ARTÍCULO

Las horas doradas: descubre la fotografía de jardines en compañía de Clive Nichols

A reflection pool lined with exotic succulents at an eco-garden lodge in Taroudant, Morocco.
El fotógrafo de jardines Clive Nichols posee una colección de más de 90 000 imágenes de jardines de todo el mundo, incluida la de este estanque reflectante, bordeado por plantas suculentas en un jardín ecológico de Tarudant, Marruecos. Imagen tomada con una EOS 5DS R y un objetivo EF 70-200mm f/4L USM de Canon a 100 mm, con una configuración de exposición de 1/13 s a f/11 e ISO 100. © Clive Nichols

La fotografía de jardines es un género especializado que requiere saber apreciar la belleza de la naturaleza y contar con amplios conocimientos de horticultura. Para triunfar en el sector de la fotografía de jardines, es necesario tener diversas fuentes de ingresos, desde encargos editoriales y privados a talleres y libros, además de contar con una fuerte presencia en redes sociales.

Clive Nichols lleva más de más de 30 años dedicado a la fotografía de jardines y tiene una colección con más de 90 000 imágenes. Cuenta con una serie de clientes habituales en el Reino Unido, desde editoriales como Country Life y The Sunday Times hasta organizaciones como The National Trust y la Real Sociedad de Horticultura.

«El principal desafío es estar en el lugar adecuado y en el momento oportuno», comenta Clive. «La fotografía de jardines es única porque los jardines y las flores, a diferencia de los paisajes que pueden ser bastante estáticos, cambian cada día, o puede que incluso en un mismo día. En un jardín hay cientos o miles de plantas diferentes, así que se trata de un organismo mucho más complejo y dinámico. Estás a merced de las condiciones meteorológicas y solo puedes trabajar dentro de los límites del jardín. El resultado son unas imágenes impactantes y creativas de algo que puede llegar a ser muy complejo».

Así que, ¿cómo es un día normal en la vida de un fotógrafo de jardines? A continuación, Clive nos habla sobre el tipo de imágenes que capta, el equipo que utiliza y cómo logra mantener su negocio mientras le acompañamos durante un día de primavera por el sudeste de Inglaterra.

Canon Professional Services

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services

05:30: «Suena la alarma. Me levanto y me preparo un té para espabilarme. Tengo que llegar a los jardines de Pettifers, en Oxfordshire, Inglaterra, antes de que amanezca, pero por suerte está a cinco minutos a pie de mi casa. En verano tengo que llegar al jardín a las 04:30, así que si tengo que conducir hasta un lugar que está a un par de horas, me levanto a las 2 de la madrugada o incluso antes. Tengo que estar allí para cuando amanezca, ya que es el mejor momento para fotografiar jardines. El elevado nivel de humedad, el tono cálido de la luz y el ángulo bajo del sol, que resalta las texturas y aumenta la definición, muestran la mejor versión posible de los jardines.

«Mi equipo incluye una EOS 5DS R de Canon. Es una cámara fantástica que me ha permitido llevar la fotografía de jardines a otro nivel. Los jardines son motivos bastante complejos donde cada árbol posee miles de hojas, así que necesitas una cámara capaz de captar hasta el más mínimo detalle, algo que se consigue gracias al tamaño de archivo de 50,6 MP. La calidad es sencillamente increíble».

«También llevo tres objetivos: un EF 24-70mm f/2.8L II USM, un EF 70-200mm f/2.8L III IS USM y un EF 180mm f/3.5L Macro USM de Canon. El objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon es fantástico para captar escenas de jardín más amplias, aunque utilizo el EF 70-200mm f/2.8L III IS USM más a menudo, porque suelo recortar el cielo y la perspectiva en escorzo de longitudes focales más largas intensifica el aspecto de las plantas. El EF 180mm f/3.5L Macro USM de Canon es ideal para captar primeros planos de plantas y flores. Me gusta utilizar una longitud focal más larga porque así puedo destacar detalles concretos sobre un fondo completamente difuminado. También es esencial contar con un trípode fiable y estable con cabezal fluido para conseguir fotografías nítidas y sin trepidación al capturar imágenes macro o con exposiciones más largas en condiciones de baja iluminación durante el amanecer o el anochecer».

A tulip border flanked by topiary pyramids, balls and hedging at Pettifers garden in Oxfordshire, England. Taken by garden photographer Clive Nichols.
Clive utiliza el objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon para capturar escenas de jardines más amplias, como esta serie de tulipanes de colores brillantes en los jardines de Pettifers, en Oxfordshire, flanqueada por pirámides, esferas y setos topiarios. Imagen tomada con una EOS 5DS R de Canon a 50 mm, con una configuración de exposición de 1/6 s a f/11 e ISO 100. © Clive Nichols

05:45: «Llego a Pettifers. He fotografiado estos jardines muchas veces, así que sé qué zonas estarán iluminadas durante primera hora de la mañana. Me pongo en posición y espero a que el sol asome por una colina cercana. Cinco minutos después, el sol ilumina directamente los jardines. Los momentos de mejor iluminación no duran mucho, así que tengo que trabajar muy rápido. Normalmente trabajo solo, y al ser tan temprano, no suelo ver a nadie en todo el tiempo que paso allí. Además, debido a la pandemia de COVID-19, el país está confinado.

«Los jardines de Pettifers son relativamente pequeños, tienen una extensión de algo más de media hectárea, pero la belleza de sus plantas lo convierte en un lugar increíble. Los jardines están orientados hacia el este, lo que hace que sea ideal fotografiarlos a primera hora de la mañana o captar escenas a contraluz. Gracias a los objetivos EF 24-70mm f/2.8L II USM y EF 70-200mm f/2.8L III IS USM de Canon puedo capturar imágenes con un buen equilibrio de elementos e incluir aspectos como setos topiarios y borduras. También fotografío primeros planos de flores por separado con el objetivo EF 180mm f/3.5L Macro USM de Canon, que resulta perfecto para retratos de plantas. Un buen retrato es capaz de capturar la personalidad y la singularidad de cualquier planta. Es como fotografiar a una persona. Lo ideal es que el sujeto salga favorecido, así como destacar su forma y su textura.

Esta sesión no forma parte de ningún encargo, yo le pedí al propietario que me dejara realizarla. Mi intención es utilizar estas imágenes en diversos productos, como postales, calendarios, libros y en redes sociales. A menudo fotografío jardines para obtener algunos ingresos. A continuación, intento vender las imágenes a revistas o las guardo en mi colección. Hoy la iluminación es magnífica: un resplandor cálido y dorado que baña los jardines de unos colores increíblemente intensos. Al disminuir los niveles de contaminación (debido a las restricciones de confinamiento), la luz es más clara y nítida. Para conseguir la mejor calidad posible, siempre fotografío en formato RAW a ISO 100».

The spiked, pink-tipped leaves of an Agave potatorum taken with a macro lens by garden photographer Clive Nichols.
Clive siempre lleva consigo un objetivo macro para capturar primeros planos, como las hojas de punta rosada de este Agave potatorum. Imagen tomada con una EOS-1Ds Mark III (a la que ahora sucede la EOS-1D X Mark III) y un objetivo EF 180mm f/3.5L Macro USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/15 s a f/5 e ISO 200. © Clive Nichols
Stairs leading up to the shell house at Tresco Abbey Garden on Tresco in the Isles of Scilly. Taken by garden photographer Clive Nichols.
La fuente de bronce con forma de agave situada frente a llamada The Shell House del jardín subtropical Tresco Abbey Garden, en las islas Sorlingas. Imagen tomada con una EOS 1Ds Mark III y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon a 70 mm, con una configuración de exposición de 1/13 s a f/16 e ISO 100. © Clive Nichols

08:00: «A finales de abril, el sol está demasiado alto a estas horas de la mañana y pierde su tono más cálido y dorado. Tampoco dispones de esa luz baja y liviana que dota a las texturas de los arbustos y del césped de una calidad tridimensional. Así que vuelvo a casa para desayunar, descargo las imágenes originales en mi ordenador y hago una copia de seguridad en un DVD. Luego anoto el lugar y la fecha en el DVD, y lo archivo. Para procesar unas 50 imágenes suelo necesitar unas dos o tres horas. Por último, le envío al propietario del jardín las mejores imágenes por correo electrónico».

12:00: «Normalmente, al volver a la oficina, me pondría a organizar mis talleres habituales en lugares como Kew Gardens, en Londres, pero se han pospuesto hasta que finalice la pandemia». Julie, la responsable de la oficina, que no trabaja en estos momentos, se encargaría de procesar las facturas, de intentar vender imágenes que he fotografiado a revistas para obtener algunos ingresos y de mantener actualizadas nuestras cuentas de redes sociales. Nuestra cuenta de Instagram tiene más de 73 000 seguidores. Tengo pensado publicar un libro sobre jardines ingleses más adelante, pero también he tenido que posponerlo».

George Kruis of England wins a lineout during the England v Tonga match at Rugby World Cup 2019™.

Un día en la vida del fotógrafo de rugby Dave Rogers

¿Cómo es ser fotógrafo en la Copa del Mundo de Rugby 2019™? Dave Rogers, de Getty Images, nos desvela cómo pasa un día de trabajo.

14:00: «Después de comer me echo una siesta de unas dos o tres horas, ya que las sesiones a primera hora de la mañana me dejan agotado. Cuando me levanto, estoy listo para una segunda sesión por la tarde».

17:00: «Me dirijo a Morton Hall Gardens, en Worcestershire, para mi segunda sesión fotográfica del día. Está a unos 65 km de mi casa y, al igual que Pettifers, se trata de unos jardines que conozco muy bien. Llevo visitándolos unos cuatro años. Los jardines están situados en torno a una casa señorial del siglo XVIII que ofrece unas estampas increíbles, tanto por la mañana como por la tarde».

18:00: «Llego a Morton Hall Gardens. El propietario me ha encargado que realice algunas fotografías para su página de Instagram y otros medios publicitarios. Estos jardines son mucho más grandes que los de Pettifers y cuentan con zonas muy diversas, así que siempre dedico algo de tiempo a explorar antes de empezar a hacer fotos.

«La luz de la tarde es muy rica y atractiva, aunque la atmósfera es ligeramente distinta a la que se observa durante el amanecer, ya que no hay tanta humedad. Me gusta sobre todo el área situada al sur de Morton, donde están plantados los tulipanes. Es una de las flores que más me gusta fotografiar y en esta época del año están en su máximo esplendor. Me encantan los tulipanes por sus formas elegantes y su mezcla de colores. Te permiten crear composiciones realmente impactantes. Sin duda son una de la imágenes más destacadas de estos jardines en primavera».

A fountain surrounded by tulips in the gardens of Morton Hall in Worcestershire, England.
Cuando Clive no fotografía al amanecer, le gusta capturar imágenes de jardines al anochecer, cuando la calidad de la luz es ligeramente distinta. Los colores son igual de vivos, pero hay menos humedad, así que el aspecto no es tan evocador como el que se consigue por la mañana. En esta imagen, la fuente rodeada de tulipanes en el jardín sur de Morton Hall, en Worcestershire, se encuentra bañada por un tenue resplandor dorado. Imagen tomada con una EOS 5DS R y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L USM de Canon (al que ahora sucede el EF 24-70mm f/2.8L II USM) a 24 mm, con una configuración de exposición de 1/15 s a f/11 e ISO 100. © Clive Nichols

«La luz que se cuela por entre las nubes ilumina los jardines de forma difusa. A medida que el sol se pone en el horizonte, me voy desplazando hacia las zonas mejor iluminadas, desde las solemnes borduras del huerto hasta las zonas para pasear, que incluyen dos estanques».

«Para las fotografías que incluyen elementos arquitectónicos como la propia casa señorial, utilizo los tres objetivos descentrables y basculables de Canon que llevo en mi equipo: el TS-E 17mm f/4L, el TS-E 24mm f/3.5L II y el TS-E 45mm f/2.8 de Canon. Para poder configurarlos y utilizarlos necesito algo más de tiempo, pero ofrecen unos resultados excelentes a la hora de corregir las líneas verticales convergentes y garantizan una nitidez y un contraste increíbles».

20:00: «Tras ponerse el sol y haber fotografiado todas las áreas que quería, guardo mi equipo y me voy. Las dos sesiones del día han sido bastante intensas tanto mental como físicamente, ya que he tenido que desplazarme muy rápido y agacharme para conseguir primeros planos de plantas y flores.

«Siempre intento aprovechar el buen tiempo para trabajar lo máximo posible, pero solo puedo mantener este ritmo durante unas pocas jornadas y después tengo que descansar un par de días».

21:00: «Llego a casa, descargo las imágenes en un DVD y como algo antes de relajarme mientras consulto la previsión meteorológica. A continuación, me acuesto temprano para estar listo para otra sesión fotográfica a primera hora de la mañana del día siguiente».

Escrito por David Clark


El equipo de Clive Nichols

El equipo clave que utilizan los profesionales para capturar sus imágenes

Garden photographer Clive Nichols holding a Canon camera.

Cámaras

Canon EOS 5DS R

Diseñada para lograr la calidad de imagen réflex definitiva, con una resolución de 50,6 megapíxeles y un filtro de cancelación de paso bajo que maximiza la nitidez. «Es una cámara fantástica que me ha permitido llevar la fotografía de jardines a otro nivel», destaca Clive.

Objetivos

Canon EF 70-200mm f/2.8L III IS USM

Un clásico moderno: este teleobjetivo zoom de abertura rápida es uno de los favoritos entre los profesionales de prácticamente cualquier género. «Utilizo mucho este objetivo, principalmente para fotografiar borduras y también para algunos primeros planos», afirma Clive.

Canon EF 180mm f/3.5L Macro USM

Con su especificación de teleobjetivo, se pueden realizar primeros planos a tamaño real desde lejos sin molestar al sujeto. Según comenta Clive: «El objetivo macro es increíble para capturar retratos de plantas».

Objetivos

Canon TS-E 17mm f/4L

Diseñado para la fotografía de arquitectura, el TS-E 17mm f/4L presenta un bajo nivel de distorsión y una excelente nitidez de borde a borde, así como una rotación independiente de los mecanismos de basculación y giro. «El objetivo TS-E de Canon ofrece una nitidez y un contraste excelentes», comenta Clive.

Canon TS-E 24mm f/3.5L II

Este objetivo se ha mejorado para proporcionar una calidad de imagen excepcional hasta los bordes del encuadre. Según afirma Clive: «Es un objetivo muy bueno que cuenta con mi longitud focal favorita a la hora de captar imágenes de arquitectura e interiores».

Canon TS-E 45mm f/2,8

Se trata de un objetivo basculable y descentrable que ofrece un ángulo de visión similar al de un objetivo estándar de 50 mm. Los mecanismos de basculación y giro proporcionan un control completo sobre la profundidad de campo y la perspectiva.

Artículos relacionados

Ver todo

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora