El cineasta Hans von Sonntag dirigió una película, «Love Us» (Ámanos), bajo la implacable luz de Tenerife. El rodaje puso a prueba la capacidad de los objetivos de cine de la serie Sumire Prime de Canon para ofrecer un aspecto cinematográfico clásico.

No hace falta hablar mucho con el cineasta Hans von Sonntag para descubrir que le apasiona su arte y su equipo. Se obsesiona con todos los detalles técnicos en todos los rodajes para asegurarse de que utiliza el equipo adecuado para narrar la historia que quiere. De forma que, cuando dice que la EOS C700 FF de Canon y los objetivos de cine Sumire Prime de Canon le ofrecieron el aspecto exacto que buscaba, en un rodaje con unas condiciones de iluminación bastante difíciles, puedes estar seguro de que el equipo de Canon es perfecto.

Su conocimiento y pasión por los objetivos, ya sean unos exóticos de cristal retro o los últimos de cine prime, convierten a Hans en un director de fotografía muy particular que sabe exactamente lo que quiere. Esto se debe a los años de experiencia de rodaje y a que ahora también es profesor de cine.

Es una mina de información en lo que respecta al bokeh, el velo óptico, la potencia de resolución, las aberraciones, el color y, en general, sobre todo lo que ofrece un objetivo. También edita muchas de sus películas para asegurarse de que controla por completo el aspecto que busca para narrar la historia. Esto quiere decir que, para que un objetivo nuevo le sorprenda, tiene que ser bueno, y los objetivos de cine de la serie Sumire Prime de Canon lo han conseguido. «Ofrecen un aspecto retro distinto que resulta ideal para ciertos proyectos», afirma Hans.

A cinematographer looks into the viewfinder of a tripod-mounted Canon EOS C700 FF camera with Sumire Prime cine lens.
Hans elogió los objetivos de la serie Sumire Prime de Canon y destacó su tridimensionalidad, efecto bokeh atractivo y ausencia de distorsión.
Canon Professional Services

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services

El acto de elegir objetivos por el aspecto que producen ha cambiado muchísimo desde que Hans empezó su carrera. Un suceso trascendental de la historia universal fue lo que le impulsó a convertirse en cineasta: se encontraba en Berlín cuando el muro cayó en noviembre de 1991 y se quedó despierto durante 48 horas para documentar este histórico acontecimiento.

Aunque todavía graba algunos documentales, a Hans se le conoce mejor por ser director, guionista y director de fotografía de anuncios y películas de género dramático. Elegir los objetivos adecuados para conseguir un aspecto con un toque retro pero moderno a la vez es la clave para crear una película preciosa, comenta.

A día de hoy, Hans casi siempre graba con las cámaras Super35 más recientes, y sin embargo optó por una cámara de fotograma completo EOS C700 FF de Canon para el rodaje con los objetivos Sumire Prime de Canon a fin de investigar la grabación de gran formato con estos nuevos y exclusivos objetivos, además de para aprovechar el rango dinámico amplio de la cámara.

«El fotograma completo es algo totalmente nuevo para mí, es una experiencia interesante», nos cuenta. «La profundidad de campo puede llegar a ser muy reducida, por lo que mantener el enfoque puede ser bastante difícil cuando grabas con la máxima abertura, como hice bastantes veces en Tenerife».

El proyecto de Hans incluía el rodaje de una película llamada «Love Us» (Ámanos). En ella, una pareja joven pide prestado un coche y se divierten bajo un sol abrasador. Visitan una capilla antigua y contemplan el majestuoso paisaje de la isla mientras se hacen fotos con una cámara que había en el coche. Después, devuelven el coche con la cámara dentro para que el propietario descubra las fotos.

Además de captar momentos de ternura y diversión, Hans tuvo que hacer frente al contraste considerable del brillante sol de mediodía y el paisaje rocoso y polvoriento de Tenerife.

«Los objetivos Sumire Prime ofrecen una tridimensionalidad clara», afirma. «Además, permiten crear un efecto bokeh redondeado y lleno de color, y un bokeh "ojo de gato", que es un efecto bokeh ovalado que se produce en el borde del encuadre. Me gusta, es muy bonito».

El bokeh solo se nota cuando se utilizan los objetivos con la máxima abertura. Hans utilizó para el rodaje el objetivo CN-E 35mm T1.5 FP X de Canon con la máxima abertura en la mayoría de las escenas para crear una sensación de separación entre los sujetos y el impactante paisaje, a fin de evitar desviar la atención de la escena.

En la primera escena, se ve a la pareja haciendo autostop con algunas de las montañas de la isla al fondo; es una demostración, en el mundo real, de las propiedades únicas que es capaz de ofrecer el objetivo CN-E 35mm T1.5 FP X de Canon con la máxima abertura. «En los planos largos hay una diferencia evidente en la profundidad de campo en comparación con otros objetivos», afirma Hans. Muchos otros objetivos los aplanarían, pero los Sumire Prime de Canon ofrecen una tridimensionalidad clara que les encanta a los directores porque hace que la imagen atraiga más al espectador.

Hans utilizó los filtros ND incorporados de la cámara para reducir los niveles de luz y explorar así el aspecto único de los objetivos en cuanto a la nitidez, la dimensionalidad y el desenfoque suave.

«Algunos objetivos tienen el mismo rendimiento en todas las aberturas. Sin embargo, los objetivos Sumire Prime cambian su comportamiento en función del ajuste de abertura», comenta. «Cuando abres al máximo el iris, la nitidez percibida permanece, pero los tonos de piel son mucho más agradecidos en comparación con algunos objetivos que pierden toda su nitidez.

Hans von Sonntag and film crew at work inside a deserted chapel, with glaring light streaming in through the open windows and doorways.
Una de las escenas clave se grabó dentro de una capilla abandonada mientras entraba un sol deslumbrante por las ventanas. Aquí se puso a prueba el rango dinámico de la cámara EOS C700 FF de Canon y los objetivos de cine Sumire Prime de Canon.
A couple stand in an abandoned chapel with deep shadows and bright highlights.
Hans utilizó el objetivo CN-E 14mm T3.1 FP X de Canon para grabar las escenas con elementos arquitectónicos, como esta capilla abandonada. El diseño óptico de la lente ayuda a evitar la distorsión de la perspectiva en las líneas verticales de los edificios.
In a still from Perrault Pictures' film Return of the Golden Girl, kickboxer Jemyma Betrian lies in a boxing ring unconscious, covered in gold glitter.

Objetivos de cine Sumire Prime de Canon: el reto de las películas de acción

Descubre cómo utilizó el cineasta neerlandés Freek Zonderland los objetivos Sumire Prime de Canon para narrar la historia de un atleta profesional en una película de acción trepidante.

«Con la máxima abertura, el objetivo CN-E 35mm T1.5 FP X muestra un poco de efecto viñeta, pero es algo genial porque encaja en la idea del aspecto retro. Por supuesto, el CN-E 85mm T1.3 FP X no lo hace tanto, como es natural, y el CN-E 14mm T3.1 FP X se utiliza para satisfacer otras necesidades y no muestra nada de este efecto. Tiene un diseño totalmente diferente», concluye. «Es impresionante, y no aparece nada de distorsión».

Hans utilizó el objetivo CN-E 14mm T3.1 FP X de Canon para grabar las escenas con elementos arquitectónicos, como la capilla abandonada que visita la pareja. El diseño óptico mantiene rectas las líneas verticales de los edificios en vez de torcerlas, como puede pasar con objetivos súper gran angulares sin corrección. «Grabamos con todos los objetivos a la máxima abertura en condiciones adversas y muy exigentes. Los llevamos al límite y, cuando llevas al límite un objetivo, este suele mostrar pequeñas aberraciones», explica Hans. «Sin embargo, el de 14 mm no produce distorsión del barrilete. Es un diseño rectilíneo».

A Hans también le ha impresionado cómo manejan el velo óptico los objetivos de cine Sumire Prime de Canon, sobre todo el CN-E 35mm T1.5 FP X de Canon y el CN-E 85mm T1.3 FP X de Canon, que se utilizaron para muchos primeros planos y planos medios. Esto fue particularmente evidente en una de las escenas más espectaculares de la película, una en la que la pareja bañada por el sol está sobre las nubes en la cima de una de las montañas.

«El sol no se quema gracias al rango dinámico de la EOS C700 FF de Canon. Se puede ver el encantador velo óptico. La escena es completamente nítida, incluso con la máxima abertura».

A still from the film Love Us shows a couple walking along a mountaintop with clouds below, and sun flare showing.
Esta imagen de la película muestra «el encantador velo óptico» del CN-E 35mm T1.5 FP X de Canon y el CN-E 85mm T1.3 FP X de Canon que tanto le gustó a Hans en la romántica escena de la cima de la montaña sobre las nubes.

«El velo óptico de los Sumire Prime no es como el de los objetivos antiguos, que tienes que mantenerlos en la sombra», aclara. «Cuando apuntas a una fuente de luz, muestran un velo óptico diferente que aporta un toque bastante retro, por lo que encaja con el aspecto».

Hans también alaba lo ligeros que son los objetivos de cine Sumire Prime, su diseño resistente y su facilidad de uso gracias a la consistencia del cambio de tamaño, sobre todo la de la proyección del enfoque de 300 grados, que resultó ser muy fluida y tener la resistencia adecuada.

Sin embargo, no deja de reiterar el aspecto que ofrecieron. «En algunos rodajes, se desea una sensación arenosa y se necesita mucho velo óptico, en lugar de una nitidez muy concreta», comenta Hans. «Es algo magnífico para este tipo de objetivos.

«Son una especie de interpretación moderna de los mejores objetivos retro que hay. Ofrecen una gran nitidez, pero aun así conservan cierta personalidad retro, y eso es lo que buscamos muchos de nosotros».

Escrito por Adam Duckworth


El equipo de Hans von Sonntag

El equipo clave para la grabación de vídeos a nivel profesional

A Canon EOS C700 FF camera with Sumire Prime cine lens.

Cámara

Canon EOS C700 FF

El sensor CMOS de fotograma completo de próxima generación de Canon graba 5,9K con sobremuestreo para garantizar una calidad excepcional en las grabaciones en 4K. «El fotograma completo es algo totalmente nuevo para mí», cuenta Hans, y destaca que incluso en escenas con mucha luz «el sol no se quema gracias al rango dinámico de la EOS C700 FF de Canon, se puede ver el encantador velo óptico. La escena es completamente nítida, incluso con la máxima abertura».

Objetivos

Canon CN-E 35mm T1.5 FP X

Un objetivo de cine Sumire Prime, de abertura rápida y control manual preciso, permite aplicar un efecto bokeh personalizado para conseguir una cuidada expresión creativa. Hans afirma: «Con la máxima abertura, el objetivo CN-E 35mm T1.5 FP X muestra un poco de efecto viñeta, lo que encaja en la idea del aspecto retro».

Canon CN-E 85mm T1.3 FP X

Un objetivo de cine Sumire Prime ofrece un efecto bokeh excepcional y un rendimiento impresionante en condiciones de baja iluminación. «Estos objetivos son una especie de interpretación moderna de los mejores objetivos retro que hay», comenta Hans.

CN-E 14mm T3.1 FP X

Este objetivo super gran angular de la gama de objetivos cine Sumire Prime ofrece un aspecto cinematográfico estudiado que permite modificar las representaciones de las texturas sutilmente para obtener un agradable efecto bokeh de mayor expresividad. «Tiene un diseño totalmente diferente», nos explica Hans. «No aparece nada de distorsión».

Artículos relacionados

Ver todo

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora