ARTÍCULO

Domina el arte de la fotografía de autorretrato

A black-and-white image shot with a fisheye lens of Canon Ambassador Wanda Martin looking down at the camera, her long hair falling around her shoulders.
La fotógrafa de retratos y moda Wanda Martin realizó este autorretrato durante el confinamiento a causa de la pandemia de la COVID-19. «La forma circular es una referencia al aislamiento», explica Wanda. «Los personajes de la literatura romántica han inspirado mis imágenes, de la misma manera que el personaje de Ofelia de la obra Hamlet de Shakespeare inspiró a John Everett Millais para pintar su famoso cuadro». Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II (a la que ahora sucede la EOS-1D X Mark III) y un objetivo EF 8-15mm f/4L Fisheye USM de Canon a 8 mm, con una configuración de exposición de 1/640 s a f/10 e ISO 800. © Wanda Martin

La fotografía de autorretrato brinda una oportunidad excelente para la autorreflexión. El autorretrato es algo que puedes hacer donde y cuando te apetezca, y que no solo concede a los fotógrafos la oportunidad de ser creativos con la iluminación, los fondos y los decorados, sino que también les ayuda a comprender, de una manera más profunda, qué es lo que de verdad se necesita para transmitir la expresión y la personalidad.

La fotógrafa de retratos y moda húngara Wanda Martin ha perfeccionado sus habilidades fotográficas realizando autorretratos inspirados en sus pinturas prerrafaelitas favoritas. Hoy día, trabaja para varias revistas internacionales como Vogue y Glamour, y marcas como Marc Jacobs, Dior y Burberry.

«Ahora miro esas imágenes y me doy cuenta de lo diferentes que serían si las hubiera realizado hoy día. Sin embargo, la fotografía de autorretrato me ha enseñado mucho sobre composición, iluminación, poses, diseño del set, estilismo y posproducción», afirma. «Cuando empecé a trabajar como fotógrafa profesional, no tenía tanto tiempo para dedicárselo a mis proyectos personales, por lo que dejé de hacer autorretratos. Ahora, he vuelto a mis orígenes».

Marina Karpiy es una fotografía de bodas y retratos que vive entre Ucrania y Georgia. Marina ha aprovechado su tiempo durante la cuarentena para llenar su feed de Instagram con montones de selfies llenos de creatividad. En este artículo, ambas embajadoras de Canon comparten sus trucos para los autorretratos.

Canon Professional Services

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services

1. Ten cuidado con la iluminación

«La luz reflejada enfría el tono de la piel», explica Marina. «Si tienes paredes blancas, utilízalas para reflejar la luz o crea un "reflector" con una hoja de papel de tamaño A4 o cualquier otro objeto que tenga una superficie brillante para que la luz rebote. De este modo, se reducen las sombras y se añade un bonito brillo a la mirada».

A Wanda también le gusta experimentar con cualquier fuente de luz que tenga a mano. «Cerillas, velas, lámparas de escritorio, luces del árbol de Navidad... da rienda suelta a tu creatividad con la iluminación utilizando objetos que tengas por casa», dice. «Por ejemplo, si quieres una luz puntual, coge una linterna y enrolla una bolsa de plástico en la parte superior para atenuar el efecto.

»Sin embargo, la iluminación más favorecedora para la cara es una luz suave y frontal que entre desde una ventana, ya que ilumina la cara de manera uniforme, sin sombras. Si la luz viene de un lado, de arriba o de abajo, o si usamos una iluminación más dura, puede crear un efecto más dramático, pero también puede resultar menos favorecedor. En definitiva, la iluminación que vayas a utilizar dependerá del estado del ánimo y del mensaje que quieras trasmitir».

Wanda Martin reclines on a low sofa, a sheet of material clipped to a rail behind her.
«Mis autorretratos son un reflejo de cómo se ha representado a las mujeres a lo largo de la historia del arte», explica Wanda. «Hay un elemento de liberación como mujer y fotógrafa en realizar fotos de mí misma recreando dichas poses». Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon a 24 mm, con una configuración de exposición de 1/60 s a f/6,3 e ISO 3200. © Wanda Martin
A self-portrait of Marina Karpiy with her eyes closed, her hair falling over her face.
«Lo más importante, desde mi punto de vista, son la iluminación y el color. Me encanta que todo sea neutro», dice Marina Karpiy. «Y es que, para mí, la paleta perfecta es el blanco y beige». Imagen tomada con una EOS R y un objetivo RF 50mm F1.2L USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/400 s a f/1,4 e ISO 100. © Marina Karpiy
A nighttime portrait of a model, city lights beautifully blurred in a bokeh effect behind her.

Los mejores objetivos de Canon para la fotografía de retratos

Las fotógrafas Guia Besana y Félicia Sisco, junto con Mike Burnhill de Canon, comparten sus expertos consejos sobre qué objetivo de Canon es el mejor para perfeccionar los retratos.

4. Elige el equipo adecuado

Cuando le preguntamos a Marina cuál es el mejor objetivo para el autorretrato, se decantó por el de 50 mm. «Ahora mismo estoy trabajando con un objetivo RF 50mm F1.2L USM y el resultado que obtengo al unirlo con mi EOS R de Canon es alucinante», afirma. «La EOS R de Canon tiene Eye AF, por lo que no tengo que preocuparme por el enfoque: solo miro al objetivo y la cámara hace el resto. La EOS R de Canon también dispone de Wi-Fi integrado y se empareja con mi smartphone a través de Bluetooth, de modo que compartir y editar mis imágenes es muy rápido y sencillo».

Wanda, quien normalmente utiliza una EOS-1D X Mark II de Canon, afirma que prefiere aprovechar la flexibilidad de un zoom. «Casi siempre utilizo el mismo zoom para todo, el del objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon, ya que me ofrece una gran versatilidad», afirma. «Puedes crear primeros planos clásicos con una profundidad de campo reducida, además de tomas de gran angular más distorsionadas que otorguen cierto carácter a tus imágenes.

»He estado experimentando con un objetivo EF 8-15mm f/4L Fisheye USM de Canon para realizar autorretratos. La distorsión expresa cómo me siento en esta extraña realidad [durante el confinamiento] y las imágenes circulares "cerradas" tomadas a 8 mm muestran, de alguna manera, esa sensación de aislamiento».

A black-and-white image shot with a fisheye lens of Wanda Martin recreating Dante Gabriel Rossetti's Lady Lilith in her garden.
El homenaje de Wanda a Lady Lilith, de Dante Gabriel Rossetti «En el fondo de la imagen se puede ver a mi compañero de piso tomando el sol: una referencia a los días que hemos pasado en confinamiento. Utilicé un objetivo EF 8-15mm f/4L Fisheye USM e hice la foto en blanco y negro en alusión a la película de la BBC de Ken Russell sobre Rossetti, "Dante's Inferno" (El infierno de Dante) (1967)», explica Wanda. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II de Canon a 8 mm, con una configuración de exposición de 1/800 s a f/6,3 e ISO 800. © Wanda Martin
A black-and-white shot of Marina Karpiy holding her daughter.
«Uno de los aspectos más importantes que hay que capturar en un autorretrato es el brillo de la mirada», explica Marina. «Eso es lo que hace que el retrato cobre vida». Imagen tomada con una EOS R y un objetivo EF 35mm f/1.4L II USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/125 s a f/2 e ISO 100. © Marina Karpiy

5. Evita la trepidación

Como su propia definición indica, el autorretrato te concede el control. Sin embargo, como explica Marina, siempre hay maneras de simplificar el proceso. «Es imprescindible utilizar un trípode o, al menos, una superficie estable y plana, como una mesa, una pila de libros o una silla.

»Si van a aparecer niños en la toma, el modo de disparos en serie te resultará muy útil. La EOS R de Canon puede disparar hasta 8 fps [en el modo AF One Shot] y, con su pantalla táctil de ángulo variable, te dará la ventaja de comprobar el enfoque antes de disparar. Además, ya que la EOS R de Canon se conecta con mi smartphone, no necesito un autodisparador: utilizo la aplicación Canon Camera Connect y escondo el teléfono para que no aparezca en la foto».

6. Piensa en la abertura

Igual que con los objetivos, las dos fotógrafas eligen diferentes métodos a la hora de capturar sus autorretratos: mientras que Wanda prefiere el manual, Marina elige el modo de Prioridad de la abertura (Av).

«Me gusta tener un control total», afirma Wanda. «Siempre utilizo un autodisparador de 10 segundos y establezco el enfoque manualmente. No utilizaría un diafragma demasiado amplio para los autorretratos, ya que la profundidad de campo reducida podría provocar que se desenfocara rápidamente, de modo que optaría entre f/5,6 y f/8».

Wanda Martin recreating Vermeer's Girl with a Pearl Earring in her living room.
«Esta versión moderna del cuadro La joven de la perla de Vermeer, que incluye algunos elementos anacrónicos, se realizó entre las paredes de mi salón», afirma Wanda. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon a 24 mm, con una configuración de exposición de 1/80 s a f/8 e ISO 2500. © Wanda Martin
Marina Karpiy drinking a coffee while sat cross-legged on a chair in her garden.
«Por lo general, cuando me hago un autorretrato, no miro a la cámara», cuenta Marina. «Ya que la EOS R se conecta con mi teléfono, lo más cómodo es mirar a la pantalla y disparar la toma con la aplicación Canon Camera Connect». Imagen tomada con una EOS R y un el objetivo EF 35mm F1.4L USM (al que ahora sucede el EF 35mm F1.4L II USM de Canon), con una configuración de exposición de 1/3 s a f/1,4 e ISO 200. © Marina Karpiy

El equipo de Wanda Martin

El equipo clave que utilizan los profesionales para capturar sus imágenes

The contents of Wanda Martin’s kitbag on a sheet, including a Canon EOS-1D X Mark III.

Cámaras

Objetivos

Canon EF 8-15mm f/4L Fisheye USM

Un objetivo ojo de pez de la serie L con opción de imagen circular o formato completo (full-frame) y un ángulo de visión amplio. «He estado experimentado con un objetivo ojo de pez para realizar autorretratos», cuenta Wanda. «La distorsión expresa cómo me siento en esta extraña realidad [durante el confinamiento] y las imágenes circulares "cerradas" tomadas a 8 mm muestran, de alguna manera, esa sensación de aislamiento».

Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM

Un objetivo zoom profesional cotidiano de la serie L que ofrece imágenes de alta calidad con una abertura constante de f/2,8. «Casi siempre utilizo el mismo objetivo zoom para todo, ya que me ofrece una gran versatilidad», dice Wanda.

Artículos relacionados

Ver todo

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora