ARTÍCULO

Lista para sus primeros planos: fotografía de belleza macro

La fotógrafa profesional de belleza y moda Tina Eisen explica cómo se puso delante de la cámara para perfeccionar sus sorprendentes imágenes macro.
Una abeja metálica dorada se posa sobre los labios maquillados de una modelo con pintura dorada que gotea.

Para lograr esta impresionante imagen, la fotógrafa profesional de belleza y moda Tina Eisen colaboró con una maquilladora conocida por su capacidad de hacer que los productos goteen. Aun así, fueron necesarias varias tomas, y limpiar el maquillaje y volverlo a aplicar entre cada una para que quedara perfecto. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 100mm f/2.8 Macro USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/125 s a f/7,1 e ISO 160. © Tina Eisen

Muchas personas pueden considerar la fotografía macro y la de belleza dos actividades independientes. Sin embargo, para la fotógrafa de moda y belleza Tina Eisen, ambos géneros van de la mano. En su opinión, la fotografía macro es una vertiente creativa e interesante de su trabajo que comenzó a explorar hace unos cuatro años.

«Estaba realizando una sesión en la que tenía que colocar unos insectos brillantes en el ojo de una modelo», explica Tina. «Hice la foto y me di cuenta de que el resto de su rostro (los labios, la nariz, el pelo...) no tenía nada que ver con lo que estaba intentando mostrar. Quería reducir el encuadre a un área pequeña porque el resto de su rostro distraía de la historia. Todo lo demás no debía estar ahí; quería utilizar como lienzo únicamente su ojo. Me vuelven loca los detalles y, en cuanto empecé a capturar imágenes de belleza macro, supe que quería seguir haciéndolo. Me encanta el detalle de la fotografía macro».

Al principio, los modelos y los clientes de Tina no tenían interés por la fotografía de belleza macro y tenía que incluirla como podía entre otras sesiones. «Antes de que las redes sociales se hicieran populares, las marcas no habían descubierto completamente el arte de mostrar sus productos en imágenes macro creativas», explica. «A las agencias y los modelos no les entusiasmaban las fotografías macro porque en ellas no se les reconoce y, por tanto, no resultaban útiles en un portfolio, a menos que se tratara de modelos de partes específicas del cuerpo, como sus labios u ojos. Por eso, siempre se trataba un proyecto secundario; capturaba muchas imágenes del rostro completo y después hacía una rápida sesión macro».
Escarabajos iridiscentes alrededor de un párpado cerrado embadurnado con sombra de ojos dorada.

La imagen que despertó el interés de Tina por la fotografía de belleza macro. Utilizó un objetivo macro para acercarse a su sujeto y desarrollar la historia de su imagen expresando hasta el más ínfimo detalle. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 100mm f/2.8L Macro IS USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/125 s a f/14 e ISO 400. © Tina Eisen

Sin embargo, cuando la pandemia de la covid-19 puso fin a las sesiones con modelos, Tina empezó a capturar una serie de autorretratos macro. «De inmediato me sentí aliviada de poder darle rienda suelta a mi creatividad», confiesa. «Antes de ese momento, nunca se me había ocurrido utilizarme a mí misma como medio para practicar ideas o configuraciones de iluminación. Mi primera imagen despertó tal revuelo que incluso se emitió en televisión. Ser creativa de esta manera me ha permitido descubrir algo que puedo hacer en cualquier momento. No tengo que pedírselo ni pagarle a otra persona».

Ahora, tras años de meter con calzador la fotografía macro entre otros trabajos, Tina está observando un aumento en la demanda de este género. «Se está poniendo de moda entre las marcas porque enseñar primeros planos de sus productos es una manera fantástica de mostrar los colores. Me da la sensación de que la belleza se ha separado de la fotografía de moda y se ha convertido en un género independiente en los últimos cinco años, y ahora la belleza macro se está estableciendo como un subgénero en sí misma. Hay clientes que ahora contratan a modelos exclusivamente por sus rasgos, el resto de su cuerpo no lo ven relevante siempre que, por ejemplo, tengan unos labios u ojos bonitos».
Tina también cree que la fotografía macro se beneficia y forma parte del cambio en la percepción de la belleza y la diversidad en la sociedad actual. «La belleza macro capta todos los detalles de un rostro, todos los rasgos únicos y lo que se han considerado defectos», explica. «Muestra a los consumidores diversidad y detalles, y embellece zonas como pequeñas venas y poros, detalles que puede que antes se vieran como imperfecciones. Desde el auge de la belleza macro, la autenticidad ha triunfado sobre la perfección y los espectadores han disfrutado de la normalización de los rasgos humanos».

A través de la fotografía macro, Tina ha cosechado su propio estilo único y ha logrado que su trabajo destaque en un sector concurrido, lo que se ha traducido directamente en más trabajo. «Cuando empecé a hacer más fotografía macro durante el confinamiento, las marcas comenzaron a pedirme que fotografiara mis labios», cuenta. «La fotografía macro me ha permitido crear arte en pequeños lienzos, por lo que pude prosperar en momentos en los que los miembros de los equipos no podían reunirse».
¿Tienes un equipo de Canon?

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services.
Fotografiarse a sí misma le ha dado a Tina la libertad de capturar imágenes macro cuando quiera, pero ha tenido que aprovechar los trucos que ha aprendido durante los últimos años para perfeccionar sus autorretratos. Por eso, tiene consejos muy útiles para aquellos interesados en probar la fotografía de belleza macro por su cuenta.
Unos labios haciendo una mueca con la mitad cubierta por diminutos pétalos rosas y blancos que coinciden con el contorno a la perfección.

Tina utiliza a veces elementos naturales en sus imágenes, como estos pétalos diminutos, pero prefiere alejarse de propuestas obvias o clichés. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 100mm f/2.8 Macro USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/160 s a f/13 e ISO 160. © Tina Eisen

1. Aprende cuándo no utilizar el trípode

Para la mayoría de fotógrafos, incluso para los profesionales experimentados, puede parecer obvio que la fotografía macro necesita la estabilidad de un trípode. Por ejemplo, para permitir suficiente profundidad de campo de modo que el labio completo permanezca enfocado con un aumento a tamaño real, los fotógrafos macro suelen reducir el número de pasos. Posiblemente, la imagen necesitará una velocidad de obturación más baja y se corra el riesgo de que esté desenfocada si no se utiliza un trípode.

Quizás sorprenda que Tina ni siquiera consideraría poner la cámara en un trípode al fotografiar a un modelo. «Soy muy móvil», explica. «Sé exactamente el ángulo en el que quiero que esté la persona. Si se trata de la captura macro de un ojo, la dirección a la que está mirando también importa. Doy muchas instrucciones, y suelo agacharme en el suelo y fotografiar a los sujetos con la cabeza hacia la luz».
A profile of a woman behind a circular window, shot with a blue gel filter.

Técnicas de fotografía de moda

Jaroslav Monchak comparte sus 10 consejos principales para capturar imágenes de moda y belleza de nivel profesional.
Obviamente, cuando Tina se fotografía a sí misma, la situación cambia enormemente y un trípode le parece la mejor manera de garantizar que la cámara no se mueva en absoluto. Además, utiliza la aplicación Canon Camera Connect para conectar su smartphone a la cámara y poder disparar de forma remota.

Debido a que ahora Tina hace tantos autorretratos, está pensando añadir a su equipo la EOS R5 de Canon, principalmente por su pantalla táctil de ángulo variable, que podría girar hacia su cara cuando esté delante del objetivo y le proporcionaría el control directo de la cámara. En caso de que Tina quiera fotografiar sin trípode a velocidades de obturación aún más bajas, también podría considerar añadir a su gama de objetivos el RF 100mm F2.8L Macro IS USM Full Frame. El primer objetivo macro AF del mundo es capaz de capturar sujetos con un aumento de 1,4x del tamaño real y dispone de IS Híbrido. Contar con estabilización de imagen tanto en el objetivo como en el cuerpo de la cámara facilitaría aún más la captura sin trípode.
Un ojo abierto mira a la cámara con el párpado y la piel de alrededor cubiertos por sombras de diferentes colores como azul, rojo, amarillo y morado.

Aplicar sombras y difuminar el maquillaje es un trabajo cualificado. Por eso, aunque Tina se siente segura pintando los labios, prefiere trabajar con maquilladores profesionales para sus capturas macro de ojos. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 100mm f/2.8 Macro USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/160 s a f/10 e ISO 100. © Tina Eisen

El ojo de una modelo con un fuerte delineado negro mira por un hueco entre pedazos de cristal rotos.

Esta imagen se capturó con un cristal roto cerca del ojo de la modelo, por lo que era importante que se sintiera cómoda con lo que estaba pasando. Como explica Tina: «Debes tener algún tipo de conexión con la modelo o nunca vas a lograr una imagen como esa. Diría que la compenetración es más importante en la belleza que en cualquier otro género». Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 100mm f/2.8 Macro USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/160 s a f/11 e ISO 160. © Tina Eisen

2. Coloca el flash en función de la longitud focal

El uso del flash de Tina y su colocación dependen mucho del objetivo y la longitud focal que elija. Aunque disfruta de la corta distancia de enfoque mínima de 31 cm del EF 100mm f/2.8 Macro USM de Canon, también le encanta su longitud focal por la flexibilidad que aporta a la iluminación, ya que proporciona suficiente espacio entre el objetivo y el sujeto para poder ajustar con precisión las posiciones de la luz. Con frecuencia se sitúa lo suficientemente lejos del sujeto para poder colocar un flash desacoplado de la cámara entre ambos, y ajusta el ángulo de la luz, la intensidad y los modificadores en función de lo intensas que quiera que sean las zonas claras y las oscuras. Además, suele disparar a 1/125-1/200 segundos con una abertura bastante pequeña para obtener la profundidad de campo que necesita y deja que el flash se encargue de la exposición.

Si capturas imágenes de belleza macro con longitudes focales más cortas, considera emplear un flash anular. Por ejemplo, el Macro Ring Lite MR-14EX II de Canon proporcionará una iluminación versátil al disparar primeros planos. Esto te permitirá acercarte muchísimo al sujeto a la vez que ofrece una distribución uniforme de la luz para evitar sombras muy acentuadas.

3. Utiliza el enfoque automático AI Servo

Al emplear AI Servo para la fotografía macro, la cámara ajustará el enfoque de manera automática, realizará un seguimiento de los puntos focales a través del encuadre para detectar cualquier movimiento del sujeto o la cámara y mantendrá la imagen supernítida. El enfoque automático de seguimiento de ojos de la EOS R5 de Canon es otro motivo por el que Tina está considerando añadir la cámara a su equipo. «El Eye AF de la EOS R5 es una auténtica revolución para cualquiera que haga fotografías de belleza, belleza macro y autorretratos de belleza», afirma. «En un género como la fotografía de belleza, y especialmente en la macro, controlar con seguridad las áreas de enfoque de nuestras imágenes y poder identificar los ojos del sujeto es tremendamente importante».

Tina se plantea con detenimiento el enfoque de cada imagen. No realiza rápidos disparos en serie uno tras otro, sino que emplea el modo de avance de disparo único. Para ella, cada foto merece toda su atención. «Me gusta perfeccionar cada captura con cuidado, ajustando la composición y el ángulo al milímetro», explica. «Ajusto, dirijo y evalúo cada imagen. Me resulta más cómodo y personal hacer las fotografías de una en una, como vengan».

Escrito por Angela Nicholson


El equipo de Tina Eisen

El equipo clave que utilizan los profesionales para capturar sus imágenes

Una cámara de Canon con un objetivo EF 100mm f/2.8L Macro IS USM.

Cámaras

Canon EOS 5D Mark IV

Diseñada para rendir en cada situación, la EOS 5D Mark IV es una atractiva cámara muy completa. «Utilizo una EOS 5D Mark IV y un objetivo macro de 100 mm de Canon para el 95 % de mi trabajo», explica Tina.

Canon EOS R5

Toma sensacionales fotos de 45 MP a una velocidad de hasta 20 fotogramas por segundo*, o graba vídeos RAW en 8K de 12 bits cinematográficos utilizando todo el ancho del sensor de la cámara.

Objetivos

Artículos relacionados

  • ARTÍCULO

    Momento para la reflexión: consejos para la fotografía de autorretrato

    Composición, iluminación, atrezo... domina el arte de la fotografía de autorretrato de la mano de las embajadoras de Canon Wanda Martin y Marina Karpiy.

  • ARTÍCULO

    Los mejores objetivos de Canon para la fotografía macro

    Consejos de cuatro expertos fotógrafos sobre los mejores objetivos de Canon para la fotografía macro, incluido el nuevo RF 100mm F2.8L Macro IS USM.

  • Un hombre fotografía un insecto sobre una hoja con la cámara EOS R5 y el objetivo macro RF 100mm F2.8L Macro IS USM de Canon.

    ARTÍCULO

    El equipo de Oliver Wright para la fotografía macro

    Un profesional de la fotografía macro que se pasa al sistema mirrorless, incluido el revolucionario RF 100mm F2.8L Macro IS USM de Canon.

  • Retrato de una mujer con un enorme peinado afro lleno de girasoles.

    ARTÍCULO

    ¿Qué conlleva el movimiento «body positivity» para la fotografía?

    Gracias a la presencia de modelos cada vez más diversas en sesiones fotográficas de moda y belleza, parece que la industria está cambiando para mejor. Dos fotógrafos profesionales y una modelo de tallas grandes analizan la situación del sector.

  • Consigue el boletín

    Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro