ARTÍCULO

Historias fotográficas que solo podrían haber ocurrido en 2020

Si hay algo seguro, es esto: todos los fotógrafos tuvieron una historia única que contar en 2020.
Un hombre sin camiseta sentado en una bañera con maquillaje de payaso.

El confinamiento dio lugar a proyectos fotográficos poco convencionales. La historia de la embajadora de Canon Nanna Heitmann sobre un payaso en cuarentena se capturó en el piso de su abuela en Moscú, donde pasó con un amigo las primeras semanas de confinamiento intentando encontrar sentido a su nueva realidad. Imagen tomada con una EOS R y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon a 24 mm, con una configuración de exposición de 1/125 s a f/2,8 e ISO 2500. © Nanna Heitmann

Todavía no sabemos lo que deparará 2021, pero sí sabemos algo: todos los fotógrafos tuvieron una historia única que contar el año que está a punto de terminar.

A diferencia de muchos años, todos los géneros de la fotografía se vieron afectados por un solo evento mundial: la COVID-19 obligó a los fotógrafos de todo el mundo a replantearse la forma en que trabajan, algo que generó multitud de proyectos que solo podrían haberse producido en 2020. Desde proyectos personales poco convencionales inspirados en el confinamiento inesperado hasta aquellos nacidos de la necesidad debido a los cambios en el panorama comercial y un calendario cultural alterado por completo.

Aquí tienes cinco historias fotográficas que, de diferentes formas, representan los momentos en los que vivimos.

Un hombre con chaleco rojo de pie sobre una cama. Una lámpara de araña proyecta una sombra sobre la habitación.

Durante las primeras semanas de confinamiento en Moscú, Rusia, la gente solo podía ir al supermercado más cercano. Si intentaban coger el metro sin un código QR que concedía un permiso especial, las puertas no se abrían. Nanna y Andrey utilizaron el entorno en el que se encontraban para crear su propia historia de un payaso en cuarentena. Imagen tomada con una EOS R y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon a 24 mm, con una configuración de exposición de 1/160 s a f/2,8 e ISO 1250. © Nanna Heitmann

1. Haciendo el payaso en Moscú

¿Qué obtendrías si confinas a un payaso sin público y una fotógrafa de documentales sin trabajo en un apartamento en Moscú? Un proyecto fotográfico surrealista y fantástico que refleja la sensación igualmente surrealista que se les quedó a la embajadora de Canon y fotógrafa de Magnum Nanna Heitmann y su amigo Andrey cuando se impuso la cuarentena por primera vez en la capital rusa en marzo de 2020.

No estaba claro si los periodistas tenían permiso para moverse por la ciudad, pero sí que los payasos (profesión de su amigo) no tenían ni permiso ni trabajo que hacer. «Había mantenido el contacto con mis compañeros de Magnum y todos compartían su trabajo y sus ideas sobre cómo fotografiar este histórico momento», cuenta Nanna. «Eso es lo que me inspiró a fotografiar a Andrey, el payaso en cuarentena, mientras hacía malabarismos en el tejado, comía comida enlatada y jugaba con sus marionetas. Tratábamos de dar sentido a la situación y encontrar una vía de escape».

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services.

Una osa parda y sus cuatro cachorros caminando a través de un bosque.

Una familia de osos pardos de los Apeninos en el Parque Nacional de Abruzos, Lacio y Molise en los Montes Apeninos (Italia). Los animales en peligro de extinción fueron avistados por excursionistas, que acudieron a la zona para escapar del confinamiento. © Bruno D'Amicis

Una multitud de fotógrafos al lado de una carretera en una población rural.

Los fotógrafos se reunieron cerca de la ciudad de Villalago para fotografiar a los osos en peligro de extinción. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon a 70mm, con una configuración de exposición de 1/40 s a f/5,6 e ISO 200. © Bruno D'Amicis

2. Paparazzi en los Apeninos

Pocas personas relacionan Italia con los osos y, hasta el verano de 2020, no muchas sabían que una especie en peligro de extinción de la que quedan menos de 50 miembros se encontraba en el Parque Nacional de Abruzos, Lacio y Molise en los Montes Apeninos. Pero con los aeropuertos cerrados y la gente buscando espacios naturales como nunca, una familia de osos pardos de los Apeninos se convirtió de repente en una especie de atracción turística. Bruno D'Amicis, embajador de Canon y fotógrafo de naturaleza, documentó cómo los montes normalmente tranquilos y silenciosos se llenaron de repente de fotógrafos con mascarillas, todos apuntando con sus teleobjetivos a una osa y sus cuatro cachorros.

«La gente quiere presenciar la naturaleza, pero si no se mantiene la distancia adecuada, existe el riesgo de que un oso se sienta demasiado cómodo con los humanos, con lo que podría acercarse mucho y ponerse en peligro él mismo y a los demás», comenta Bruno. «En el lado positivo, la mayor concienciación ha despertado el interés por la conservación de los osos».

3. El poder de la perspectiva

¿Qué demonios están haciendo estos hombres en las tres fotografías al inicio del vídeo de la embajadora de Canon Gulshan Khan? Encontrarás la respuesta si ves el clip de tres minutos hasta el final, aunque esta intrigante obra que invita a reflexionar nunca habría visto la luz si no hubiera sido por la extraña situación en la que se encontraba la fotoperiodista sudafricana pocos meses después de arrancar 2020.

«Mi plan para 2020 era alejarme de la cobertura de informativos para hacer más trabajos documentales, pero cuando estalló la pandemia, era difícil salir de viaje y realizar proyectos», explica Gulshan.

«En lugar de eso, revisé mi archivo y encontré nuevo significado a fotografías antiguas». Utilizando tres fotografías que había tomado seguidas de hombres apoyados contra una valla en el municipio de Soweto, creó un reflexivo vídeo en el que comparte las nuevas perspectivas que adquirió sobre la sociedad observando una sesión fotográfica del pasado.

Creó el vídeo para la prestigiosa lección magistral Joop Swart, cuyo tema este año era «Reset» (Reinicio). «Realmente me hizo pensar. Producimos tanto que normalmente no hay tiempo para reflexionar», afirma. «Y es echando la vista atrás y reflexionando como apreciamos patrones: qué ha cambiado y qué debe cambiar aún. Espero de verdad que todo lo que ha ocurrido en 2020 no haya sido en vano; que esto nos ayude a pensar y reflexionar en 2021».

Una madre y su hijo posando para un retrato detrás de una puerta de cristal.

Nikolai Linares, fotoperiodista danés-colombiano, trabajó en un proyecto personal durante el confinamiento: The Quarantined. Jenni, de 34 años, dio positivo por COVID-19 después de unas vacaciones de esquí en Ischgl, Austria, y se autoaisló con su hijo de nueve años, Marco. Tiene otros dos hijos de tres y cuatro años a los que solo vio por FaceTime durante su cuarentena. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon a 41 mm, con una configuración de exposición de 1/250 s a f/4 e ISO 160. © Nikolai Linares

4. Retratos: estilo 2020

Normalmente le gusta acercarse a las sudorosas caras de los boxeadores que acaban de perder un combate o saltar al ruedo para capturar la pasión de los novilleros de 12 años, pero este año el fotoperiodista danés-colombiano Nikolai Linares tuvo que pensar en formas diferentes de capturar los impactantes retratos y reportajes por los que es conocido.

Con el tiempo libre que tenía y la escasez de deportes y eventos que fotografiar, el embajador de Canon puso en marcha un proyecto personal, The Quarantined, en el que realizó retratos con distanciamiento social, aunque no menos impactantes, de personas con síntomas de COVID-19 que están autoaisladas en casa. «Las imágenes se tomaron a través de las ventanas de sus casas, lo que ilustra cómo, en confinamiento, las personas en cuarentena están a la vez tan cerca como lejos de nuestro alcance», dice Nikolai.

El reportaje se publicó en un periódico danés y el trabajo como autónomo de Nikolai está empezando a despegar de nuevo. «Creo que las cosas en el trabajo seguirán como están [con determinadas restricciones] durante un largo tiempo, aunque no creo que haya otro gran confinamiento», dice.

5 consejos para aprovechar tu tiempo libre al máximo

Los planes cambian y los proyectos o eventos se cancelan, pero los ratos libres ofrecen la oportunidad para adaptarse, ponerse al día y reflexionar sobre futuros proyectos.

Una multitud delante de un edificio en Taiwán en el que se muestra la palabra «zero», relacionada con el número de casos de COVID-19 registrados ese día.

Una pequeña multitud (una imagen poco habitual en muchos países en ese momento) reunida frente a un cartel que anuncia que en Taiwán se habían registrado cero casos por segundo día el 26 de abril de 2020. Imagen tomada con una EOS 70D (a la que ahora sucede la EOS 90D) con un objetivo EF-S 18-55mm f/3.5-5.6 IS STM de Canon a 18 mm, con una configuración de exposición de 1/160 s a f/3,5 e ISO 3200. © Jérôme Gence

5. Trabajo a distancia: la edición del fotógrafo

En marzo de 2020, el embajador de Canon Jérôme Gence se quedó atrapado en París durante el confinamiento después de que se cancelaran sus vuelos a Taiwán, donde debía fotografiar un proyecto documental. Pero no permitió que eso se interpusiera en su forma de trabajar. Adaptándose a las circunstancias, Jérôme pidió a su ayudante de fotografía en Taiwán, Chi-Hui Lin, que fijara un smartphone a su EOS 70D de Canon. Jérôme la guiaría mientras ella recorría Taipéi, indicándole qué capturar y dónde colocarse para encuadrar las fotos que quería hacer. De esta forma, pudo documentar cómo la vida seguía su curso habitual en la capital taiwanesa con gente en el transporte público, en las cafeterías y en las playas en un momento en el que muchos países estaban imponiendo restricciones de algún tipo debido a la pandemia. El reportaje resultante se publicó en el periódico Le Monde.

«Me pregunté cómo las habilidades humanas y la tecnología podían unirse para ayudarme a contar las historias que importan mientras estaba confinado», comenta Jérôme. Como analista web además de fotógrafo, su misión es explorar la relación entre los humanos y la tecnología digital. No hay duda de que seguirá poniendo a prueba los límites en la forma de usar las cámaras en 2021.

Escrito por Kathrine Anker


Artículos relacionados

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro