ARTÍCULO

Poca luz, mucha energía: capturar la energía de los bailarines con la EOS R de Canon

La embajadora de Canon Carolina Arantes usó la EOS R para capturar el espíritu del swing en París, congelando la acción y conservando los llamativos y fugaces colores en condiciones de iluminación cambiante. Imagen tomada con una EOS R y un objetivo RF 50mm F1.2L USM de Canon con una configuración de exposición de 1/125 s a f/3.2 e ISO 6400. © Carolina Arantes

Dado su gusto por aprovechar la luz natural disponible, la fotoperiodista franco-brasileña Carolina Arantes tiene experiencia trabajando con baja iluminación. Gracias a eso, sabía exactamente cómo poner a prueba la EOS R de Canon, aclamada por su excepcional rendimiento en condiciones de poca luz. Para comprobar de qué era capaz esta cámara mirrorless de fotograma completo, la embajadora de Canon residente en París fotografió la escena parisina del swing, en la que gente variopinta se reúne para participar en sesiones de baile.

Carolina siempre se ha decantado por las cámaras y objetivos de Canon «porque son una garantía de calidad, incluso con baja iluminación», según dice, y ya había fotografiado a bailarines de swing con su EOS 5D Mark IV.

«La escena del swing ya me interesaba de antes, desde que fui a un taller de baile», aclara. Le atrajo la energía, la pasión y la intimidad de este popular pasatiempo, y su objetivo era sacarle jugo a ese espíritu del swing. Asegura que el motivo tiene un algo verdaderamente cinematográfico, y que las oportunidades de captura que ofrece el baile del swing son irresistibles. «El swing es el motivo perfecto: suele hacerse casi siempre con muy baja iluminación y destaca por el movimiento constante»

A male dancer dips his female dance partner.
«El resultado de esta toma de un bailarín sosteniendo a su pareja de baile sobre su pierna ilustra lo bien que enfoca la EOS R de Canon», afirma Carolina. «Esta pareja estaba bailando frente a mí. Tener la capacidad de controlar el enfoque en la pantalla me permitió seguir sus movimientos. La chica se agarraba con fuerza a su compañero mientras yo enfocaba su brazo [a medida que se movían]» Imagen tomada con una EOS R y un objetivo RF 50mm F1.2L USM de Canon con una configuración de exposición de 1/400 s a f/2 e ISO 6400. © Carolina Arantes
Canon Professional Services

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services

El swing, que abarca diversos bailes por parejas como el Lindy hop o el boogie-woogie, nació en los EE. UU de los años 20, pero siempre ha gozado de gran popularidad en Francia. Según nos contaba Carolina, la escena actual del swing en Francia está más viva que nunca, pues conoce clubs, circuitos y galas en sitios como Montpellier, Provenza o la propia París.

«No es un baile sencillo: tienes que involucrarte mucho y dedicarle tiempo a aprenderte los pasos, pero es increíble lo implicada que está la gente que lo hace». Carolina asegura que la gente busca la sensación de comunidad, si bien algunos lo usan como forma de hacer ejercicio. Algunos bailan con ropa normal, pero otros se atavían por completo con atuendos al estilo de los años 30.

Ávida de capturar la diversidad de la escena, Carolina buscó varios recintos en los que hacer sus tomas. Uno de ellos fue el Chalet du Lac en el parisino parque de Bois de Vincennes, un local de eventos en el que asistió a una sesión de baile organizada por la escuela especializada Shake That Swing. También visitó Bal de la Marine, un restaurante flotante sobre el Sena, y el centro cultural La Bellevilloise, donde fotografió una sesión que celebraba otra escuela, Brotherswing. A esta lista se unieron otros bailes, como el de la Esplanade Pierre Vidal-Naquet, un recinto al aire libre en la ribera oeste, entre el Sena y la gran zona verde de los Jardins Grands Moulins Abbé Pierre.

A couple stand close together by a bar, looking in.
Carolina comenta que esta toma de una joven pareja es un gran ejemplo de cómo la cámara cumplió dadas las circunstancias. «Me encanta lo cómoda y adorable que se ve a esta pareja. A pesar de la baja iluminación, podemos apreciar sus cabezas y cómo él la abraza intensamente. Estas cosas solo las puedes capturar con una cámara y objetivo rápidos». Imagen tomada con una EOS R y un objetivo RF 50mm F1.2L USM de Canon con una configuración de exposición de 1/250 s, a f/1.8 e ISO 6400. © Carolina Arantes

«La música es maravillosa. Es jazz me encanta, ¡y estaba deseando ponerme a bailar yo también!», nos cuenta. «Quería transmitir la diversión, el romance y la cercanía entre las parejas de baile. Siempre hay una especie de conexión. Son esos momentos en los que pillas a una pareja riendo o con brillo en los ojos los que buscaba».

Para conseguir las tomas que quería, Carolina tenía que acercarse lo suficiente a los bailarines, pero sin llegar a estorbar. En sus propias palabras: «A ratos me costaba estar allí como fotógrafa; quería acercarme a los bailarines, pero ocupan mucho espacio al bailar. Bailaban muy concentrados, y cuesta mucho hacerte hueco entre tanto giro».

Persiguiendo luces y sombras con la EOS R de Canon

Carolina utilizó la EOS R, principalmente con el objetivo RF 50mm F1.2L USM de Canon, y quedó impresionada con el rendimiento de la cámara en condiciones de baja iluminación. Carolina apunta que le bastó con una ISO 6400 «a pesar de que la cámara puede llegar a valores ISO muy altos».

A woman in white is twirled by her dance partner.
«Quería transmitir la diversión, el romance y la cercanía entre las parejas de baile», dice Carolina. Imagen tomada con una EOS R y un objetivo RF 50mm F1.2L USM de Canon con una configuración de exposición de 1/160 s a f/1.4 e ISO 6400. © Carolina Arantes
A close-up of a woman’s back, her skin glistening with perspiration.
Carolina se acercó con el objetivo RF 50mm F1.2L USM de Canon con una longitud focal de 50 mm para hacer esta toma detallada. Imagen tomada con una EOS R y un objetivo RF 50mm F1.2L USM de Canon con una configuración de exposición de 1/160 s a f/2.5 e ISO 3200. © Carolina Arantes
A miner wears a head torch.

Probando los límites con baja iluminación de la cámara EOS R de Canon

El fotoperiodista Daniel Etter fotografió las oscuras y arcaicas condiciones de las minas de carbón de Rumanía con el sistema mirrorless EOS R de Canon de fotograma completo.

El rango dinámico ampliado del sensor de 30 MP de la EOS R permitía a Carolina captura cada detalle a la luz o en las sombras. «Me encanta hacer fotos con baja iluminación o de noche; las sombras me parecen igual de importantes que lo demás», declara. «Pero si no transmiten información, las sombras son aburridas. Por lo tanto, [las sombras] tienen que aportar algo que genere una transición fluida entre las zonas oscuras e iluminadas».

«Procuro no abusar del ahorquillado», añade. «Uno o dos pasos... para conservar información», asegura, refiriéndose a la conveniencia del innovador anillo de control del objetivo RF. Este control personalizable puede utilizarse para ajustar la abertura, la velocidad de obturación, la ISO o la compensación de exposición. «Viene genial para el ahorquillado».

A la hora de disparar con un objetivo fijo, una nueva experiencia para alguien acostumbrada a su zoom 24-70mm, Carolina alabó las bondades del objetivo RF 50mm F1.2L USM. «Lo que me gustó de este objetivo es que aporta un punto de vista clásico», asegura, añadiendo que se acerca mucho a lo que el ojo humano es capaz de percibir. Es un objetivo alucinante».

Carolina también agradeció la posibilidad de aprovechar la gran abertura del objetivo para desenfocar el fondo y centrar la atención en detalles o gestos concretos. «Me gusta ayudar a quien ve la foto a centrarse en algo específico y maravillarse con los detalles», explica. Nos cuenta que, dado que la vida de hoy en día es vertiginosa, le gusta inmortalizar los momentos o «mostrar algo que no se ve todos los días».

Legs are seen dancing; a woman dancing in a shaft of daylight.
El sensor Dual Pixel CMOS AF de fotograma completo de 30,3 MP de la EOS R de Canon enfocaba sin problemas a los motivos en movimiento rápido de Carolina. «Sabes que la cámara se ocupa [de enfocar], así te puedes concentrar en el sujeto y la composición; en la creatividad», nos decía. Imagen tomada con una Canon EOS R y un objetivo RF 24-105mm F4L IS USM de Canon con una configuración de exposición de 1/250 s a f/4 e ISO 800. © Carolina Arantes

Lo que más impresionó a Carolina fue la capacidad de la EOS R de Canon para seguir el ritmo de los motivos en movimiento y capturarlos de forma rápida y precisa gracias al enfoque automático Dual Pixel CMOS. «En el swing, tienes que centrarte en gente que está en constante y rápido movimiento y dando vueltas. Normalmente cuesta mucho, y hasta ahora tardaba demasiado en enfocar con baja iluminación.

En estas circunstancias es muy complicado congelar ciertos momentos, como una sonrisa», decía. «Con este sistema, sí que se puede. El enfoque es sencillamente perfecto. Superrápido y superpreciso. Funciona de mil maravillas con baja iluminación.

De repente resulta que puedes capturar como quieras. Con total libertad. Puedes confiar en que la cámara va a responder rápidamente cuando estés enfocando para centrarte en el sujeto y la composición; en la creatividad».

People dance in a line, holding hands in pairs.
Carolina aseguraba: «Quería acercarme a los bailarines, pero ocupan mucho espacio al bailar. Bailaban muy concentrados, y cuesta mucho hacerte hueco entre tanto giro». Imagen tomada con una EOS R y un objetivo RF 24-105mm F4L IS USM de Canon con una configuración de exposición de 1/160 s a f/4.5 e ISO 6400. © Carolina Arantes

Carolina también descubrió que los 5655 puntos de autoenfoque seleccionables de la EOS R de Canon, que cubren casi todas las áreas (un 88 % de la pantalla en horizontal y el 100 % en vertical), le ofrecían aún más control sobre el enfoque del que conocía y le facilitaban el seguimiento de los motivos en rápido movimiento. Para esta sesión, también le vino de perlas la capacidad de seleccionar los puntos AF directamente en la pantalla táctil. «Poder seleccionar las posiciones AF en pantalla me ayudó enormemente cuando retrataba a la gente mientras bailaba, ya que casi podía bailar con ellos y seguir sus movimientos», cuenta Carolina.

La EOS R de Canon es una cámara que «te permite sumergirte de verdad en el motivo», continúa. «Es personalizable, así que puedes jugar con muchas funcionalidades. Los botones resultan muy intuitivos, y no hace falta apartar la mirada de lo que estás fotografiando para hacer ajustes. Subir o bajar el valor ISO sin dejar de mirar la pantalla o el visor electrónico es maravilloso».

Carolina nos contaba que el proyecto del swing difiere de su habitual trabajo de documentación de la sociedad en el sentido de ser una historia sobre textura y luz. Al parecer, ya fuera el vuelo de una falda o las iluminadas piernas de los bailarines, la cámara lo captaba todo. Desde primeros planos hasta imágenes que captan el ambiente de la escena y la dinámica de grupo, la EOS R cumplió.

Couples in black and white hold each other as they dance.
«El balance de blancos es fantástico, y los colores en general están genial», cuenta Carolina sobre la EOS R de Canon. Imagen tomada con una EOS R y un objetivo RF 50mm F1.2L USM de Canon, utilizando una configuración de exposición de 1/400 s a f/2.8 e ISO 6400. © Carolina Arantes
Outside, towers are seen in the background as people dance in front of them.
Carolina capturó la «joie de vivre» (la alegría de vivir) de la escena del swing parisina en sus evocadoras tomas contextuales y del público, así como en sus fotos de parejas. Imagen tomada con una EOS R y un objetivo RF 24-105mm F4L IS USM de Canon con una configuración de exposición de 1/60 s a f/7.1 e ISO 6400. © Carolina Arantes

«Sobre todo, este sistema ofrece a los fotógrafos la libertad de trabajar cómo quieran», declara. «Esta es una cámara que de verdad cuenta con todas las cualidades necesarias para trabajar en interiores o exteriores, en entornos oscuros o iluminados y con sujetos en movimiento. La EOS R es una cámara en la que se puede confiar.

«Es un nuevo sistema de fotografía», añade. «Esa es la esencia de la EOS R. No es solo una cámara mirrorless de fotograma completo; es una nueva forma de pensar en cómo haces fotos».

Desde que Carolina usó la EOS R en esta sesión, se han añadido mediante distintas actualizaciones de firmware funciones adicionales que podrían beneficiar a los fotógrafos que captan a bailarines en acción. Entre estas se incluyen AF con detección de ojos compatible con Servo AF, para garantizar que los ojos de los sujetos se mantengan claramente enfocados incluso estando en movimiento; la capacidad de usar un tamaño pequeño de recuadro AF compatible con Servo AF y la capacidad de usar el modo de disparos en serie incluso con un obturador silencioso.

Escrito por Gemma Padley


El equipo de Carolina Arantes

El equipo clave para fotografiar a bailarines con baja iluminación

Photographer Carolina Arantes looks at her Canon camera.

Cámara

EOS R de Canon

Cámara mirrorless de fotograma completo que ofrece nuevas oportunidades creativas para fotógrafos y cineastas. «Te permite sumergirte de verdad en el motivo», asegura Carolina. «La EOS R es una cámara en la que se puede confiar».

Objetivo

Canon RF 50mm f1.2L USM

Este objetivo prime de 50mm f/1,2 establece nuevos estándares de calidad óptica y velocidad, y ofrece una nitidez superior y un extraordinario rendimiento en condiciones de baja iluminación. Según Carolina, «el 50 mm aporta un punto de vista clásico. Es un objetivo alucinante».

Artículos relacionados

Ver todo

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora