ARTÍCULO

Pascal Maitre: capturando a la mariposa monarca

«Esta es la historia más complicada que he tenido que captar». El embajador de Canon Pascal Maitre nos habla sobre su inspirador reportaje para Le Figaro Magazine acerca de la increíble migración masiva de las mariposas monarca.
Imagen de una serie de árboles vistos desde abajo en la que se puede apreciar a cientos de mariposas de color naranja y negro revoloteando.

El fotógrafo documental Pascal Maitre recurrió a toda su experiencia como profesional para captar esta impresionante imagen de un grupo de mariposas monarca en plena migración para la revista francesa Le Figaro Magazine. «Obviamente, cuando estás al aire libre con el cielo despejado, fotografías con un rango de ISO de 100 o 200, pero para captar a las mariposas mientras revoloteaban, necesitaba dar con una solución técnica totalmente ilógica», explica. «Utilicé un valor ISO de 5000 para poder contar con una abertura de f/18 y una velocidad de obturación de 1/1000 s». Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon. © Pascal Maître/Fondation Yves Rocher

Cada año, millones de mariposas monarca se embarcan en una de las migraciones más increíbles para escapar del crudo invierno de Norteamérica, llegando a recorrer 4000 km desde Canadá hasta México. No fue hasta 1976 cuando los científicos comenzaron a estudiar este increíble fenómeno natural. Sin embargo, en la actualidad, las mariposas son una especie amenazada debido a la destrucción de sus hábitats como consecuencia de la explotación forestal ilegal y la agricultura intensiva. «Es increíble», comenta el embajador de Canon Pascal Maitre, que en enero de 2019 dedicó toda una semana a fotografiar a estos insectos. «Normalmente, las mariposas viven cinco semanas, pero al acabar el verano dan a luz a una nueva generación capaz de vivir hasta ocho meses, por lo que pueden viajar hasta México y regresar».

El proyecto de Pascal comenzó como un encargo para la Fundación Yves Rocher, que dirige y coordina programas de reforestación y santuarios de mariposas en Michoacán, México, destino de estas pequeñas criaturas. «Fue un proyecto bastante atípico. No solo querían que captara lo que hacen, sino también el impacto positivo que genera», destaca Pascal acerca del proyecto, el cual se iba a exhibir en el festival de fotografía La Gacilly de Bretaña, Francia, pero tuvo que posponerse dos veces debido a las restricciones como consecuencia de la COVID-19. Antes de partir, Pascal se puso en contacto con la revista Le Figaro Magazine para hablarles sobre su proyecto, y esta decidió enviar a uno de sus redactores para que le acompañara durante un par de días. El reportaje se publicó finalmente en este medio en junio 2021. Esto se debió en parte al retraso que sufrió la exposición, aunque se trata de algo bastante común en este sector. «A veces suele pasar mucho tiempo entre la finalización de un proyecto y su publicación», afirma Pascal. «Con National Geographic, por ejemplo, esta diferencia puede ser de uno o dos años».
Imagen en primer plano de una mariposa monarca negra y naranja que llena todo el encuadre. Las puntas de las alas se ven ligeramente desenfocadas debido al movimiento.

Pascal realizó muchas fotografías hasta que logró el efecto que buscaba en este primer plano de una mariposa monarca. «Quería una imagen nítida pero que también mostrara el movimiento de las alas de la mariposa», explica. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 100mm f/2.8L Macro IS USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/125 s a f/29 e ISO 1000. © Pascal Maître/Fondation Yves Rocher

A la hora de afrontar el proyecto, Pascal decidió optar por un estilo propio de los reportajes. «Normalmente produzco historias para revistas de noticias», explica. «A veces también hago historias sobre naturaleza, pero no soy un especialista en este campo». Este detalle influyó en el tipo de imágenes que acabó obteniendo; imágenes que no solo captaban la belleza de las mariposas, sino también la vulnerable situación en la que se encuentran y su enorme significado cultural. Las mariposas comienzan a llegar a Michoacán a principios de noviembre, coincidiendo con la festividad mexicana del Día de Muertos. La creencia de que traen consigo los espíritus de los difuntos es un detalle presente en los muchos murales de mariposas que se pueden ver en las paredes de algunos cementerios de la región.

Antes de comenzar el viaje, Pascal se puso en contacto con los científicos que trabajaban en los santuarios e hizo sus propias investigaciones, leyendo artículos en revistas, viendo documentales y analizando imágenes antiguas. Sin embargo, estas fuentes tan antiguas no le permitieron ver la zona tal y como es en la actualidad. «Tenía pensado fotografiar a las mariposas en los árboles con un objetivo macro, pero, obviamente, en 30 años los árboles han crecido y ahora miden entre 10 y 15 metros, así que tuve que recurrir a un teleobjetivo», explica Pascal. «Aunque investigues de manera concienzuda, la realidad puede ser distinta e incluso opuesta a todo lo que has leído».
¿Tienes un equipo de Canon?

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services.
Una mujer con un abrigo recio sujeta un cazamariposas con varias de estas pequeñas criaturas mientras introduce la mano dentro de la red.

En esta imagen, la empleada del WWF Viana Scarlett Sánchez Arias recoge varias mariposas monarca para estudiarlas y comprobar en qué estado se encuentran antes de devolverlas a la naturaleza. Pascal afirma que haber podido hablar con profesionales como Viana le ha ayudado a comprender mejor el comportamiento de las mariposas. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon a 39 mm, con una configuración de exposición de 1/800 s a f/11 e ISO 3200. © Pascal Maître/Fondation Yves Rocher

Varias mariposas negras y anaranjadas revolotean sobre un montón de tierra seca, proyectando sombras en el suelo.

En esta imagen se puede ver a las mariposas revoloteando sobre el suelo. Además de las sombras de las mariposas, Pascal decidió incluir en la toma la sombra de las vallas del santuario que impiden que los visitantes se acerquen demasiado. Imagen tomada con una EOS R y un objetivo RF 100-500mm F4.5-7.1 L IS USM de Canon a 300 mm, con una configuración de exposición de 1/4000 s a f/5 e ISO 800 © Pascal Maître/Fondation Yves Rocher

Desafíos únicos

Para llegar a Michoacán, Pascal voló desde Francia, país donde reside, a Ciudad de México. A continuación, condujo 250 km y avanzó a pie por senderos montañosos durante dos horas. Como de costumbre, Pascal trabajó solo, sin ayudantes. Tan solo le acompañó un conductor de la zona, que también actuó como guía. «Por eso me gusta la fotografía, puedes hacerlo todo por tu cuenta», destaca. Pascal decidió centrarse en tres santuarios: uno grande abierto al público y otros dos más pequeños en los que trabajaban varios investigadores. «El número de mariposas que se congregaban al mismo tiempo dependía del sol o el viento. Cuando captas una historia, estos factores siempre están presentes. Algunos días siempre hay buena luz, y otros simplemente no. Tienes que trabajar sin descanso y no sentirte satisfecho con el resultado en ningún momento, ya que a lo mejor el último día consigues la mejor imagen».

A pesar de su vasta experiencia, Pascal descubrió que este proyecto planteaba desafíos únicos. «Desde un punto de vista fotográfico, esta es la historia más complicada que he tenido que captar», destaca. «Las mariposas son muy pequeñas y se mueven muy rápido. Si se tratara de un vídeo, sería sencillo, pero con la fotografía, captar la acción y mantener un buen enfoque es bastante complicado. No puedes usar una luz estroboscópica porque molestarías a las mariposas y podrían desorientarse».

Su solución fue «disparar a ciegas», enfocando a unos dos o tres metros de distancia con una abertura estrecha de f/22 en ciertas ocasiones para garantizar una amplia profundidad de campo, lo que elimina la necesidad de encontrar puntos focales individuales dentro de un grupo de mariposas que no dejan de revolotear. Asimismo, estableció la velocidad de obturación en 1/4000 s cuando fue necesario para congelar el movimiento de las mariposas y ajustó la sensibilidad a un valor alto de ISO 5000 para mantener la exposición. Captó «miles y miles de imágenes», lo cual resultó bastante laborioso durante el proceso de edición, pero al final el resultado mereció la pena.
La entrada de este cementerio mexicano está pintada de un color azul intenso, con grandes mariposas naranjas dibujadas a ambos lados. En el centro se ve pasar a una limpiadora con un delantal azul.

Aunque captar a las mariposas resultó bastante complicado, Pascal se sintió muy cómodo fotografiando otras escenas de su historia, como esta imagen de la entrada de un cementerio de Michoacán adornada con mariposas. «Esta imagen es más tradicional. No resulta compleja técnicamente», explica Pascal. Imagen tomada con una EOS-1D Mark II (a la que ahora sucede la EOS-1D X Mark III) y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon a 70 mm, con una configuración de exposición de 1/125 s a f/22 e ISO 3200. © Pascal Maître/Fondation Yves Rocher

El equipo de Pascal incluía tres cámaras. «Utilicé la EOS R de Canon para fotografiar por la noche. Gracias a sus capacidades con baja iluminación, puedes incrementar el rango de ISO sin problemas. La usé con un trípode a muy baja altura mientras observaba lo que fotografiaba en la pantalla de ángulo variable posterior».

También utilizó una EOS-1D X Mark II de Canon (a la que ahora sucede la EOS-1D X Mark III) «para fotografiar a las mariposas en pleno vuelo, ya que puede captar tomas de acción a gran velocidad. Y una EOS 5D Mark IV de Canon, que puede producir archivos de gran tamaño con una excelente calidad de imagen, algo necesario a la hora de exponer imágenes impresas».

La versatilidad que logró Pascal al combinar los objetivos EF 24-70mm f/2.8L II USM, RF 28-70mm F2L USM y RF 100-500mm F4.5-7.1 L IS USM de Canon, así como el superteleobjetivo EF 100-400mm f/4.5-5.6L IS II USM, le permitió alternar entre distintas escalas de composición para plasmar la belleza de las mariposas por separado o bien captar una escena amplia con cientos de miles de ellas revoloteando en armonía.
Primer plano de un tallo verde retorcido sobre el que se puede apreciar a una hormiga.

Fotografía de naturaleza con un objetivo macro Canon

El biólogo y fotógrafo Christian Ziegler explica cómo captura la increíble fauna y flora selváticas con un objetivo macro.
Cientos de mariposas descansan sobre el tronco de un árbol. Tienen las alas plegadas, lo que permite ver el patrón blanco y negro de la parte inferior.

Esta es una de las imágenes favoritas de Pascal. «En esta imagen se puede ver a las mariposas descansando. Es como observar un cuadro», señala. Gracias a su sensor de 30,3 MP y a su capacidad para captar detalles con gran nitidez incluso en condiciones de baja iluminación, la EOS R de Canon era la herramienta ideal para el trabajo. Imagen tomada con una EOS R y un objetivo RF 100-500mm F4.5-7.1 L IS USM de Canon a 400 mm, con una configuración de exposición de 1/125 s a f/6,3 e ISO 3200. © Pascal Maître/Fondation Yves Rocher

Recuerdos que perduran

Aunque técnicamente no se trataba de un proyecto sobre naturaleza, para Pascal, entender los patrones de comportamiento de las mariposas fue algo realmente interesante. Durante la realización, se aseguraba de estar en el lugar correcto en el momento apropiado, observando cómo las mariposas se congregaban y volaban en masa hacia un río en busca de agua durante el día, o se posaban en la copa de los árboles al caer la noche.

Una de las escenas que más le sorprendió fue el aspecto de las mariposas durante el alba. «La gente suele captar los tonos anaranjados de las alas, pero la parte posterior es de color negro. Es un detalle que solo se aprecia durante la noche. Este es uno de los aspectos más complicados de la fotografía de reportajes: convencer al conductor de que se despierte a las 2:30, justo cuando aparecen las primeras luces, para no perderte la escena. Pero creo que eso es lo que hace que este proyecto sea tan diferente de otras historias acerca de estas mariposas».

Incluso cuando eres un fotógrafo veterano y con experiencia, como lo es Pascal, cada proyecto y encargo te permite aprender algo nuevo. Este en concreto fue toda una lección sobre cómo llevar al máximo las posibilidades técnicas de un equipo fotográfico. Pascal compara su labor como fotoperiodista en busca de historias con la de un detective de investigación. «Cuando fotografío, tengo libertad para probar lo que quiera. Si surge un problema, hay que hallar una solución, ya sea desde un punto de vista técnico o de edición. Ese es nuestro trabajo».

No obstante, según comenta, el hecho de haber podido observar este espectáculo natural le ha causado un gran impacto tanto en lo personal como en lo profesional. «Todos los días me sentía muy emocionado. No resultó nada fácil fotografiar a estas criaturas, pero observarlas fue realmente mágico».

Escrito por Rachel Segal Hamilton


El equipo de Pascal Maitre

El equipo clave que utilizan los profesionales para capturar sus imágenes

El equipo de Pascal Maitre está compuesto por cámaras y objetivos de Canon.

Cámaras

Canon EOS-1D X Mark III

La EOS-1D X Mark III es la herramienta creativa definitiva y ofrece un rendimiento excepcional en condiciones de poca luz, AF de aprendizaje profundo y vídeo en formato RAW de 5,5K. «Es capaz de captar tomas de acción a gran velocidad», apunta Pascal.

Canon EOS R

La EOS R, que incorpora un sensor Full Frame de 30,3 MP, un gran rendimiento de ISO y Dual Pixel CMOS AF, te permitirá llevar tus historias un paso más allá. «Gracias a sus capacidades con baja iluminación, puedes incrementar el rango de ISO sin problemas», destaca Pascal.

Canon EOS 5D Mark IV

Diseñada para rendir en cada situación, la EOS 5D Mark IV es una atractiva cámara muy completa. Pascal comenta: «Es capaz de producir archivos de gran tamaño con una excelente calidad de imagen, algo necesario a la hora de exponer imágenes impresas».

Objetivos

Canon EF 100mm f/2.8L Macro IS USM

Este versátil objetivo ofrece excelentes resultados en retratos y en la grabación de vídeo sin trípode gracias a su capacidad para lograr una profundidad de campo reducida con un increíble efecto bokeh y a su función integrada de estabilización de imagen híbrida.

Canon RF 28-70mm f/2L USM

El objetivo RF 28-70mm F2L USM ofrece el tipo de calidad de imagen que esperas en un objetivo de focal fija e incorpora una abertura máxima de f/2 para disfrutar de un mayor control creativo.

Artículos relacionados

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro