ARTÍCULO

Fotografiando pigargos europeos en vuelo con el objetivo EF 600mm f/4L IS III USM de Canon

Un pigargo europeo (Haliaeetus albicilla) cazando a su presa en Noruega, agosto de 2018. El fotógrafo Markus Varesvuo consiguió captar los dorados rayos de sol reflejados en las gotas de agua gracias al objetivo EF 600mm f/4L IS III USM de Canon, más rápido y ligero. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 600mm f/4L IS III USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/3200 s a f/4,5 e ISO 3200. © Markus Varesvuo

«Finlandia ha sido testigo de una hermosa historia sobre la resurrección de los pigargos europeos», relata el embajador de Canon Markus Varesvuo. «En los setenta estaban prácticamente extintos debido a la contaminación. Entonces, un grupo de personas creó un programa de alimentación ad hoc y, enseguida, la World Wildlife Fund de Finlandia se unió a la iniciativa. Más de 40 años después, la especie está mucho mejor. Lo que antes eran avistamientos esporádicos ahora son lo que deberían: parte del paisaje costero».

El pigargo europeo es una de las aves de presa más grandes, con una envergadura de hasta 2,45 m. Suele habitar junto a masas de agua descubiertas y se alimenta principalmente de peces. Para cazarlos, se lanza en picado y los atrapa en la superficie del agua con sus garras.

A white-tailed eagle just above the water surface, its body almost vertical, its talons drawn up ready to strike.
Un pigargo europeo inmortalizado instantes antes de atrapar un pez. «Al trabajar con aves, el alcance [del objetivo] es fundamental», dice Markus, que utilizó un EF 600mm f/4L IS III USM de Canon poco después de su lanzamiento para captar espectaculares composiciones como esta. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 600mm f/4L IS III USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/3200 s a f/8 e ISO 3200. © Markus Varesvuo
Canon Professional Services

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services

Markus, especializado en fotografía de aves, lleva años fotografiando pigargos europeos mientras cazan, un desafiante encargo para su equipo. Es el motivo por el que eligió el objetivo EF 600mm f/4L IS III USM de Canon: el objetivo de 600 mm y f/4 más ligero del mundo, con estabilización de la imagen de 5 pasos y un nítido enfoque automático USM de tipo anillo.

Mucho antes de fotografiarlos, el helsinguino ya se dedicaba a observar a los pájaros. Empezó a estudiar identificación y comportamiento de aves a los 10 años, pero no dio el salto definitivo a la fotografía hasta los veintimuchos. Tras una exitosa carrera en el mundo de los negocios, se convirtió en fotógrafo de naturaleza profesional a tiempo completo a los 45. Entre sus galardones se incluye el premio World Press Photo, en 2014.

Hoy nos habla sobre su eterna pasión por la fotografía de aves, los retos de fotografiar pigargos europeos y cómo crea espectaculares y dramáticas imágenes de esta extraordinaria rapaz con el objetivo EF 600mm f/4L IS III USM de Canon.

A white-tailed eagle perches on the branch of a fir tree, lush green foliage behind it and its beady eye sharp.
Markus puso a prueba la estabilización de imagen del objetivo EF 600mm f/4L IS III USM de Canon al realizar esta toma desde un pequeño bote, sin trípode y con un teleconvertidor EF 2x III de Canon para producir una distancia focal de 1200 mm. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 600mm f/4L IS II USM con un teleconvertidor EF 2x III de Canon, usando una configuración de exposición de 1/500 s a f/11 e ISO 3200. © Markus Varesvuo

¿Qué es lo que más te fascina de las aves?

«No es algo específico, es más bien el cariño que siempre les he tenido y siempre les tendré. Su vuelo resulta muy atractivo, sin duda. Pensemos, por ejemplo, en cómo los halcones atraviesan el bosque tras su presa. Verlos maniobrar entre los árboles y las ramas es una gozada. Un alcatraz lanzándose en picado para zambullirse, una gaviota hostigando a un águila, un ampelis comiéndose las bayas de un azarollo... El reto de capturarlos con la cámara es un subidón que jamás dejará de fascinarme».

¿Cuáles son los principales desafíos de la fotografía de aves?

«Lo primero es que tienden a alejarse. O volar alto. Son asustadizas. El juego está en esconderse y esperar; requiere muchísima paciencia, pero la acción puede desatarse en cualquier momento, por lo que hacen falta buenos reflejos. Los pájaros viven en exteriores, por lo que hay que tener siempre en cuenta los elementos: lluvia, niebla, frío, calor, luz intensa y oscuridad. No puedes llevar encima todos los tipos de equipos, por lo que es imprescindible trabajar con lo que puedas. Muchas de las decisiones vienen condicionadas por fuerzas ajenas a nuestro control. Hoy en día, los equipos son tan buenos que no es una de las cosas más preocupantes.

A white-tailed eagle in flight pictured from below, its wings spread wide, with a three-quarter moon faintly visible in the blue sky.
Una evocadora imagen de un pigargo europeo en vuelo. Markus insiste en que le gusta captar tanto el entorno de las aves, incluidas las condiciones meteorológicas y de luz, como los pájaros en sí. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 600mm f/4L IS III USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/3200 s a f/8 e ISO 3200. © Markus Varesvuo

¿Por qué usas la EOS-1D X Mark II para fotografiar aves? ¿Y qué objetivos sueles usar?

An emperor penguin stands tall and clear as other penguins walk around, blurring around it.

Chris Packham habla de su pasión por la naturaleza

Chris Packham es uno de los presentadores de televisión más conocidos del Reino Unido, pero su verdadera pasión es la fotografía de naturaleza. Aquí nos habla de su trabajo.

«Razones hay muchas. La EOS-1D X Mark II de Canon es muy rápida, con 14 fotogramas por segundo en RAW, siempre que haya espacio en la tarjeta de memoria. Cuenta con un excelente enfoque automático y permite usar valores ISO elevados sin perder calidad. Es muy fiable en cualquier situación, sobre todo en climas muy fríos: mi entorno favorito. Además, llevo décadas usando Canon, por lo que ya trabajo con el equipo como si fuera parte de mí. No me hace falta parame a pensar en los botones ni las mecánicas. En vez de eso puedo centrarme por completo en la escena y la situación.

«En cuanto a mis objetivos favoritos para fotografiar aves, uso el EF 600mm f/4L IS II USM desde 2012; en el futuro pasaré al EF 600mm f/4L IS III USM. Al trabajar con aves, el alcance es fundamental. Otro objetivo muy bueno es el EF 70-200mm f/2.8L IS II USM de Canon: lo uso bastante, porque mis fotos no se centran solo en el pájaro. Me gusta fotografiarlos en su hábitat, así como mostrar las condiciones meteorológicas y de luz».

¿Cuáles son para ti las mejoras más significativas del EF 600mm f/4L IS III USM con respecto al Mark II?

«Al pesar casi 1 kg menos y tener el peso mejor distribuido, es un objetivo estupendo para trabajar sin trípode, cosa que hago a menudo. Y lo mejor es que no se ha sacrificado la calidad. ¡Impresionante!

«Hizo su trabajo a la perfección al fotografiar al pigargo europeo. El EF 600mm f/4L IS II USM es un objetivo excelente, y con la Mark III aprovecho todo lo que ofrece, además de una mejor maniobrabilidad, algo que la espalda y los hombros agradecen. Cuando te pasas todo el día trabajando con pigargos europeos sin trípode y desde un barco, la ligereza es una cualidad que se agradece mucho».

A white-tailed eagle pictured in flight from one side, with its wings slightly curved and its wing tips widely separated.
Markus asegura que cada pigargo tiene su propio estilo de caza y sus propias preferencias. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 600mm f/4L IS III USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/3200 s a f/4 e ISO 3200. © Markus Varesvuo

¿Dónde fotografiaste al pigargo europeo?

«Llevo más de 15 años fotografiando pigargos europeos con Ole Martin Dahle, "El hombre de las águilas", en Flatanger, Noruega. Cada viaje genera material nuevo y emocionante. Salimos en su bote a trabajar con los animales, los elementos y los paisajes».

¿Es difícil encontrar y fotografiar a estos pájaros?

«No son fáciles de fotografiar, ya que vuelan muy alto y muy lejos. La mejor forma de hacerlo es ocultándose cerca de una zona de alimentación o desde un bote, ya que descienden desde las alturas para que les lancemos algo de pescado. Al igual que las gaviotas, los pigargos europeos aprendieron hace mucho a asociar barcos con comida».

A figure in a grey camouflage jacket and knitted beanie holding a Canon camera with a large, white telephoto lens, looking out over a body of water with a headland in the background.
Markus trabajando con el objetivo EF 600mm f/4L IS III USM de Canon. Lo que más impresionó a Markus del objetivo fue su ligereza y su mejorada distribución del peso, ya que sus sesiones fotografiando aves pueden durar horas. © Minna Lindroth

¿Cómo has conseguido sacar unas fotos de acción tan impresionantes de los pájaros cazando peces?

«Nos pasamos cuatro días trabajando, del alba al anochecer, descansando a mediodía. Este tipo de fotos no serían posibles sin la colaboración de un guía experto y unos pájaros avispados que han aprendido a aprovechar una fuente de alimento fiable. Para el guía es un trabajo que requiere una paciencia sistemática, no solo los días concretos en los que esté allí el fotógrafo de turno. Ole Martin lleva 15 años trabajado con las rapaces de su región; las conoce tanto como ellas a él. La prioridad siempre son las aves».

¿Cómo consigues captarlos con la pose perfecta?

«Hay que ser capaz de ver el potencial de cada situación y cada entorno, y contar con un patrón de barco que sepa navegar con vientos fuertes y mal tiempo, así como que conozca los hábitos de las aves. Cada pájaro tiene su propio estilo de caza y sus propias estrategias».

A white-tailed eagle with a fish in its talons, a few droplets of water trailing behind, lit by golden sunlight from the side against a darkening blue background.
Markus captura un potente y majestuoso pigargo europeo a la luz de la puesta de sol. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 600mm f/4L IS III USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/2000 s a f/4 e ISO 2500. © Markus Varesvuo

Por lo que vemos, realizaste imágenes en todo tipo de condiciones de iluminación. ¿Qué tal se defendió tu equipo?

«Usé medición evaluativa y, cuando veía que la luz era más problemática de la cuenta, compensaba la exposición. Llevo tanto tiempo haciendo fotos de pájaros con mi equipo de Canon, que ya me sale sin pensarlo. Es cosa de la situación; algo instintivo, como si lo llevara dentro. Uses la medición que uses, lo importante es saber lo que estás haciendo».

¿Cómo conseguiste capturar esta impresionante imagen en la que la luz dorada hace brillar las gotas de agua como si fueran purpurina?

«Ahí la clave estuvo en la ubicación. La luz crepuscular de otoño asomaba por encima de un ladera e incidía con un ángulo bajo sobre el fiordo donde estaba nuestro bote. El fondo tras el pigargo es la superficie del agua y la ladera oscurecida por encontrarse en sombra. Todos esos elementos combinados, el ángulo bajo del rayo de sol junto al resto del paisaje en la oscuridad, crean una potente escena retroiluminada en la que la luz se refleja en las gotas que saltan cuando el pájaro atrapa al pez en pleno vuelo y vuelve a elevarse. Parte de la salpicadura es de una gaviota que le había echado el ojo al pez, pero se fue en cuanto vio al pigargo.

«Es una combinación de la luz, los pájaros y la acción: una situación superrápida, la luz perfecta, la ubicación óptima, un poco de suerte y la comodidad y confianza de saber usar tu equipo a la perfección».

A close-up of a white-tailed eagle with a fish in its talons, wings spread wide as it rises again after taking the fish.
Un imponente primer plano de un pigargo europeo momentos después de cazar un pez. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 600mm f/4L IS III USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/3200 s a f/4,5 e ISO 5000. © Markus Varesvuo

En la secuencia a la que pertenece esa imagen, ¿cómo conseguiste sacar al pigargo nítido en todas las tomas y con ese llamativo fondo borroso?

«Usé un objetivo largo con el pájaro en pleno encuadre. Un movimiento tan rápido exige una exposición mínima de 1/3200 s para congelar la acción. Conseguí la borrosidad del fondo que buscaba usando una abertura de f/4,5.

También recurrí al enfoque automático de 62 puntos. El pájaro hace un picado tan rápido que es prácticamente imposible mantener unos pocos puntos de enfoque en el sitio adecuado. En esta serie de tomas, el descenso del pigargo y la caza del pez no ocupan ni 30 fotogramas. Puede que la mitad salieran nítidos, cosa que no está nada mal dada la cámara, el fotógrafo y las circunstancias. Las que no salieron tan nítidas se deben a que el enfoque se centraba a veces en el ala más cercana; por suerte, en los fotogramas clave, el enfoque está justo donde debe estar: la cabeza».

Por último, ¿cuál es el secreto para hacer buenas fotos de aves?

«Conocerlas. Suena a tarea fácil, pero requiere su tiempo y esfuerzo. Los libros están repletos de información, pero el conocimiento proviene de pasar tiempo en el campo, observando y aprendiendo de los propios pájaros, así como de otros "ornitómanos". No deja de ser algo recíproco: recibes lo que das. Cuanto más tiempo pasas en el campo, más oportunidades se te presentan».

Escrito por David Clark


El equipo de Markus Varesvuo

El equipo clave para la fotografía de aves profesional

Photographer Markus Varesvuo positions a Canon camera with a long lens, which is on a tripod and covered with a camouflage lens cover. He stands beside a fir tree.

Cámara

Canon EOS-1D X Mark II

Con su sensor CMOS de formato completo de alta sensibilidad y 20,2 megapíxeles, el sistema Dual Pixel AF de 61 puntos expandidos y grabación de vídeo 4K, la EOS-1D X Mark II de Canon ofrece un rendimiento de primera clase. En palabras de Markus: «Cuenta con un excelente enfoque automático y permite usar valores ISO elevados sin perder calidad. Es muy fiable en cualquier situación».

Objetivos

Canon EF 600mm f/4L IS III USM

Un destacable 22 % más ligero que su predecesor, ofrece una excelente calidad de imagen y un rendimiento profesional increíble. Es «un objetivo estupendo para trabajar sin trípode, cosa que hago a menudo», asegura Markus.

Canon EF 70-200mm f/2.8L IS II USM

Es un teleobjetivo zoom todoterreno diseñado para uso profesional; cuenta con un diseño robusto y duradero, estabilizador de imagen de cuatro pasos y elementos de objetivo especializados. Markus nos comenta: «Lo uso bastante porque me gusta fotografiarlos en su hábitat, así como mostrar las condiciones meteorológicas y de luz».

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora