A young boy is lit from one side by a homemade softbox on a stand.

PROYECTOS DOMÉSTICOS

Trucos de bricolaje: cómo hacer tus propios accesorios fotográficos

¿No estaría genial tener una configuración de estudio con luces profesionales como una caja de luz para conseguir una iluminación suave y difusa y un foco para obtener una iluminación bien enfocada donde quieras? Cuando fotografías la vida salvaje del jardín, ¿no te encantaría tener un soporte versátil para mantener la cámara estable sobre cualquier superficie? En lugar de invertir mucho dinero en accesorios como estos, ¿por qué no intentas hacer uno propio?
En este artículo, te mostraremos cómo utilizar artículos de uso cotidiano para crear accesorios que puedes utilizar con tu cámara Canon y el equipo del que dispongas para añadir efectos creativos y llevar tu fotografía al siguiente nivel.

1. Crea tu propia caja de luz

Si estás haciendo retratos, una caja de luz es imprescindible. Dispersa tu fuente de luz y hace que los retratos sean más atractivos visualmente.

Necesitarás:

  • Caja de cartón
  • Cartón resistente
  • Lápiz
  • Tijeras
  • Cinta adhesiva
  • Bandas elásticas
  • Transparencia
  • Papel de horno o vegetal (el papel translúcido funciona mejor)
Una caja de luz es ideal para suavizar la fuente de luz y conseguir favorecedores retratos. Pero no tienes que salir de casa ahora mismo a comprar una nueva caja de luz. Con una caja de cartón, varias hojas de papel de aluminio y un trozo de papel de horno, puedes crear una propia en tan solo media hora. Solo hay que recortar un poco, y utilizaremos un truco sencillo para aprovechar el soporte de plástico de tu Speedlite. Sigue estas instrucciones y podrás crear retratos impecables con tu nueva caja de luz en tan solo un instante.

Paso 1 - Crea un tubo rectangular

Two hands bend a piece of cardboard around the sides of a Canon Speedlite flash.
Dobla el cartón por la parte superior del Speedlite y sujétalo bien con cinta adhesiva.
Corta las cuatro esquinas y, a continuación, despliega los paneles.

Corta un trozo de cartón resistente que encaje perfectamente en el Speedlite. Debe medir aproximadamente el doble de la longitud de la parte plegable del flash. Pégalo bien con cinta adhesiva. Retira el Speedlite y corta las cuatro esquinas hasta la mitad y, a continuación, dóblalas para que se desdoblen hacia fuera.

Paso 2: Fija el soporte del Speedlite

Two hands use black tape to secure a cardboard sheath around a Speedlite flash.
Pega con cinta adhesiva el soporte de plástico del Speedlite al exterior de la caja y haz un agujero en la cinta para poder insertar un tornillo a través de ella. Lo necesitarás para fijar la caja de luz al trípode.
Engancha dos bandas elásticas sobre dos de las solapas de cartón.

Saca el soporte de plástico del Speedlite y pégalo con cinta adhesiva al tubo de cartón (envuelve la cinta unas cuantas veces y, a continuación, haz un agujero en la cinta con una rosca para poder fijar el soporte de plástico al trípode más tarde). Ahora, engancha dos bandas elásticas sobre dos de las solapas de cartón que están desdobladas para poder utilizarlas a la hora de fijar el Speedlite en el tubo de cartón.

Paso 3 - Pega el tubo a la caja

The inside of a large cardboard box with the flaps of the cardboard sheath secured inside.
Pasa el Speedlite a través del orificio de la caja de cartón y pega con cinta adhesiva las cuatro solapas separadas.
Pega con cinta adhesiva la solapa de la parte exterior de la caja al tubo.

Coloca el extremo del tubo en el centro de la caja de cartón grande (cuanto más grande sea la caja, más difusa será la luz) y haz una marca alrededor. Corta tres lados del área marcada y, a continuación, pliega el cuarto lado hacia arriba para crear una única solapa. Introduce el tubo Speedlite por el agujero desde el interior (asegúrate también de introducir las bandas elásticas). Pega con cinta adhesiva las cuatro solapas del tubo Speedlite al interior de la caja y la única solapa de la caja a la parte exterior del tubo.

Paso 4: Cubre la caja

The inside of a large cardboard box being lined with reflective foil.
Utiliza papel de aluminio para crear el forro reflectante de tu caja de luz casera, y otro elemento esencial de la cocina, papel de horno, para cubrir la parte frontal de la caja.

Forra el interior de la caja con papel de aluminio reflectante. Primero, envuelve y pega el papel de aluminio en la parte superior e inferior de la caja y, a continuación, crea dos paneles laterales en ángulo pegando los extremos de las dos hojas de aluminio cerca del centro de la caja y a cada lado. Tira firmemente del papel de aluminio a medida que sale de la caja y ajústalo, de modo que quede una cavidad triangular entre el papel de aluminio y la caja. Los ángulos te ayudarán a dirigir la luz. Cubre con papel de horno o vegetal la parte frontal de la caja. Tu caja de luz casera ya está lista. Atorníllala a un soporte o trípode mediante el soporte de plástico del Speedlite y encaja el Speedlite en el tubo, enganchando las bandas elásticas en el extremo para mantenerlo en su sitio.

Paso 5: Coloca la luz

Ha llegado el momento de probar la caja de luz: colócala a un lado y ligeramente por encima de la cara del sujeto y, a continuación, activa el Speedlite para iluminar la imagen.
A portrait of a boy against a black background.
El uso de una caja de luz suaviza la luz sobre la cara y aporta ambiente a la fotografía final.

Coloca la caja de luz a un lado y ligeramente por encima de la cara del sujeto. Puedes activar el Speedlite de la caja de luz utilizando un segundo Speedlite de Canon conectado a la zapata de la cámara, con un disparador inalámbrico (como el ST-E3-RT de Canon) o si utilizas el flash emergente (en cámaras Canon compatibles). Como punto de partida para la exposición, ajusta la cámara en modo manual con la exposición a 1/200 s, ISO 100 y la abertura a f/5.6. Ajusta el flash en potencia manual a un octavo y, a continuación, realiza una prueba. Si es demasiado brillante u oscuro, ajusta la potencia del flash o la abertura hasta que la luz parezca adecuada.

2. Crea un tubo de luz puntual

Una luz puntual enfocada es útil para crear todo tipo de efectos dramáticos en tu fotografía.

Necesitarás:

  • Tubo cilíndrico con forro de aluminio utilizado como envase de patatas fritas
  • Cúter o tijeras
  • Cinta adhesiva
Un sencillo tubo de cualquier envase puede ser muy útil para controlar la difusión de tu Speedlite. Estos tubos suelen tener un diámetro similar al de la mayoría de los Speedlites, por lo que puedes ajustar uno perfectamente por la parte frontal del tuyo en tan solo unos segundos. Esto te permite restringir la difusión de la luz para crear una luz puntual o para el pelo y, al colocar el flash detrás del sujeto y a un lado, puedes añadir una luz lateral para captar los bordes y conseguir un aspecto espectacular.

Paso 1: Corta el tubo

A man cutting the top off a snack food tube with a craft knife.
El forro metálico de este tubo ayudará a que la luz del Speedlite rebote hacia el sujeto.

Necesitarás un tubo cilíndrico lo suficientemente grande para que quepa en el extremo del Speedlite, como un tubo utilizado como envase de patatas fritas o, en nuestro caso, este para colines de pan. Lo ideal es que el recipiente tenga un forro metálico, ya que esto ayuda a que la luz rebote a lo largo del tubo. Corta el extremo del tubo con ayuda de un cúter o unas tijeras.

Paso 2: Ajústalo en el Speedlite

Two hands fit a snack food tube on to a Speedlite flash. A Speedlite flash with a snack food tube on it being attached to a tripod.
Desliza el tubo sobre el Speedlite. Debe ajustarse perfectamente, si no es así, asegúralo con cinta adhesiva.
El tubo de luz puntual actuará como una linterna e iluminará al sujeto.

Ajusta el tubo sobre el Speedlite. Si el diámetro no es el correcto y no se desliza perfectamente y permanece en su sitio, utiliza cinta adhesiva para fijarlo. A continuación, acopla el Speedlite a su base de plástico y atorníllalo a un soporte o a una placa de trípode.

Paso 3: Activa el flash

A photographer takes a photo of a dog illuminated from the other side by a spotlight tube.
No te olvides de probar tu nueva luz puntual con unos cuantos disparos de prueba para asegurarte de que funciona a tu gusto.

Necesitamos activar el Speedlite de forma remota, ya sea con un segundo Speedlite montado en la cámara como este o con un disparador inalámbrico. Como alternativa, muchos modelos de cámara Canon también te permiten controlar Speedlites compatibles gracias al flash emergente de la cámara; y no solo activar el Speedlite, sino también ajustar la potencia. Realiza un par de disparos de prueba para asegurarte de que el flash funciona.

Paso 4: Coloca la luz

A photographer, standing next to a spotlight tube on a tripod, attracts the attention of a dog.
Coloca la luz puntual en el lateral del sujeto y realiza varios disparos de prueba. La luz puntual es bastante estrecha, por lo que puede ser necesario realizar algunos ajustes para encontrar la posición correcta.
Cuelga un fondo, hecho de papel o tela, en un color de contraste para garantizar que el sujeto destaque.

Para obtener un efecto de contraluz, coloca el Speedlite detrás del sujeto y a un lado, orientado hacia el sujeto y la cámara. Dado que nuestro haz de luz es bastante reducido, es importante que el ángulo sea el adecuado. Puede ser muy útil utilizar la función de luz de modelado en el Speedlite (mantén pulsado el botón de prueba) o la aplicación Canon Camera Connect para realizar disparos de prueba de forma remota desde el smartphone mientras ajustas la posición del flash. Fotografía al sujeto sobre un fondo liso (una tela o una lámina de papel pueden servir) y utiliza un color de contraste para garantizar que el sujeto destaque.

Paso 5: Configura la exposición

The settings display on the back of a Speedlite.
Efectúa varios disparos de prueba y ajusta la configuración de la cámara hasta conseguir el resultado deseado.

Este es un buen punto de partida para la exposición: configura la cámara en el modo de exposición manual y ajusta la ISO en 100, la velocidad de obturación en 1/200 segundos y la abertura en f/8. A continuación, ajusta el flash en modo manual y disminuye la salida a 1/32. Realiza un disparo de prueba. Si es demasiado brillante u oscuro, simplemente disminuye o aumenta la potencia del flash hasta que obtener la adecuada. Coloca el sujeto de lado para conseguir un perfil espectacular y, a continuación, comienza a hacer fotos.

3. Crea tu propio cojín

No siempre se puede utilizar un trípode cuando fotografías imágenes macro, especialmente cerca del suelo, pero algo versátil como un cojín casero puede estabilizar la cámara y ayudarte a conseguir mejores resultados.

Necesitarás:

  • Un pantalón viejo
  • Aguja e hilo o una máquina de coser
  • Bolsa de lentejas, arroz o alimentos secos similares
Un cojín puede ser útil en todo tipo de situaciones. Puedes colocar el objetivo sobre él para obtener imágenes más estables, utilizarlo para amortiguar la cámara cuando esté en el suelo o colocarlo en la ventana del coche para crear un escondrijo improvisado para fotografiar aves. Puedes hacer tu propio cojín fácilmente usando un pantalón viejo, una aguja y un hilo (o incluso mejor, una máquina de coser) y una bolsa de lentejas o alimentos secos similares.

Paso 1: Corta una pernera

A man using scissors to cut one leg off a pair of trousers. A man's hands using a sewing machine to sew up the opening of a trouser leg.
Corta la parte inferior de un pantalón viejo con unas tijeras. Solo necesitas una longitud de unos 30 cm.
Cose la abertura en un extremo con una máquina de coser o con una aguja e hilo.

Coge un pantalón viejo y corta una de las perneras. Necesitarás un trozo de unos 30 cm de largo. A continuación, coge la aguja y el hilo (o la máquina de coser) y cose uno de los lados abiertos. Cose el otro lado, pero deja una pequeña abertura de escasos centímetros.

Paso 2: Rellénala con alimentos secos

Red lentils being poured into the opening at the top of a cut-off trouser leg.
Rellena tu cojín con pequeñas legumbres secas o arroz hasta que esté casi lleno.

Coge una bolsa de lentejas o alimentos secos similares, como el arroz, y viértelos por la abertura (un embudo puede ser útil; si lo necesitas, puedes hacerlo con una hoja de papel A4). Rellena hasta que el cojín esté lleno, luego coge la aguja y el hilo y cose la abertura para que la comida del interior no se salga. Tu cojín casero ya está listo.

Paso 3: Apoya el objetivo

A photographer resting his lens on a beanbag on a garden chair, shooting purple flowers.
Tu cojín casero es ideal para mantener la estabilidad de los objetivos grandes y evitar la trepidación.

El cojín puede ser de gran ayuda para mantener los objetivos grandes estables. No solo los objetivos más largos pueden ser pesados de sujetar durante un rato, sino que cuanto más larga sea la longitud focal, más estrecho será el ángulo de visión, por lo que cualquier movimiento ligero se exagerará. El cojín te ayudará a evitar el movimiento cuando dispares a distancias focales más largas. Si, al igual que este objetivo EF 70-200mm f/2.8L IS III USM de Canon, el tuyo dispone de estabilización de imagen, lo mejor es activar esta opción cuando dispares también sin trípode.

Paso 4: Utilízalo cerca del suelo

A Canon EOS 250D with a Canon EF 70-200mm f/2.8L IS III USM lens rests on a homemade beanbag.
Ponerse en posición para hacer fotos de ángulo bajo puede ser complicado, pero tu cojín se convierte en el protector moldeable ideal.

Colocar la cámara cerca del suelo a menudo te ofrece una perspectiva inusual, aunque disparar con ángulos tan bajos puede ser complicado. Tu cojín casero puede ayudarte a sujetar el objetivo mientras encuadras la imagen. También puedes moldearla hasta lograr el ángulo deseado. Una cámara con una pantalla abatible como la Canon EOS 250D también es útil, ya que es difícil componer una toma con el visor en un ángulo tan bajo. También puedes utilizar la aplicación Canon Camera Connect para controlar la cámara de forma remota desde tu smartphone.

Paso 5: Sigue a los motivos en movimiento

Tu cojín te permitirá seguir los movimientos de la abeja…
…a la vez que ayuda a mantener la cámara estable.

Seguir a los motivos en movimiento con un objetivo largo puede ser complicado, especialmente cuando se trata de los insectos de jardín, como las abejas. Dado que tu cojín sujetará la cámara pero no la mantendrá fija, te ayudará a mantenerte estable sin impedirte que sigas el movimiento. También es importante que actives el enfoque automático para motivos en movimiento. El seguimiento del sujeto en directo con la Canon EOS 250D facilita el enfoque de las abejas.

Escrito por James Paterson

Artículos relacionados
Tulips in a garden framed by trails of light.

FOTOGRAFÍA DE JARDÍN

Da rienda suelta a tu creatividad en el jardín: 3 técnicas que debes dominar

Descubre los divertidos proyectos que puedes probar en casa, desde pintar con luz hasta fotografiar las estrellas.

A woman standing in front of shuttered windows touches a paper star hanging from the ceiling.

FOTOGRAFÍA DE INTERIORES

Da rienda suelta a tu creatividad en casa con estas tres técnicas de fotografía de interiores

Familiarízate con tu cámara y descubre cómo realizar retratos cinematográficos, imágenes macro y vídeos time-lapse.

A water droplet on a flower stem, reflecting a flower head.

FOTOGRAFÍA MACRO

Fotografiar flores reflejadas en gotas de agua

Da rienda suelta a tu creatividad con la fotografía macro y descubre cómo captar hermosas imágenes de flores reflejadas en gotas de agua.

Artículos relacionados



Inspírate es tu fuente principal de consejos de fotografía, guías para compradores y entrevistas interesantes. Descubre todo lo que necesitas para encontrar la mejor cámara y la mejor impresora para ti, así como para hacer realidad tu próxima idea creativa.

Volver a consejos y procedimientos