El corto de Perrault Pictures, Return of the Golden Girl, se rodó con los objetivos de cine Sumire Prime. La película cuenta con numerosas secuencias de acción, puesto que narra la historia de cómo Jemyma Betrian, campeona mundial de kickboxing en la categoría de peso gallo, aprendió a practicar este deporte. © Ben Morse

Cuando se encargó al audaz colectivo de cineastas holandeses Perrault Pictures que grabaran un corto en el que quedara patente la rapidez de acción de los nuevos objetivos de cine de la serie Sumire Prime de Canon, el director de fotografía Freek Zonderland lo vio como un reto. Decidió grabar muchas de las escenas en lugares poco iluminados con objetivos con la máxima abertura y, en lugar de utilizar actores profesionales, decidió contar con personas «reales».

«Creo que doy lo mejor de mí mismo cuando trabajo con actores», afirma Freek. «Me encanta interactuar con ellos, intento darles el espacio que necesitan para hacer su trabajo; es entonces cuando busco captar esos momentos de una forma atractiva. Intento ir a la par que el movimiento de la escena. Y me encanta grabar a los actores en primer plano, acercarme para grabar las expresiones de su cara, a una distancia desde la que parezca que pudiera tocarlos».

De esta forma, cuando llegó el momento de grabar un corto sobre el ascenso de Jemyma Betrian, que pasó de ser una imprudente adolescente con problemas a convertirse en campeona mundial de kickboxing en la categoría de peso gallo, se acercó con primeros planos a una acción desarrollada de forma trepidante e incluso peligrosa. Además, el productor Chiel Christiaans consiguió que Jemyma protagonizara su propio papel como adulta y convenció a su familia y amigos para que aparecieran en la película, por lo que los cineastas tuvieron que ayudar a todos los actores participantes a actuar de manera natural.

Freek necesita contar con la máxima flexibilidad a su alrededor para poder moverse y trabajar cómodamente. Desde que comenzó su carrera hace ya una década utilizando cámaras réflex EOS 5D Mark II de Canon, ha sido un apasionado de la fotografía sin trípode por las oportunidades que le ofrece para explorar nuevos ángulos desde un primer plano. La grabación de este corto, llamado Return of the Golden Girl, no ha sido nada diferente en este sentido.

«Utilicé estos pequeños y ligeros objetivos Sumire Prime con montura PL que me permitían correr durante todo el día», afirma Freek, que grabó sin trípode durante prácticamente toda la producción. «Estos objetivos son realmente compactos. Sería imposible utilizar objetivos de cine de mayor tamaño que estos para moverse alrededor de la acción en primer plano si no fueran tan pequeños y ligeros. Ahora grabar una película de esta forma es posible, y me encanta».

Objetivo con un atractivo velo óptico

El tamaño compacto, la ligereza y la ergonomía son cuestiones fundamentales para el trabajo de Freek, aunque también lo es cómo gestiona el objetivo la imprevisibilidad del velo óptico.

Canon Professional Services

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services

«Con algunos objetivos, el velo óptico es realmente desagradable», afirma Freek. «Es casi insoportable la idea de tener que verlo, por lo que tienes que ser realmente cauteloso a la hora de contar con fuentes de luz en el encuadre. Pero estos objetivos ofrecen un velo óptico realmente atractivo. Es un velo óptico agradable y suave, no es para nada intenso. Con algunos objetivos es posible que al final aparezcan colores poco atractivos, pero con los Sumire Prime el velo óptico es muy sutil».

Muchas de las tomas de la película ponen de manifiesto este velo óptico de los objetivos, especialmente el del objetivo CN-E 35mm T1.5 FP X de Canon, que Freek utilizó durante gran parte de la película. Con brillantes puntos de luz dispuestos alrededor del cuadrilátero, en el exterior bajo la intensa luz de la secuencia del sueño y también cuando Jemyma corre, el velo óptico aportó una atmósfera realista a las tomas, resalta Freek. Asimismo, cuando colocó un gran punto de luz junto a una puerta para reproducir la entrada de la luz del día, la suavidad del velo óptico funcionó a la perfección.

«Habíamos concebido esta secuencia de la puerta como una toma a la puesta de sol donde hubiera luz en el exterior y ella fuera como una silueta entrando por la puerta», explica Freek. «Pero nos quedamos sin tiempo y ya estaba oscureciendo. Fue entonces cuando decidimos fijar el objetivo de 35 mm en T1.3, abrimos la puerta y logramos que entraran las luces del exterior que ya se estaban encendiendo al hacerse de noche. Tan solo añadimos un punto de luz en la parte superior de la puerta y conseguimos un efecto mucho más bonito de lo que imaginábamos. Fue perfecto».

A video camera fitted with a Canon Sumire Prime lens films a girl in action, kickboxing.
«Utilicé estos pequeños y ligeros objetivos Sumire Prime con montura PL que me permitían correr durante todo el día... fue genial», comenta Freek, que rodó muchas de las escenas del corto Return of the Golden Girl sin trípode para captar la acción y transmitir una gran sensación de movimiento. © Ben Morse
A Canon Sumire Prime cine lens in use on a cine camera on location.

Los objetivos de cine Sumire Prime a prueba

Tres cineastas utilizaron los nuevos objetivos de cine Sumire Prime con montura PL de Canon en condiciones complicadas. Descubre cómo les fue.

Un efecto bokeh de ensueño

La sensación cinematográfica del velo óptico combina a la perfección con la nitidez y el efecto bokeh de los objetivos de cine Sumire Prime de Canon, especialmente cuando se graba con la máxima abertura, algo que Freek hizo prácticamente en todas las tomas de la película.

«Con la máxima abertura conseguimos que la imagen fuera hermosa y sutil», explica. «Un factor clave si no tienes mucho control sobre la ubicación, ya que todo suma a la hora de lograr este atractivo efecto de desenfoque. Ayuda en gran medida a centrarse en los actores y a evitar distracciones, y ahorra tiempo durante el proceso de posproducción al eliminar todo aquello que no se considera atractivo en el fondo.

«Casi todos los objetivos modernos ofrecen un atractivo efecto bokeh en el fondo, pero el primer plano también es muy importante. Y eso es lo que realmente me gusta de estos objetivos. En algunas de las tomas, especialmente en las tomas en las que Jemyma estaba cubierta de oro, es posible ver lo atractivo que es ese primer plano de bokeh».

Un efecto bokeh de ensueño también muestra todo su potencial en la secuencia del sueño en el bosque de la película. Allí, tanto el fondo como el primer plano ponen de manifiesto esa sutil sensación que tanto le gusta a Freek.

A video camera fitted with a Canon Sumire Prime lens films kickboxer Jemyma Betrian running through a woodland.
«Los objetivos Sumire Prime ofrecen un velo óptico muy atractivo. Se trata de un efecto suave, bonito pero para nada intenso», afirma Freek, que quedó encantado con el bokeh cinematográfico de los objetivos. Utilizó el objetivo CN-E 35mm T1.5 FP X de Canon para grabar la secuencia de Jemyma corriendo por el bosque. © Ben Morse

«Los objetivos nos proporcionan ese aspecto especial porque la grabación tiene un toque indefinido, aunque, al mismo tiempo, introduce cierto grado de nitidez. Con los objetivos más antiguos, en ocasiones la imagen no se mostraba nítida», sostiene Freek.

«No busco un objetivo perfecto a estas alturas. Sin embargo, los Sumire Prime proporcionan un aspecto interesante, una especie de punto intermedio entre el desenfoque y un enfoque nítido cuando quieres enfocar algo realmente. El resto de elementos de la imagen forman parte de este efecto combinado de falta de nitidez. Esto es así hasta el momento en que los detienes, y entonces el contraste vuelve a dominar la imagen y todo se vuelve más nítido. En mi opinión, creo que proporcionan una gran nitidez con su máxima abertura aunque la calidad sea un poco más baja.

«Así pues, estos objetivos son perfectos para su uso con temáticas habituales, no solo para representar un sueño o un mundo de fantasía».

A filmmaker fits a video camera with a Canon Sumire Prime cine lens.
Freek alternó entre los modelos súper gran angular CN-E 35mm T1.5 FP X, CN-E 85mm T1.3 FP X y CN-E 14mm T3.1 FP X de Canon para diferentes partes de la película, y descubrió que la consistencia de color en los objetivos Sumire Prime facilitaba en gran medida la gradación del metraje. © Ben Morse

Cambio de objetivos

Durante la grabación, Freek quedó impresionado por cómo facilitó y agilizó la modificación de las longitudes focales la consistencia del cambio de tamaño de los objetivos, gracias en parte a la separación uniforme entre los engranajes de cada objetivo, lo que ahorró mucho tiempo en el montaje. «Si cambias los objetivos y tienen diferentes tamaños o diferentes pesos, el equilibrio también cambia para adaptarse», nos explica. «Los objetivos Sumire Prime no son exactamente iguales, pero están lo suficientemente cerca como para que en 30 segundos estés listo».

El equilibrio a la hora de agilizar los cambios de objetivo era un factor de vital importancia cuando Freek utilizó un cardán motorizado de cinco ejes para realizar la secuencia de Jemyma corriendo por el bosque, la única vez, además, que tuvo que utilizar un cardán. Utilizó los modelos súper gran angular CN-E 35mm T1.5 FP X y CN-E 14mm T3.1 FP X de Canon para los distintos ángulos y pudo alternar entre los dos rápidamente.

El objetivo CN-E 85mm T1.3 FP X de Canon lo usó para muchos de los primeros planos, y el hecho de contar con colores uniformes entre los diferentes objetivos ayudó a acelerar el proceso de posproducción. «Este factor es realmente importante para no necesitar una gradación diferente para cada objetivo».

Con una gradación mínima, la película final tiene el aspecto cinematográfico que Freek deseaba conseguir para ayudar a transmitir la impresionante historia de éxito de Jemyma. «Los colores son realmente llamativos, no de una forma ordinaria, sino con un efecto maravilloso y extraordinariamente rico», afirma. «El nivel de detalle de los colores y de los tonos de piel es impresionante, e incluso parece intensificar la realidad un poco.

Puesto que se trata de la historia real de Jemyma, es como si estuviera reviviendo su historia... estos objetivos aportan un toque de magia a los momentos que son, en su esencia, una interpretación emocional de lo que sucedió realmente».

Escrito por Adam Duckworth


El equipo de Freek Zonderland

El equipo clave para la grabación de secuencias de acción a nivel profesional

Filmmaker Freek Wonderland holds up a Canon CN-E14mm T3.1 FP X Sumire Prime lens.

Objetivos

Canon CN-E 35mm T1.5 FP X

Este objetivo cine de la gama Sumire Prime, de abertura rápida y control manual preciso, permite aplicar un efecto bokeh personalizado para conseguir una cuidada expresión creativa.

Objetivos

Canon CN-E 14mm T3.1 FP X

Este objetivo super gran angular de la gama de objetivos cine Sumire Prime ofrece un aspecto cinematográfico estudiado que permite modificar las representaciones de las texturas sutilmente para obtener un agradable efecto bokeh de mayor expresividad.

Objetivos

Artículos relacionados

Ver todo

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora