SUGERENCIAS DE EQUIPO

Creatividad sin límites: descubre los mejores consejos para fotografiar con un objetivo de 50 mm

El fotógrafo Ejiro Dafé afirma que el hecho de fotografiar únicamente a 50 mm le ha convertido en un profesional más instintivo. A continuación, comparte algunos de sus consejos para triunfar con el peculiar RF 50mm F1.8 STM de Canon.
El fotógrafo Ejiro Dafé fotografía a una mujer que viste prendas de ropa de brillo con una EOS R6 y un objetivo Canon RF 50mm F1.8 STM.

Ejiro Dafé solo fotografía con objetivos de 50 mm, por lo que era el fotógrafo perfecto para probar primero el Canon RF 50mm F1.8 STM. «La longitud focal de 50 mm te permite ser más instintivo al fotografiar, aunque al mismo tiempo, debido a las limitaciones con las que cuenta, supone un reto a tu creatividad», afirma.

El fotógrafo y director creativo Ejiro Dafé, residente en Londres, cuenta con un enfoque muy característico a la hora de realizar sus encargos: solo utiliza un objetivo de 50 mm.

Ejiro comenzó a fotografiar de esta forma durante su etapa como estudiante de pocos recursos: «Estaba estudiando Publicidad y usé mi préstamo estudiantil para comprar una cámara EOS 5D Mark III de Canon (a la que ahora sucede la EOS 5D Mark IV) para grabar mis propias campañas publicitarias. También acabé enamorado del fotoperiodismo, y todos los fotógrafos en los que me fijaba utilizaban objetivos prime. Así que adquirí el pequeño y asequible objetivo EF 50mm f/1.8 II de Canon (al que ahora sucede el EF 50mm f/1.8 STM) y viajé a otros países para captar historias urbanas.

«No tenía pensado utilizar ese objetivo durante tanto tiempo, pero al final me acostumbré a su ángulo de visión. Me gustaba la forma en que se acercaba a mi campo de visión y, además, fotografiar con él se volvió algo instintivo: podía mirar cualquier cosa y determinar cómo se alinearía en una toma. Eso me dio la confianza necesaria para seguir fotografiando».

A medida que aumentaba sus ingresos gracias a sus trabajos remunerados, Ejiro decidió dar el salto al EF 50mm f/1.4 USM, al que le siguió el EF 50mm f/1.2L USM de Canon. Gracias a su experiencia y entusiasmo por la longitud focal se convirtió en el primer profesional que utilizó el RF 50mm F1.8 STM de Canon, el objetivo estándar más ligero y asequible de la gama RF.

Retrato de una mujer con los labios pintados de rosa brillante y un top color mostaza con el fondo desenfocado debido a la amplia abertura.

Ejiro aconseja lanzarse a fotografiar con un objetivo de 50 mm. «Aprovecha que el objetivo Canon RF 50mm F1.8 STM ofrece una amplia abertura en un tamaño reducido y llévalo siempre encima para sumergirte en lo que fotografías», comenta. Imagen tomada con una EOS R6 y un objetivo Canon RF 50mm F1.8 STM, con una configuración de exposición de 1/250 s a f/5,6 e ISO 100. © Ejiro Dafé

El tamaño compacto del RF 50mm F1.8 STM de Canon (pesa 160 g y mide 40,5 mm), su brillante abertura máxima de f/1,8 capaz de conseguir efectos creativos de profundidad de campo y su tecnología de enfoque automático STM casi imperceptible la convierten en una opción discreta e ideal para fotografía urbana, retratos espontáneos y vídeos.

A pesar de su precio asequible, este objetivo también posee un gran rendimiento en condiciones de baja iluminación y es el compañero ideal de la EOS RP o la EOS R6 de Canon. Los elementos y revestimientos presentes en este objetivo garantizan imágenes completamente nítidas, con una calidad de imagen y una gama de colores inigualables.

A continuación, Ejiro comparte cuáles fueron los resultados de su primera sesión fotográfica con el RF 50mm F1.8 STM de Canon y algunos consejos para lograr imágenes creativas al fotografiar con un objetivo de 50 mm.

Una mujer con una blusa blanca de volantes gira la cara hacia la cámara. Las guirnaldas del fondo crean efecto bokeh.

Gracias a su amplia abertura de f/1,8 y su diafragma de 7 hojas, el Canon RF 50mm F1.8 STM es capaz de producir un bonito bokeh. «Para lograr este efecto, colgamos unas guirnaldas en un perchero», explica Ejiro. Imagen tomada con una EOS R6 y un objetivo Canon RF 50mm F1.8 STM, con una configuración de exposición de 1/125 s a f/1,8 e ISO 1250. © Ejiro Dafé

Modelo posa vistiendo una blusa con volantes y poca luz.

La gran abertura máxima del Canon RF 50mm F1.8 STM lo convierte en una opción versátil para capturar el estado de ánimo de un interior oscuro. Cuando se conecta a la EOS R6 de Canon, aprovecha también el estabilizador de imagen de cinco ejes y mejora así su rendimiento con baja iluminación. Imagen tomada con una EOS R6 de Canon y un objetivo Canon RF 50mm F1.8 STM, con una configuración de exposición de 1/50 s a f/2,8 e ISO 800. © Ejiro Dafé

1. Fotografía únicamente a 50 mm durante cierto tiempo

Si te limitas a una única longitud focal durante cierto tiempo, en vez de usarla solo de vez en cuando, te acabas acostumbrando a su ángulo de visión y aprendes a encuadrar las tomas de forma instintiva. Como resultado de utilizar únicamente un objetivo de 50 mm, Ejiro explica: «Cuando me muevo alrededor del sujeto, prácticamente puedo sentir en las piernas si estoy en la posición correcta sin necesidad de mirar a través del visor».

Y añade: «Obviamente, con un objetivo de 50 mm se pueden conseguir tomas muy amplias y captar retratos y primeros planos mucho más ajustados. Si dispones de mucho espacio para moverte, la longitud focal es bastante versátil, aunque puede ser un tanto compleja a la hora de fotografiar en una habitación pequeña. Pero este es un aspecto que te obliga a tener en cuenta todos los elementos de la foto y la forma en la que interactúan. Es un detalle que, sin duda, me ayudó a mejorar mis técnicas de composición cuando comencé, así como a prestar mucha atención a todos los elementos de la escena».

2. Sumérgete en el momento

«Lo que más me ha gustado siempre de trabajar con una longitud focal 50 mm es que te obliga a relacionarte con el sujeto y vivir los momentos que deseas capturar, ya sea en un encargo editorial con una modelo que está posando, en fotografía urbana o incluso deportiva», comenta Ejiro. Aunque los objetivos de 50 mm como el RF 50mm F1.8 STM de Canon no están diseñados para fotografiar deportes trepidantes, Ejiro ha llegado a captar coreografías y partidos de fútbol a 50 mm para algunas marcas.

Asimismo, añade que lo que algunos pueden ver como una desventaja, para él es algo que verdaderamente disfruta. Por ejemplo: «En la fotografía urbana me gusta el hecho de que si ves algo al otro lado de la calle, normalmente tienes que cruzar para verlo de cerca y poder fotografiarlo en vez de acercar el zoom desde una distancia segura». Este enfoque le permite involucrarse con el sujeto de una forma más íntima, un aspecto que queda reflejado en el encuadre y el nivel de detalle de sus imágenes. El diseño compacto del RF 50mm F1.8 STM de Canon permite que captar el momento sea realmente sencillo.

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services.

Retrato de una mujer con un traje verde y un abrigo azul.

La vista estándar capturada por el objetivo Canon RF 50mm F1.8 STM y otros objetivos de 50 mm logran resultados más naturales y retratos favorecedores. La perspectiva no distorsiona al sujeto con ocurre con el objetivo gran angular ni comprime la escena como lo haría con un teleobjetivo. Imagen tomada con una EOS R6 de Canon y un objetivo Canon RF 50mm F1.8 STM, con una configuración de exposición de 1/320 s a f/2 e ISO 1250. © Ejiro Dafé

El fotógrafo Ejiro Dafé fotografía a una mujer que viste botas blancas y un traje verde reclinada en un sofá.

«Cuando trabajo con una modelo, suele haber un periodo de calentamiento en el que trato de determinar los ángulos que usaré, ya que eso indicará el estilo de la sesión», explica Ejiro. El tamaño compacto del Canon RF 50mm F1.8 STM le permitió ser flexible. © Gary Morris Roe

3. Juega con los ángulos

Un objetivo prime te impulsa a buscar una buena toma y a ajustar la composición moviendo la cámara. Es algo que te ayuda a estar en forma, tanto creativa como físicamente. «Cuando fotografío, normalmente me verás rodando por el suelo o retorciéndome en una esquina», explica Ejiro. «Nunca estoy parado. Giro el cuerpo y me muevo constantemente para intentar encontrar los mejores ángulos».

«A veces, ni siquiera me acerco la cámara para mirar a través del visor. Estoy tan acostumbrado a fotografiar con esa longitud focal que sé perfectamente lo que estoy encuadrando. Por lo tanto, puedo sostener la cámara en estas posturas tan extrañas e inclinarme o moverme alrededor de lo que vaya a fotografiar para captar una perspectiva atípica. No es que fotografiar mirando a través del visor sea aburrido, siempre puedes hacer que sea interesante, pero ver qué funciona con ángulos alternativos te permite capturar cosas de una manera distinta y emocionante».

Obviamente, las pantallas táctiles de ángulo variable de las cámaras del sistema EOS R, como la EOS RP y la EOS R6 de Canon, te permiten maniobrar con el objetivo RF 50mm F1.8 STM en esquinas estrechas, y ángulos y alturas inusuales sin tener que retorcerte demasiado.

Foto de una mujer con un abrigo azul y sombra de ojos rosa brillante con la intención de coger la cámara con la mano.

«Hicimos estas fotos en un almacén y aunque en un principio usé luz artificial, terminé aprovechando la luz de la estancia, con estos geniales resultados», comenta Ejiro. Imagen tomada con una EOS R6 de Canon y un objetivo Canon RF 50mm F1.8 STM, con una configuración de exposición de 1/160 s a f/1,8 e ISO 320. © Ejiro Dafé

Primer plano de la misma mujer con sombra de ojos rosa.

El Canon RF 50mm F1.8 STM incluye un intuitivo anillo combinado de control y enfoque y enfoca hasta a 0,3 m. Ejiro comenta que le encantan los recortes ajustados en fotografía; es casi como «crear imágenes abstractas» que añaden un toque de variedad a una colección. Imagen tomada con una EOS R6 de Canon y un objetivo Canon RF 50mm F1.8 STM, con una configuración de exposición de 1/125 s a f/4 e ISO 1600. © Ejiro Dafé

4. Varía entre tomas amplias y cercanas

El hecho de utilizar un único objetivo principal permite alcanzar un nivel de calidad uniforme, pero si encuentras alguna forma de agregar variedad, lograrás que el resultado final sea más interesante.

«Mi enfoque depende del sujeto y la ubicación, pero por lo general empiezo con una toma bastante amplia y luego me centro en aquello que quiero captar para así obtener tantas perspectivas y ángulos diferentes como sea posible. Si trabajo con una modelo, le pido que se mueva un poco para poder establecer una composición general y usar ese encuadre como límite. A continuación, me acerco un par de pasos y comienzo a trabajar desde ahí».

A portrait of a model in a white jacket in front of a busy but blurred street.

Los mejores objetivos de Canon para la fotografía de retratos

Las fotógrafas Guia Besana, Félicia Sisco e Ilvy Njiokiktjien, junto con Mike Burnhill de Canon, comparten sus expertos consejos sobre qué objetivo de Canon es el mejor para perfeccionar los retratos.

«Me encanta captar tomas amplias en las que se pueden ver todos los elementos en contexto, pero también me gustan mucho las tomas íntimas. Con el RF 50mm F1.8 STM de Canon puedes enfocar a una distancia de 0,3 m, un aspecto que te permite acercarte mucho al sujeto y obtener imágenes casi abstractas. Este tipo de tomas funciona realmente bien al captar coreografías, donde el espectador no identifica el contexto del todo debido al movimiento, los ángulos y las formas atractivas presentes en la composición».

Una modelo con blusa de volantes blanca sobre una mesa, descansa su cabeza sobre su mano con guantes.

Ejiro prefiere mantener la sencillez y trabajar con la luz disponible y la abertura rápida del objetivo Canon RF 50mm F1.8 STM lo convierte en la opción perfecta para condiciones de luz escasa. Imagen tomada con una EOS R6 de Canon y un objetivo Canon RF 50mm F1.8 STM, con una configuración de exposición de 1/200 s a f/2,2 e ISO 800. © Ejiro Dafé

5. Utiliza una configuración sencilla

Para poder disfrutar de la discreción y la maniobrabilidad que ofrece un objetivo como el RF 50mm F1.8 STM de Canon, Ejiro aconseja llevar el equipo justo. «Si dispones de muchas opciones, le acabas dando demasiadas vueltas a todo», afirma Ejiro. «Incluso un objetivo zoom estándar ofrece tantas longitudes focales que al final te acaba ralentizando».

Gracias a la brillante abertura del RF 50mm F1.8 STM de Canon no es necesario utilizar el flash al fotografiar en condiciones de baja iluminación, un detalle que a Ejiro le encanta. Aunque sus proyectos sean un testimonio de su capacidad para analizar la luz a su alrededor, Ejiro no quiere que la iluminación sea un aspecto complejo. «Normalmente apenas uso iluminación artificial. Creo que ese nivel de control adicional puede llegar a distraerte un poco. Prefiero trabajar con la iluminación ambiental de la que uno dispone e intentar usarla lo mejor posible.

«Incluso si utilizas lámparas en situaciones de baja iluminación en interiores, la iluminación natural te garantiza mejores resultados que aquellos que consigues con grandes rebotes de luz. Además, trabajar con luz natural es más divertido».

Escrito por Marcus Hawkins

Artículos relacionados

Get the newsletter

Click here to get inspiring stories and exciting news from Canon Europe Pro