ARTÍCULO

Cinco secretos de la fotografía de danza a alta velocidad

El embajador de Canon Sascha Hüttenhain nos explica los detalles de la fotografía de danza artística y nos habla de las técnicas de iluminación que utiliza para fotografiar a bailarines entre nubes de harina y con fondos oscuros.
Imagen en blanco y negro de una bailarina de puntillas frente a la cámara con los brazos extendidos y una nube de harina detrás de ella que adquiere la forma de unas alas.

La iluminación de las imágenes de danza con harina de Sascha Hüttenhain proviene de un par de cajas de tiras de luz, cada una equipada con una rejilla para enfocar la luz sobre la bailarina, pero también para iluminar las nubes de harina que quedan suspendidas en el aire. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark III y un objetivo Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM a 50 mm, con una configuración de exposición de 1/125 s a f/4 e ISO 200. © Sascha Hüttenhain

«¡No lo intentes en casa!», advierte el embajador de Canon Sascha Hüttenhain al describir el proceso que sigue para fotografiar sus increíbles imágenes a alta velocidad de bailarines envueltos en nubes de polvo. Uno de los elementos principales de las sesiones de fotos como estas es unos 15 kg de harina, que sus ayudantes colocan en un recogedor y lanzan al modelo desde cualquier ángulo.

Sascha es conocido por su estilo refinado y minimalista en trabajos de danza, retratos, moda y publicidad para clientes nacionales e internacionales, realizados tanto en exteriores como en sus estudios fotográficos de Fráncfort y Siegen (Alemania). Sin embargo, es en sus imágenes artísticas de bailarines donde confluyen esa excelencia técnica y creatividad.

«La parte más complicada es saber el momento oportuno en el que soltar el obturador mientras el bailarín baila desenfrenadamente», comenta Sascha. «Esto solo se aprende con la experiencia. Pero naturalmente, una cámara con un sistema de enfoque automático rápido y fiable también sirve de ayuda». Esta es la razón por la que utiliza principalmente la EOS-1D X Mark III, la cámara de acción estrella de Canon. Además, por esta misma razón, ha vuelto a utilizar la EOS R6 de Canon, que cuenta con una velocidad de enfoque automático de 0,05 segundos, en su último proyecto para fotografiar a un bailarín de breakdance.

En este artículo, Sascha nos habla de sus técnicas creativas para la fotografía de danza, incluida la iluminación que utiliza para fotografiar bailarines y nubes de harina en movimiento en un fondo oscuro.
Una imagen en blanco y negro de una bailarina de ballet que permanece inmóvil mientras una nube de harina se eleva sobre ella desde la parte de atrás.

A Sascha le gusta utilizar un objetivo estándar de 24-70 mm para sus imágenes de danza. «Este rango de longitud focal me permite incluir bastante espacio en el encuadre cuando lo necesito. Un objetivo de 70-200 mm lo complementa cuando hacer zoom más de cerca». Imagen tomada con una EOS-1D X Mark III y un objetivo Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM a 70 mm, con una configuración de exposición de 1/125 s a f/4 e ISO 200. © Sascha Hüttenhain

Imagen en blanco y negro de una bailarina de ballet que salta, con los brazos extendidos, y con nubes de harina que adquieren la forma de unas alas a ambos lados.

Sascha se esfuerza por involucrar a sus modelos en las decisiones creativas de la sesión, aunque no suele necesitar motivarles para hacerlo: «Los bailarines tienen mucha energía y potencia, y a veces hay que frenarlos un poco para que no se lesionen por realizar saltos difíciles». Imagen tomada con una EOS-1D X Mark III y un objetivo Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM a 50 mm, con una configuración de exposición de 1/125 s a f/4 e ISO 200. © Sascha Hüttenhain

Utiliza luces con una salida rápida

Sascha no dispone de una opción de iluminación estándar para sus fotografías de danza, prefiere decidir su aspecto «espontáneamente, cuando veo al sujeto y la ropa que lleva». Utiliza luces de estudio en lugar de Speedlites porque tienen mayor resolución y una gama más amplia de modificadores de luz, lo que le ofrece más opciones creativas.

«Para los disparos a alta velocidad realizados en el estudio, lo más importante es que las luces incorporen un flash de corta duración», comenta. «La velocidad de sincronización del flash de la cámara no desempeña un papel importante en este tipo de trabajo. Por lo general, siempre utilizo una velocidad de obturación de entre 1/60 y 1/250 segundos. Dicho esto, también tengo imágenes en mi cartera en las que el obturador ha estado abierto durante varios segundos antes de que se activara el flash para registrar una mezcla de desenfoque y nitidez. Incluso en ese momento, también es importante utilizar luces con una corta duración de salida, ya que permite congelar el movimiento del bailarín mientras salta y realiza otros movimientos rápidos».
¿Tienes un equipo de Canon?

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services.

Intenta ser espontáneo

«Cuando empecé, adquirí experiencia haciendo fotos en obras de teatro», comenta Sascha. «Aunque era algo increíble, nunca llegué a opinar sobre el proceso, la escena, la pose o la iluminación. Por esta razón, decidí invitar a los bailarines a mi estudio porque allí podía poner en práctica mis propias ideas de la mejor manera posible».

«Hasta el momento, sigo planificando y preparando cada sesión, sobre todo en lo que respecta al vestuario y al estilismo. Una sesión de fotos supone un esfuerzo conjunto entre el modelo y el fotógrafo. A mí me gusta que los bailarines tengan su espacio para que puedan desarrollar sus propias ideas. Además, siempre se producen situaciones espontáneas y fortuitas durante la sesión que hay que aprovechar».
Una imagen en blanco y negro de una bailarina con nubes de harina que forman una pirámide sobre sus brazos extendidos.

Para dar más dinamismo a sus imágenes, Sascha suele utilizar ventiladores con motor. Aun así, confiesa que contar con uno o dos ayudantes es esencial para conseguir el aspecto que busca, ya sea moviendo telas o lanzando harina. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark III y un objetivo Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM a 50 mm, con una configuración de exposición de 1/125 s a f/4 e ISO 200. © Sascha Hüttenhain

Una bailarina se mueve en medio de una nube de harina, con un brazo estirado hacia delante y otro hacia detrás, mientras grandes partículas se ven en primer plano.

Sascha dice que utilizar un flash de corta duración es fundamental si quieres capturar los movimientos del bailarín sin ningún tipo de desenfoque y a una velocidad de grabación rápida. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark III y un objetivo Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM a 70 mm, con una configuración de exposición de 1/125 s a f/4 e ISO 200. © Sascha Hüttenhain

Revisa y consulta

Para que el bailarín participe en el proceso creativo, Sascha suele conectar de forma inalámbrica la cámara que utiliza a un ordenador portátil desde el que todos los participantes de la sesión pueden ver rápidamente una vista previa en formato JPEG de sus imágenes. «Lo hago tanto si estoy trabajando en un estudio como en el exterior, ya que los demás pueden evaluar las imágenes mientras yo fotografío, además de pensar diferentes formas de mejorarlas. Esto agiliza el flujo de trabajo y aumenta la motivación de todos los participantes. Una pantalla más grande permite perfeccionar los pequeños detalles que pueden hacer que una imagen sea mejor o peor y ayuda a evitar cualquier error».

Desata tu creatividad con la harina

Hacer fotos a alta velocidad de bailarines que bailan entre nubes de harina es una tarea bastante compleja por lo que, como es lógico, es importante reservar un espacio suficientemente amplio para la sesión. «Suelo realizar estos proyectos en una sala, pero sea cual sea el lugar que elijas, debe ser espacioso y estar bien ventilado», comenta Sascha.
A groom and five groomsmen of various ages, most wearing sunglasses, walk towards the camera smiling broadly.

Cómo funciona el enfoque automático inteligente

Descubre cómo el sistema inteligente de enfoque automático de la EOS R5, EOS R6 y EOS-1D X Mark III de Canon «hace que sea prácticamente imposible dejar escapar una toma».
En lugar de lanzar puñados de harina él mismo, Sascha deja que lo hagan sus ayudantes o el propio bailarín. «Como puedes imaginar, si quieres conseguir una fotografía increíble es fundamental que tengas una coordinación y sincronización precisas. La cantidad de harina y la distancia desde donde se tira suelen determinar si las partículas grandes o pequeñas son visibles, además de desempeñar un papel importante en la forma y textura de las nubes».

«En cuanto a la iluminación de este tipo de imágenes, utilizo luces estroboscópicas en cajas de luz de tiras de 30 x 180 cm, situadas a la izquierda y derecha del sujeto. Si iluminas la escena desde arriba, también puedes conseguir imágenes increíbles. Utilizo un ajuste de potencia de nivel medio en las luces para poder realizar una secuencia de disparos a 16 fps con mi EOS-1D X Mark III de Canon».

Las lámparas calientes y las nubes de polvo de harina no se mezclan bien, por lo que Sascha recomienda cubrir las luces y las baterías para protegerlas. «Es importante que te tomes un descanso después de una hora aproximadamente para que el polvo se asiente y la concentración en la sala no sea demasiado excesiva».
Imagen de un bailarín de breakdance que realiza un equilibrio invertido de manos con un solo brazo y con las piernas muy separadas en el aire por encima de él.

«El sistema AF que comparten la EOS-1D X Mark III, la EOS R5 y la EOS R6 es rápido, muy inteligente e ideal para fotografiar sujetos en movimiento», comenta Sascha. Utilizó el AF de seguimiento de los ojos y la cara para capturar esta imagen de un bailarín de breakdance congelado en movimiento. Imagen tomada con una EOS R6 y un objetivo Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM a 24 mm, con una configuración de exposición de 1/125 s a f/4,5 e ISO 200. © Sascha Hüttenhain

Aprende la rutina

Congelar los movimientos de ballet con el flash es bastante complicado, pero aún lo es más mantener enfocada la variada gama de movimientos que realiza un bailarín callejero o de breakdance, por no hablar de encuadrar y capturar el momento perfecto. Sascha cree que entender correctamente los «ritmos» rutinarios es fundamental para planificar las posiciones de la cámara y la iluminación.

«Tanto los bailarines de ballet como los de breakdance se mueven muy deprisa, por lo que es importante que el bailarín te guíe por sus movimientos antes de hacer la foto, ya que esto te permitirá ajustar la cámara y prepararte para la acción. Para la foto del bailarín de breakdance, sabía que colocar la cámara muy abajo era importante, porque de esta manera el bailarín tendría mayor presencia en la imagen que si se hiciera desde un ángulo más alto. También utilicé una longitud focal corta de 24 mm para asegurarme de que había suficiente espacio en el encuadre».

Fotografiar a un bailarín de breakdance en plena acción requiere el uso de un sistema de enfoque automático que permita seguirle el ritmo. Sascha afirma que el rápido sistema Dual Pixel CMOS AF de la EOS R6 de Canon es «perfecto» para este tipo de situaciones. «Utilicé el Servo AF de la cámara y activé el AF de seguimiento de los ojos y la cara. De hecho, se quedó bloqueado durante todo el proceso. Funcionó a la perfección, incluso durante los movimientos y giros rápidos. Los disparos en serie a alta velocidad de hasta 20 fps de la EOS R6 también fueron ideales para la imagen del bailarín de breakdance».

Escrito por Marcus Hawkins


El equipo de Sascha Hüttenhain

El equipo clave que utilizan los profesionales para capturar sus imágenes

Cámaras

Canon EOS R6

La radical EOS R6 incorpora una tecnología que te hará enamorarte de nuevo de la fotografía, como el disparo silencioso a 20 fps, la estabilización de imagen de hasta 8 pasos y el Dual Pixel CMOS AF II que «permanece bloqueado incluso durante los movimientos y giros más rápidos», comenta Sascha.

Objetivos

Flash

Speedlite 470EX-AI

Potente flash Speedlite con un exclusivo cabezal giratorio con rebote motorizado para lograr una iluminación de calidad profesional rápidamente y sin complicaciones. Sascha lo lleva en su mochila para tenerlo a mano sobre todo cuando no está trabajando en un estudio.

Artículos relacionados

  • El bailarín de ballet Lee Jay Hoy posando frente a edificios clásicos de Palermo, en Sicilia.

    ARTÍCULO

    Danza bajo la luz: fotografías con la EOS R6 de Canon

    La embajadora de Canon Wanda Martin habla sobre su sesión fotográfica de moda inspirada en el arte, sus primeras imágenes tomadas con la EOS R6.

  • ARTÍCULO

    Cómo capturar deportes de acción como obra de arte

    Lorenz Holder nos cuenta cómo utilizó el objetivo EF 70-200mm f/2.8L IS II USM de Canon para capturar a un skater en acción bajo un viaducto geométrico.

  • ARTÍCULO

    Captura del surf en acción con la EOS-1D X Mark III de Canon

    «Lo cambia todo», afirma el fotógrafo de surf Ben Thouard, el primer profesional en grabar con la réflex profesional insignia de Canon. Descubre por qué.

  • ARTÍCULO

    Fotografía de pintura corporal con la EOS R de Canon

    El fotógrafo Antonio Gibotta nos habla sobre la sesión fotográfica con modelos cubiertas de pintura fluorescente en un estudio iluminado únicamente con lámparas ultravioleta.

  • Consigue el boletín

    Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro