ARTÍCULO

Fotografiando la libertad: la fotografía de conservación con la serie EOS 5D y unidades Speedlite de Canon

«Fue un día muy, muy luminoso, por lo que había sombras oscuras. Llevaba todo el día configurando la exposición para fotografiar con ese sol tan luminoso, por lo que tuve que parar y subir la iluminación de relleno para completar alguna de esas sombras», recuerda el fotógrafo Neil Aldridge, ganador del primer premio de la categoría de instantáneas medioambientales del World Press Photo 2018 por esta fotografía, titulada «Waiting For Freedom». Imagen tomada con una EOS 5D Mark II y un objetivo EF 16-35mm f/2.8L USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/100 s a f/8 e ISO 500. © Neil Aldridge

Recientemente, Rhinos Without Borders salvó a una cría de rinoceronte y a su madre de una zona de caza furtiva de Sudáfrica. El proyecto lucha por sacar a un mínimo de 100 rinocerontes de estas zonas y liberarlos en la naturaleza de Botsuana, donde la caza furtiva es prácticamente inexistente y existen estrictas políticas que lo garantizan. La organización trasladó a los animales en camión a través del desierto del Kalahari y los liberó en el delta del Okavango, hogar de hipopótamos, elefantes, leones y leopardos en las praderas de Botsuana. Allí esperaba el fotógrafo Neil Aldridge.

El fotoperiodista británico viajaba con un grupo de la organización Rhino Conservation Botswana. La cría de rinoceronte estaba sedada y con los ojos vendados dentro de un gran recinto con paredes metálicas llamado boma. Tuvieron que separarla de su madre. La operación generó mucha actividad: camiones para mover al animal, veterinarios para controlar su salud, helicópteros para protegerlo de cazadores furtivos... pero al final Neil tuvo su momento con la cría de rinoceronte. La fotografía confirma el famoso dicho sobre las 1000 palabras. La tituló «Waiting for Freedom» (Esperando la libertad).

«Me detuve y me di la vuelta, sabiendo que sería un momento irrepetible de tranquilidad dentro de una operación sumamente trepidante», afirma Neil. «Para mí, esta fotografía fue uno de esos momentos que tenía que capturar como fuera. Tuve que dejar todo lo que estaba haciendo y aprovechar que los demás habían salido de la boma. Me bastaron tres tomas para resumir la situación perfectamente».

«Es ese momento en el que el rinoceronte está en paz, justo en el momento en el que pasa de ser un animal en peligro a uno a punto de ser libre y recibir una segunda oportunidad. Ese era el rinoceronte que estaba capturando. De ahí que sea la imagen definitoria de toda la operación».

Imágenes del guion gráfico

Canon Professional Services

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services

El núcleo del trabajo de Neil es la narrativa. Cuenta que mucha gente desconecta al ver la «sangre y violencia» que suele acompañar a la fotografía sobre conservación. Aunque el público pueda soportar estas imágenes, no conectan necesariamente con ellas. Por ejemplo, Neil explica que, solo en Sudáfrica, se cazan ilegalmente tres rinocerontes al día, principalmente por sus cuernos, ya que se cree de manera errónea que tienen propiedades medicinales. En lugar de realizar fotografías que muestren esta realidad de forma explícita, se centró en el trabajo de las personas que intentaban solucionarlo, contando historias positivas sobre cuestiones negativas.

El enfoque de Neil consiste en pensar en el tipo de imágenes que quiere capturar antes de llegar a la sesión. Muchas de sus imágenes más exitosas de los rinocerontes estaban planificadas. «Cada vez más, suelo crear un "storyboard" de estos proyectos antes de empezar a trabajar, en lugar de aparecer en la sesión y esperar que todo salga bien sin más. Salgo con una imagen en mente», explica.

«Casi siempre sale bien, porque estoy bien preparado. Con suerte, alguien querrá observar esas fotografías y conectará con la causa y el problema tras esas imágenes».

«La mayoría de fotógrafos buscan imágenes y experiencias de la vida salvaje en la fotografía de viajes y naturaleza. No es tan fácil sentarse y crear el guion gráfico de un proyecto sobre, por ejemplo, los tejones y tener acceso a las imágenes que has identificado y realizarlas. Puede llevar bastante tiempo y requiere mucha dedicación».

An African elephant with prominent tusks, photographed in black-and-white.
En una fotografía titulada «Survivor», un elefante africano vaga por las llanuras abiertas de Masái Mara en Kenia. Aunque la caza furtiva de elefantes sigue disminuyendo en Kenia, los elefantes adultos con colmillos como este son muy escasos. Imagen tomada con una EOS 5D Mark II y un superteleobjetivo EF 400mm f/2.8L IS USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/4 s a f/14 e ISO 100. © Neil Aldridge

Cámaras que se adaptan a cualquier entorno

‘The day is never done’

«El día nunca acaba»: Chris Packham nos habla sobre la naturaleza

El presentador de televisión Chris Packham traslada su pasión por la naturaleza y la ecología a sus impactantes fotografías.

Una cosa es contar con un plan, pero Neil también necesita herramientas fotográficas en las que pueda confiar para sacar la toma perfecta. Normalmente, lleva un par de EOS 5D Mark II de Canon; uno con un objetivo EF 16-35mm f/2.8L USM y el otro con un EF 70-200mm f/2.8L IS USM, ambos de Canon. La capacidad de ISO alta se ha convertido en un aspecto importante para él, ya que suele trabajar con la baja iluminación a primera hora de la mañana o por la tarde-noche, o fotografiar a los animales nocturnos que se asustarían con el flash. Considera que la EOS 5D Mark II (precursora de la EOS 5D Mark IV) es perfecta para estas situaciones.

El otro aspecto fundamental de la cámara es su resistencia a las inclemencias meteorológicas. En el proyecto de los rinocerontes de Botsuana, Neil tuvo que caminar ocho horas al día y acampar a la intemperie. En dos palabras: calor y polvo. Redujo su equipo a lo que pudiera llevar consigo más un panel solar para cargar las baterías. Sin embargo, el panel no tardó en sobrecalentarse y dejó de funcionar. «Solo tenía que hacer una cosa», cuenta Neil. «Mirar al sol y darme energía. Pero al hacerlo dijo: "¡Demasiado para mí!". Te puedes hacer una idea de lo difícil que era la situación». Pero su EOS 5D Mark II sí que soportó las duras condiciones.

Neil también utiliza la cámara para la fotografía remota y la cámara trampa, que consiste en conectar la cámara a un sensor que detecta el movimiento de objetos calientes, como animales, por lo que necesita saber que la cámara estará a salvo cuando la deje a la intemperie. «El polvo y la lluvia son dos grandes problemas al fotografiar en África y en Reino Unido. Tengo que estar seguro de que las cámaras seguirán funcionando, serán fiables y me permitirán fotografiar lo que necesito».

Según Neil, otra ventaja de la gama EOS 5D de cámaras réflex profesionales es el enfoque automático. Cuando tiene que moverse rápido, por ejemplo, para fotografiar un rinoceronte que acaban de liberar de una jaula, necesita estar seguro de que puede «confiar en un enfoque nítido y rápido».

A young woman squats next to a placid young rhino, one hand on its cheek and one on its leg.
Neil captura el trabajo de personas entregadas sobre el terreno en esta fotografía de un rinoceronte blanco huérfano, consolado por su madre adoptiva, una veterinaria británica, en un orfanato para rinocerontes de Sudáfrica. Imagen tomada con una EOS 5D Mark II y un superteleobjetivo EF 400mm f/2.8L IS USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/200 s a f/4 e ISO 1000. © Neil Aldridge

El objetivo EF 16-35mm f/2.8L USM de Canon es el primer artículo del equipo que mete en su mochila. Dispara a una apertura de entre f/16 y f/22 con un ligero flash de relleno. «En los últimos años, el 16-35 mm se ha convertido en el objetivo al que siempre recurro. Me permite acercarme y congelar la acción. A veces, puede tratarse de un sujeto estático, como el rinoceronte en la boma; otras veces, puede ser un rinoceronte que estén liberando de una jaula, y se genera mucho movimiento. Este objetivo me permite acercarme y capturar el movimiento; capturar ese sentimiento».

«No me preocupo demasiado por la frecuencia de fotogramas. No es un factor fundamental para mí. Puede que lo fuera al principio de mi carrera, cuando hacia fotos de pájaros volando y de la acción típica de la naturaleza. Ahora, para mí, todo se reduce a la calidad de imagen».

Luz y movimiento

Neil también considera que los encargos que recibe son vídeos e imágenes cada vez más exigentes. «En ocasiones, somos testigos de situaciones como el asombroso comportamiento o las interacciones de la fauna, que en una imagen no quedan reflejadas con precisión», afirma. Por tanto, es fundamental que pueda alternar entre imágenes de alta calidad y vídeo 4K sin tener que transportar un equipo pesado adicional ni cambiar los objetivos sobre el terreno, que implica el riesgo de que entre polvo en el sensor o de perder el momento.

Para asegurarse de que sus imágenes están bien iluminadas, Neil siempre lleva un par de unidades Speedlite. Le gusta controlar la exposición de las imágenes y asegurarse de que los puntos clave, generalmente la cara de un animal o una persona, están bien iluminados. «A veces, puedes instalar uno en el lateral sobre un trípode, colocarlo en algún sitio o usar uno manual mientras fotografías con la otra mano», explica.

Two antelope-like blesbok blurred by motion to resemble an abstract cave painting.
A la luz del ocaso, una pareja de antílopes blesbok galopa por las llanuras abiertas de la reserva natural Kariega de Sudáfrica. Gracias a la velocidad de obturación lenta, la fotografía se parece a las pinturas de los bosquimanos que adornan las paredes de las cuevas de las colinas circundantes. Con esta fotografía, Neil consiguió el título de fotógrafo de la naturaleza europeo del año 2014 de la GDT. Imagen tomada con una EOS-1D Mark III, un objetivo EF 400mm f/2.8L IS USM de Canon y un multiplicador de 1,4x, con una configuración de exposición de 1/13 s a f/4 e ISO 400. © Neil Aldridge

Sorprendentemente, afirma que «Botsuana es un lugar realmente complicado para fotografiar. Tiene una luz increíble, con un magnífico sol dorado al inicio y al final de cada día, pero considero que es una iluminación muy plana con la que trabajar; resulta muy dura y blanca. Mi teoría es que esta luz blanca proviene del polvo de los salares de Makgadikgadi, las salinas del centro del Kalahari, y apaga los colores vivos que uno se imagina al pensar en África. Por eso, resulta muy difícil trabajar con esa iluminación». Esta es otra de las razones por las que siempre procura fotografiar con flash, «para intentar equilibrar y controlar parte de la luz».

Inicios

Desde hace mucho, la naturaleza ha formado parte fundamental de la vida de Neil. Nació en Reino Unido, pero de niño se mudó a Sudáfrica. De repente, se encontraba rodeado de «una naturaleza increíble y simbólica», por lo que fotografiar esos animales parecía una progresión natural. Al principio, Neil empezó a trabajar con objetivos largos, capturando «hermosos retratos, imágenes con una bonita iluminación y pájaros volando». Su trabajo evolucionó lentamente hacia un estilo periodístico y documental por el que es conocido en la actualidad, un cambio propiciado por su creciente preocupación por los problemas de conservación.

Su primer gran proyecto se centró en los perros salvajes africanos, también conocidos como lobos pintados. Mientras se formaba como guía de la naturaleza en África, tomó conciencia de esta especie amenazada. «Pensé: "Esta es una historia que tengo que contar"», cuenta Neil. «Es una especie muy subestimada.

Los perros salvajes africanos no aparecían en los grandes documentales, y los fotógrafos en su mayoría los ignoraban. Muchos de los cotos de caza privados y muchas de las personas que tomaban las decisiones sobre la naturaleza y la conservación los ignoraban. Y muchos todavía los consideran una especie de plaga. Para mí, eso tenía que cambiar».

An African wild dog lies on its side on the tailgate of a pickup truck as a vet examines it.
En esta fotografía del innovador proyecto de Neil, varios veterinarios examinan a un perro salvaje africano inmovilizado antes de trasladarlo a una nueva ubicación. Imagen tomada con una EOS-1D Mark III de Canon, con una configuración de exposición de 1/100 s a f/6,3 e ISO 200. © Neil Aldridge

No era la elección obvia para un primer proyecto. Neil llevaba en Sudáfrica 15 años cuando vio el primer perro salvaje. Además, cuando empezó el proyecto, estaba viviendo en Reino Unido, a más de 9000 km de distancia. Sin embargo, Neil finalizó el proyecto, y una vez terminado, presentó la serie a la revista BBC Wildlife. La revista no la publicó, pero lo contrató poco después por su impacto.

Publicó el trabajo en el libro «Underdogs» para recaudar fondos y concienciar sobre los perros salvajes africanos, y estima que más de tres millones de personas de todo el mundo han visto las fotografías del proyecto, ya que formaron parte de una exposición y un libro a raíz del premio al fotógrafo de naturaleza 2010.

«Pensé: "¿qué mejor manera de iniciar mi carrera que establecer un hito al principio y expresar claramente que este es el tipo de trabajo por el que quiero que se me conozca y se me reconozcan?"», afirma Neil. Asimismo, se dio cuenta de que podría abrirle puertas a «los editores y las revistas adecuados. Y la gente podría observar mi trabajo y afirmar: "Claramente es fotoperiodista. Además es conservacionista y piensa en la narrativa"».

A badger bolts from a cage at night while a person in gloves and overalls looks on.
Unos trabajadores de campo del departamento británico de medioambiente, alimentos y asuntos rurales liberan a un tejón común de una jaula trampa tras vacunarlo, durante unas pruebas de vacunación contra la tuberculosis bovina en Gloucestershire, Reino Unido. Imagen tomada con una EOS-1D Mark III de Canon, con una configuración de exposición de 1/250 s a f/5 e ISO 400. © Neil Aldridge

En la actualidad, este Máster en Fotoperiodismo por la University of the Arts London da clases de fotografía de historia natural y marina en la Universidad de Falmouth. Entre los perros salvajes africanos y los rinocerontes de Botsuana, ha trabajado en proyectos de conservación en torno al delta del Okavango, la importancia de la cría en cautividad de pájaros y la delicada relación de los británicos con el zorro. En su próximo proyecto, va a tratar la matanza de tejones en Reino Unido.

«No es fácil contar historias positivas sobre cuestiones negativas», declara. «Requiere tiempo y esfuerzo. Llevo 10 años haciéndolo, y lo que me permite seguir adelante es comprobar que mi trabajo llega a la gente, que se une a estas causas y apoya a las maravillosas e inspiradoras personas que realizan una labor increíble sobre el terreno. Así mido el éxito de mi trabajo. Más que conseguir "Me gusta" en Facebook o seguidores en Instagram, trato de llegar a la gente».

¿Qué pasó con la cría de rinoceronte de Neil? Cuando empezó a visitar Botsuana, según cuenta, no había rinocerontes. Ahora, si sobrevuelas el delta del Okavango, verás muchos rinocerontes salvajes que viven en libertad en la naturaleza. «Es el resultado de la labor de todas las partes implicadas en el proceso», afirma.

Hace poco, los vigilantes de los rinocerontes identificaron a la cría de Neil en el delta. Estaba grande, saludable y con su madre. «Al parecer, rehúye de la presencia humana», cuenta Neil. «¡Buenas noticias!».

Escrito por Gary Evans


El equipo de Neil Aldridge

El equipo esencial para la fotografía documental de naturaleza

Neil Aldridge in a light aircraft looking out over the African grasslands below, holding a Canon EOS 5D camera.

Cámara

Canon EOS 5D Mark IV

Esta réflex de fotograma completo de 30,4 MP captura con un increíble nivel de detalle, incluso en situaciones de contraste extremo. El disparo en serie de 7 fps te ayuda a capturar el momento perfecto, mientras que el vídeo 4K proporciona vídeo de ultraalta definición en el estándar DCI.

Objetivos

Canon EF 16-35mm f/2.8L III USM

Con una calidad de imagen superior de extremo a extremo, una construcción sólida y un impecable sellado contra las inclemencias meteorológicas, este objetivo zoom ultra gran angular cuenta con una apertura máxima de f/2,8 para lograr unos resultados de lo más nítidos en cualquier condición de iluminación. «Cada vez más, el 16-35 mm es el objetivo al que siempre recurro: me permite acercarme y congelar la acción».

Canon EF 70-200mm f/2.8L IS II USM

Un teleobjetivo zoom todo terreno con un diseño duradero, un estabilizador de imagen de cuatro pasos que lo hace ideal para fotografiar sin trípode en condiciones de baja iluminación y elementos de objetivo de dispersión ultra baja para garantizar un alto contraste y colores naturales.

Accesorio

Flashes Speedlite de Canon

Los flashes Speedlite para cámaras te ayudan a aumentar y controlar la luz. «Cuando trabajo sobre el terreno, llevo al menos dos», cuenta Neil. «Intento equilibrar la iluminación, controlar la exposición de la imagen y asegurarme de que los puntos clave del fotograma estén bien iluminados».

Artículos relacionados

Ver todo

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora