ARTÍCULO

Magia con la cámara: utilizar baja iluminación para crear imágenes evocadoras

La fotógrafa de documentales Evgenia Arbugaeva, conocida por sus etéreas imágenes con poca luz, comparte con nosotros su pasión por la fotografía con baja iluminación y nos revela sus técnicas y sugerencias para capturar fotos evocadoras en este tipo de condiciones.
Un hombre de ojos azules brillantes y pelo rizado con un grueso abrigo marrón de pie en la oscuridad de un interior, iluminado solo por la luz de la ventana a la que se asoma.

La serie «Weather Man» (Hombre del tiempo) de Evgenia Arbugaeva documentó el trabajo del meteorólogo Slava Korotkiy en una península remota en la costa norte de Rusia. Aquí, Slava está mirando por la ventana antes de salir a tomar mediciones. «Estaba bastante oscuro, pero el reflejo de la nieve en el exterior proyectaba una luz suave sobre él», recuerda Evgenia. «Tenía los ajustes de balance de blancos un poco "raros", pero me encantó cómo salió la imagen: azul y tranquila, acentuando el color de los ojos de Slava». Imagen tomada con una EOS 5D Mark III (a la que ahora sucede la EOS 5D Mark IV) y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon a 33 mm, con una configuración de exposición de 1/60 s, a f/3,2 e ISO 3200. © Evgenia Arbugaeva

Las fotos capturadas con baja iluminación tienen una apariencia y una atmósfera únicas. Están como apagadas, menos cargadas de detalles cotidianos, y sus colores y tonos suelen tener una cualidad casi etérea. Las áreas sombreadas pueden mejorar el ambiente general y crear una sensación de misterio. La fotografía con poca luz puede transformar un sujeto ordinario en algo inusual y fascinante.

La fotógrafa de documentales y embajadora de Canon Evgenia Arbugaeva se especializa en crear fotografías mágicas con poca luz extremadamente evocadoras. La oscuridad es un elemento crucial de su estilo, y ha utilizado sus técnicas en diversas ubicaciones de todo el mundo, desde una estación meteorológica en el norte de Rusia hasta un instituto de investigación científica semiabandonado en Tanzania.

Evgenia lleva trabajando con la baja iluminación desde que dio sus primeros pasos como fotógrafa. Al principio, empezó como una necesidad, ya que se crio en Tiksi, una localidad en el norte de Rusia que está dentro del Círculo Ártico, pero después se convirtió en una elección estética.

«En el Ártico, la noche polar dura unos pocos meses, así que no hay luz en todo el invierno», nos comenta. «Hay muchos tonos y sombras diferentes que son invisibles a nuestros ojos pero que la cámara puede captar. Para mí, la cámara se convirtió en una herramienta para capturar dichos tonos. A medida que trabajaba con la baja iluminación y la oscuridad, me di cuenta de que estaba dándole forma a mi trabajo. De alguna forma extraña, sentí que guiaba mi estilo y me ayudaba a encontrar mi propio lenguaje fotográfico».

En este artículo, Evgenia nos habla sobre su experiencia trabajando en estas condiciones y nos ofrece sugerencias para conseguir grandes tomas con poca luz.
Un edificio en un entorno nevado del Ártico iluminado en verde por la aurora boreal. En primer plano, se pueden ver copos de nieve en movimiento.

Esta imagen pertenece a la serie de fotos de Evgenia sobre Dikson, un puerto al norte de Rusia con un fuerte clima de tundra ártica. Muestra edificios abandonados que ilumina la Aurora Boreal. Evgenia nos cuenta: «Esperé durante unas semanas para que apareciera sobre la ciudad y, cuando finalmente lo hizo, todo se volvió de color verde neón, lo que intensificó la sensación ya de por sí inquietante del lugar. Se me olvidó apagar la linterna de la cabeza cuando estaba capturando esta fotografía, pero tuve suerte, porque me encanta cómo están iluminados los copos de nieve y cómo añaden movimiento a la imagen». Imagen tomada con una EOS 5DS y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon a 35 mm, con una configuración de exposición de 15 s, a f/5 e ISO 1000. © Evgenia Arbugaeva

Un hombre en una habitación oscura apoya la cabeza sobre un escritorio junto a una ventana con cortinas naranja.

Esta imagen se realizó en Amani Hill Research Station, en Tanzania, donde Evgenia estaba trabajando con un tipo de baja iluminación muy diferente al de sus imágenes del Ártico. «La iluminación en Amani a última hora de la tarde es como oro líquido», nos cuenta. «Para esta serie, quería conseguir que las imágenes tuvieran una sensación aterciopelada». Imagen tomada con una EOS 5D Mark III y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon a 39 mm, con una configuración de exposición de 1/80 s a f/4,5 e ISO 2500. © Evgenia Arbugaeva

1. Tómate tu tiempo

Trabajar con baja iluminación requiere un enfoque fotográfico más calculado. «Me ha hecho trabajar más despacio, porque normalmente necesitas un trípode, y la exposición larga requiere tiempo», confiesa Evgenia. «Tengo que ser cuidadosa y selectiva sobre lo que fotografío, pero al mismo tiempo, trabajar más despacio implica que presto más atención a los detalles».

Evgenia usa su experiencia con la fotografía con poca luz para capturar sus imágenes con exposiciones manuales. Dice que las situaciones en las que es más difícil conseguir un buen resultado son aquellas en las que combina la luz artificial y la natural. «El equilibrio entre la intensidad de la luz siempre supone un reto cuando fotografío con baja iluminación. En esas condiciones, la luz artificial es siempre más brillante que la luz natural, así que hay que mantener ese frágil equilibrio».

2. Usa reflectores y LED para complementar la luz natural

Evgenia utiliza una variedad de fuentes de luz para ambientar sus fotografías. A veces utiliza luz artificial, incluyendo linternas de mano y tungsteno, pero prefiere las fuentes naturales. «Me gusta más la luz natural que la luz artificial porque así, el acto de fotografiar se convierte en una experiencia y no en mi propio constructo», explica.
En determinadas situaciones de baja iluminación, en especial a la hora de capturar retratos en interiores, Evgenia considera útil usar reflectores para hacer que rebote un poco más de luz sobre el sujeto. «Ahora siempre llevo reflectores conmigo», dice. «Si voy a estar trabajando en interior durante un tiempo, los dejo en un lugar para ver cómo se comporta la luz en el espacio».

Cuando está en una sesión, también lleva pequeñas luces LED que pone en una bolsa blanca de plástico y coloca en una escena para añadir una iluminación sutil. «Nunca utilizo las LED como iluminación principal, las uso específicamente para asegurarme de no perder información en las sombras», nos comenta. «La luz es muy suave y casi invisible, pero afecta a las imágenes finales».
Un técnico con guantes limpia el sensor de una cámara de Canon.

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services.
Un hombre de pie en un bosque tropical por la noche iluminando un árbol gigante con su linterna.

Evgenia visitó por primera vez un bosque tropical mientras capturaba la serie de Amani. «Me sentí completamente abrumada y cautivada, pero me costó hacer una fotografía que capturara su densidad y magnitud», nos cuenta. «Durante esa noche con John Mganga, el bosque, iluminado por una linterna, se mostró al fin con una grandeza misteriosa. Me gusta que la imagen acabara siendo casi monocromática y tenga un poco el aspecto de un grabado». Imagen tomada con una EOS 5D Mark III y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon a 35 mm, con una configuración de exposición de 13 s, a f/5 e ISO 1600. © Evgenia Arbugaeva

3. Expande tus posibilidades con lo último en tecnología

Para sus proyectos anteriores, Evgenia usaba principalmente la EOS 5D Mark III (a la que ahora sucede la EOS 5D Mark IV) y la EOS 5DS R. Sin embargo, hace poco empezó a utilizar la EOS R5 mirrorless de Canon, que ha expandido la variedad de imágenes con poca luz que puede capturar.

«La EOS R5 lo cambia todo en términos de baja iluminación», dice. «Cuenta con una estabilización de imagen y un rendimiento de ISO tan increíbles que en algunas situaciones no necesitas trípode. Es muy liberador, porque me proporciona más oportunidades de captar momentos fugaces, en vez de estar siempre limitada a configurar cuidadosamente mi cámara. Me emociona mucho cambiar mi proceso de trabajo con baja iluminación».

Evgenia suele combinar la EOS R5 con el objetivo RF 24-70mm F2.8L IS USM de Canon, pero también con el RF 70-200mm F2.8L IS USM. Los diafragmas amplios de estos objetivos, combinados con la estabilización óptica de la imagen de 5 pasos, son una gran ventaja cuando se trabaja en condiciones de poca iluminación.

Para Evgenia, la nitidez es especialmente importante, ya que imprime sus imágenes a gran tamaño para sus exposiciones. «Anteriormente, si capturaba sin trípode y a menos de 1/125 s, me preocupaba la trepidación», nos cuenta. «Pero ahora, con la EOS R5 puedo disparar a menos velocidad y mis imágenes siguen siendo nítidas. Como realizo grandes impresiones, no suelo sobrepasar la ISO 4000, aunque eso es ir a lo seguro. Sé que la EOS R5 puede lidiar fácilmente con ISO más altas para trabajos editoriales o impresiones más pequeñas».
Una habitación abandonada con un piano; el suelo está cubierto de nieve. La luz de la aurora boreal se puede ver a través de la ventana rota.

Otra imagen de la serie Dikson de Evgenia. «Esta habitación en un edificio abandonado se veía totalmente oscura a simple vista, solo se podían vislumbrar las estrellas y el tono neón de la aurora», recuerda Evgenia. «Reconocí inmediatamente el potencial de la escena y me quedé en la habitación un rato probando diferentes tiempos de exposición». Imagen tomada con una EOS 5DS y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon a 33 mm, con una configuración de exposición de 79 s, a f/3,2 e ISO 2000. © Evgenia Arbugaeva

4. Déjate sorprender

Cuando estás fotografiando en una oscuridad casi total, lo que ves con los ojos y lo que capta el sensor de la cámara puede variar bastante. Para Evgenia, la imprevisibilidad de los resultados es parte de la magia de la fotografía con poca luz.

«Siempre es difícil saber lo que va a funcionar», asegura. «A veces puedes ver una imagen que a simple vista parece increíble y después haces la foto y no funciona. Otras veces está completamente oscuro, disparas al espacio con la esperanza de que salga algo y cuando ves la imagen es preciosa.

»Me sorprendo cada vez que hago una foto con una exposición larga y la cámara capta algo que no había visto, es muy emocionante. Parece que la cámara es como una varita mágica que me ayuda a capturar cosas invisibles».
Una imagen capturada en una oscura cabaña de madera cubierta de nieve. La nieve y el cielo nocturno se pueden vislumbrar a través de la puerta abierta.

«Lo que más me gusta de la noche polar son las tonalidades inusuales de la nieve y el brillo de las estrellas», dice Evgenia. Esta imagen forma parte de su serie «Weather Man» (Hombre del tiempo). «La realicé en la estación meteorológica Khodovarikha, donde Slava vive y trabaja. Utilicé un trípode y una exposición larga para capturar los colores delicados de aquí». Imagen tomada con una EOS 5D Mark III y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon a 30 mm, con una configuración de exposición de 55 s, a f/3,2 e ISO 2500. © Evgenia Arbugaeva

Un hombre con un hatillo en una selva oscura mira hacia la copa del árbol, iluminado por una luz similar a la de un foco.

«El profundo bosque de Amani puede ser muy oscuro, incluso durante el día, debido a las espléndidas copas de los árboles», afirma Evgenia. «Pero había algunas aberturas que creaban una luz que se asemeja a los focos de un escenario. El contraste entre la luz y la oscuridad me permitió capturar la textura de las hojas y de las raíces y, al mismo tiempo, aislar y destacar al protagonista, John Mganga». Imagen tomada con una EOS 5D Mark III y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon a 30 mm, con una configuración de exposición a 1/160 s, f/5,6 e ISO 500. © Evgenia Arbugaeva

5. Mejora los detalles en la fase de posproducción

Evgenia limita la cantidad de trabajo que realiza en sus imágenes en la fase posproducción para ser fiel a la escena de la que ha sido testigo. La mayoría del trabajo lo hace en la cámara, pero una vez en casa, utiliza Adobe® Photoshop® para resaltar los detalles de las sombras y atenuar las luces cuando sea necesario.

«También experimento con los tonos y las temperaturas de los colores e intento proporcionar un ambiente de color coherente a una serie», dice. «Siempre es un equilibro complicado: ¿cómo te mantienes fiel a los colores que la cámara vio en la oscuridad y cómo los interpretas cuando trabajas en la imagen?

Profesionales nos revelan cómo sacarle partido a la oscuridad

Cuatro embajadores de Canon nos explican que fotografiar con baja iluminación es la mejor oportunidad para ampliar tus límites creativos.
»A menudo, los colores que la cámara capta, incluso si no son completamente fieles a lo que percibo, me dan pistas sobre cómo construir las tonalidades en otras imágenes. En la posproducción, procuro que esos colores destaquen más, en lugar de transformarlos».

6. Persevera y mantén una actitud abierta

Hacer fotografías con baja iluminación y crear imágenes bien expuestas y estéticas es una habilidad, y requiere tiempo desarrollarla. «Mi consejo principal para los fotógrafos que trabajen con baja iluminación sería que tuvieran paciencia, que no se frustren con los tecnicismos y que sigan intentándolo», dice Evgenia. «Si te encuentras en unas condiciones complicadas, hace frío y está oscuro, es fácil tirar la toalla. Sin embargo, la fotografía con poca luz requiere experimentación y dedicarle tiempo a la cámara.

»También aconsejaría mantener una actitud abierta hacia todo lo invisible que se vuelva visible para ti. La cámara capta cosas muy sutiles que contribuyen a la ambientación de las imágenes. Después, cuando veas las imágenes en el monitor del ordenador o en impresiones grandes, será una experiencia muy satisfactoria».
*Adobe y Photoshop son marcas comerciales o marcas registradas de Adobe en Estados Unidos y otros países.

Escrito por David Clark


El equipo de Evgenia Arbugaeva

El equipo clave que utilizan los profesionales para capturar sus imágenes

Texto alternativo

Cámaras

Canon EOS R5

No importa qué y cómo fotografíes, con la EOS R5 podrás dar rienda suelta a tu creatividad de formas que antes, simplemente, eran imposibles. «La EOS R5 lo cambia todo en términos de baja iluminación», asegura Evgenia. «Cuenta con una estabilización de imagen y un rendimiento de ISO increíbles».

Objetivos

Canon RF 24-70mm F2.8L IS USM

Aporta un toque a tu fotografía mirrorless full frame con un objetivo zoom de 24-70 mm integrado que superará tus expectativas. El diseño óptico superior, la rápida abertura máxima de f/2,8 y la estabilización de imagen de 5 pasos te ayudan a liberar tu creatividad en cualquier condición.

Canon RF 70-200mm F2.8L IS USM

Captura el mundo con una flexibilidad y una calidad excepcionales gracias a un supercompacto teleobjetivo zoom de montura RF f/2,8 que cuenta con un estabilizador de imagen de cinco pasos para garantizar unos resultados fantásticos sin trípode.

Accesorios

Baterías

«Cuando estaba trabajando a temperaturas muy bajas, las baterías se agotaban rápidamente, así que llevo unas 15 o 20, en función de lo que pese mi mochila», nos cuenta Evgenia.

Luz LED

«Casi siempre uso la luz disponible, pero llevo luces LED pequeñas para añadir un poco de luz de relleno y asegurarme de no perder información en espacios oscuros».

Reflector

Evgenia usa reflectores para sacar el máximo partido a la luz disponible. «Ahora siempre los llevo encima», dice.

Trípode

Utilizar un trípode es indispensable cuando los niveles de baja iluminación demandan exposiciones largas. Sin embargo, con la estabilización de imagen y el alto rendimiento de ISO de la EOS R5, Evgenia está experimentando cada vez más con capturar de forma más espontánea y sin trípode.

Artículos relacionados

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro