ARTÍCULO

Amor, pérdida y sacrificio: la historia de Cynthia Lennon vista a través de los objetivos Sumire Prime

La cineasta Tania Freimuth explica cómo los objetivos Sumire Prime de Canon la ayudaron a sacar a la luz la historia de Cynthia, la primera esposa de John Lennon.
Una EOS C500 Mark II con un objetivo CN-E50mm T1.3 FP X de la gama Sumire Prime, ambos de Canon.

Durante el problemático rodaje de «Cyn» a lo largo de 2020, la cineasta Tania Freimuth pensó cuidadosamente qué tipo de equipo usaría. Para poder hacer realidad su visión creativa, escogió la EOS C500 Mark II y los objetivos de la serie Sumire Prime de Canon. © Dave Stevenson

Mientras la Beatlemanía se expandía por todo el mundo, una mujer trataba de mantenerse al margen. Cynthia Powell, quien fue la primera esposa de John Lennon, era una joven de la península de Wirral, en Inglaterra, que se enamoró del músico antes de que la fama cambiara por completo sus vidas. Aunque la relación de John con Yoko Ono es bien conocida por todos, la historia tras el amor, la pérdida y el sacrificio de su primer matrimonio no lo es tanto.

La película biográfica «Cyn» busca cambiar esto. Basado en su autobiografía, titulada «John» de manera bastante elocuente, este cortometraje subvierte la tradicional narrativa masculina para contar la historia de Cynthia desde su propio punto de vista. En el Liverpool de la década de 1950, somos testigos de los primeros días de su romance, su matrimonio y la llegada de su hijo Julian, así como la posterior ruptura que experimentó su relación en el contexto del estratosférico éxito de la banda.

Para la cineasta Tania Freimuth, este proyecto suponía la oportunidad de volver a trabajar con el director y escritor Ben Desmond, (ambos ya había colaborado anteriormente en la película sobre la Segunda Guerra Mundial «Pitfall», de 2017) y darle a Cynthia su merecida voz en la historia del rock and roll.
Tras graduarse en la escuela de cine de Manchester, donde fue galardonada con un premio en metálico, Tania decidió invertir el dinero en la grabación de vídeos musicales para la MTV, entre los que destaca el éxito de 1991 «Can You Dig It?», de The Mock Turtles. Conforme iba abriéndose camino en la industria, donde empezó como cargadora, Tania pasó varios años trabajando en anuncios antes de dar el salto al drama cinematográfico. En la actualidad, Tania, que además es miembro de BAFTA, se dedica a la grabación de largometrajes independientes y suele mostrar interés por los proyectos narrativos centrados en mujeres.

En «Cyn», consideraba que era importante contar la historia desde el punto de vista de Cynthia. «Como es lógico, todo el mundo conoce a John», comenta Tania. «Las mujeres muchas veces se mantienen al margen, supongo. Aunque es algo que está cambiando poco a poco, los prejuicios y la actitud de la sociedad ante esta situación siguen estando presentes. En definitiva, no solo es una historia sobre dicha época, sino que también podemos trasladarla a la actualidad».

A continuación, Tania explica cómo los objetivos de la serie Sumire Prime y la EOS C500 Mark II de Canon le ayudaron a llevar la historia de Cynthia a la gran pantalla.

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services.
Una mujer de cabello rubio mira hacia abajo de forma pensativa.

La actriz Eloise Smyth fue la encargada de interpretar a Cynthia Lennon en el cortometraje «Cyn», basado en la autobiografía de la propia Cynthia, titulada «John». «Apenas tiene protagonismo en el libro. Aunque se trata de su autobiografía, hace eso tan típico de las mujeres de centrar toda la atención en los hombres, por lo que creo que el director y guionista Ben Desmond fue bastante atrevido al querer contar su historia», comenta Tania. © Tania Freimuth

Un pequeño equipo graba a los actores Eloise Smyth y Bill Milner recostados en una cama durante el rodaje de «Cyn», la película biográfica sobre Cynthia Lennon.

Debido a las restricciones como consecuencia de la COVID-19, el equipo desechó la idea de grabar en diversas ubicaciones de Liverpool y analizó cómo plasmarían el cambio de tono de la cinta en un estudio. © George O'Reilly

Un lienzo en blanco

Dada la gran cantidad de material disponible y lo interesante que resultaba el tema en cuestión, la primera tarea fue elegir qué partes de la historia contar. «Dicho de forma resumida, no resultó nada fácil dotar a la cinta de cierta cohesión sin insistir demasiado en las partes dramáticas de su romance», comenta Tania. «Se trataba de elegir precisamente los momentos que mejor reflejaban su relación. Fueron situaciones en las que vivieron momentos complicados, pero también otros muy felices».

Cuando la película entró en fase de producción, el equipo tuvo que hacer frente a los problemas generados por la COVID-19, por lo que rodar sobre el terreno en Liverpool no era una opción. «Entonces me ofrecieron un lienzo en blanco: la posibilidad de rodar en un estudio», explica Tania. «Para mí fue una experiencia totalmente nueva, ya que no suelo trabajar así».

El hecho de tener que rodar en un estudio obligó a Tania a replantear de qué forma grabaría «Cyn». En un principio, Tania tenía pensado grabar en anamórfico, razón por la cual había optado por la cámara Full Frame EOS C500 Mark II de Canon, pero el cambio de fechas obligó a descartar esta opción, por lo que comenzó a analizar qué otros objetivos podría usar. «Quería grabar con objetivos Full Frame, así que opté por los Sumire Prime, con los que ya tenía un poco de experiencia», afirma. «Al combinarlos con el formato de fotograma completo, pude lograr la iluminación, el color y el ambiente que quería».
Una mujer de cabello rubio sentada mientras sostiene un cuaderno y un lápiz.

Los objetivos Sumire Prime de Canon están diseñados para ofrecer un aspecto más cinematográfico y suave, pero con el mismo tono uniforme de colores cálidos que el resto de objetivos Cinema EOS y un acabado ligeramente más intenso que suaviza los tonos de la piel. «La calidad que ofrecen es fantástica», afirma Tania. «Si uno grabara la piel de cerca, se podrían ver incluso los poros y las arrugas, pero con un acabado muy cuidado». © Tania Freimuth

Un objetivo CN-E50mm T1.3 FP X de la gama Sumire Prime de Canon.

El CN-E50mm T1.3 FP X de Canon fue uno de los tres objetivos Sumire Prime que Tania escogió para el proyecto. Configuró las aberturas rápidas de los objetivos para lograr tres aspectos distintos que ayudarían a plasmar el cambio de tono del cortometraje. © Dave Stevenson

Modificar la ambientación con objetivos Sumire Primes

Al grabar principalmente en interiores durante el día era necesario diseñar un plan de iluminación sofisticado que permitiera cambiar la ambientación de una escena a otra. «Quería que la temperatura del color siguiera el mismo rumbo emocional que la historia», explica Tania. «Comenzamos usando tonos agradables y cálidos hasta llegar a un terreno más neutro que, finalmente, se apaga y se vuelve más profundo, con tonos ligeramente azulados. Sabía que estos objetivos me ayudarían a conseguir el resultado que buscaba junto con el plan de iluminación que diseñé con ayuda de mi técnico de luces».

Cada uno de estos tres ambientes se corresponden con las tres etapas de la relación de Cynthia y John: los primeros días de relación, su estancamiento y la eventual ruptura. Al trabajar principalmente con tres objetivos Sumire Prime de Canon (el CN-E35mm T1.5 FP X, el CN-E50mm T1.3 FP X y el CN-E85mm T1.3 FP X), Tania decidió experimentar con sus rápidas aberturas para crear tres aspectos cinematográficos distintos que reflejaran el cambio en las emociones de la pareja.

«En la mayoría de los casos, los Sumire Prime se abren hasta T1.3 o T1.5, lo que ofrece acabados de aspecto suave», comenta Tania. «La profundidad de campo se reduce enormemente, pero con un formato amplio, se aumenta la luminosidad y la piel adquiere un aspecto suave. Si a esto le sumamos la iluminación que había decidido utilizar, se logra una ambientación romántica y tierna. Para que la primera parte de la película tuviera ese aspecto, grabé con la máxima abertura».

«A medida que esta se reduce, se mejora la nitidez y aumenta el contraste. Aunque tampoco es necesario reducirla demasiado, ya que la nitidez empieza a mejorar a partir de T2.8. Cuando comenzamos a grabar las escenas de exterior [hacia el final de la película], usamos una abertura de T2.8 a T4 para conseguir ese realismo dramático que tanto quería».

Para poder reflejar la energía que se respiraba al comienzo de la relación, las primeras escenas se grabaron sin trípode, a diferencia de las escenas intermedias, en las que sí se utilizó uno, o la parte final, en la que se incluyeron secuencias con movimientos deslizantes. «Su relación se desmoronaba», matiza Tania. «En las secuencias finales hay muchísimo movimiento, nunca están quietos».
La cineasta Tania Freimuth grabando con una EOS C500 Mark II y un objetivo de la gama Sumire Prime CN-E50mm T1.3 FP X, ambos de Canon.

Tania suele trasladar muchos aspectos de su vida a su trabajo. «Un director con el que trabajé una vez me dijo: "¿Te has fijado en que todas las película que has dirigido tienen algo que ver con tu propia historia personal?". Es algo que me parece bastante interesante, porque recibes guiones o tienes ideas y te preguntas por qué tomas ciertas decisiones». © Dave Stevenson

El campo de visión Full Frame de la EOS C500 Mark II

Desde el principio, Tania quería grabar en Full Frame, un formato por el que siente especial preferencia desde su época como fotógrafa. «Tuve la idea tras realizar un proyecto fotográfico en 35 mm por primera vez en mucho tiempo», rememora. «La comprensión que tenía acerca del encuadre, la relación con los objetivos y la distancia al sujeto eran mucho mejores. Me sentía muy cómoda, así que me animé a explorar ese formato nuevamente».

El sensor Full Frame de la EOS C500 Mark II de Canon le proporcionó a Tania el campo de visión y la distancia que le gustan para sus imágenes. «Es un formato que te permite acercarte más y grabar de forma amplia. Además, la sensación que se logra es mucho más íntima», comenta. «Al tratarse de una obra bastante personal y al estar en un estudio pequeño, no quería utilizar solamente objetivos amplios. Quería que fuesen de 50 mm o más para así poder experimentar con la profundidad de campo. El formato amplio también me permitió aumentar el encuadre. Disponíamos de un set y un elenco maravillosos y no quería que una profundidad de campo demasiado ajustada resultara un impedimento».

Objetivos Sumire Prime: suaves, sutiles y con un bonito efecto bokeh

La gama de objetivos cinematográficos prime que aporta un aspecto más natural a las nuevas cámaras digitales de alta resolución de la gama Cinema EOS.
Imagen de la cineasta Tania Freimuth captada desde detrás mientras graba a la actriz Eloise Smyth mirando a través de una ventana.

La necesidad de tener que grabar «Cyn» en un estudio en lugar de hacerlo sobre el terreno obligó a Tania a cambiar su visión cinematográfica. «El estudio era como un lienzo en blanco, así que tuvimos que averiguar de qué forma podíamos plasmar el viaje emocional a nivel visual. Es decir, cómo iba a ser la iluminación, y qué tipo de cámaras y objetivos utilizaríamos», comenta Tania. © Karen Stirgwolt

La cineasta Tania Freimuth grabando sobre el terreno con una EOS C500 Mark II de Canon para el cortometraje «Cyn». © Karen Stirgwolt

Al grabar en formato Cinema RAW Light, Tania logró disponer del espacio de color más amplio que le ofrecía la cámara. «La EOS C500 Mark II de Canon permite obtener imágenes realmente atractivas en 4K y 4:2:2, pero yo quería un mayor muestreo, así que por eso decidí grabar en Cinema RAW Light», explica.

La EOS C500 Mark II de Canon también permitió a Tania capturar archivos Cinema RAW Light en Canon Log 2. «Gracias a esto pude disponer del espacio de color más amplio que la cámara era capaz de ofrecerme justo a la velocidad de bits que necesitábamos», explica. «Los archivos no son tan grandes como los del formato RAW, por lo que resultaron ser mucho mejores a la hora de gestionar el flujo de trabajo con la gente que trabajaba desde casa. Grabar en Log 2 nos proporcionó la información de imagen necesaria para el proceso de gradación».

Con esta cinta, el equipo espera haber podido darle a Cynthia el lugar que se merece en la historia de los Beatles. «En cierto modo, Cynthia es una persona bastante normal», comenta Tania. «Supongo que pasar de una vida tranquila y corriente a tener que lidiar con la fama tuvo que ser todo un desafío. En aquella época no se había visto nada igual. Probablemente le cambió la vida de una forma que no se esperaba».

Escrito por Lucy Fulford


Artículos relacionados

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro