ARTÍCULO

Cómo hacerte un nombre en la industria del cine

Tres jóvenes cineastas revelan cómo han desarrollado sus marcas y plataformas, desde la búsqueda de mentores hasta el aprovechamiento de nuevas tecnologías.

Cómo hacerte un nombre en la industria del cine

El director Meji Alabi dando instrucciones al cantante Wizkid en el set de su último vídeo musical, mientras una mujer con un vestido rosa corto está tumbada en una alfombra y otra mujer con un top amarillo ajusta un vaso.

«Cuando estoy detrás de la cámara, me siento empoderado», comenta el cineasta, fotógrafo y director Meji Alabi, fotografiado en el set dirigiendo un vídeo musical del cantante y compositor nigeriano Wizkid. «Me siento empoderado para ayudar a las personas a contar sus historias, para ayudar a los artistas a alcanzar el siguiente nivel en sus carreras y para crear vídeos revolucionarios. Y quiero traspasar eso a los que vienen detrás de mí». © KT Watson

¿Cómo puedes hacerte un nombre en el actual mundo del cine, que avanza con rapidez y es siempre competitivo? Los que destacan tienen una cosa en común: un fuerte impulso que los ha llevado a tomar decisiones osadas.

«Tienes que esforzarte y ponerte en contacto con la gente», dice el cineasta, fotógrafo y director Meji Alabi, que ha trabajado con artistas como Tinie Tempah y Wizkid, y cuya empresa de producción JM Films ha producido la parte rodada en Nigeria de la película Black is King de Beyonce. «Las oportunidades no llegan porque sí, llegan si estás preparado y te encuentras en el lugar y en el momento adecuados».

Ashleigh Jadee, que ha pasado de grabar su propio material a ser una directora de alto nivel responsable de vídeos musicales para artistas como Skepta, Wiley y Wretch 32, cree enormemente en dar un salto de fe y creer en ti misma. «Mucha gente se retiene», afirma. «Siempre le digo a la gente que no necesitas lo mejor para poder empezar. Solo tienes que usar lo que tienes. Lo más importante es empezar. Ya te apañarás con lo demás»

Eso es algo que también ha descubierto la cineasta autodidacta holandesa Basha de Bruijn, cuyo trabajo incluye campañas para importantes festivales de música y organizaciones benéficas. Cuando descubrió su pasión mientras trabajaba en una emisora con 18 años, le dijeron que era demasiado joven para dirigir. Tras dejar de lado la universidad y la escuela de cine para aprender en el set, grabó su primer anuncio internacional con solo 22 años.

En esta entrevista, Meji, Ashleigh y Basha comparten sus mejores consejos para hacerte un nombre en el mundo del cine, desde desarrollar los contactos que definirán tu carrera hasta aprovechar al máximo la tecnología en constante evolución.
La directora Ashleigh Jadee escribiendo en su bloc de notas sentada en un escritorio delante de un portátil abierto. Lleva una chaqueta polar de camuflaje verde y está sonriendo a la pantalla.

Ashleigh Jadee, en la imagen, pasó de ser videógrafa a ser directora y ahora quiere abrirse a varios géneros del cine. «Un consejo que le daría a mi yo más joven es confiar más en mí», dice. «Sal ahí fuera y habla más contigo misma; la confianza acabará por llegar. Solía esconderme mucho, pero es muy importante establecer contactos».

1. Descubre el poder de la gente

«El establecimiento de contactos lo es todo», dice Basha. «La industria del cine está muy abierta a ello y a conocer a nueva gente. Trabajas en el set con mucha gente distinta y eso es lo que realmente me gusta».

Meji, que es autodidacta, descubrió el valor de los contactos según avanzaba su carrera. «Con el paso del tiempo, empecé a darme cuenta de que tienes que conocer a la gente y tienes que hablar con ella. Es importante que conectes con la gente a nivel humano, no solo a nivel laboral, establezcas relaciones y seas una persona agradable. Si eres así, la gente gravitará a tu alrededor».

La colaboración puede provenir de los contactos establecidos tanto en persona como online, dice Ashleigh, y el seguimiento es clave. «Creo que la principal herramienta para establecer contactos es el cara a cara. Si conoces a alguien online, asegúrate de presentarte cuando lo conozcas en persona. O si conoces a alguien en la vida real, asegúrate de enviarle un mensaje después para decirle que te ha encantado conocerlo. Ambas cosas son igual de importantes».

2. Busca un mentor y transmite lo que aprendas

«Tener un mentor es muy importante, porque no solo te guía, sino que te ahorra mucho tiempo, ya que aprendes de alguien que ya ha hecho lo que quieres hacer», comenta Ashleigh, que ahora es mentora y asesora personal.

Partiendo de una formación en cine no tradicional, Basha descubrió que los mentores eran fundamentales para guiar su carrera y ahora, dirigiéndose a los aspirantes a cineastas que vienen detrás de ella, dice: «Es muy importante; es cómo llegué yo aquí».

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services.
Meji comparte la misma opinión. «Siempre intento devolver algo a la persona que era cuando estaba empezando», afirma. «Hay tanta gente con talento que no tiene una oportunidad por ser demasiado joven. La industria puede parecer desalentadora desde fuera».

Ashleigh recomienda buscar a alguien en quien quieras convertirte. «Mira a esa persona y plantéate si te gustaría estar en su puesto», dice. «Echa un vistazo a lo que ha hecho para asegurarte de que puede ofrecerte el asesoramiento que necesitas».
La directora Basha de Bruijn, con una gorra de béisbol y una chaqueta, revisa la grabación en un monitor mientras está sentada en el set de una película.

«Quise ser directora después de ver cómo trabajaban, pero me dijeron que no podía porque era demasiado joven», dice la cineasta Basha de Bruijn, que tomó un camino poco tradicional en el sector y no fue a una escuela de cine. «Creo que tiene sus ventajas, porque tengo mi propia visión de cómo hacer películas y no me han moldeado con una mentalidad particular». © Basha de Bruijn

La cineasta Basha de Bruijn sentada encima de unas escaleras de mano un día soleado, mientras un hombre con un abrigo largo negro y gafas de sol la mira.

Basha, fotografiada aquí con un amigo, dice que ser mentora ha sido fundamental en su carrera. «Cuando empecé a llamarme a mí misma directora, empecé a buscar a alguien que grabara por mí, así que cada vez que me topaba con algo que estaba muy bien filmado, miraba quién había trabajado en ello. Luego me ponía en contacto con ellos para ver si querían tomarse un café y de esta forma conocí a una mentora increíble». Empezó enseñándome los aspectos técnicos del sector y aprendí mucho de ella». © Basha de Bruijn

3. Experimenta para encontrar tu estilo

Desarrollar un estilo cinematográfico reconocible, desde las paletas de colores hasta las técnicas de edición, puede hacer que tu trabajo sea sinónimo de tu marca. Aunque perfeccionar un estilo puede ser importante, Meji recomienda jugar con tu estilo mientras lo desarrollas.

«Los jóvenes cineastas deberían experimentar y ver lo que les gusta», comenta. «Si hay algo que te apasiona, explóralo y no te sientas intimidado. Busca esa creatividad y luego siéntete libre para avanzar. No tienes por qué quedarte encasillado».
A Canon EOS C70 camera mounted vertically to film a seated woman in portrait mode.

¿Están las redes sociales transformando la industria cinematográfica?

Cuatro expertos del sector debaten sobre el impacto de las redes sociales en el mundo del cine, desde la calidad de los contenidos hasta las habilidades técnicas que puedes aprender en TikTok.
Basha aconseja siempre dejar que tu personalidad brille en tu trabajo. «El estilo cinematográfico tiene mucho que ver con tu personalidad», dice. «Cuando miras mi trabajo, el hilo principal que lo conecta todo es el interés humano».

«La parte más difícil es empezar», continúa. «No seas dura contigo misma. Creo que en mi caso, como no fui a una escuela de cine, no tenía miedo de cometer errores. Solo empieza a hacer películas, y no importa si no son tan buenas como quieres que sean, ya que esa es la única forma de empezar tu viaje».
El cantante nigeriano Wizkid, con una colorista camisa y unas gafas de sol, sonríe mientras le hacen una foto delante de una cortina verde.

Para Meji, la nueva tecnología es parte del proceso narrativo. «Intenta usar las diferentes herramientas que la tecnología nos ofrece constantemente», recomienda. «Las nuevas cámaras y objetivos, y los diferentes mecanismos que podemos emplear, son todos parte de la historia». © KT Watson

Un hombre tocando la pantalla táctil de una cámara EOS C70 de Canon.

La EOS C70 de Canon es una gran elección para los directores independientes que quieren revolucionar su filmación. Tiene el cuerpo más pequeño y ligero de la gama Cinema EOS, cuenta con montura RF y está equipada con el sensor DGO 4K Super 35 mm de Canon para ofrecer una calidad de imagen realmente increíble.

4. Aprovecha el potencial de las nuevas tecnologías

Meji tomó por primera vez una cámara, una EOS 550D de Canon (a la que ahora sucede la EOS 850D de Canon), cuando estudiaba contabilidad en la universidad y pronto empezó a grabar vídeos musicales para amigos. Después de decidir que se dedicaría a la cinematografía, actualizó a una EOS 5D Mark II de Canon (a la que ahora sucede la EOS 5D Mark IV de Canon). «Esa cámara cambió realmente las reglas del juego en cuanto a calidad», afirma. «La gente me decía: 'Vaya, tus vídeos son tan nítidos'. Y las cosas mejoraron bastante a partir de entonces. Con los avances en tecnología, nuestras técnicas avanzan, ya que las cámaras más pequeñas nos permiten grabar en lugares en los que no podíamos antes y ofrecen una mayor calidad y durabilidad».

Mantenerse al tanto de los avances técnicos también puede dar alas a tu creatividad. «Es muy importante adaptarse a lo que hay disponible», dice Basha. «Algunos directores de fotografía se quedan encasillados en lo que saben y es una pena, porque hay tanta tecnología nueva y las cosas avanzan con tanta rapidez… es muy emocionante».

La primera cámara Canon de Ashleigh fue una EOS 60D (a la que ahora sucede la EOS 90D de Canon). «Al principio la usaba solo para fotografía y luego, una vez que encontré mi vena cinematográfica, ahí me quedé», recuerda. «La utilizaba para eventos, bodas y vídeos musicales; para casi todo lo que grababa». Sin duda creo que la dirección en la que va ese equipo ahora es muy útil para los jóvenes, ya que es más accesible».
El director Meji Alabi y el cantante Wizkid tomándose un descanso en el set. Meji sostiene una cámara de Canon y lleva una mascarilla azul. Están rodeados por los miembros del equipo.

Meji tomándose un descanso en el set con Wizkid. «Creo que los aspirantes a cineastas deben explorar todos los ángulos de su creatividad sin limitaciones, porque solo se vive una vez. Hay tantas oportunidades como siempre, solo tienes que buscarlas», afirma. © Josh Snaps

Meji Alabi, con mascarilla, sujeta una cámara de Canon en un set al aire libre rodeado por su equipo.

«Intenta no dudar de ti mismo», dice Meji. «A menudo escribes ideas y te parecen muy buenas, y luego puede que en el set tengas un momento de duda. Mantente en tus trece. Especialmente como director, es tu visión, así que no te dejes influenciar. Ten en cuenta las opiniones de los demás, pero haz tus tomas». © Josh Snaps

5. Desarrolla un amplio conjunto de habilidades

La naturaleza acelerada de la creación de contenidos supone que los directores, editores y fotógrafos de mañana deben incorporar más habilidades a su nombre para destacar entre la multitud. Ashleigh, que cambió su enfoque de la videografía a la dirección, afirma que se ha acostumbrado a mostrar a las personas que puede hacer cosas diferentes. «Fui asistente de dirección durante unos tres años y fue quien me enseñó producción. Mientras aprendía producción, lo veía dirigir también, de forma inconsciente. Por eso, cuando se presentó la oportunidad, ya había aprendido de esas sesiones».

Meji lleva realizando proyectos completos desde el inicio de su carrera. «Animo a la gente a que conozca los diferentes aspectos de la cinematografía, porque eso te hace mejor cineasta», comenta. «No tienes que ser el mejor editor del mundo, pero si conoces el proceso de edición, podrás colaborar mejor con tu editor. Ser polifacético es el camino a seguir. Céntrate en tus puntos fuertes, aunque es bueno tener conocimientos generales más amplios».

Basha ha trabajado como directora, cineasta y editora. «Es muy útil ser editora, poder redactar mis propios enfoques y tener conocimientos de música», dice. «Eso te ayuda a crear lo que has concebido, en cierto modo. Y como cineasta joven o aspirante, está muy bien contar con esos conocimientos».
La directora Ashleigh Jadee apuntando y guiñando a la cámara. Está sentada en una mesa y lleva una chaqueta polar de camuflaje verde y unos aros dorados.

Ashleigh comenzó como mentora durante el confinamiento y le encanta tener la oportunidad de compartir lo que ha aprendido con la próxima generación. «Cuando empecé a delegar, es cuando empecé a crecer de verdad. Es algo que siempre predico a mis aprendices», comenta.

6. Crea y comparte siempre tu trabajo

Gracias a que las plataformas online te permiten publicar desde clips y vídeos de momentos destacados hasta largometrajes con solo pulsar un botón, nunca ha sido tan fácil compartir tu trabajo y conectar con cineastas de todo el mundo. «Creo que es asombroso recibir constantemente inspiración de mis compañeros y ver el trabajo que están haciendo por todo el mundo», dice Meji. «Es increíble».

«He tenido momentos de duda y hubo una vez en que me planteé dedicarme a otra cosa», continúa. «Uno de mis amigos me dijo: 'Hagas lo que hagas, no dejes de grabar. Sigue trabajando, sigue siendo constante y ocurrirá'. Fue un gran consejo. Sigue siendo constante con tu trabajo y dalo todo en cada encargo».

«Las redes sociales ofrecen una forma de estar en primera línea en la mente de la gente», añade Ashleigh, que tiene una comunidad de 13 500 seguidores en Instagram. «Utilízalas para promocionar tu trabajo y a ti misma, para mantener tu relevancia. Es una forma de estar presente y compartir habilidades, conseguir trabajo y hacerte notar».

Escrito por Tessa Watkins


Artículos relacionados

Get the newsletter

Click here to get inspiring stories and exciting news from Canon Europe Pro