ARTÍCULO

Documentar lo digital: cinco lecciones esenciales que podemos aprender de Jérôme Gence

Desde nómadas digitales hasta divas online, las fascinantes historias fotográficas del galardonado fotógrafo Jérôme Gence ponen de relieve nuestra obsesión por la tecnología. En este artículo, Jérôme comparte sus cinco consejos para aspirantes a fotoperiodistas.
Un grupo de jóvenes con ropa informal están tumbados alrededor y dentro de una piscina, algunos sobre flamencos hinchables de color rosa. Casi todos miran sus teléfonos o portátiles.

Una imagen de la serie Telework del fotógrafo de documentales Jérôme Gence. Estos trabajadores remotos pueden compartir consejos y oportunidades profesionales mientras disfrutan de las comodidades de la vida en una villa balinesa. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 24-105mm f/4L IS II USM de Canon a 24 mm, con una configuración de exposición de 1/80 s, a f/4 e ISO 320. © Jérôme Gence

La recopilación y el análisis de datos para marcas internacionales puede parecer un trasfondo poco aplicable para un fotógrafo de documentales, pero el embajador de Canon Jérôme Gence ha encontrado sorprendentes paralelismos entre sus dos carreras tan diferentes.

«Sin darme cuenta, trabajar con cifras me ha enseñado a contar historias», explica. «Una vez que recopilas los datos tienes que contar la historia. Tu cliente tiene muy poco tiempo para escuchar los resultados del análisis, así que tienes que ir al grano».

A Jérôme le fascina el impacto que la tecnología está teniendo en todas nuestras vidas. Su fotografía pone de manifiesto cómo Internet y las nuevas formas de comunicación digital han cambiado nuestra forma de trabajar y de relacionarnos. Sus proyectos documentales, desarrollados principalmente en Asia, se han centrado en temas como la cultura del selfi, el streaming en directo, la obsesión por los cantantes virtuales y la vida de los nómadas digitales.

Las habilidades de Jérôme para producir historias originales y relacionadas con la tecnología sobre cómo vivimos en la actualidad le han servido para destacar en el competitivo mundo del fotoperiodismo. Su trabajo se ha publicado en revistas de alto nivel como Le Figaro, Stern, Spiegel, Le Monde y en el sitio web de National Geographic. Su última serie sobre el trabajo remoto, Telework, fue seleccionada para el festival de fotoperiodismo Visa pour l'Image de 2021.

Jérôme ha aprendido valiosas lecciones en su trayectoria profesional. En este artículo, ofrece cinco consejos basados en sus experiencias para aspirantes a fotógrafos de documentales.
Sigue escuchando la conversación en este episodio del podcast Shutter Stories de Canon:
Un hombre está sentado en su habitación mientras mira el teléfono y sonríe. Las paredes de la habitación están cubiertas de imágenes de mujeres famosas.

Para realizar su serie sobre streamers, Jérôme ha tenido que ganarse la confianza de los streamers y sus fans. Esta imagen muestra a Kongto, de 32 años, devoto seguidor de la streamer Yutong, viendo uno de sus streams en directo. En las paredes de su habitación se ven fotos, pósteres y productos de su ídolo. Imagen tomada con una EOS 5D Mark II (a la que ahora sucede la EOS 5D Mark IV) y un objetivo EF 16-35mm f/2.8L II USM de Canon (al que ahora sucede el EF 16-35mm f/2.8L III USM) a 17 mm, con una configuración de exposición de 1/25 s, a f/4 e ISO 2000. © Jérôme Gence

1. Cuenta las historias de tus sujetos

Jérôme empezó a fotografiar en 2013 para documentar un viaje de un año desde su casa en París hasta el Himalaya. «Para mí, el Himalaya era como un país de ensueño, y quería hacer fotos de mi sueño», comenta. «Lo principal eran las personas: los lugareños me parecían únicos». Cuando expuso este proyecto, conoció al fotógrafo francés Éric Valli, que le dio el mejor consejo para desarrollar su trabajo.

«Éric dijo que hacer un único retrato de alguien puede no ser suficiente. Si quieres seguir fotografiando a la gente, tienes que contar su historia», recuerda Jérôme. «Me explicó cómo documentar un tema al fotografiar diferentes aspectos de la vida de las personas. Ahora, el motivo por el que fotografío a la gente es para contar sus historias.
¿Tienes un equipo de Canon?

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services.
»También es muy importante documentarse correctamente y encontrar a los mejores candidatos para tu historia. No se necesitan tantas personas, pero sí que sean buenas. Habrá algunas que sirvan de guía para encontrar el tema central de tu historia».

Jérôme suele encontrar sujetos a través de las redes sociales con la ayuda de un asistente del país en el que se desarrolla la historia y que conoce bien la cultura y el idioma. Sin embargo, dice que las redes sociales no fueron la mejor manera de encontrar sujetos para su serie Telework. «Para este proyecto, me fui a vivir a Bali y me inscribí como miembro de un espacio de cotrabajo», comenta. «Poco a poco fui conociendo a gente que me presentó a otras personas y pasé a formar parte de la comunidad».
Una mujer joven está sentada sobre una cama de color blanco mientras sostiene un largo palo para selfis con su teléfono en el extremo. Detrás de ella hay una gran pantalla con dos corazones rojos.

Para su serie Livestreamers, Jérôme fotografió a Lala, una famosa streamer taiwanesa de 35 años. «Además de los streamings en directo, Lala utiliza su popularidad e imagen para colaborar con empresas, marcas o asociaciones», comenta Jérôme. «Solo se necesita un smartphone. Sin embargo, sea cual sea el dispositivo, el trabajo es el mismo: vender sueños inalcanzables a fans solitarios». Imagen tomada con una EOS 5D Mark II y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon a 35 mm, con una configuración de exposición de 1/10 s, a f/4,5 e ISO 2000. © Jérôme Gence

2. Toma notas sobre tus sujetos

Una parte importante del trabajo de Jérôme consiste en documentar sus sujetos tanto con palabras como con imágenes. «En la actualidad es muy difícil que una sola imagen sorprenda a la gente porque estamos muy acostumbrados a ver fotos increíbles», explica Jérôme. «En mi trabajo, tengo la oportunidad de hablar con personas que tienen algo que contarme, y quiero aprender de ellas y entender lo que ocurre en sus vidas.

»El gran error que cometí en mi viaje al Himalaya fue no escribir nada en un cuaderno. Era joven y pensaba que no olvidaría ningún dato de la gente que conocí, pero cuando te haces mayor te das cuenta de que tu memoria no puede recordarlo todo.

»Tomar notas es una parte fundamental de mi trabajo. De hecho, ahora llevo conmigo un cuaderno y un boli todo el tiempo o grabo lo que dicen mis sujetos con el teléfono. A veces, una única frase muy contundente tiene repercusión en toda la historia y aporta algo nuevo que no se ve en la imagen».

En el caso de las imágenes de Jérôme de fans de cantantes virtuales o streamers, por ejemplo, tomar notas para utilizarlas como pies de foto ayuda a descubrir sus vidas personales poco conocidas. «Si se fotografía a las personas y no se anota lo que dicen, la historia no será tan poderosa como podría», continúa. «Mi consejo es tanto tomar notas como fotografiar y encontrar una explicación de por qué quieres fotografiar a esa persona o ese lugar».
Un hombre se sienta frente a un escritorio sobre el que hay una bandeja elevada llena de hamburguesas. Sobre el escritorio también hay dos monitores, un portátil y varios teléfonos.

La serie Mukbangs de Jérôme se centraba en los streamers que comen grandes cantidades de comida delante de la cámara para sus fans. En esta imagen, tomada en Seúl, Corea del Sur, Huh Mino se encuentra en una de las habitaciones de su apartamento, que ha convertido en un estudio de streaming en directo. Se está preparando para comer 10 hamburguesas en 10 minutos, y gana de 400 a 800 € por sesión. Imagen tomada con una EOS 5D Mark II y un objetivo EF 16-35mm f/2.8L II USM de Canon a 18 mm, con una configuración de exposición de 1/100 s, a f/4 e ISO 1600. © Jérôme Gence

3. Captura emoción en tus imágenes

Desde sus primeros proyectos, Jérôme es consciente de la importancia de plasmar los sentimientos de las personas en su trabajo. «Emociones como la tristeza y la felicidad son elementos comunes que compartimos como seres humanos, así que es muy importante plasmarlas en tus imágenes», comenta. «Muchos fotógrafos jóvenes me preguntan cómo capturar esas emociones. En mi opinión, lo que marca la diferencia es la forma de acercarse a la gente, el tiempo que le dedicas y la confianza que adquieres».

Documentar a personas que pasan la mayor parte de su tiempo mirando la pantalla de un ordenador significa que Jérôme tiene que trabajar duro para encontrar formas de contar una historia visualmente variada. «Siempre supone un gran reto, porque quieres capturar las emociones de la gente, pero tenerlos delante de un ordenador no es tan emotivo», comenta.
Miembros de la Iglesia del Último Testamento de pie con túnicas blancas delante de árboles cubiertos de nieve.

Detrás de las cámaras: qué ha aprendido Jonas Bendiksen de fotografiar comunidades aisladas

El fotógrafo de Magnum Jonas Bendiksen habla sobre los retos y las recompensas de documentar una comunidad religiosa remota en Siberia.
«Intento fotografiarlos de esta forma, pero después presto mucha atención a lo que hacen esas personas cuando no están delante de la pantalla, cuando hacen cosas normales y vuelven a convertirse en seres humanos. De esta manera, puedo capturar la emoción que busco y, cuando combino las fotos, se crea una historia».

Para ganarse la confianza de sus sujetos, siempre lleva consigo un ejemplar de una revista en la que aparece su trabajo. «Todo el mundo puede ver sus fotos online, así que ya no tiene tanta importancia, pero si una revista de prestigio publica tu historia, da cierto crédito a tu trabajo», comenta.
Una gran mesa curva llena la mayor parte de una habitación, está cubierta de plantas verdes colocadas en maceteros, con personas sentadas trabajando con portátiles alrededor de las plantas.

En otra imagen de la serie Telework de Jérôme, los trabajadores remotos aparecen en Second Home, uno de los espacios de cotrabajo más conocidos de Lisboa, Portugal. A la derecha está Vincent, un desarrollador de software francés que se trasladó a Portugal por sus tasas relativamente bajas de COVID-19, su bajo coste de la vida y su atractivo clima. Imagen tomada con una EOS R5 y un objetivo RF 15-35mm F2.8L IS USM de Canon a 16mm con una configuración de exposición de 1/40 s a f/4 e ISO 400. © Jérôme Gence

4. Aprovecha las innovaciones técnicas

Jérôme asegura que las mejoras técnicas, incluso durante los últimos tres años, han supuesto una gran diferencia en su trabajo. «Realicé mi proyecto sobre streamers en 2018, cuando utilizaba la EOS 5D Mark IV de Canon», comenta. «Es una gran cámara, aunque al sacar una foto, hacía un clic y los fans a los que fotografiaba me pedían que hiciera menos ruido porque no podían disfrutar del stream en directo.

»Ahora utilizo la EOS R5 de Canon, una auténtica revolución, porque es tan silenciosa que puedes fotografiar todo lo que quieras para tu historia sin molestar a nadie. Además, no es tan grande, por lo que la gente puede actuar con naturalidad delante de la cámara. El Eye AF y la velocidad del enfoque automático son increíbles. Ahora no pierdo el tiempo, porque es muy rápida y precisa: estoy más centrado en las personas que fotografío y soy más productivo».

Como Jérôme suele trabajar en habitaciones pequeñas cuando fotografía a sus sujetos, utiliza principalmente un objetivo: el RF 15-35mm F2.8L IS USM de Canon. «Reducir el equipo al mínimo hace que sea más fácil de llevar y te ayuda a concentrarte en los sujetos en lugar de pensar en qué objetivo vas a utilizar», comenta.
Un grupo de personas hace cola en una parada de autobús con compras en la mano. Todas llevan mascarillas y miran sus teléfonos.

Jérôme hizo un uso creativo de la tecnología para fotografiar su serie sobre Taiwán durante la pandemia de coronavirus: su asistente visitó lugares de Taiwán con su cámara conectada al smartphone mientras Jérôme la dirigía a distancia desde su casa en París. Él controlaba al sujeto elegido y el encuadre de la imagen, y le pedía a ella que disparase el obturador. También entrevistaba a los sujetos por teléfono. Imagen tomada con una EOS 70D y un objetivo EF-S 18-55mm f/3.5-5.6 IS STM de Canon a 18 mm, con una configuración de exposición de 1/125 s, a f/4 e ISO 3200. © Jérôme Gence

5. Descubre nuevas formas de trabajar

Al comienzo de la pandemia de coronavirus en 2020, a Jérôme le cancelaron un vuelo a Taiwán que tenía previsto y tuvo que quedarse en París durante el confinamiento. Sin embargo, se dio cuenta de que podía aprovechar la tecnología para seguir contando historias. Su asistente, Summer Lin, estaba en Taiwán, donde la tasa de COVID eran muy baja y no había confinamiento. Le pidió que conectara su EOS 70D de Canon a su smartphone y que fuera a diferentes lugares de la isla.

«Al utilizar el teléfono en directo, podía ver a través de la cámara y le pedía que se moviera para poder encuadrar lo que quería fotografiar. Ella solo tenía que pulsar el obturador», comenta. «También hicimos transmisiones en directo y entrevistas. Al principio, me preguntaba si las revistas se interesarían por esta historia, pero, con el paso del tiempo, me di cuenta de que la historia era buena y de que la forma en que la desarrollamos representaba a la perfección la situación».

Jérôme envió un correo electrónico al director de fotografía del periódico francés Le Monde, que posteriormente publicó la historia. «Mi consejo a partir de esta experiencia es que no te digas que tu historia no le va a interesar a un editor. Las revistas y los periódicos quieren ser los primeros en publicar algo creado con un nuevo tipo de tecnología.

«Las revistas impresas también tienen canales en las redes sociales y buscan diferentes formas de contar historias, incluso a través de vídeos. Aunque esta vez no les interese tu historia, quizá para la próxima recuerden que has desarrollado algo original, interesante y fuera de lo común».

Escrito por David Clark


El equipo de Jérôme Gence

El equipo clave que utiliza un fotógrafo de documentales para fotografiar

El equipo de Jérôme Gence

Cámaras

Canon EOS R5

Una cámara insignia mirrorless Full Frame profesional que ofrece a fotógrafos y cineastas fotos de alta resolución y vídeo 8K. «Cuando fotografías un retrato, la cara puede cambiar muy rápidamente, por eso me encanta el enfoque automático rápido», comenta Jérôme. «La velocidad del AF de la EOS R5 es una locura».

Canon EOS 5D Mark IV

Una cámara de diseño atractivo y completas prestaciones que captura todos los matices, colores y detalles. «La EOS 5D Mark II fue mi primera cámara profesional», comenta Jérôme. «La utilicé durante mi viaje al Himalaya y me cambió la vida. Pasé a la Mark IV porque la velocidad de fotogramas es mucho mejor. El rendimiento ISO alto mejorado también supone una ventaja cuando trabajo en interiores, porque nunca utilizo luz artificial».

Canon PowerShot G5 X Mark II

La versión más reciente de la cámara que usa Jérôme es un modelo compacto de primera con un zoom 5x de alta calidad que produce resultados increíbles independientemente de lo que fotografíe. «Siempre me aseguro de meter la Canon PowerShot G5 X en la mochila», comenta. «Es el modelo que utilizo para fotografiar lo que quiero recordar mientras viajo. Su tamaño compacto y sus excelentes prestaciones la convierten en la cámara perfecta para acercarse a la gente».

Objetivos

Canon RF 15-35mm F2.8L IS USM

Un objetivo ultra gran angular y supernítido gracias a la calidad óptica de la serie L y la estabilización de imagen de 5 pasos, que permiten capturar ángulos dinámicos incluso en espacios reducidos. «Utilizo un objetivo ultra gran angular cuando fotografío en las casas de la gente, porque a menudo las habitaciones son pequeñas», comenta Jérôme. «También me ayuda a capturar muchos detalles en un solo fotograma».

Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM

Un zoom estándar de calidad profesional que ofrece una calidad de imagen excepcional y una gran abertura de f/2,8 en todo el rango de zoom. «Es un objetivo increíble. En mi opinión, es el mejor objetivo para contar historias porque estoy cerca de las personas cuando las fotografío», afirma Jérôme.

Canon EF 70-300mm f/4-5.6 IS II USM

El último modelo de objetivo que utiliza Jérôme es un zoom de alta calidad con una innovadora pantalla en el objetivo y Nano USM. «Me encanta el EF 70-300mm f/4-5.6 IS USM. De hecho, lo utilicé bastante cuando viajé por el Himalaya. Ofrece un gran zoom de uso general en un tamaño compacto», comenta.

Artículos relacionados

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro