FOTOGRAFÍA DE NATURALEZA

La vida después de ganar un premio Young Wildlife Photographer of the Year

¿Fotografiáis solo por diversión, u os gustaría hacer que la fotografía fuera vuestra carrera profesional? Marc Albiac y Michel d'Oultremont nos revelan los secretos ocultos de su éxito, avanzando desde ser jóvenes aficionados hasta ser embajadores de Canon.
Canon Camera
Cuando Marc Albiac era un adolescente explorando el arte de la fotografía, su padre y él pasaban horas en un sitio web donde los principales fotógrafos de la naturaleza española hablaban sobre las técnicas que utilizaban para sus imágenes. Recuerda cómo Mario Cea explicaba cómo había creado una doble exposición de un búho iluminado por la luna en un solo fotograma. Unos años más tarde, Marc estaba en una importante feria fotográfica presentando su trabajo junto con Mario. Marc es ahora embajador de Canon con muchos reconocimientos a su nombre, incluido el prestigioso premio Young Wildlife Photographer of the Year que recibió con tan solo 14 años.

Aquí, él y su compañero embajador Michel d'Oultremont, que vive y trabaja en Bélgica y es dos veces ganador del premio Wildlife Photographer of the Year Rising Star Portfolio, nos cuentan cómo este concurso impulsó sus carreras, y además comparten con nosotros consejos para jóvenes fotógrafos de naturaleza ansiosos por seguir sus pasos.
Un retrato del embajador de Canon Marc Albiac con una cámara con un gran teleobjetivo acoplado.

El embajador de Canon Marc Albiac utiliza a menudo multiplicadores de objetivos para lograr primeros planos de la naturaleza, lo que le permite capturar detalles desde lejos sin asustar al sujeto.

Un retrato del embajador de Canon Michel d'Oultremont en la nieve.

«Lo más importante es respetar la naturaleza que estás fotografiando. Es fundamental. Vivir en contacto con animales salvajes es fantástico, pero tienes que respetarlos», afirma el embajador de Canon Michel d'Oultremont.

¿Qué llegó primero: vuestro amor por la naturaleza o vuestro amor por la fotografía?

Marc Albiac: Antes de que supiera andar, mis padres me llevaban con ellos a las montañas. A mi padre le gustaba fotografiar los paisajes y los animales allí. Cuando tenía siete años, actualizó su equipo fotográfico y yo heredé su cámara, una EOS 30D de Canon (a la que ahora sucede la EOS 90D de Canon). Mi amor por los animales llegó primero. La cámara era una herramienta que me permitía llevar la naturaleza a casa conmigo.

Michel d'Oultremont: Sin duda el amor por la naturaleza. Empecé observando aves durante tres años de forma bastante intensiva. La fotografía es solo el medio que me permite inmortalizar mis encuentros con la naturaleza. Podría haber sido la escultura o la pintura, pero no tengo ese talento. Hice mis primeras imágenes en un pantano. Tumbado en el barro esperando a las aves acuáticas. Eran imágenes mundanas, pero era increíble llevar esos momentos a casa. El pantano estaba a menos de una milla de mi casa, así que era muy práctico. Empecé con una EOS 400D (a la que ahora sucede la EOS 850D) y un objetivo EF 300mm f/4L USM de 20 años (al que ahora sucede el EF 300mm f/4L IS USM de Canon).
Mantis palo colocada de lado en un tallo de una planta con espinas.

El embajador de Canon Marc Albiac tenía solo 14 años cuando realizó esta foto de una mantis palo escurridiza (Empusa pennata). Hizo que lograra el Young Wildlife Photographer of the Year en la categoría 11-14. Mark fotografió la mantis, que es capaz de camuflarse por sí misma, contra un fondo de papel blanco para que se viera realmente su característica forma. Imagen tomada con una EOS 5D Mark III (a la que ahora sucede la EOS 5D Mark IV) y un objetivo EF 100mm f/2.8 Macro USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/100 s a f/18 e ISO 320. © Marc Albiac

Dos ciervos chocando la cornamenta vistos por la noche a través de vegetación desenfocada.

El embajador de Canon Michel d'Oultremont esperó cuatro años para capturar esta imagen de una lucha entre ciervos en la región de las Ardenas, Bélgica. «Cada año iba al mismo lugar y esperaba experimentar este increíble momento», dice. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV, un objetivo EF 400mm f/2.8L IS II USM y un Extender EF 2x III de Canon a 800 mm, con una configuración de exposición de 1/400 s a f/8 e ISO 400. © Michel d'Oultremont

Ambos obtuvisteis reconocimiento muy pronto con los premios Young Wildlife Photographer of the Year. ¿Qué creéis que hicisteis para conseguir ese éxito?

Michel: En todas las competiciones necesitas suerte. Suerte para que te seleccionen, pero también para ganar un premio. He tenido la suerte de ganar este premio dos veces. Es un honor, y me encantó ver que mi visión del mundo salvaje interesa al jurado y al público.

Marc: No he hecho nunca fotografías para ganar un concurso, las hice porque quería. Creo que ese es el secreto. Fotografié mi imagen ganadora en el jardín de mi abuela. El lugar en el que pases más tiempo, sea cual sea, es donde sacarás las mejores fotografías. Trabajando cerca de casa, no tienes la presión de saber que tienes que coger un vuelo en unos pocos días. Y si no consigues una fotografía con la que estés contento un día, puedes volver al día siguiente.

¿Cómo os sentisteis al ganar? Debe haber sido emocionante pero también un poco abrumador.

Marc: Soy bastante tímido, incluso ahora que tengo 22 años, y tenía 15 años entonces, así que estaba nervioso. Pero fue un sueño hecho realidad. Me enviaron el correo electrónico informándome de que había ganado en primavera, y la ceremonia no fue hasta otoño, así que pasé seis meses sin poder contárselo a nadie.

Por supuesto, he participado en otros concursos y no he recibido ningún premio. Una de las mejores cosas de la fotografía es su subjetividad. A algunas personas les puede gustar la misma foto, y otras personas puede que no les guste: en los concursos ocurre lo mismo. Al jurado le tiene que gustar más tu foto que las demás, pero eso no significa que esa foto sea mejor o peor que otras.

Al igual que sucede con la fotografía de naturaleza, los concursos fotográficos requieren perseverancia. En la fotografía de naturaleza es muy importante perseverar porque la mayoría de las veces los animales no aparecen y tienes que volver a casa sin ninguna foto. Sin embargo, si te esfuerzas y persigues la foto que deseas, al final, tendrás más oportunidades de conseguir la foto que si te quedas en casa.

Michel: Me sorprendió mucho. Cuando era un fotógrafo joven, miraba con admiración a los ganadores de Wildlife Photographer of the Year. Es muy gratificante y halagador poder decir que han votado mis imágenes entre las mejores del mundo.

La perseverancia es la clave, tienes que seguir intentándolo e intentándolo. Soy una persona optimista y bastante terca, así que si no veo un animal en la luz bonita que busco, vuelvo a esperar tener el encuentro de mis sueños. Había una imagen que llevaba enviando durante tres años a muchos concursos y nunca había sido seleccionada hasta 2014, era una imagen que realmente me gustaba y pensé que tenía un buen potencial.
Un gato montés, mirando directamente a la cámara, camina a través de un paisaje nevado.

Michel se tumbó en la nieve y esperó hasta que surgió el momento perfecto para capturar esta impresionante foto de un gato montés en las Ardenas belgas. Imagen tomada con una EOS R5 y un objetivo EF 600mm f/4L IS II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/250 s a f/4,5 e ISO 800. © Michel d'Oultremont

Una cría de oso ibérico en vegetación parecida a coníferas de color verde y amarillo.

Marc estaba en las montañas con su tío y primo en el verano de 2020 cuando vio este oso ibérico salvaje. «Estaba esperando en la montaña para intentar ver lobos ibéricos y esta cría de oso se acercó. Me gusta lo que representa: la libertad total», dice. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II (a la que ahora sucede la EOS-1D X Mark III) con un objetivo EF 500mm f/4L IS USM y un Extender 2x III de Canon a 1000 mm, con una configuración de exposición de 1/320 s, f/9 e ISO 1600. © Marc Albiac

¿Cómo impulsó la victoria vuestra carrera en la fotografía de naturaleza?

Marc: Fue al ganar este premio y la categoría Youth en el concurso MontPhoto International Nature Photography 2011 cuando empecé a trabajar con Canon España, haciendo talleres y charlas en grandes ferias de la naturaleza junto con fotógrafos como Mario Cea. Todavía no me considero profesional de la fotografía, aunque lo soy. Actualmente estoy estudiando para graduarme en biología, que es algo que he querido hacer desde que tenía cinco años.

Michel: Gracias a mi primera victoria en 2014, pude participar con Contrat Agency y David Hayes en The Wait, un breve documental de 10 minutos sobre mi trabajo que se proyectó de forma extensa posteriormente. El concurso también me ayudó a darme a conocer ante el público en general. En 2015, decidí darle una oportunidad a la fotografía profesional de naturaleza. Esto ocurrió justo después de mis estudios fotográficos: intenté estudiar biología en la universidad, pero lo dejé rápidamente, ya que prefería estar sobre el terreno y la fotografía me ofrecía ese lujo. Me di a mí mismo tres años para ver si era factible. Han pasado ya seis.

¿Sentís que habéis desarrollado vuestro propio estilo en la fotografía de naturaleza?

Michel: Hago muchas fotografías guiándome por mis sensaciones, sin preocuparme demasiado por lo que funcionará y lo que no. No creo mis decorados, solo me encargo de las cosas a medida que vienen. Los encuentros con la naturaleza me permiten captar mis sentimientos cuando me encuentro cara a cara con un animal salvaje.

Marc: Todavía no veo que todas mis fotografías compartan un estilo. Para cada animal, trato de hacer diferentes estilos de imágenes, algunos más documentales y otros más artísticos, algunos en blanco y negro y otros en color, algunos primeros planos y otros mostrando su hábitat. Estoy más interesado en fotografiar animales vertebrados: mamíferos, aves, reptiles, anfibios. Tienes que saber sobre ellos, sus hábitos y dónde encontrarlos.
Primer plano de un zorro rojo mirando directamente a la cámara. La nariz del animal está enfocada, mientras que el resto de sus rasgos están ligeramente borrosos.

Michel a veces toma un enfoque minimalista de la composición de sus fotografías, atrayendo el ojo a la belleza natural de sus sujetos. «En Japón, un curioso zorro rojo se me acercó. Decidí enfocar su nariz», dice de esta encantadora imagen. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 600mm f-4L IS II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/2500 s a f/4 e ISO 2500. © Michel d'Oultremont

Una gineta saltando de roca a roca por la noche, con las estrellas en el fondo capturadas con doble exposición.

Esta imagen, con la que Marc fue finalista en la categoría de 15-17 de los premios Young Wildlife Photographer of the Year de 2015, es una doble exposición desde la cámara». Una de la gineta saltando, iluminada con destellos, y la otra de las estrellas en el fondo», explica. Imagen tomada con una EOS 5D Mark III y un objetivo EF 17-40mm f/4L USM de Canon a 40 mm, con una configuración de exposición de 15 s a f/4 e ISO 1600. © Marc Albiac

¿Seguís aprendiendo? ¿Hay algún error que cometisteis cuando empezasteis por primera vez?

Marc: Sí. Hay errores que todavía cometo. Por ejemplo, si hay un animal que realmente quiero fotografiar, me pongo nervioso e intento acercarme un poco. Esto a veces causa que el animal se escape y que pierda la foto.

Michel: Yo diría que esperar a los animales. Se necesita tener mucho conocimiento sobre la naturaleza y mucha paciencia para observarlos sin molestarlos. Pero eso lo aprendí desde una edad muy temprana. Soy extremadamente paciente en todos los aspectos, lo que significa que no me frustro fácilmente y siempre puedo ser optimista.
Una familia de jabalíes que cruzan una carretera grande, iluminada por las luces de calle por la noche, parece que utilizan el paso de peatones.

Esta fotografía nocturna de un jabalí con sus crías cruzando la carretera hizo que Marc fuera finalista en la categoría 15-17 de los premios Young Wildlife Photographer of the Year de 2017. Suele haber jabalíes en Barcelona, donde pueden causar problemas a los ecosistemas locales. Además, a menudo involucrados en colisiones en la carretera. Imagen tomada con una EOS 5D Mark III y un objetivo EF 100mm f/2.8 Macro USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/25 s a f/2,8 e ISO 6400. © Marc Albiac

Un pájaro pequeño con plumas de color naranja, blanco y negro posado sobre un junco que se dobla bastante bajo su peso, en un paisaje neblinoso.

Michel utilizó un escondite flotante para capturar esta imagen de un bigotudo agarrando un junco en medio de un terreno pantanoso. Imagen tomada con una EOS 5D Mark III y un objetivo EF 500mm f/4L IS USM de Canon (al que ahora sucede el EF 500mm f/4L IS II USM) con una configuración de exposición de 1/2000 s a f/4,5 e ISO 800. © Michel d'Oultremont

¿Cuáles son los retos a los que se enfrentan los jóvenes fotógrafos de naturaleza que intentan abrirse camino?

Michel: Los fotógrafos jóvenes se apresuran demasiado a querer conseguir innumerables «Me gusta» en sus imágenes en las redes sociales. Para mí, esta carrera tiene que parar porque por querer más y más terminas haciendo algo sobre el terreno que perturba a los animales.

Marc: La parte más difícil es encontrar a alguien que te lleve al terreno. Tuve la suerte de que mis padres estuvieran interesados en la montaña y los animales, pero tengo amigos que no tienen esa oportunidad. Si vives en una gran ciudad como Barcelona, es más difícil ver una amplia gama de animales.

¿Qué consejo les daríais a los fotógrafos aficionados que desean seguir vuestros pasos?

Michel: Aprended, leed y comprended a los animales antes de fotografiarlos. Esto es muy importante. Los animales y el medioambiente deben estar tranquilos y no inquietos. Asustar a un animal por una fotografía hará que la fotografía sea fea.

Marc: Fotografiad lo que os guste, de la forma que os guste. Si queréis fotografiar en blanco y negro, hacedlo. Si os gusta disparar con un teleobjetivo, hacedlo. No fotografiéis lo que creéis que debéis fotografiar, fotografiad lo que queráis fotografiar.


Escrito por Rachel Segal Hamilton

Productos relacionados

Artículos relacionados

  • Un primer plano de una araña saltadora marrón.

    FOTOGRAFÍA MACRO

    Descubre el mundo de los insectos

    Captura la vida secreta de pequeñas criaturas con el asesoramiento de Pierre Anquet.

  • FOTOGRAFÍA DE NATURALEZA

    Fotografías de naturaleza con la Canon EOS 90D

    Descubre los impresionantes resultados de la fotografía de naturaleza EOS 90D de Markus Varesvuo.