ARTÍCULO

Cinco consejos de la fotógrafa de naturaleza Marina Cano para elegir un teleobjetivo

Acercarse lo máximo posible es un sello distintivo de la fotografía de naturaleza de Marina Cano. El objetivo EF 600mm f/4L IS III USM de Canon le permite capturar detalles como el pelo y la textura de la piel de este elefante recién nacido con una claridad perfecta. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II de Canon, con una configuración de exposición de 1/1000 s a f/4 e ISO 1600. © Marina Cano

Los teleobjetivos son una herramienta fundamental para muchos fotógrafos, especialmente al cubrir naturaleza, deportes o noticias, pero pueden suponer una inversión importante. Por lo tanto, es importante tener en cuenta lo que necesitas que haga tu teleobjetivo, tanto ahora como en el futuro, para asegurarte de tomar la decisión adecuada y poder capturar el tipo de imágenes que quieres cuando el alcance de tu trabajo se vaya ampliando.

Para la fotógrafa de naturaleza española y embajadora de Canon Marina Canon, los teleobjetivos componen el núcleo de su equipo. Con más de 16 años de experiencia capturando la naturaleza, Marina ha aprendido lo que necesita de sus objetivos, tanto cuando fotografía en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno cerca de su hogar en Santander (España) como cuando dirige safaris fotográficos en Namibia o Kenia. El cristal fiable y versátil le permite capturar tiernos momentos en la naturaleza, con el estilo de retrato artístico por el que es conocida, y compartirlos con sus 28 000 seguidores en Instagram.

Canon Professional Services

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services

Los objetivos de la serie L favoritos de Marina deben ser portátiles, tener enfoque automático rápido y ser resistentes al agua. Hay varias consideraciones más que tiene en cuenta al elegir un objetivo. «En primer lugar, tengo en cuenta lo lejos que está el sujeto de mi posición de disparo», explica. «En segundo lugar, la calidad del cristal debe ser lo suficientemente buena para ofrecerme el detalle que deseo. En tercer lugar, mi estilo personal influye en los objetivos que uso, según sus características ópticas».

En esta entrevista, la profesional de la fotografía de naturaleza explica lo que debes buscar al elegir un teleobjetivo y revela por qué ha decidido llevar teleobjetivos en su equipo.

Wildlife photographer Marina Cano sitting on the bonnet of a 4x4 vehicle holding a Canon camera with a long lens attached to it.
Independientemente del entorno, los resistentes objetivos acuáticos de Marina le permiten seguir capturando.

1. Elige el que necesites para tus sujetos

Al elegir un teleobjetivo para fotografiar la naturaleza, es importante tener en cuenta aquello que es probable que captures, según Marina. ¿A qué distancia estarán los sujetos? ¿Es probable que estén en una posición fija o en movimiento? «Tu destino te dará una idea de lo lejos que estará la vida salvaje y eso decidirá la longitud focal», comenta. «Luego, tu propio estilo, junto con la calidad del objetivo, te ayudarán a decantarte por un objetivo».

Si vas a disparar desde una ubicación estática, es especialmente importante considerar la distancia mínima de enfoque de un teleobjetivo fijo para garantizar una cobertura continua. Por ejemplo, el objetivo EF 300mm f/2.8L IS II USM de Canon enfoca a una distancia de hasta dos metros, mientras que el objetivo EF 600mm f/4L IS III USM de Canon enfoca a una distancia dos veces superior (4,2 metros). Si un animal se acerca hacia ti, puede resultar más beneficioso usar un objetivo de 300 mm.

A Marina le encanta la flexibilidad que le ofrecen los teleobjetivos con zoom y anima a sus estudiantes de fotografía a usarlos porque permiten encuadrar sujetos en movimiento rápido con mayor facilidad. «El uso del objetivo EF 200-400mm f/4L IS USM Extender 1.4x de Canon te ofrece la calidad óptica de un objetivo de longitud focal fija combinada con la versatilidad de un zoom», afirma. «El zoom te ayuda a componer la toma, especialmente si no puedes moverte de tu posición, por ejemplo en un coche de safari o si el sujeto se aleja o se acerca».

A young zebra and its mother with their faces touching. Photo by Marina Cano.
La estabilización de imagen integrada en los objetivos Canon ayuda a Marina a mantener el ritmo de la acción y minimiza los efectos de la trepidación, que se agravan a distancias focales largas. Aquí, una joven cebra acaricia con el hocico la cara de su madre. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 600mm f/4L IS III USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/1600 s a f/4 e ISO 1250. © Marina Cano

2. Ten en cuenta el peso y el tamaño

Los teleobjetivos son bastante difíciles de manejar. Son tradicionalmente grandes y pesados, por lo que con frecuencia se consideran difíciles de transportar y usar. Sin embargo, dentro de la categoría de teleobjetivos hay amplias diferencias en la longitud focal y el peso asociado y, conforme avanza la tecnología óptica, los objetivos son cada vez más pequeños, pero con un rendimiento superior a las versiones anteriores.

A lioness yawning, jaws open wide. Photographed by Jonathan and Angela Scott on a Canon EOS-1D X Mark II.

El mejor equipo de Canon para la fotografía de naturaleza profesional

Jonathan y Angela Scott, los presentadores de Big Cat Tales, nos enseñan su equipo y nos cuentan cuáles son las mejores cámaras y los mejores objetivos de Canon para la fotografía de naturaleza.

En función de lo que captures y cómo lo hagas, puede ser ventajoso considerar algunos de los teleobjetivos más pequeños y ligeros disponibles actualmente en el mercado, como el objetivo EF 600mm f/4L IS III USM de Canon. Con un peso de 3050 g, es 870 g más ligero que su predecesor.

«El hecho de que este objetivo sea casi 1 kg más ligero que la versión anterior hace que sea fácil de sujetar con la mano durante varios minutos», comenta Marina. «Puedo moverme con libertad y llevarlo a cualquier ubicación. Antes de tener este objetivo, tenía que pensármelo dos veces antes de llevar uno de 600 mm y f/4L debido a su elevado peso, pero ahora no tengo que preocuparme».

Aunque los objetivos zoom conllevan un aumento de peso debido al mayor volumen del cristal en el barrilete del objetivo, son opciones portátiles más pequeñas. «Cuando realizo mis talleres sobre fotografía de naturaleza en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, el más grande de Europa, suelo llevar mi objetivo EF 100-400mm f/4.5-5.6L IS II USM de Canon para los estudiantes, porque ofrece un gran rendimiento y es ligero y pequeño», comenta Marina. Con solo 193 mm de largo, este objetivo se encuentra entre los más pequeños del mercado de los zooms telescópicos y cabe en la mayoría de fundas de transporte y mochilas para cámaras.

3. Busca estabilización de imagen para capturas sin trípode más nítidas

Los teleobjetivos son cada vez más pequeños y ligeros, por lo que capturar con ellos sin trípode se ha convertido en una opción más plausible. Sin embargo, estos objetivos siguen siendo lo suficientemente grandes para que la trepidación siga siendo un posible problema. Este efecto se magnifica a longitudes focales más largas, por lo que una estabilización de imagen (IS) de buena calidad es crítica para conseguir la máxima nitidez.

«La estabilización es muy importante al sujetar a mano los superteleobjetivos, como el EF 600mm f/4L III USM de Canon, o en condiciones de baja iluminación, cuando necesitas igualar la velocidad de obturación a la longitud focal recíproca, como 1/600 s para un objetivo de 600 mm», comenta Marina. Con una IS potente integrada en las gamas de teleobjetivos de nivel profesional, como los objetivos de la serie L de Canon, los fotógrafos de naturaleza pueden seleccionar diferentes modos en función de si capturan animales estáticos o realizan un seguimiento de animales en movimiento.

El objetivo EF 600mm f/4L III USM de Canon tiene 5 pasos de IS para mantener la nitidez, mientras que el EF 200-400mm f/4L IS USM Extender 1.4x de Canon tiene 4 pasos de IS integrada y el objetivo EF 300mm f/2.8L IS II USM de Canon tiene 3,5 pasos de IS.* Esto resulta especialmente beneficioso al capturar animales que están activos al amanecer o al anochecer, ya que, con poca luz, las velocidades de obturación deben ser más lentas para conseguir una buena exposición, lo que puede aumentar el riesgo de borrosidad debido a la trepidación.

La IS de estos objetivos, combinada con el enfoque automático rápido de los motores ultrasónicos de tipo anillo, te permite seguir fácilmente el ritmo de cualquier acción rápida. «Mis imprescindibles son el EF 600mm f/4L III USM y el EF 300mm f/2.8L IS II USM de Canon», comenta Marina. «El enfoque automático es preciso y muy rápido. También me encanta su rendimiento en las áreas desenfocadas en segundo plano».

A lynx looks directly at the camera, while the background is blurred. Photo by Marina Cano.
El diseño de diafragma con abertura de 9 hojas de los objetivos de la serie L produce un bokeh más suave en las áreas desenfocadas en primer y segundo plano. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 600mm f/4L IS III USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/2000 s a f/4 e ISO 1000. © Marina Cano

4. Exige una nitidez de borde a borde

El estilo de fotografía de naturaleza de Marina se centra en capturar un gran detalle en sus sujetos, desde la arruga en el dorso de la mano de un gorila a los finos pelos en la trompa de un elefante. Eso se debe a lo mucho que puede acercarse a la naturaleza y la claridad con la que puede enfocar. Estos pequeños detalles en la piel de un animal generan intimidad en la fotografía, por lo que resulta clave elegir un objetivo que pueda resolver con precisión los pequeños detalles.

«La calidad, junto con la cercanía, es esencial en mi trabajo», dice. «El objetivo EF 600mm f/4L III USM de Canon me permite capturar detalles en mis imágenes como el pelo y la textura de la piel de forma brillante. El factor más importante en este objetivo es la proximidad que me ofrece».

Con revestimientos Super Spectra (SSC) y ASC (Air Sphere Coating), el objetivo EF 600mm f/4L III USM de Canon se ha diseñado para minimizar el velo óptico y las luces parásitas en los elementos del objetivo con el fin de aumentar la claridad. Por otro lado, el objetivo EF 300mm f/2.8L IS II USM de Canon emplea revestimiento SubWavelength Coating (SWC) para evitar los reflejos y el velo óptico no deseados. Además, el diseño de diafragma con abertura de 9 hojas de ambos objetivos produce un bokeh más suave en las áreas desenfocadas en primer y segundo plano, para complementar un sujeto nítido.

A young bear and its mother on a rock, lit from behind by the sun. Photo by Marina Cano.
El objetivo EF 600mm f/4L III USM de Canon cuenta con 5 pasos de estabilización de imagen para mantener la nitidez sin importar lo reducida que sea la iluminación cuando aparece el sujeto. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un EF 600mm f/4L IS III USM + EF 1.4x III Extender de Canon, con una configuración de exposición de 1/800 s a f/5,6 e ISO 800. © Marina Cano

5. Prepárate con un diseño con protección contra las inclemencias meteorológicas y durabilidad

Fotografiar el mundo natural supone trabajar en exteriores fantásticos, con todas las condiciones adversas que eso puede conllevar. Tanto si fotografían en tormentas de arena en el desierto, como con polvo y lluvia en la sabana o en condiciones de congelación en el Ártico, los fotógrafos de naturaleza deben invertir en objetivos duraderos con una calidad de diseño superior que resista los elementos.

La protección contra las inclemencias meteorológicas es algo a lo que Marina ha recurrido una y otra vez sobre el terreno y es algo que siempre busca al elegir sus objetivos. La resistencia al agua le permite seguir disparando más tiempo cuando el tiempo cambia y capturar sujetos que es más probable que surjan con la humedad. «Estaba fotografiando osos con sus oseznos en primavera con mi objetivo EF 600mm f/4L III USM de Canon cuando empezó a llover», recuerda. «Sabía que no tenía que preocuparme porque el objetivo se mojara, así que seguí disparando».

Los revestimientos del objetivo de flúor en los elementos delanteros y traseros de los teleobjetivos de la serie L de Canon permiten limpiar fácilmente el polvo y otras partículas, lo que resulta útil al capturar en entornos polvorientos y áridos. Un resistente anillo de goma fijado alrededor de la montura de objetivo, como el del objetivo EF 300mm f/2.8L IS II USM de Canon, también ayuda a mantener el polvo y la suciedad alejados de la cámara.

*Cifras de estabilización de imagen basadas en pruebas CIPA.

Escrito por Jason Parnell-Brookes


El equipo de Marina Cano

El equipo clave que utilizan los profesionales de la fotografía de naturaleza

A selection of Canon cameras, lenses and accessories.

Cámara

Canon EOS-1D X Mark II

La réflex digital profesional insignia de Canon cuenta con un sensor de fotograma completo de 20,2 megapíxeles, un sistema AF de 61 puntos, una velocidad de hasta 14 fps y una sensibilidad ISO de hasta 409600. Marina afirma: «Esta es la mejor cámara del mundo ahora mismo, aunque al mismo tiempo tiene un rendimiento ISO de otro planeta».

Objetivos

Canon EF 300mm f/2.8L IS II USM

Superteleobjetivo de alto rendimiento de la serie L, con estabilizador de imagen de 3,5 pasos y tres modos, ideal para todo tipo de fotografías de acción. Este objetivo ofrece una calidad de imagen asombrosa en un diseño sólido y ligero. «Es pequeño, fácil de transportar, ligero y ofrece la mejor calidad», comenta Marina. «También me encanta su rendimiento en las áreas desenfocadas en segundo plano».

Canon EF 600mm f/4L IS III USM

Este objetivo de 600 mm f/4 superligero resulta ideal para los fotógrafos profesionales de naturaleza, de deportes y de noticias. «Me permite capturar detalles en mis imágenes como el pelo y la textura de la piel de forma brillante», afirma Marina.

Objetivos

Artículos relacionados

Ver todo

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora