FLASH

Iluminación con flash de estilo estudio con Speedlites

Los flashes Speedlite te permiten hacer fotos de estilo estudio en diferentes ubicaciones. Descubre las magníficas funciones que facilitan este proceso y aprende a crear tus propios modificadores para tus Speedlites.
Algunas cámaras EOS de Canon, como la EOS-1D X Mark III y la EOS 5D Mark IV, están equipadas con un conector para PC (también conocido como puerto de sincronización de PC o terminal de PC), lo que permite conectarlas a equipos profesionales de iluminación con flash de estudio. Sin embargo, no es necesario depender de este estándar más antiguo, ya que es posible tomar fotos de estilo estudio con todas las cámaras EOS utilizando los Speedlites de Canon desconectados de la cámara.

Para hacerlo, puedes usar un cable de conexión para el flash OC-E3, que encaja en la zapata para accesorios de la cámara y se conecta al flash con un cable, o el sistema de flash inalámbrico de Canon, que tiene mayor alcance y versatilidad, con la opción de usar varias unidades de flash. El alcance y el número de unidades de flash dependen del sistema de control que utilices. Si tus Speedlites son compatibles con el sistema inalámbrico de radiotransmisión (RT) de Canon, el alcance es de hasta aproximadamente 30 metros, y puedes usar hasta cinco grupos de unidades de flash remotas, con hasta tres disparadores de flash en cada grupo. El sistema inalámbrico óptico de Canon puede controlar dos o tres grupos, pero con cualquier número de disparadores de flash en cada grupo, y tiene un alcance inferior de hasta aproximadamente 15 metros en interiores, aunque esto será suficiente para una configuración de estudio. A finales de 2020, todos los Speedlites actuales funcionarán con el sistema inalámbrico óptico (aunque un par de modelos Macro Ring Lite solo funcionan como transmisores, no como receptores remotos).

El sistema de flash inalámbrico de Canon no solo es cómodo y versátil, sino que también es muy portátil. Esto te permite configurar un estudio en casi cualquier espacio adecuado.

Los flashes Speedlite son potentes para su tamaño: el emblemático Speedlite EL-1, por ejemplo, tiene un número guía de 60 (metros, ISO 100), pero pesa menos de 690 g con su batería recargable de ion-litio. Además, muchos de ellos son ideales para su uso con modificadores de luz grandes, como parasoles o cajas de luz de gran tamaño, para suavizar y difuminar la luz cuando sea necesario y crear resultados verdaderamente profesionales. A diferencia de muchas fuentes de luz artificiales, la iluminación difusa emula mejor la iluminación natural, como la que pasa a través de una ventana. Además, no es necesario invertir en equipos de estudio profesionales. Con un poco de tiempo e ingenio, es fácil crear tus propios modificadores de luz y accesorios para utilizarlos con los Speedlites.

Un estudio en casa

Al hacer fotos de cara para un book o al fotografiar a familiares y amigos, el entorno y el fondo no suelen ser importantes. Estas fotos se tomaron en un comedor después de mover la mesa y las sillas a un lado.
Un fotógrafo capta a una modelo en el salón de una casa con una unidad de flash colocada detrás de un paraguas blanco desde un lado.

A uno de los lados se colocó un trípode con un flash Speedlite. Para lograr la iluminación suave necesaria, se disparó a través de un paraguas blanco, lo que permitió suavizar las sombras y extender la luz de manera más uniforme.

Un Speedlite en un trípode con un paraguas colocado justo delante, además de una segunda unidad Speedlite apuntando hacia la pared del fondo y un transmisor Speedlite ST-E3-RT.

Al colocar un segundo Speedlite tras el sujeto apuntando hacia la pared, se ilumina el fondo y se logra un acabado más suave y en clave alta. Se usó un transmisor Speedlite ST-E3-RT para controlar ambas unidades Speedlite de forma inalámbrica y calcular la exposición con el sistema E-TTL. Esto permitió que el fotógrafo pudiera centrarse en la composición y en la captura la imagen sin tener que prestar atención constantemente a la iluminación y la exposición. Además, al no contar con cables en este espacio tan reducido, pudo moverse con total libertad para fotografiar desde diferentes ángulos.

Una mujer rubia con una luz suave y difusa que procede de un lateral.

Al situar a la modelo de pie a un metro de la pared y colocar una unidad Speedlite a un lado incidiendo únicamente sobre su cara, se logra que la pared permanezca oscura. La cara de la modelo solo aparece iluminada desde un lado, pero el paraguas difumina la luz y suaviza los bordes entre las luces y las sombras, lo que aporta una bonita gradación del tono en vez de un borde nítido. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM a 70 mm, con una configuración de exposición de 1/200 s a f/4,5 e ISO 100. © Marcus Hawkins

Una mujer rubia sobre la que incide una luz difusa desde un lado con un fondo y una sombra más claras en el lado no iluminado.

Para esta imagen, la fuente de luz principal (la unidad Speedlite con el paraguas) se alejó ligeramente de la modelo para iluminar más su rostro y se usó un segundo Speedlite para aportar más luz al fondo. Además, se usó un reflector para rebotar la luz hacia el lado menos iluminado de la modelo. Hay muchos reflectores disponibles en el mercado, pero también puedes utilizar una cartulina blanca, una sábana o algo parecido. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM a 70 mm, con una configuración de exposición de 1/100 s a f/4,5 e ISO 100. © Marcus Hawkins

Cómo crear tu propia caja de luz

Una caja de luz produce un efecto muy similar al de una parasol y, de nuevo, hay una amplia variedad disponible para comprar, aunque también puedes crear la tuya con muy poco dinero. Solo necesitas una caja de cartón bastante grande, un poco de papel de aluminio, cinta adhesiva y papel vegetal o de horno blanco.

Básicamente, consiste en hacer un agujero en la parte inferior de la caja y fijar el Speedlite en él con cinta y más cartón para reforzarlo. Forra la caja con el papel de aluminio y cubre el lado abierto de la caja frente al flash con el papel vegetal para crear un difusor. Puedes seguir nuestra guía paso a paso para obtener más información.
Un hombre ajusta con cinta adhesiva un embudo o funda de cartón a un agujero en la parte inferior de una caja de cartón grande.

Hicimos una funda de cartón resistente para sujetar nuestro Speedlite de forma segura y lo fijamos con firmeza al fondo de la caja. El Speedlite se ajusta perfectamente y se mantiene en su lugar gracias a varias bandas elásticas.

Un Speedlite en un trípode con una caja de cartón colocada justo delante para generar una luz suave sobre un niño.

El Speedlite y la caja de luz improvisada permiten obtener un entorno propio de estudio. En este caso, colocamos algunas telas negras justo detrás para controlar la luz ambiente, pero puedes elegir cualquier fondo que se adapte a tus necesidades.

Un hombre fotografía a un niño situado frente a una unidad Speedlite ajustada a un trípode y con una caja de cartón colocada justo delante.

Colocamos el Speedlite y la caja de luz en un trípode para ajustar la altura y el ángulo según sea necesario. Los Speedlites son muy robustos, pero para lograr una mayor estabilidad es mejor asegurarse de que el trípode soporta parte del peso de la caja.

Un chico iluminado por una luz suave y difusa que incide desde un lado.

Una imagen de muestra de nuestra modelo, iluminada desde un lado con una luz suave y difusa. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo Canon EF 50mm f/1.2L II USM, con una configuración de exposición de 1/160 s a f/2,8 e ISO 100.

Snoots y grids

En un estudio fotográfico o en el equipo de un fotógrafo de retratos profesional, no todas las luces utilizan grandes reflectores o difusores. A menudo se utilizan otros accesorios para modificar la luz para situaciones específicas y efectos creativos. Los grids y snoots son dos de los más habituales, y se utilizan para dirigir y concentrar la iluminación. Con un poco de imaginación, puedes crear fácilmente accesorios similares para usarlos con tu Speedlite.

Un snoot es como un embudo para la luz. En lugar de que la luz se disperse sobre un área amplia, se reduce a un haz de luz de forma similar a un foco. A menudo se utiliza para resaltar áreas dentro de la escena o para añadir luz en los bordes o en el cabello de la parte posterior de la cabeza al capturar retratos. Un snoot suele ser circular y produce una luz con bordes muy acentuados, con la que la diferencia entre las áreas iluminadas y en sombras es muy evidente.

Los grids son muy similares a los snoots, pero la luz que producen tiene un borde más suave. En el estudio están disponibles con varias intensidades para producir zonas de diferentes tamaños, aunque para la mayoría de aplicaciones con Speedlite necesitarás solo uno. Se utilizan como los snoots, pero los bordes más suaves evitan las sombras marcadas y te permiten estabilizar la luz en todo el sujeto para disfrutar de una suave transición entre las áreas iluminadas y oscuras.

Aunque puedes usar un grid o snoot hecho en casa en un flash montado en la cámara, debes poder colocar y dirigir el flash con bastante precisión. Si está en la cámara, el rango de movimiento no es suficiente para crear los efectos de iluminación que puedes producir con el flash desconectado de la cámara.

Cómo crear un snoot o un grid

La forma más fácil de hacer un snoot es usar uno de esos tubos de aperitivos rellenos de aluminio o simplemente un cartón fino. Asegúrate de que el tubo está totalmente limpio y simplemente desprende (o corta) ambos extremos del tubo y coloca uno extremo sobre tu Speedlite. También puedes usar un trozo de cartón y doblarlo alrededor del cabezal del Speedlite para crear un rectángulo abierto. Puedes usar cinta o un par de gomas elásticas resistentes para mantener la forma y la posición.

Puedes modificar el tamaño del orificio de salida aplastando más los extremos del snoot. Puede que necesites más cinta para mantener el tamaño deseado.

Puedes crear un grid para el Speedlite de forma similar, pero necesitarás unas pajitas para beber de color negro. Realiza el snoot como hemos explicado antes, pero esta vez llena el tubo con las pajitas. Si introduces las pajitas de forma que queden bien apretadas, puede que se mantengan en su sitio, aunque también puedes usar un poco de pegamento a lo largo de estas. Esto es más fácil de hacer con un trozo rectangular de cartón que puedes doblar alrededor de las pajitas.

Cuanto más largas sean las pajitas, más estrecha será la zona. Una longitud de aproximadamente 5 cm ofrece una zona de tamaño útil con un borde suave para difusión, aunque puede que quieras empezar con algo más largo e ir cortando según lo necesites.
Un hombre sostiene el tubo de un envase con la mano mientras corta uno de los extremos con un cúter.

Para hacer nuestro propio snoot o foco, podemos cortar con cuidado los extremos del tubo de un envase con un diámetro más o menos apropiado para encajarlo en un Speedlite.

Un hombre fotografía a un perro iluminado mediante un Speedlite colocado sobre un trípode y situado en el lado opuesto, con un haz de luz estrecho gracias a un snoot improvisado.

Una vista de la configuración de nuestro estudio en la que se puede ver nuestro snoot casero colocado sobre una unidad flash Speedlite ajustado a un trípode y situado a un lado.

Un hombre encaja el tubo de un envase en una unidad Speedlite.

Coloca el tubo en la unidad Speedlite y sujétalo bien con cinta adhesiva o bandas elásticas alrededor del cuello si fuera necesario.

Un retrato de un perro iluminado desde un lado mediante un estrecho haz de luz.

Un retrato de una mascota en que se puede apreciar cómo la luz procedente de un snoot ayuda a destacar el pelo y otros detalles, sobre todo al fotografiar frente a un fondo oscuro o con cierto contraste. Imagen tomada con una EOS 250D y un objetivo Canon EF 50mm f/1.2L USM con una configuración de exposición de 1/200 s a f/7 e ISO 100.

Flash previo de modelado

Con los snoots y grids, trabajas con un haz de luz estrecho, por lo que es importante asegurarse de que incidan en el punto adecuado. El botón de previsualización de la profundidad de campo de tu cámara oculta una función poco conocida cuando se utiliza junto con un flash compatible. Con un flash colocado en la cámara o conectado inalámbricamente, si pulsas el botón de previsualización de la profundidad de campo el flash emitirá una ráfaga corta de flashes rápidos. Así podrás ver exactamente dónde incidirá la luz en la imagen.

Medición del flash

Las cámaras EOS cuentan con medición de flash a través del objetivo (TTL). El sistema de medición detectará cualquier modificación que realices en la salida del flash Speedlite para que sigas disfrutando de imágenes con flash con una buena exposición. Sin embargo, al igual que con todas las técnicas fotográficas, los resultados que obtienes pueden no ser siempre los que deseas. No te desilusiones si el primer lote de imágenes está lejos de ser perfecto. Experimenta con tus accesorios caseros para Speedlite, examina los resultados y decide si una pequeña compensación de la exposición con flash mejoraría las fotografías.

Escrito por Angela Nicholson


Artículos relacionados

Get the newsletter

Click here to get inspiring stories and exciting news from Canon Europe Pro