FOTOGRAFÍA DE VIAJES

Investigación, comunicación, respeto: cómo ser un fotógrafo de viajes consciente

Documentarse de diferentes culturas añade interés a tus historias de viaje, pero es importante crear imágenes con sensibilidad. La fotoperiodista Gulshan Khan comparte algunos consejos.
Una joven musulmana grita de alegría mientras monta un caballo de tiovivo en un festival en Johannesburgo, Sudáfrica.

Las manos se agarran firmemente al colorido caballo del tiovivo, la cara irradia felicidad, el hijab se infla como la capa de un superhéroe. No es la típica imagen que ves de una joven musulmana, y es exactamente por eso que es una de las fotografías favoritas de la embajadora de Canon Gulshan Khan. «Los musulmanes, en particular las mujeres y las niñas, no siempre se representan como los seres humanos que somos. Digo “somos” porque esta es mi comunidad», explica la fotoperiodista sudafricana. «Vemos mucho sufrimiento y exclusión en las imágenes del continente africano. Y aquí está esta chica rebosante de alegría, fotografiada con dignidad».

El ejemplo de Gulshan nos recuerda que la cámara es poderosa. Las imágenes que creas pueden perpetuar formas unidimensionales de mirar el mundo o pueden revelar algo más. Esto es especialmente cierto cuando se trata de fotografiar culturas o comunidades que no son las tuyas, ya sea en el vecindario a la vuelta de la esquina o en algún lugar a miles de kilómetros. Para Gulshan, esto forma parte del trabajo. Como fotoperiodista independiente que ha sido publicada en National Geographic, The New York Times y The Guardian, y antigua fotógrafa autónoma para Agence France Presse (AFP), Gulshan fotografía con regularidad personas y lugares en su país de origen y más allá. A continuación explicará cómo puedes hacer fotografías culturales sorprendentes a la par que delicadas.

Ten en cuenta la historia

Un guardabosques sudafricano contra la caza furtiva utiliza una gran linterna para detectar movimiento en un recinto exterior por la noche.

Un guardabosques sudafricano contra la caza furtiva explora si hay movimiento en un recinto animal por la noche. «Todavía estoy aprendiendo a desenvolverme en diferentes situaciones. Siempre pregúntate a ti mismo», aconseja Gulshan. Imagen tomada con una EOS 5D Mark III de Canon (a la que ahora sucede la EOS 5D Mark IV) y un objetivo EF 35mm f/1.4L USM (al que ahora sucede el EF 35mm f/1.4L II USM), con una configuración de exposición de 1/80 s a f/1,4 e ISO 3200. © Gulshan Khan

En el siglo XIX, cuando la fotografía era una nueva tecnología, la cámara fue falsamente considerada por los colonialistas europeos como una herramienta científica que se utilizaba para clasificar y oprimir a los pueblos indígenas. Gulshan cree que ese legado sigue vivo, alimentando la percepción de que es un medio imparcial.

«Las fotografías son instructivas. Nos enseñan cómo vernos a nosotros mismos y a los demás», comenta. «Existe esta idea de que una imagen es una verdad objetiva, pero eso es una falacia. Siempre estás en tus imágenes. Tu ideología, tus experiencias y tus valores se reflejan en lo que decides introducir y dejar fuera del marco».

Gulshan también destaca el derecho que algunos viajeros y creadores de imágenes occidentales sienten que tienen para explorar tierras «exóticas». «No es un problema visitar lugares y tomar fotografías», afirma Gulshan. «Es un problema cuando das por sentado que eres mejor y sabes más que las personas que estás fotografiando».

Investigación antes del viaje

Dos personas bailan salsa en la pista de baile de una azotea, observadas por grupos de espectadores sentados tras ellos y a los lados.

Gente bailando en una fiesta de salsa en una azotea en Maboneng, Johannesburgo, Sudáfrica. «Si estás fotografiando en un festival o evento, tienes que saber qué hace la gente allí y por qué está teniendo lugar», afirma Gulshan. Imagen tomada con una EOS 5D Mark III y un objetivo EF 35mm f/1.4L USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/320 s, a f/2,8 e ISO 50. © Gulshan Khan para The Washington Post

Cuando se oye la palabra «cultura», se tiende a pensar en la nacionalidad, raza o religión, pero para Gulshan el concepto es mucho más amplio. «Podría ser un grupo con un sistema de valores específico, una cultura laboral o personas que pertenezcan a una clase social o formen parte de una subcultura musical, por ejemplo», comenta Gulshan.

Sea lo que sea, tienes que asegurarte de que has investigado tanto como sea posible antes de llegar con la cámara. Esto te ayudará a identificar lugares inusuales u ocasiones importantes, como un festival o una manifestación, que te dará la oportunidad de tomar fotografías relevantes.

También se trata de comprender las normas, las costumbres y los problemas a los que se enfrentan las distintas personas, lo que te informará de cómo fotografiar. Sigue la cobertura mediática, lee libros, ve documentales, familiarízate con los lugares de Google Maps y, lo que es más importante, habla con la gente, aconseja Gulshan. Si estás en el extranjero y te alojas en un hotel, habla con el personal. O, si estás en un evento, pregunta a los asistentes qué significa para ellos y por qué están allí. Sé respetuoso, empático y mantente siempre dispuesto a aprender.

Elige y utiliza tu kit con prudencia

Una mujer con un vestido blanco largo y llamativas joyas sentada en un banco fuera de su casa de Johannesburgo.

A Gulshan le gusta hacer retratos siempre que sea posible. En esta sesión para una historia sobre el estilo de las joyas en Johannesburgo, fotografió a individuos de diferentes orígenes culturales: Netsanet Abera Tumssa, propietaria del restaurante etíope Netsi's, fotografiada sentada fuera de su casa. Imagen tomada con una EOS R5 y un objetivo RF 35mm F1.8 MACRO IS STM de Canon, con una configuración de exposición de 1/1000 s a f/2 e ISO 250. © Gulshan Khan para The New York Times

Hay que encontrar un equilibrio entre conseguir imágenes impactantes y tratar a las personas con la consideración que merecen. En general, Gulshan evita los objetivos largos, prefiriendo emparejar sus cámaras EOS R y EOS R5 de Canon con un objetivo RF 35mm F1.8 MACRO IS STM de Canon y acercarse a lo que está fotografiando, metiéndose de lleno en la acción. «Tienes que hablar con la gente cuando estás tan cerca y tus imágenes son inevitablemente más íntimas», explica.

La excepción a esto sería cuando trabaja en espacios sagrados y ya tiene permiso para grabar allí, pero no quiere entrometerse. «En los lugares espirituales tienes que ser sensible con la cultura y la mejor manera de asegurarte de que no estás siendo irrespetuoso o intrusivo es preguntar si les parece bien que estés allí», aconseja. «Pregunta dónde puedes estar y dónde no, y cuáles son las reglas. En muchas mezquitas y templos, por ejemplo, tienes que quitarte los zapatos y vestir de una manera apropiada, y también es irrespetuoso caminar delante de una persona que está orando o tratar de hablar con ella».

«En esos casos, he utilizado un objetivo Canon RF 70-200mm F2.8L IS USM», añade. «Siempre mantengo el obturador lo más silencioso posible para no ser intrusiva y ser respetuosa en situaciones que requieren un decoro tan silencioso y sutil».

No solo son las cámaras profesionales, como la EOS R5, las que ofrecen una opción de disparo silencioso. Al cambiar al modo de disparo silencioso en la EOS R10 mirrorless de Canon, se ajustan todos los ajustes relevantes al mismo tiempo, evitando que la cámara emita ningún sonido o luz. Si combinas la EOS R10 con el versátil objetivo RF-S 18-150mm F3.5-6.3 IS STM de Canon, también tendrás un mayor alcance para molestar lo menos posible.

Involucra a las personas que estés fotografiando

Un hombre mayor con la mano sobre la cara sentado en una pared. Detrás de él hay una casa de colores brillantes y una montaña inmersa en la niebla.

Jean Rene, de 56 años, fotografiado en su ciudad natal Hell-Bourg, en la isla de Reunión, un departamento francés en el Océano Índico. «Una buena fotografía cultural proviene de una profunda empatía por lo que estás fotografiando. De lo contrario, es simplemente trabajo», dice Gulshan. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 16-35mm f/2.8L II USM de Canon (al que ahora sucede el EF 16-35mm f/2.8L III USM) a 35 mm, con una configuración de exposición de 1/250 s a f/2,8 e ISO 100. © Gulshan Khan para The New York Times

Un grupo de mujeres sentadas alrededor de una larga mesa cargada de comida y botellas de refrescos.

Un grupo de mujeres rompen su Ramadán juntas en la Mezquita Nizamiye en Johannesburgo, una imagen de The Things we Carry With Us, una serie de Gulshan sobre la comunidad sudafricana. Imagen tomada con una EOS 5D Mark III y un objetivo EF 35mm f/1.4L USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/2500 s a f/1,4 e ISO 10000. © Gulshan Khan

Es importante distinguir entre los eventos públicos, en los que se espera que se hagan fotografías, y las fotografías que tomas mientras deambulas por las callejuelas apartadas o como parte de un proyecto personal con un grupo determinado, «deberías contar con el consentimiento informado», afirma Gulshan. Esto significa explicar claramente a las personas por qué te interesa fotografiarlas y qué piensas hacer con las imágenes después.

La forma de hacerlo depende del escenario. Si estás realizando un proyecto en el entorno de una comunidad, puedes recibir el permiso primero y conocer a la gente antes de pasar a hacer fotos espontáneas cuando se relajen en tu presencia. En las calles de una ciudad, podrías entablar una conversación con un comerciante de un puesto callejero y luego tomarle un retrato. Si no hablas el idioma, busca a alguien que pueda ayudarte interpretando. Presta atención constante a cómo responde la persona que estás fotografiando. Como dice Gulshan: «Puedes darte cuenta si estás haciendo que la gente se sienta incómoda». Si es así, es el momento de bajar la cámara.

Trabaja desde el respeto

Una multitud de personas de distintas edades cantan, bailan, ríen y beben mientras ven algo delante de ellos.

«Siempre pregúntate, ¿qué le da a esto profundidad? ¿Dónde está la historia?», dice Gulshan. Imagen tomada con una EOS 5D Mark III y un objetivo EF 35mm f/1.4L USM de Canon, utilizando una configuración de exposición de 1/400 s, a f/1,4 e ISO 1600. © AFP Photo/Gulshan Khan

Aunque ahora utiliza la cámara de forma instintiva, Gulshan ha pasado tiempo mirando imágenes y pensando en cómo se retrata a la gente. «Es importante tener una educación visual y ser respetuoso», afirma. «Piensa en cosas como los ángulos desde los que estás disparando y lo que transmite a alguien que está viendo la imagen». Sigue diferentes cuentas de Instagram para comprender mejor cómo los fotógrafos están eligiendo representar a sus propias comunidades. A veces se necesita una secuencia de imágenes para dar una cuenta más completa, pero, según Gulshan, «es posible decir algo profundo sobre un pueblo o una cultura con una sola imagen. Solo recuerda que esa nunca es la historia completa».

Escrito por Rachel Segal Hamilton

Productos relacionados

Artículos relacionados

  • Un diario de viaje está abierto sobre una mesa de madera oscura, junto a algunas impresiones fotográficas, un bolígrafo, cinta adhesiva y sellos. Las páginas están llenas de escritos coloridos, dibujos y fotos.

    IMPRESIÓN CREATIVA

    Diario de viaje como un profesional

    Convierte tus fotos de las vacaciones de la Canon Zoemini S2 en un diario creativo personalizado.

  • Retrato de perfil de un hombre sin camiseta en una habitación con luz tenue mirando hacia la cámara.

    FOTOGRAFÍA DE RETRATO

    Sugerencias y técnicas de fotografía de retrato

    Mejora tu fotografía de retrato con las mejores sugerencias y técnicas.

  • FOTOGRAFÍA DE VIAJES

    El mejor equipo para viajes

    Equipo para fotografía de viajes para principiantes, creadores y aficionados.

  • Una mujer con un vestido rojo sin tirantes se agacha para hacer una foto con una EOS R10 de Canon.

    FOTOGRAFÍA DE VIAJES

    10 consejos para la fotografía de viajes

    La fotógrafa y bloguera Diana Millos comparte sus mejores consejos para capturar fotos de viajes espectaculares.