ARTÍCULO

Fotografía de bellas artes: cómo perfeccionar tu estilo y conseguir seguidores

La fotógrafa de bellas artes Menna Hossam y el galerista de arte contemporáneo de Londres Giles Huxley-Parlour comparten valiosos consejos para adentrarse en el mundo del arte.
Una modelo con un vestido de color rosa lleno de polvo en mitad de un bosque. Al fondo, la niebla se hace densa.

A la embajadora de Canon Menna Hossam siempre le ha fascinado desde que era pequeña el mundo de las bellas artes. Actualmente, canaliza su pasión en sus imágenes etéreas y llenas de fantasía. «Elegí un lugar con mucha vegetación para que pareciera un bosque. También utilicé bombas de humo de color rosa y azul para resaltar ese ambiente de cuento de hadas», explica. Imagen tomada con una EOS R y un objetivo Canon RF 28-70mm F2L USM a 41 mm, con una configuración de exposición de 1/1250 s a f/2 e ISO 800. © Menna Hossam

Con tanto solapamiento entre los géneros fotográficos, desde los fotógrafos de bodas que utilizan el estilo de un documental hasta el fotoperiodismo que se muestra en una galería, ¿cómo se define la fotografía de bellas artes hoy en día?

«Se trata de la visión de un artista traducida en imágenes; siempre se esconde una idea detrás», comenta Menna Hossam, fotógrafa egipcia de bellas artes y embajadora de Canon.

«Un proyecto o un proceso basado en un concepto en el que el resultado final tiene algún tipo de significado artístico, en lugar de alguien que documenta lo que ocurre con una grabación», añade el galerista londinense Giles Huxley-Parlour, que representa a Alec Soth, Joel Sternfeld y Martin Parr, entre otros.

Si estás dando tus primeros pasos como artista fotográfico o como fotógrafo profesional en otro género y tienes ganas de pasarte al mundo del arte, hay ciertos aspectos que debes conocer. En este artículo, Menna y Giles ofrecen sus consejos para labrarse una reputación y una carrera profesional como fotógrafo de bellas artes.

1. No esperes a que te «descubran»

Aunque no es algo que no ocurra, según la experiencia de Giles, es muy poco probable que una galería comercial prestigiosa encuentre a un fotógrafo por casualidad. «Una galería decide si tiene cierto interés en un fotógrafo concreto y se acerca y acuerda su participación en una exposición», comenta. «Pero rara es la vez, yo diría que casi nunca, en que ocurre lo contrario. Nunca he contratado a un fotógrafo que se ha puesto en contacto conmigo. Solo he contratado a fotógrafos que he buscado porque tienen una reputación».

Menna lleva casi una década dedicada a la fotografía de bellas artes inspirada en los cuentos de hadas. Pero solo hace unos años que dejó su trabajo como directora artística y fotógrafa de una agencia de publicidad. «Siempre he sido fotógrafa, pero en 2018 decidí hacerlo como autónoma», comenta. «Me di un voto de confianza. Tengo la suerte de contar con un entorno bastante amplio, por lo que el boca a boca hizo que todo el mundo se enterase de que había empezado a trabajar sola. Ese fue el principio».

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services.

2. Ve por el camino largo

«Para llegar a ser codiciado por una galería fotográfica prestigiosa hay que recorrer un largo camino», advierte Giles. «A partir de un determinado precio de venta al público, nadie compra una obra solo por la impresión. Lo que hacen realmente es comprar al artista».

En otras palabras, lo que compran las galerías es la marca, algo que puedes tardar años en crear. Años para publicar libros, realizar exposiciones y ganarte el respeto de la crítica y la comunidad fotográfica, tanto que, cuando un coleccionista ve tus fotos en la pared de una galería, no solo quiere las imágenes sino todo lo que tú representas. El primer consejo de Giles es «ignorar por completo la idea de vender fotos de bellas artes; salir de ahí y empezar a dar lo mejor de uno mismo con el fin de que te tomen en serio como buen fotógrafo y artista».
Una modelo con un vestido largo de color rosa sujeta un libro en una playa rocosa. Las olas bañan la orilla detrás de ella.

Menna se dedicó durante muchos años a perfeccionar su estilo de bellas artes. Esta imagen de una modelo que representa a la diosa griega Eleos está inspirada en su interés por la mitología griega. «Eleos es la personificación de la piedad, la misericordia, la clemencia y la compasión», explica. «En esta imagen, aparece representada como una joven tímida, débil, vulnerable y triste». Imagen tomada con una EOS 5D Mark III (a la que ahora sucede la EOS 5D Mark IV) y un objetivo Canon EF 85mm f/1.8 USM, con una configuración de exposición de 1/320 s a f/2,2 e ISO 125. © Menna Hossam

3. Perfecciona tu visión artística única

El mundo está repleto de posibles fotógrafos de bellas artes. ¿Qué puedes hacer para destacar? «Tienes que ser bueno», afirma tajante Giles. Eso requiere algo más que talento. «Implica una gran cantidad de trabajo, autocrítica y consejos. Busca un mentor, consigue trabajo como ayudante de un fotógrafo de renombre. Haz que la gente se fije en tu trabajo y asume todas las críticas que te sea posible».

Menna dedicó un tiempo a experimentar antes de fijar su estilo, que se diferenciaba considerablemente del trabajo que realizaban muchos otros fotógrafos egipcios en aquel momento. «Al principio, me costó bastante», admite. «No sabía muy bien por dónde tirar y probé de todo. Los colores, la composición y la historia que estás contando son los elementos que te definen como artista. Debes tener una identidad determinada».

4. Asegúrate de dar visibilidad a tu trabajo

Ahora que realizas proyectos artísticos de los que estás orgulloso, «intenta exponer tus obras siempre que sea posible», comenta Giles. Busca convocatorias abiertas para festivales y exposiciones colectivas o forma un equipo con tus colegas para montar vuestras propias exposiciones y participar en tantas competiciones como sea posible. A menudo, los premios los otorgan galeristas, conservadores, críticos y otros personajes influyentes del mundo de la fotografía de bellas artes. Esto significa que, aunque no ganes el primer premio, se fijarán en ti y te recordarán.

También es esencial tener una gran presencia online a través de las redes sociales y tu sitio web. Menna es de la opinión de que Instagram es una gran herramienta única para compartir imágenes a nivel mundial y conseguir miles de «me gusta». En este punto de tu carrera profesional, debes «conseguir que tus colegas de profesión te apoyen y hablen de ti», comenta Giles. «Formar parte de una comunidad online es tan importante como serlo de una comunidad "real"».
Dos mujeres con vestidos de color blanco rodeadas de telas blancas y ramas de árboles.

«Para esta sesión, decidimos preparar un set de color blanco con el fin de crear una atmósfera de fantasía que resaltara los vestidos de ensueño de la diseñadora Iman Saab», comenta Menna. Imagen tomada con una EOS 5D Mark III y un objetivo Canon EF 17-40mm f/4L USM a 40 mm, con una configuración de exposición de 1/160 s a f/11 e ISO 160. © Menna Hossam

5. Crea un negocio complementario rentable

Desde que empezó a trabajar como autónoma en 2018, Menna ha trabajado al mismo tiempo como fotógrafa para marcas de moda, profesión que le supone una fuente de ingresos segura. «Pensé: "¿Qué estilo se aproxima más a lo que suelo hacer en el ámbito de bellas artes?". La moda», comenta. «Empecé a mezclar moda y bellas artes. Los clientes me buscaban porque tenía mi propio estilo y no era 100 % comercial. Puedo crear imágenes artísticas que muestren sus productos de otra manera».

«Lo primero que tienes que hacer es conseguir una estabilidad económica», comenta Giles. «Conviértete en fotógrafo de bodas y haz todo lo que puedas para generar ingresos con tu cámara. Esto te permitirá tener libertad y tiempo para dedicarte a tu actividad secundaria sin la presión de tener que generar ingresos con ella. Casi todos los fotógrafos de primer nivel realizan una actividad comercial discreta entre bastidores de la que nadie sabe nada», continúa. «Y hablamos de gente que vende cientos de miles de fotografías».

6. No te excedas con los precios

«Cuando fijes el precio de tus primeras exposiciones como profesional o recién graduado, no te pases de la raya», comenta Giles. «Me sorprende la cantidad de jóvenes fotógrafos que intentan cobrar lo mismo que alguien que ha trabajado para Magnum Photos durante 40 años y ha vendido 50 libros. Tienes que demostrar lo que vales. En lugar de precios elevados, lo que se busca es dinamismo. Quieres que la gente compre tus obras, que hable de ellas y que te dé a conocer. Esto no ocurrirá si cobras 5000 € por cada obra y no vendes ninguna». Cuando llegue el momento en el que una galería te represente, el público se fijará en tus colegas a la hora de fijar un precio. «También se fijarán en la gente con la que creen que mejor encajas, y esto dependerá del tipo de obra, además de ser algo muy sutil», comenta Giles.
Primer plano de una pared con fotos enmarcadas con una persona haciendo una fotografía de un cuadro a distancia.

Cómo conseguir que una galería te represente

Hemos pedido a Katy Barron, de la Michael Hoppen Gallery de Londres, que ofrezca consejos a los nuevos fotógrafos de bellas artes.

7. Actúa con profesionalidad desde el principio

Aunque todavía no vendas tus obras por miles de euros, debes tratarlas con el respeto que se merecen. Menna se arrepiente de no haber utilizado una impresora de mejor calidad, como las de la serie profesional PIXMA e imagePROGRAF de Canon al principio de su carrera. «La calidad de impresión es muy importante», comenta. «Mis imágenes son intensas y están llenas de color. Así que, si la impresión tiene un aspecto apagado, no sirve de nada».

Giles recomienda que imprimas tu trabajo en ediciones reducidas, quizás de menos de 10. «Podrías crear un par de tamaños e imprimir la fotografía en el más grande menos veces, aunque creo que es algo bastante anticuado. En lugar eso, hazlo más sencillo. Saca tu fotografía en el tamaño que creas conveniente y fija el precio. Y no olvides crear una hoja de cálculo para saber qué has vendido y a quién se lo has vendido».
Una mujer con un vestido de gala de color azul de pie delante de un imponente seto oscuro.

«Siempre he soñado con hacer una sesión de fotos de Cenicienta inspirada en Disney», comenta Menna. «Elegí el Jardín Real del Castillo de Praga para ofrecer una estética majestuosa y busqué una modelo con rasgos inocentes que reflejase al personaje, así como un vestido similar a su emblemático vestido de color azul». Imagen tomada con una EOS 5D Mark III y un objetivo Canon EF 17-40mm f/4L USM a 40 mm, con una configuración de exposición de 1/1000 s a f/4 e ISO 320. © Menna Hossam

Una modelo con un vestido corto de color blanco y una larga cola con volantes posa en un jardín junto a una gran urna.

Las sesiones de moda comercial de Menna están influenciadas por sus proyectos de bellas artes. «La colección de Mariam Dawoud estaba inspirada en el movimiento artístico del Renacimiento, por lo que quería ofrecer fotos artísticas que mostrasen la belleza de las piezas». Imagen tomada con una EOS 5D Mark III y un objetivo Canon EF 50mm f/1.8 STM, con una configuración de exposición de 1/1000 s a f/2,5 e ISO 400. © Menna Hossam

8. No dejes nunca de ampliar tu red de contactos

«Me he dado cuenta de que todos los artistas y fotógrafos con éxito tienen algo en común: todos son operadores», comenta Giles. «Pueden ser los mejores artistas con los que te hayas cruzado, pero no han llegado hasta ahí por casualidad. Han creado una red de contactos para conseguir el éxito. Debes formar parte de las comunidades adecuadas y hablar con gente que puede ayudarte. Busca a alguien que tenga "enchufe", invítalos a un café, pídeles consejos, adéntrate en ese mundo».

La red de contactos de Menna también es fundamental para la realización de su trabajo. Los equipos con los que trabaja en sus proyectos de bellas artes proceden del mundo de la moda (diseñadores, maquilladores, diseñadores de sets, modelos) y piensan como ella. «Trabajamos juntos para crear arte», comenta.

9. Fomenta una buena relación con tu galería

«Cuando llegue el momento en el que empieces a trabajar con una galería comercial, "sé todo lo profesional que puedas"», comenta Giles. «Las mejores personas con las que trabajo son tan empresarios como artistas». Muestra entusiasmo, aporta ideas y hazte visible en la galería, ya sea físicamente en las visitas privadas o poniéndote en contacto por teléfono y correo electrónico. Evidentemente, esto no significa que lo hagas todo el tiempo porque puede llegar a cansarles. No obstante, los artistas a los que les suele ir mejor con las galerías son aquellos que dan mucho más de sí, de la forma más amable posible, en la galería».

Escrito por Rachel Segal Hamilton


Artículos relacionados

  • Fotografías de bellas artes colgadas en las paredes de una galería.

    ARTÍCULO

    Cómo elegir el papel adecuado para tus impresiones de bellas artes

    ¿Quieres realizar impresiones de bellas artes con calidad de exposición pero no sabes qué papel elegir? Una embajadora de Canon y dos expertos nos ofrecen sus consejos.

  • ARTÍCULO

    Cómo capturar deportes de acción como obra de arte

    Lorenz Holder nos cuenta cómo utilizó el objetivo EF 70-200mm f/2.8L IS II USM de Canon para capturar a un skater en acción bajo un viaducto geométrico.

  • ARTÍCULO

    Vender tus propias impresiones de fotografías: consejo de una profesional

    Vender sus propias impresiones de las escenas costeras de Cornualles ayudó a llevar la carrera de Carla Regler al siguiente nivel: descubre cómo lo hizo.

  • Una imagen nocturna de una mujer de pie con un vestido de color negro entre las ramas de un gran árbol.

    ARTÍCULO

    Cómo vender tu estilo si eres fotógrafo de moda

    Descubre los principales consejos de dos fotógrafas de moda profesionales para encontrar tu visión creativa y vendérsela a los clientes.

  • Consigue el boletín

    Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro