cuando tienes huecos en la agenda, es importante cuidar de la creatividad. Conseguir que tu personalidad llegue al cliente es una faceta muy importante del proceso de marketing. Los clientes no compran fotografías, sino que contratan a fotógrafos para que creen recuerdos, por lo que es necesario establecer un vínculo. Una de las ventajas adicionales de las pantallas de ángulo variable que tienen muchas de las cámaras de Canon es que se pueden girar para hacer interesantes fotos de uno mismo.

«Agarramos nuestras EOS R5 y EOS R6 y los trípodes y nos dirigimos a las montañas de aquí, en Austria, para experimentar con distintos tipos de iluminación. Lo pasamos de maravilla, y no todo es probar cosas nuevas. Puedes tomar fotografías y grabar vídeos de ti interactuando con la cámara, y crear materiales que resultarán muy eficaces para la estrategia de marketing online».
Una novia descorcha una botella de champán con una espada a la luz del atardecer. A su lado, con las manos en la cabeza, se encuentra su nuevo marido.

Fabio cree que la clave para conseguir fotografías de bodas increíbles consiste en no tener miedo de probar cosas diferentes. Por ejemplo, pasar de una cámara réflex a una mirrorless le ha abierto las puertas a nuevas formas de experimentar con las luces y las sombras. Imagen tomada con una EOS R y un objetivo EF 35mm f/1.4L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/2000 s a f/2 e ISO 200. © Fabio Mirulla

7. Derribar el bloqueo creativo

Cualquier persona que tenga una profesión creativa puede sufrir la falta de inspiración. «La fotografía de bodas es un estilo de vida», explica Fabio. «Somos muy afortunados por poder realizar este tipo de trabajo, pero a veces te acomete un bloqueo creativo y las cosas se ponen realmente difíciles; es como si te faltara una parte de ti.

»Cuando estés en una boda y no consigas vislumbrar cuál es el siguiente paso o la siguiente imagen, busca siempre la respuesta en tu interior. Puede serte útil pensar en cómo solucionaste otros problemas en el pasado, o podrías probar algo distinto.

»En mi caso, una de las principales fuentes de inspiración es cambiar la forma de disparar. Por ejemplo, usar una cámara mirrorless en lugar de una réflex. Para mí, esa es la evolución natural de la fotografía. Una cámara mirrorless te permite ver la imagen incluso antes de disparar. Es algo increíble, ya que puede ayudarte a dar con ideas creativas y puede permitirte jugar con las luces y las sombras para crear algo hermoso. Las cámaras mirrorless de Canon son una fuente de inspiración».

Escrito por Matthew Richards


Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro