Artículo

Conversaciones francas: Christian Ziegler y Marc Albiac

Como continuación de nuestra nueva serie, dos fotógrafos de naturaleza profesionales, uno de ellos veterano del sector y el otro una estrella emergente, hablan con sinceridad sobre las cámaras trampa, la conservación y el valor de la comunicación.
Un mirlo pardo con una baya roja en el pico se posa en una rama cubierta de frutos de palma.

Un mirlo pardo se come un fruto de palma en un bosque en el centro de Panamá en esta imagen realizada por el ecologista tropical convertido en fotógrafo de naturaleza Christian Ziegler. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II (a la que ahora sucede la EOS-1D X Mark III) y un objetivo EF 300mm f/2.8L IS II USM con un Extender EF 1.4x III de Canon a 420 mm, con una configuración de exposición de 1/320 s, f/4 e ISO 1250. © Christian Ziegler

El fotógrafo de naturaleza y embajador de Canon Christian Ziegler, formado como ecologista tropical, lleva más de 25 años trabajando en selvas. El ganador de cuatro premios World Press Photo es miembro fundador de la Liga Internacional de Fotógrafos de Conservación y afirma que «el trabajo significativo, para mí, es el de la conservación: no la imagen bonita, sino el contenido que ayuda a conservar una especie o una zona».

En este artículo, en la segunda de nuestras Conversaciones francas que conectan a fotógrafos de renombre con nuevas promesas en su campo, Christian mantiene una conversación con el embajador de Canon Marc Albiac. Marc, que ganó en 2014 el premio Young Wildlife Photographer of the Year, es también estudiante de biología y comparte su interés por la conservación. Los dos fotógrafos hablaron desde sus casas: Marc desde Barcelona y Christian desde el sur de Alemania, cerca del lago Constanza, donde se trasladó recientemente tras 15 años viviendo principalmente en Panamá.
Un primer plano en blanco y negro del fotógrafo de naturaleza Christian Ziegler.

El fotógrafo de naturaleza Christian Ziegler ha colaborado en proyectos con la National Geographic Society en Panamá, Perú y Bután, es colaborador habitual de la revista National Geographic y ha realizado exposiciones en todo el mundo.

El fotógrafo de naturaleza Marc Albiac con una cámara de Canon con un objetivo largo acoplado.

El galardonado fotógrafo de naturaleza y estudiante Marc Albiac, nacido en 1999, comenzó a usar una cámara cuando solo tenía cinco años. Busca orientación para dedicarse a la fotografía de conservación.

Marc: ¿Podrías contarme cómo y cuándo empezaste en el mundo de la fotografía?

Christian: ¡Fue tarde! Tenía 20 años. Hice un curso para aprender a dibujar y me di cuenta de que no se me daba bien. Me fijé en la fotografía porque pensé que igual se me daría mejor. Me hice con una cámara antigua. Después, me fui a Tailandia durante un año. Por aquel entonces, no muchas personas fotografiaban la selva, y quería compartir mi experiencia con mis amigos. Así es como empecé a plantearme seriamente el capturar buenas fotos. Volví para estudiar biología, y después lo grabé todo para mostrarle a la gente lo que estaba haciendo. Al principio era muy científico. Esto ocurrió hace 27 años. ¡Ya soy un viejo!
Marc: ¿Sueles capturar fotos cerca de casa?

Christian: Últimamente sí, porque he comenzado un nuevo trabajo con el Instituto Max Planck de Comportamiento Animal en Constanza. Realizan una investigación extraordinaria, así que he estado aquí y los he seguido sobre el terreno cuando era posible. Sin embargo, normalmente me encargo de los viajes internacionales para el Max Planck. Dentro de tres semanas, partiré hacia la cuenca del Congo para fotografiar todo su ecosistema.

Marc: Vaya... ¿Cuánto tiempo estarás viajando por el Congo?

Christian: Solamente un mes, pero volveré por lo menos seis veces durante los próximos tres años. Es urgente documentar esa zona, ya que existe un acuerdo con los pueblos para que no se cace en esa región. Es una zona amplia, de 120 kilómetros cuadrados, y creo que es única en la cuenca del Congo. Es como el edén de África, porque allí no se caza, y además cuenta con una población de monos, cerdos y bonobos normal. Documentaré todo el ecosistema, desde plantas e insectos hasta mamíferos, y veré cómo solía ser la cuenca del Congo hace 200 años.
Un técnico con guantes limpia el sensor de una cámara de Canon.

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services.
Una jineta moteada se levanta sobre sus patas traseras en la entrada de una cueva.

Marc fotografió esta jineta, un animal carnívoro delgado y de aspecto felino, con una cámara trampa que instaló en la entrada de la cueva que habitaba el animal. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark III de Canon y un objetivo EF 8-15mm f/4L Fisheye USM de Canon a 15mm, con una configuración de exposición de 1/160 s a f/8 e ISO 800. © Marc Albiac

Una marta en medio del claro de un bosque, con los árboles a su alrededor curvados por un objetivo ojo de pez.

Según Marc, cuando tienes que ser paciente y volver una y otra vez para sacar la toma, la sensación es mucho más satisfactoria cuando finalmente la consigues. Esta llamativa fotografía de una marta, realizada con un objetivo ojo de pez, fue una de las dos que Marc capturó después de una larga espera. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark III y un objetivo EF 8-15mm f/4L Fisheye USM de Canon a 15 mm, con una configuración de exposición de 1/400 s a f/7,1 e ISO 1600. © Marc Albiac

Marc: Tengo muchas ganas de ver el resultado de este viaje. ¿Qué cámaras y objetivos te vas a llevar?

Christian: Me llevaré cámaras EOS R5 de Canon. ¡Son más pequeñas! Llevo medio año trabajando con ellas y su calidad es excelente. Para mí, es importante que la cámara sea muy silenciosa.

Marc: Sí, porque para la fotografía de primeros planos tienes que ser muy silencioso.

Christian: ¡Exacto! Debido a la humedad del bosque, intento no cambiar mucho de objetivo. Uso el RF 100-500mm F4.5-7.1 L IS USM, el gran angular RF 15-35mm F2.8L IS USM, el RF 100mm F2.8L Macro IS USM y el RF 24-105mm F4L IS USM de Canon para tomas generales del fondo. También tengo cinco flashes. Me gusta usar el flash para sujetos pequeños. ¿Tú también usas mucho el flash?

Marc: Bueno... depende. Me gusta fotografiar serpientes, ranas y ese tipo de animales, así que la mayoría de las veces no uso flash a menos que no haya luz o si quiero sacar una foto especial. Si es posible, para ser rápido, los fotografío con luz natural.

Christian: Claro. Utilizo mucho el flash, pero con un ajuste de compensación de la exposición con flash de -1 o -1,2 para reducir la intensidad, solo para añadir un poco de luz. Creo que a la mayoría de los animales, como las ranas, no les molesta el flash.

Marc: No, no les molesta. Fui a Costa Rica en febrero e hice la mayoría de las fotos de noche.

Christian: He visto las imágenes. Los recortes estaban muy bien. Costa Rica es uno de mis destinos favoritos. ¿Adónde fuiste?
Marc: Gracias. Fue fantástico. Fuimos a la parte central de Costa Rica y a los bosques, y después fuimos a Corcovado. Fotografié mucho durante la noche, con el flash, pero era la primera vez que iba allí, así que no tuvimos mucha suerte a la hora de seguir animales. Quizá debería haber probado a utilizar cámaras trampa.

Christian: Llevo 25 años usando cámaras trampa. En 2004, inventé la primera cámara trampa digital para National Geographic. Tengo un nuevo sistema, con una EOS 6D Mark II y un objetivo EF 17-40mm f/4L USM de Canon. Es un buen sistema, y voy a probarlo en el Congo porque tienen que estar ahí unos dos o tres años. En cuanto a la iluminación, utilizo una caja de luz para cámaras trampa con tres flashes y un monitor Wi-Fi comercial. Todo es inalámbrico, nada de cables, y es completamente hermético. ¡Espero que sobreviva al primer año!

Marc: ¿Esas cámaras estarán ahí durante tres años? ¿Se quedan configuradas?

Christian: Sí. Tengo un asistente allí para revisarlas una vez al mes: les cambia la tarjeta de memoria, y la batería de litio dura entre cinco y seis semanas. He visto en Instagram que usas cámaras trampa.

Marc: Sí, pero solo las he utilizado por la noche, durante cuatro o cinco horas. No tengo demasiada experiencia con ellas porque siempre que las he probado no ha salido muy bien.

Christian: Es normal. Creo que el 99 % de las tomas son fallidas. Le pasa a todo el mundo, pero cuando sale bien, es increíble. Por eso las utilizo. Tengo que documentar criaturas desconocidas, y quizá solo consiga una o dos imágenes en todo el año, pero cuando son buenas, son muy especiales, porque estos animales no se han fotografiado nunca.
Una imagen en blanco y negro de varias familias dentro de una gran tienda de campaña, con niños comiendo y ropa colgada en cuerdas.

Conversaciones francas: fotografía lejos de la acción

El peso pesado del sector Paolo Pellegrin y la estrella emergente Ksenia Kuleshova hablan sobre la narración, los avances técnicos y la importancia de la comunidad.
Una abeja bebe néctar de una gran flor con el centro rosa y amarillo, y pétalos morados y blancos.

A Christian le gusta usar el flash para fotografiar los sujetos más pequeños, como esta abeja que visita una hermosa flor Gustavia superba en un renoval en Panamá. «Las interacciones entre fauna y flora mantienen la salud de los ecosistemas forestales tropicales, donde los animales son los responsables de la polinización de más del 95 % de las especies arbóreas y dispersan las semillas de hasta un 90 % de estas especies», nos cuenta. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark III de Canon a 21 mm, con una configuración de exposición de 1/250 s a f/20 e ISO 3200. © Christian Ziegler

Un tucán pico canoa posado sobre una rama, sosteniendo un pequeño fruto de una palma con el pico de colores brillantes.

Un tucán pico canoa alimentándose de frutos de una palma. Los tucanes desempeñan un papel fundamental en la conservación de los bosques, ya que ayudan a dispersar semillas grandes y a regenerar las tierras abandonadas. «Son especialmente importantes en los bosques jóvenes», dice Christian. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark III y un objetivo EF 600mm f/4L IS III USM con un Extender EF 1.4x III de Canon a 840 mm, con una configuración de exposición de 1/800 s a f/8 e ISO 1600. © Christian Ziegler

Marc: Hace cuatro años, quería fotografiar una marta que estaba a 150 km de mi casa. Mi padre me llevó allí seis veces antes de que consiguiera fotografiar una. Creo que fue en diciembre, y fue fantástico verla, aunque solo conseguí dos fotos.

Christian: Increíble. Esa es la contrapartida: si inviertes un poco más en la toma, puede que consigas un mejor resultado.

Marc: ¿Alguna vez no has conseguido la toma?

Christian: Me pasé un año y medio intentándolo con un tigre en Bután, y conseguí una buena foto, pero creo que necesito una mejor, sale un poco descentrado.

Marc: ¿Hay algún animal del que no tengas fotos?

Christian: Sí, muchos. Los potamoqueros rojos de la cuenca del Congo, que son animales de rebaño en grupos de 20-50. Creo que muchas de criaturas pequeñas similares a las comadrejas, que las hay de seis o siete tamaños diferentes. Civetas, comadrejas, jinetas, el gato dorado. No hay imágenes de estos animales en libertad. Espero conseguir imágenes de un pangolín gigante.
Un murciélago frugívoro mexicano colgado bocabajo de la rama de una higuera con un higo entre los dientes.

Como especialista en ecosistemas tropicales, Christian dedica mucho tiempo a investigar un lugar antes de ir allí. Esta imagen de un murciélago frugívoro mexicano (Artibeus jamaicensis) se realizó en Panamá, como parte de un proyecto titulado Secondary Forests In Panama – A Hopeful Story (Renovales en Panamá: una historia esperanzadora). «Sé paciente y meticuloso al fotografiar una especie o una zona», aconseja. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 24-105mm f/4L IS II USM de Canon a 35 mm, con una configuración de exposición de 1/80 s a f/20 e ISO 2000. © Christian Ziegler

Marc: ¿Has capturado imágenes de animales que no te esperabas con las cámaras trampa?

Christian: Sí. Un faisán que apareció y bailó en una trampa para un panda rojo. Y después, en lo más profundo del bosque, ¡apareció un perro común! Estaba a un día de distancia de la aldea más cercana, así que no sé cómo ocurrió. Básicamente, hay un montón de falsas alarmas, hojas que se caen, briznas de hierba... Lo más habitual es que no haya nada. A menudo la activa una polilla o un murciélago.

Marc: A mí también me pasa. Cuando consigues la foto, creo que te sientes aún mejor después del desafío. Bien, esperaba que habláramos sobre la conservación.

Christian: Es muy importante hablar sobre este tema. Todo lo que hago es por la conservación.

Marc: ¿Ha sido siempre lo más importante para ti?

Christian: Al principio no. Pero después fui a Borneo, Tailandia y África, zonas donde los bosques están muy amenazados. En Madagascar solo queda el 7 % de los bosques. Ahora elijo proyectos que subrayen los problemas de conservación: realicé muchos sobre casuarios, bonobos y camaleones, porque están todos amenazados. Doy visibilidad a estas criaturas en su hábitat natural, porque está menguando considerablemente y necesitamos que haya más cobertura sobre esto. Borneo tiene un 27 % de bosques, pero en 20 años se reducirá a menos del 10 %. En África es peor, y en Madagascar peor todavía. Esta es la razón por la cual voy a viajar al Congo, porque es la última zona en la que no se puede cazar, quizá durante los próximos 10 años.

Marc: ¿Cómo crees que puede ayudar la fotografía a la conservación?

Christian: Cuando publico en GEO o en National Geographic, la gente descubre esta increíble zona. Hablo con el redactor para explicarle lo fascinante que es y que está amenazada. Cuando veo un proyecto, pregunto si va a ayudar a conservar la naturaleza. Si no es así, no voy.
Una serpiente comienza a tragarse una rana que se aferra a una planta; toda la cabeza de la rana está ya en la boca de la serpiente.

Marc suele utilizar el flash solo por la noche o cuando busca una estética específica. Marc realizó esta increíble imagen de una serpiente devorando a una rana, que Marc describe como «la naturaleza en su estado más puro», en su primera noche en el Parque Nacional Corcovado de Costa Rica. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark III y un objetivo EF 100mm f/2.8 Macro USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/250 s a f/4 e ISO 200. © Marc Albiac

Marc: ¿Cómo puede influir la fotografía sobre las personas?

Christian: Todo se reduce a la información que acompañe a la imagen. El tigre que fotografié en Bután solo existe allí porque está completamente protegido de los cazadores furtivos del país, pero solo quedan 80 ejemplares en Bután. Es muy importante señalar que hay muy pocos, y que cuando cruzan la frontera hacia la India, se pierden a manos de los cazadores furtivos. Lo explicamos con todo lujo de detalles para apoyar a Bután.

Marc: Creo que los fotógrafos muy conocidos pueden dedicarse a la conservación, pero cuesta entrar en este mundillo si no tienes una revista que publique tu trabajo.

Christian: Creo que por eso los concursos son buenos, porque llegas a muchas personas que descubren tu fotografía y su propósito. Creo que los concursos también nos sirven para conocer a otros fotógrafos, descubrir nuevas ideas, pasar el rato y, a lo mejor, aprender los unos de los otros, porque cuando estamos sobre el terreno estamos solos. La fotografía es un trabajo muy arduo, necesitas amigos que hagan lo mismo, que te escuchen, para saber que no estás solo.

Marc: Uno de mis sueños es hacer fotografía de conservación.

Christian: Creo que lo tienes que planteártelo a largo plazo. Espero que muchas personas hagan lo mismo. Mi consejo es que te especialices, que seas bueno en algo y, si puede ser, en varios campos. Por ejemplo, como especialista en cámaras trampa, en fotografía macro o en paisajes. Para que la gente piense en ti.

Escrito por Emma-Lily Pendleton


Artículos relacionados

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro