ARTÍCULO

Grabación y gradación de vídeo HDR

El vídeo HDR supone un cambio en la calidad de imagen, aunque requiere una exposición cuidada y un flujo de trabajo preciso. Si estás grabando contenidos HDR o planificando un flujo de trabajo HDR, en este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber.
Una videocámara XF705 de Canon vista desde la parte trasera con una imagen HDR de gran colorido visible en el visor y la pantalla LCD.

Cada vez son más las personas que pueden ver vídeos en HDR. Además de para la emisión comercial, cada vez se utiliza más en el cine y la producción en directo. Las grabaciones en UHD HDR son compatibles con los principales servicios de streaming, aunque para verlas es necesario disponer de la suscripción y el televisor adecuados. «Lo importante es que podemos ofrecer esa salida tanto en HLG como en PQ para la grabación directa, así como con RAW y Canon Log», comenta Paul Atkinson de Canon Europe. Algunas o todas estas opciones de salida HDR están disponibles en una amplia gama de cámaras, incluidas las EOS Cinema y las videocámaras profesionales de Canon como la XF705 (que se muestra aquí) y la XA55/XA50.

Los vídeos HDR (alto rango dinámico) ofrecen mucho más que blancos brillantes y negros profundos. Gracias a la posibilidad de ofrecer un brillo máximo superior de hasta 10 000 nits, una gama de colores más amplia que cumple el estándar BT.2100 y la oportunidad de mostrar degradados más suaves de 10 bits entre colores y sombras, el vídeo HDR ofrece una mejora más considerable en la presentación de vídeo que en el cambio de Full HD a 4K.

Aunque se necesita una pantalla compatible con HDR para aplicar la gradación, editar y ver los vídeos HDR, dispones de mayor libertad a la hora de grabar contenidos para una producción HDR. Puedes capturar un amplio rango dinámico con Canon Log y aplicar la gradación en HDR en posproducción, o grabar directamente en HDR. Varias videocámaras profesionales y cámaras EOS Cinema de Canon ofrecen la posibilidad de grabar internamente con los formatos HLG y PQ, lo que permite ahorrar tiempo y dinero en la posproducción.

Entonces, ¿cuáles son las cámaras más adecuadas para los vídeos HDR? ¿Qué debo tener en cuenta a la hora de grabar en HDR? ¿Qué debo tener en cuenta a la hora de planificar un flujo de trabajo HDR? Paul Atkinson, especialista en productos de vídeo profesionales de Canon Europe, trata estas cuestiones con la ayuda de Sonny Sheridan, colorista senior de la empresa de posproducción británica The Farm.
Una figura solitaria camina por un paisaje nevado hacia una colina lejana, en una foto bien expuesta extraída de un vídeo HDR.

Si el rango dinámico de las zonas luminosas es mayor, el HDR es ideal para grabar escenas muy luminosas y de alto contraste. La XF705 de Canon puede grabar de forma interna en dos formatos HDR, usando HLG o PQ, y cuenta con amplias funciones de asistencia con HDR que ayudan al usuario a controlar la exposición para la grabación HDR. Asimismo, para producciones en las que el tiempo es un factor menos importante, la compatibilidad con Canon Log 3 o BT.2020 ofrece flexibilidad en un flujo de trabajo de posproducción HDR.

Opciones de grabación en HDR

Existen dos formas básicas para trabajar en la salida en HDR: desde la cámara o en posproducción. «La forma tradicional consiste en grabar un archivo con el máximo rango dinámico posible para luego integrarlo en un flujo de trabajo HDR», explica Paul. «Si aplicas un flujo de trabajo HDR a una tasa de bits más pequeña y a una imagen con menor muestreo de color, no quedará bien. Por lo tanto, deberías empezar con la máxima cantidad de información posible. Es ahí donde la grabación con Canon Log te da ventaja».

Las cámaras EOS Cinema de Canon permiten grabar con Canon Log, al igual que ciertas cámaras mirrorless y réflex digitales o videocámaras profesionales, como la XF705 y la XA55/XA50. Canon Log, diseñado para capturar el rango dinámico más amplio posible, ofrece la máxima flexibilidad a la hora de aplicar la gradación del color y llevar a cabo la posproducción. Por ejemplo, el conocido Canon Log 3 es capaz de ofrece un rango dinámico de hasta 14 pasos, en función de la cámara.

Incluso las últimas cámaras remotas PTZ de Canon incluyen la opción de rango dinámico amplio con un espacio de color BT.709 o BT.2020 aplicado, lo que puede ser útil si tienes un plazo de entrega ajustado o no tienes tiempo para aplicar la gradación. Hay una diferencia de 2 pasos entre Wide DR y Canon Log 3, lo que hace que sean muy diferentes en cuanto al rendimiento de las luces. Cuando sea necesario utilizar HDR, «las cámaras profesionales PTZ CR-N500 y CR-X500 de Canon también pueden capturar con Canon Log 3», comenta Paul. «Por lo tanto, incluso nuestras cámaras PTZ son capaces de grabar ese rango dinámico amplio para aplicar la gradación que te permitirá darle salida en HDR e integrarlo en un flujo de trabajo HDR».
La otra forma de generar una salida HDR consiste en hacerlo todo desde la cámara. «La XF705, la EOS C70, la EOS C300 Mark III y la EOS C500 Mark II de Canon te permiten grabar directamente en PQ o HLG a través de los preajustes de imagen personalizada», explica Paul. «Esto es ideal para producciones que requieren un tiempo de respuesta más rápido y no tienen tiempo ni dinero para una posproducción adicional.

»También puede darse el caso de que algunos editores que realizan encargos no acepten la grabación a no ser que se haya utilizado Canon Log 3 y se haya seguido un flujo de trabajo HDR. Sin embargo, disponer de PQ o HLG en la cámara es algo que ya está en tu arsenal, listo para su uso, en caso de que lo necesites».
¿Tienes un equipo de Canon?

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services.
El dedo de un usuario tocando una pantalla táctil acoplada a una cámara EOS C500 Mark II de Canon que graba a dos personas delante de una escena de árboles retroiluminados por un sol brillante.

A diferencia del HDR para fotografías, que se trata de un proceso de captura, el HDR para vídeo consiste en un proceso de visualización. Como es de esperar, el colorista Sonny Sheridan explica que la principal cualidad técnica que busca en las secuencias que tienen que pasar por una gradación en HDR es una buena exposición. «No es conveniente que se produzcan recortes en las luces», comenta. «También se deben conservar los negros lo más limpios posible y no introducir demasiado ruido en el extremo inferior».

El monitor DP-V2411 de Canon.

Poder controlar la salida HDR en el set es esencial para garantizar una exposición correcta y evitar las altas luces recortadas. «Algunas de nuestras cámaras más recientes permiten ver la salida HDR en el monitor integrado», explica Paul. Canon también ofrece una gama de pantallas 4K HDR, incluida la DP-V2411 que se muestra aquí, que no solo son adecuadas para la gradación, sino también para una supervisión precisa en el set.

HDR vs SDR: la importancia de la exposición

En muchos aspectos, la grabación con alto rango dinámico no se diferencia de la grabación con rango dinámico estándar. «Incluso cuando utilices uno de los preajustes, no debes cambiar tu estilo de grabación», comenta Paul. «Por ejemplo, es probable que la salida sea en 4K para el HDR, por lo que el enfoque debe ser perfecto. Como es evidente, tenemos varias opciones que nos sirven de ayuda con esto, como Dual Pixel CMOS AF o la función de ayuda al enfoque para enfocar manualmente».

La exposición de la cámara con HDR o SDR se puede conseguir de forma muy similar. Por ejemplo, es importante asegurarse de que las zonas de tonos medios estén correctamente expuestas en ambos casos. Sin embargo, hay que tener especial cuidado con las zonas luminosas. En comparación con el SDR, las altas luces recortadas en HDR pueden parecer poco naturales y distraer la atención, por lo que es fundamental eliminar o reducir el recorte de luces a la hora de grabar con HDR para tener más flexibilidad de cara a igualar los niveles máximos de blanco en diferentes tomas. Reducir el valor ISO puede servir de ayuda, al igual que los filtros ND integrados en muchas cámaras EOS Cinema y videocámaras profesionales de Canon.

La iluminación, la medición y el control del HDR durante la grabación, así como la comprobación periódica del SDR para garantizar que retiene el equilibrio previsto entre luz y oscuridad, suele ser una opción más sencilla. Utilizar un monitor de referencia de Canon que ofrezca la función de pantalla dividida con HDR-SDR, como el DP-V2421, hace que el proceso sea bastante más sencillo.
«Con el HDR, la gama tonal tiene que ampliarse aún más para obtener negros más profundos y blancos más brillantes», comenta Paul. «Esto significa que necesitas un poco más de espacio para trabajar en posproducción, aunque lo que hagas dependa de tu flujo de trabajo. Las grabaciones con Canon Log suelen necesitar una ligera sobreexposición para reducir el ruido, por ejemplo, mientras que la decisión de grabar con HDR dependerá de la escala de luminosidad».

Si necesitas obtener una salida tanto en HDR como en SDR, hay dos formas de hacerlo: grabar el contenido directamente en HDR para luego integrarlo en un flujo de trabajo y generar una salida SDR o capturar el contenido con Canon Log 2 o Canon Log 3 y llevar a cabo dos flujos de trabajo, uno en HDR y otro en SDR.
DoP Ben Sherlock filming with the Canon EOS C300 Mark III in a rural setting with bushes and water in the background.

Explicación del sensor DGO

Cómo la EOS C300 Mark III y la EOS C70 ofrecen un rango dinámico de más de 16 pasos combinando imágenes de ganancia alta y baja gracias a la nueva tecnología de sensores revolucionaria de Canon.
«La XF705 de Canon puede ir un poco más allá, ya que permite grabar en HDR internamente y enviar al mismo tiempo una salida SDR a una grabadora externa. Puedes indicarle a la cámara cuál tiene la exposición correcta y realizará un ajuste de ganancia en la otra salida automáticamente para producir una imagen con una exposición igualmente correcta. De esta forma, tendrás el HDR y el SDR listos y disponibles, aparte de pequeños ajustes generales que harías en la edición en lugar de aplicar la gradación completa».
Una cámara EOS C500 Mark II de Canon en funcionamiento en un terreno rocoso.

La grabación en Cinema RAW Light con una cámara como la EOS C500 Mark II de Canon ofrece incluso más flexibilidad que cuando se realiza en HDR. «Estás recibiendo más información con la que experimentar», comenta Paul. «Por lo tanto, si grabas en Cinema RAW Light con el valor ISO y el espacio de color recomendados, tendrás el mejor punto de partida posible para iniciar un flujo de trabajo HDR».

Un estudio de posproducción con tres monitores, un teclado y una mesa de control.

«Si el contenido está bien grabado, no me importa mucho si se facilita en RAW o en Canon Log», comenta Sonny. «Inevitablemente, con un formato RAW dispones de un amplio rango con el que experimentar, aunque también generas muchos datos, lo que repercute en otras áreas del flujo de trabajo, entre las que destaca el almacenamiento. Si utilizamos ACES, los contenidos se me presentarán de la misma manera, tanto si la grabación procede de una fuente Log como de una fuente RAW, así que todo se reduce al contenido».

Editar correctamente el HDR: la perspectiva del usuario

El HDR supone una complejidad añadida a la posproducción y la gradación, aunque también ofrece mayor libertad. «Te ofrece más detalles en las luces, por lo que puedes jugar con ellas», comenta Sonny Sheridan, que es conocido principalmente por su trabajo como colorista en las series de televisión británicas Lucky Man y 24 Hours in A&E, además de ostentar un premio RTS Craft & Design por Best Picture Enhancement. «Si estás grabando a alguien junto a una ventana, puedes conservar toda la información de la escena fuera de la ventana y seguir teniendo una buena exposición de la persona que está dentro. Esto sería muy difícil de conseguir en SDR. Ahora dispones de más detalles y sujetos en la imagen que te ayudan a contar la historia.

»Los principales retos con los que me encuentro a la hora de aplicar la gradación en HDR son la gestión de los puntos de luz en las luces prácticas y, por ejemplo, los actores de pie junto a las ventanas iluminadas», continúa Sonny. «Tengo que usar una ventana eléctrica para levantar a la persona de la ventana y utilizar la luminosidad para reducir el brillo presente en ella. Esto me permite obtener el equilibrio perfecto para que la persona que aparece en primer plano no quede eclipsada por la luminosidad de la ventana. Tienes que encontrar el equilibrio adecuado con la luminosidad que utilices. Solo porque no puedas alcanzar los 1000 nits, no significa que los necesites. A veces, el mejor HDR es el HDR sutil».

Sonny asegura que existen otros factores que se deben tener en cuenta al elaborar un flujo de trabajo HDR. «Los principales aspectos a tener en cuenta son los formatos de grabación de la cámara de origen y las especificaciones del contenido principal, por ejemplo, si se graba en Rec 2020 o DCI-P3, Dolby Vision, HDR10, HLG, etc.».

»La gestión del color es muy importante. En el caso de los guiones dramáticos, se suele utilizar un único formato de cámara, por lo que utilizo un LUT desde mi espacio de color de grabación hasta mi objetivo. Sin embargo, si se mezclan dos o más formatos de cámara, podría elegir la opción de trabajar en un flujo de trabajo ACES para que todo se unifique en mi plan de producción y conservar la mayor latitud posible».

Varias cámaras EOS Cinema, incluida la EOS C300 Mark III y la EOS C500 Mark II, admiten de forma nativa con la canalización ACES, lo que ofrece un flujo de trabajo más eficiente.
Una EOS C70 de Canon sobre un sofá de cuero de color rojo, sin el objetivo acoplado, para que se pueda ver claramente el sensor DGO de la cámara.

La EOS C70 y la EOS C300 Mark III incorporan el 4K sensor DGO 4K Super 35 mm de Canon, que es perfecto para el HDR gracias a su excepcional rango dinámico y al bajo ruido inherente. «La imagen se expone dos veces: una para las sombras y otra para las luces, y luego se combinan antes del procesamiento», explica Paul. «Esta es una de las cosas que mantiene el ruido bajo, y lo mejor es que funciona con cualquier nivel ISO».

La pantalla de una cámara EOS C70 de Canon muestra a una joven a la que se está grabando con Canon Log 3, además de otros ajustes.

Una de las ventajas de utilizar una cámara de Canon para vídeos HDR es la uniformidad que ofrece Canon Log. «Siempre ha sido bastante fácil ajustar las grabaciones de diferentes cámaras de Canon, pero el hecho de tener configuraciones comunes facilita mucho las cosas», comenta Paul. «Te ofrece esa posibilidad de mezclar y combinar las grabaciones de diferentes cámaras, ya sea una EOS Cinema con una videocámara XF de alta gama o una EOS Cinema con una mirrorless o una réflex. La posibilidad de mezclar las grabaciones facilita muchísimo el trabajo, sobre todo en el mundo de la posproducción».

Sonny comenta que, en algunos flujos de trabajo, es necesario aplicar la gradación en HDR antes que en SDR, «como en el caso de Dolby Vision, por ejemplo, ya que el SDR se deriva del HDR. Algunos estándares te permiten llevar a cabo primero el flujo de trabajo SDR, aunque, por lo general, depende de la preferencia y de lo que los directores quieran priorizar».

«Tener que derivar varios formatos HDR desde uno principal también determinará tu flujo de trabajo», añade Chris Spearman, director de operaciones técnicas de The Farm. «Depende, en parte, de para quién sea el contenido principal y de los estándares del HDR solicitados», comenta. «Por ejemplo, podemos derivar los contenidos HDR10 de un flujo de trabajo de Dolby Vision con bastante facilidad, pero si hay diferentes gamas de color entre los diferentes contenidos, tenemos que asegurarnos de sacarlo correctamente. Utilizaremos primero el estándar con mayor latitud, y ACES es un buen método de canalización para los contenidos con varios estándares».

»Creo que, aunque cada vez hay más plataformas compatibles con el HDR, habrá una mayor estandarización de las prácticas», continúa Chris. «Es posible que veamos cómo algunos estándares adquieren mayor protagonismo y otros desaparecen, o cómo hay cada vez más herramientas HDR, lo que convierte al HDR en el nuevo "SDR"».

Por lo tanto, el futuro del vídeo HDR promete, al menos, 1000 nits.

Escrito por Marcus Hawkins


Artículos relacionados

Get the newsletter

Click here to get inspiring stories and exciting news from Canon Europe Pro