ARTÍCULO

Rostros en el encuadre: ¿cuál es la clave para obtener un retrato en primer plano moderno?

El fotógrafo de retratos Ivan Weiss comparte sus consejos y técnicas para obtener los mejores resultados y explica por qué el sistema EOS R de Canon es clave para su trabajo.
Una mujer joven de pelo oscuro con un abrigo de lana de cuello alto mira fijamente a la cámara con los brazos cruzados.

Retrato de la actriz Miranda Shamiso. Distanciarse de la cultura popular ayuda al fotógrafo de primeros planos y retratos Ivan Weiss a no quedarse paralizado ante las estrellas. «No veo la televisión, no voy al cine y rara vez voy al teatro. Mi ignorancia juega a mi favor, ya que realmente no tengo la menor idea de si alguien es una celebridad. La cuestión es que la imagen de un cliente debe presentarlo como si ya fuera alguien de renombre. Que lo sea o no es asunto suyo, no mío». Imagen tomada con una EOS R5 y un objetivo RF 50mm F1.2 L USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/320 s a f/1,2 e ISO 100. © Ivan Weiss

El retrato en primer plano ha evolucionado muy rápido en las últimas décadas. Una imagen que antes se tomaba de un día para otro (un retrato rápido sobre un fondo liso) se ha convertido en una forma de transmitir quién eres.

«Se podría decir que tu retrato en primer plano es la parte más importante de tu marca y, por tanto, necesita expresar algo sobre ti o algo que quieras transmitir al mundo», afirma el especialista en retratos de estudio Ivan Weiss.

Ivan, afincado en Londres, Reino Unido, ha estado inmerso en la fotografía desde que tiene uso de razón, en parte gracias a la carrera de su padre como fotógrafo de prensa. Los días de su infancia que pasó en un cuarto oscuro le inculcaron una creatividad que sigue acompañándole hoy en día. «La fotografía de retrato ofrece las ventajas de mostrar la creatividad al trabajar con alguien para lograr algo útil e importante para ellos», nos comenta.

Aunque no hay consenso sobre lo que diferencia un primer plano de un retrato, Iván afirma que «si le preguntas a cuatro fotógrafos y obtendrás cuatro respuestas», si bien reconoce que todos los primeros planos son retratos, pero no todos los retratos son primeros planos. «Un retrato en primer plano moderno implica descubrir cómo quiere presentarse esa persona a su público. Un retrato es más bien una interpretación subjetiva de esa persona», concluye.

A continuación, Ivan explica cómo anima a sus clientes a que dejen que sus personalidades brillen y por qué el sistema EOS R de Canon es ideal para realizar sus impresionantes primeros planos y retratos.
Primer plano de la cara de una mujer mientras una lágrima recorre su mejilla.

Acercarse de esa manera a un cliente requiere generar confianza con el fotógrafo. «Quiero una respuesta emocional auténtica», comenta Ivan. «Cuando la consigamos, puedo averiguar cómo obtener la respuesta que realmente queremos. Siempre es más fácil empezar riendo. Si puedo conseguir que te rías, puedo conseguir que llores». Imagen tomada con una EOS R y un objetivo RF 50mm F1.2L USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/2000 s a f/1,2 e ISO 154. © Ivan Weiss

Un hombre con barba mira hacia abajo y a un lado de la cámara con los ojos casi cerrados. Lleva un abrigo de lana marrón con un cuello grande y una boina marrón oscuro.

Ivan utilizó el software EOS Utility y Digital Photo Professional de Canon para realizar este autorretrato, que formaba parte de un proyecto que completó durante el confinamiento. Al utilizar Visión en directo en su portátil, pudo lograr un montaje de iluminación complejo a pesar de ser el sujeto de la imagen. Imagen tomada con una EOS R y un objetivo RF 50mm F1.2L USM de Canon con una configuración de exposición de 1/4000 s a f/1.2 e ISO 100. © Ivan Weiss

¿Cómo se puede ganar la confianza de los sujetos para animarlos a mostrar emociones, sobre todo quienes no suelen ponerse delante de la cámara?

«Tienes que demostrar que sabes lo que haces. Siempre empiezo con un montaje de iluminación con la que me siento cómodo. En cuanto el cliente entra, lo analizo. ¿Cuánto mide? ¿Cuál es su mejor lado? Y mientras se sientan, voy haciendo pequeños retoques que se pueden hacer sin mirar para prestarles toda mi atención. Al hacerlo, se sienten más a gusto y confían en mí.

»También fotografío con la cámara conectada al ordenador con un monitor en directo para que el cliente pueda ver lo que ocurre. Les pido que hagan una mueca, hago una foto y la elimino delante de la persona. "Es un archivo digital. Si no nos gusta, ¡lo borramos!". Supongo que se trata de ser transparente y abierto con el cliente sobre el proceso».
Un técnico con guantes limpia el sensor de una cámara de Canon.

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services.
¿Cómo orientas a los clientes para conseguir fotografías naturales?

«Les doy muchas indicaciones, desde los pies hacia arriba, incluso si estamos haciendo un retrato en primer plano. La forma en que distribuyes el peso a través de los pies afecta a tu postura y tu estado de ánimo, y eso lo percibe quien ve la foto. Cuando se colocan como quiero, me pongo a charlar. Y puede ser sobre literalmente cualquier cosa. Les hago una pregunta de matemáticas. Una de mis conversaciones favoritas es preguntarles si alguna vez les han detenido.

»Cuando ves cómo reaccionan, encuentras el tono que quieres para la sesión. Casi llega hasta el punto en que conversamos como si fuéramos viejos amigos. Esa es la sensación para el fotógrafo de retratos: establecer una conexión con una persona que antes era un completo desconocido».
Un hombre de pelo negro y rizado con una camiseta blanca mira fijamente a la cámara sobre un fondo gris oscuro.

Al realizar retratos en primer plano, Iván usa configuraciones y modificadores específicos, como un paraguas o una caja de luz, para conseguir resultados espectaculares. «Lo más importante que hay que saber sobre cada modificador es dónde cae el borde de la luz, porque así es como se crea profundidad en una fotografía», comenta. «No te limites a iluminar a la persona: orienta [la luz] para que el borde esté cerca de la persona y así crear más dramatismo». Imagen tomada con una EOS R y un objetivo RF 50mm F1.2L USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/500 s a f/1,2 e ISO 100. © Ivan Weiss

Utilizas la EOS R5 y la EOS R de Canon. ¿Qué ventajas ofrece la tecnología mirrorless como fotógrafo?

«La función Eye AF de la EOS R5 te da libertad para concentrarte en la composición. Es tan intuitiva que puedes colocar a la persona en cualquier lugar del encuadre y distinguirá los ojos. Cuando ya tengas la composición básica, puedes mover el ángulo para sacarlo todo exactamente como quieras sin perder el punto de enfoque. Busco no pensar en la cámara y que el cliente tampoco piense en ella. Eso es lo que me ofrece la tecnología mirrorless».
¿Cuáles son tus objetivos preferidos para retratos y primeros planos?

«Si estoy en exteriores, un objetivo zoom es una gran elección. El RF 28-70mm F2L USM de Canon me ofrece todo en un único objetivo. Puedo realizar primeros planos a 70 mm y f/2, lo que da la sensación de que realmente te enfocas en los ojos y todo lo demás se diluye en un fondo suave. Funciona igual que la generación anterior de objetivos de focal fija con aperturas más pequeñas. Por tanto, es muy nítido. Lo uso a 28 mm para retratos de longitud completa y a 35 mm para incluir más fondo. Muchos de mis clientes son actores, por lo que suelo disparar en horizontal para que parezca que están en un set de rodaje».
¿Y los objetivos de focal fija?

«El RF 50mm F1.2L USM de Canon es el mejor objetivo jamás fabricado en la historia de la fotografía. Y punto. En primer plano puede introducir un poco de distorsión de la perspectiva para dar sensación de intimidad. Si se utiliza en horizontal, hay margen para utilizar el espacio negativo y encuadrar un retrato para que incluya los hombros. Para un retrato de medio cuerpo, ofrece una perspectiva natural y se puede utilizar para una toma de cuerpo entero incluso en estudios pequeños.

»El RF 85mm F1.2L USM DS de Canon es mi objetivo ideal para retratos corporativos cuando el cliente quiere algo que le dé un aspecto atractivo a todo el mundo. Los 85 mm son perfectos para retratar la cabeza y los hombros. Disparo en horizontal para tener margen y poder usar un poco de espacio negativo. Mi objetivo de 85 mm es la versión DS, por lo que, cuando lo abro hasta f/1,2, presenta un desenfoque suavizado para conseguir una sensación aún más fluida en el fondo desenfocado. Ahorra mucho tiempo de retoque».
Una mujer de pelo gris brillante con un vestido de seda rojo descansa la cara sobre su mano mientras se apoya con elegancia en una mesa. Está mirando a la lejanía.

«Muchos fotógrafos dan por hecho que la responsabilidad recae en el sujeto», comenta Ivan. «Yo creo que se equivocan. No se trata de encontrar a una fotogénica, sino de orientarla para que te dé lo que quieres y responsabilizarte de obtener lo que buscas». Imagen tomada con una EOS R5 y un objetivo RF 50mm F1.2 L USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/200 s a f/8 e ISO 1600. © Ivan Weiss

Principalmente se utilizan montajes de iluminación continua. ¿Por qué?

«Gracias a la iluminación continua, puedes ver lo que estás haciendo. Eso me ha ayudado a desarrollar este estilo de iluminación precisa. La mayoría de mis clientes no están acostumbrados a que les hagan fotos. «Relájate, pero no te muevas» son dos instrucciones muy contradictorias. Tener la libertad de crear montajes más precisos con alguien que no sabe qué hacer delante de la cámara es muy liberador».

¿Puedes hablarnos un poco de tu flujo de trabajo con el software Digital Photo Professional (DPP) de Canon?

«Utilizo una combinación de EOS Utility y DPP para la fotografía conectada con cable, y el editor de estilo de imagen de Canon para crear mis propios perfiles de color para la cámara. Cuando miro por el visor electrónico, veo mi perfil de color y los ajustes de contraste antes de hacer la foto. Es un proceso mucho más rápido que te permite hacer las cosas bien en la cámara, lo que es una ventaja desde el punto de vista comercial. Pero tal vez la mayor ventaja sea demostrar tu credibilidad frente a tu cliente. Si la primera toma sale perfecta, afectará a cómo te perciben y cómo se desarrollará el resto de la sesión.

»DPP es el primer paso de mi flujo de trabajo de posproducción. Utilizo el sistema de clasificación integrado para revisar todas las imágenes de la sesión y quedarme con las mejores. Una vez seleccionadas las imágenes para la edición final, hago pequeños ajustes necesarios en la exposición, el balance de blancos, el punto medio y la claridad en el archivo RAW, y normalmente reduzco un poco el contraste general para tener más margen de maniobra a la hora de aplicar colores específicos y el contraste de forma selectiva. Aplico mis ajustes de nitidez preferidos y creo un archivo TIFF de 16 bits que luego exporto a un software de edición de imágenes para aplicar un retoque más detallado y la gradación del color. Lo tengo configurado de forma que los archivos TIFF se guarden en una subcarpeta para que todo esté organizado».

Escrito por Mark Alexander


Artículos relacionados

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro