ARTÍCULO

Prueba de cámara: cineastas de Sundance hablan sobre su elección de equipo de Canon

Lance DoP Nick Higgins films inside a bus using a Canon EOS C300 Mark II.
El director de fotografía Nick Higgins rodó el documental «Lance», estrenado en Sundance 2020, con una cámara EOS C300 Mark II de Canon. «Para las entrevistas», asegura, «buscábamos un look uniforme con el resto de la película que funcionara con cualquier tipo de cara y con la numerosa variedad de localizaciones en siete países». © Nick Higgins / ESPN

El Festival de Cine de Sundance, la cita cinematográfica independiente más importante de los EE. UU., es un lugar para los nuevos talentos en el que exhibir sus obras. Asimismo, sirve de foro para cineastas en el que reunirse y debatir sobre tendencias, técnicas e innovaciones. Se celebra cada invierno en Utah y, desde hace años, ha servido para catapultar películas y carreras a la palestra internacional.

En su edición del 2020, numerosos documentales independientes, largometrajes narrativos y cortos han hecho su debut, muchos de ellos rodados con cámaras y objetivos de Canon. Cada proyecto tiene sus propios requisitos de equipo, ya sean cuerpos compactos y ligeros para la grabación en movimiento, cámaras robustas capaces de aguantar en condiciones extremas, o una amplia gama dinámica para compensar iluminaciones de alto o bajo contraste.

Tomemos como ejemplo el ganador del premio especial del jurado internacional de cine documental a la mejor dirección de fotografía en Sundance 2020: el conmovedor documental de debut del director Radu Ciorniciuc, «Acasă, My Home». Ciorniciuc necesitaba un equipo de cámara cómodo en mano y resistente para capturar el día a día de los protagonistas de su película: una familia obligada a abandonar su hogar en el Delta de Bucarest. Usó los modelos de cámara de Canon EOS C100 Mark II y EOS C300 (al que ahora sucede la EOS C300 Mark II), con objetivos EF 24-105mm f/4L IS USM (al que ahora sucede el EF 24-105mm f/4L IS II USM) y EF 35mm f/2 IS USM, también de Canon.

Aquí, otros cineastas de Sundance 2020 comparten más detalles sobre cómo su equipo de Canon les ayudó a materializar sus visiones en la pantalla, desde documentales como «Lance» y «Mucho Mucho Amor» hasta cortos de animación en stop-motion como «No, I Don't Want to Dance!»

Lance Armstrong is interviewed by Marina Zenovich, a Canon EOS C300 Mark II filming him.
Nick necesitaba una cámara versátil capaz de grabar por igual escenas cándidas en la carretera y entrevistas formales. «La sensibilidad a la luz y la latitud de exposición de la EOS C300 Mark II de Canon nos permitían aprovechar o potenciar la luz ambiente sin sacrificar la coherencia estilística», recuerda. © Nick Higgins / ESPN
Canon Professional Services

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services

El director de fotografía Nick Higgins optó por combinar una cámara EOS C300 Mark II de Canon con una gama de objetivos prime y teleobjetivos de la serie L de Canon, entre ellos el EF 50mm f/1.2L USM y las versiones más recientes, por aquel entonces, del EF 16-35mm f/2.8L III USM, el EF 24-105mm f/4L IS II USM y el EF 70-200mm f/4L IS II USM.

«Esta producción se rodó con dos formatos muy distintos: escenas cándidas con Lance y entrevistas formales con sus amigos y compañeros de equipo en lejanos rincones del mundo del ciclismo», explica Nick «Usamos la EOS C300 Mark II de Canon por su gran agilidad y la facilidad que nos daba para trabajar a la velocidad a la que Lance viaja. Con una cámara tan ligera, podía grabar muchas de las escenas cámara en mano y sobre la marcha, lo que resultó esencial, dado que no podíamos permitirnos el lujo de interrumpir su rutina para preparar cada toma».

El tamaño compacto y la portabilidad de la EOS C300 Mark II de Canon permitieron a Nick seguir la acción. «Teníamos que mover el equipo constantemente», afirma. «A Lance no le gusta estar parado. Seguíamos su descenso por una carretera, grabando desde una furgoneta, o rodamos cómo embarcaba varias bicis en un jet para un vuelo corto en el que le acompañamos. En ninguna de esas situaciones quería tener a gente añadiendo aún más equipo a la ecuación».

Marina Zenovich and Lance Armstrong sit in a private jet, Lance being filmed on a Canon EOS C300 Mark II.
El equipo de rodaje de «Lance» jamás sabía cuándo iba a tener que salir volando (literalmente) sin previo aviso, así que necesitaban viajar ligero. © Nick Higgins / ESPN
A couple embrace, in a still from Oscar-nominated documentary Walk Run Cha-Cha.

Las películas nominadas y ganadoras de los Óscar rodadas con equipo de Canon

Las producciones rodadas con equipo de Canon dominaron especialmente la categoría de mejor corto documental en los Premios Óscar 2020.

El equipo también dedicó unas tres semanas a viajar por Europa grabando entrevistas. «Nos pasamos el día subiendo y bajando de trenes, autobuses y aviones», recuerda Nick. «Me encanta que mi EOS C300 Mark II de Canon y todos mis objetivos cupieran en dos maletas de mano. Aunque se extraviara nuestro equipaje facturado, podíamos llegar a una localización y empezar a grabar, ya que esas maletas siempre iban con nosotros».

El objetivo de Canon que Nick suele utilizar es el EF 50mm f/1.2L USM. «Configurado con una abertura f/2 y colocado a unos 2 metros de la persona entrevistada, viene genial para redirigir la atención hacia el sujeto», afirma. «Me gusta usar fondos para las entrevistas porque aportan una sensación de profundidad, pero no quiero que distraigan ni llamen la atención del espectador.

»Habré grabado cientos de entrevistas con la EOS C300 Mark II de Canon, así que siento que sé sacarle todo el jugo. Al grabar en Canon Log, a menudo tienes latitud de sobra para incorporar ventanas en el encuadre, cosa que me gusta hacer. No hace muchos años, tenía que evitar las ventanas porque las cámaras no podían adaptarse al contraste».

Director Andrea Vinciguerra places plasticine characters into a paper-cut scene.
El director, Andrea Vinciguerra, preparando a sus personajes para una escena de «No, I Don't Want to Dance!» Descubrió que la EOS 5D Mark II de Canon (a la que ahora sucede la EOS 5D Mark IV) es una gran elección para los animadores gracias a su alta calidad de imagen, su excelente interfaz de Visión en directo y su amplia compatibilidad con software de stop-motion. © Andrea Vinciguerra
Characters being photographed in a swimming pool scene for No, I Don't Want to Dance!
«No, I Don't Want to Dance!» tardó unos cinco meses en completarse. Dicho plazo incluía tres semanas de construcción de escenarios, atrezo y marionetas, cuatro semanas de rodaje en un estudio de Hackney Wick, en Londres, y los tiempos de pre y posproducción. © Andrea Vinciguerra
A set from No, I Don't Want to Dance! is lit, a person reviewing the photographed stop-motion footage on a screen beside the set.
Como todo proyecto de animación en stop-motion, «No, I Don't Want to Dance!» supuso una labor de producción titánica, dado que un día de trabajo apenas generaba de 6 a 8 segundos de metraje final. Andrea trabaja por cuenta propia, así que pudo aparcar otros trabajos para volcarse en terminar este proyecto financiado casi íntegramente por él mismo y su novia. © Andrea Vinciguerra

«Tras hablar con el tipo que nos iba a facilitar el equipo que necesitábamos, un animador muy majo de la vieja escuela llamado Mark Swaffield, descubrí que la cámara que tenía en mente es la que Wes Anderson usó para su largometraje en stop-motion Fantástico Sr. Fox (2009). ¡Esa fue toda la motivación que necesité!». Wes Anderson siguió utilizando cámaras EOS de Canon para Isla de perros (2018).

«Usamos un enfoque bastante típico en stop-motion», explica Andrea: «preparamos la iluminación, conectamos la cámara a Dragonframe [un software de animación], y luego fue enfocar y disparar. De media, rodábamos entre 6 y 8 segundos [de metraje] al día, así que fue un trabajo duro».

DoP Peter Alton filming Walter Mercado on stage in an empty auditorium, using a Canon EOS C300 Mark II.
El director de fotografía Peter Alton confió en dos cámaras EOS C300 Mark II de Canon para gran parte del rodaje de «Mucho Mucho Amor», a las que añadió una tercera para un evento en Miami. © Joey Daoud

«En mi opinión, la EOS C300 Mark II de Canon es la mejor opción para los realizadores de documentales», asegura el director de fotografía Peter Alton. «Es superversátil, cuenta con unas entradas de audio y unos controles estupendos y su tamaño no resulta abrumador para los equipos de rodaje reducidos. Al no necesitar un gran equipo de apoyo, consigues generar mayor intimidad con los sujetos. Las imágenes son impresionantes, y su rendimiento con baja iluminación es increíble».

La cámara fue capaz de adaptarse perfectamente a las diversas situaciones a las que tuvo que enfrentarse. «El rodaje exigía muchísima flexibilidad», asevera Peter. «No parábamos de cambiar entre grabar situaciones reales, subir y bajar de coches, sentarnos para las entrevistas... Podía pasar de todo en un solo día. Esta cámara se adapta estupendamente a todas esas situaciones, y se reconfigura muy rápido.»

Peter relata cómo usar una réflex EOS de Canon como cámara secundaria no solo ayudó al equipo de producción a controlar el presupuesto, sino que también les ofrecía un cuerpo más compacto y práctico para grabar con cardán. En lo que a objetivos se refiere, optó por zooms EF de la serie L y el objetivo prime EF 50mm f/1.2L USM de Canon. «Para el trabajo documental con un presupuesto y un equipo humano reducidos, los zooms EF de la serie L van que ni pintados», afirma. «Funcionan de maravilla a f/2.8, y el objetivo EF 70-200mm f/2.8L IS III USM de Canon es especialmente bueno».

Director Patricia Vidal Delgado sits beside a road with a Canon EOS C500 on a tripod.
«La Leyenda Negra» es una película en blanco y negro rodada en Compton, California, con una EOS C500 de Canon (a la que ahora sucede la EOS C500 Mark II). © Marlena Ryan / Patricia Delgado Productions
A film crew shoot using a Canon EOS C500 handheld, as a woman kneels in a front yard at night.
El aspecto más desafiante del rodaje fue grabar de noche con una iluminación mínima. El director de fotografía Matt Maio asegura que las capacidades para entornos con baja iluminación de la EOS C500 de Canon fueron providenciales. © Marcel Perez / Patricia Delgado Productions

La Leyenda Negra

A la hora de rodar el debut cinematográfico de Patricia Vidal Delgado, «La Leyenda Negra», el director de fotografía Matt Maio recurrió a una EOS C500 de Canon (a la que ahora sucede la EOS C500 Mark II) por sus capacidades en situaciones de baja iluminación. La película es una historia de paso a la edad adulta en blanco y negro protagonizada por un inmigrante salvadoreño adolescente en Compton, California.

«Grabar de noche en exteriores fue un suplicio por los bajos niveles de luz», recuerda Matt. «Decidimos utilizar localizaciones reales con una iluminación mínima por motivos de presupuesto y porque queríamos darle protagonismo al entorno, un factor crucial para el desarrollo de los personajes. La EOS C500 de Canon captura muchísimo detalle en entornos poco iluminados sin añadir excesivo ruido, incluso con una ISO alta. Era una gozada coger la cámara y ponerse a grabar sin más. Nos dejaba mucho margen para explorar».

Matt también descubrió que el peso reducido de la cámara suponía una ventaja para contar la historia. «La directora y yo decidimos que era muy importante capturar las relaciones entre los personajes de la forma más natural y discreta posible», cuenta. «Queríamos hacer una película íntima, y una forma de conseguirlo era quitar la cámara del trípode. La EOS C500 de Canon es mucho más ligera que muchas otras [cámaras de cine], así que podía pasarme todo el día grabando en mano».

Escrito por Marcus Hawkins


El equipo de Matt Maio

El equipo clave que utilizan los profesionales para grabar sus vídeos

A Canon EOS C500 Mark II with 30-300mm cine lens.

Cámaras

Canon EOS C500 Mark II

La nueva generación de cámaras del sistema EOS Cinema incorpora un sensor Full Frame de 5,9 K integrado en una cámara Cinema EOS compacta, fiable y de reciente desarrollo. «La EOS C500 de Canon captura muchísimo detalle en entornos poco iluminados sin añadir excesivo ruido, incluso con una ISO alta», afirma Matt.

Canon EOS C300 Mark II

Una herramienta de producción extremadamente creativa que captura vídeos en 4K/Full HD con un rango dinámico de hasta 15 pasos. «Con una cámara tan ligera, podía grabar muchas de las escenas cámara en mano y sobre la marcha», asegura Nick.

Objetivos

Canon EF 50mm f/1.2L USM

Objetivo USM profesional de la serie L con abertura f/1,2 para condiciones de poca iluminación y control de la profundidad de campo extrema. «Viene genial para redirigir la atención hacia el sujeto», dice Nick.

Artículos relacionados

Ver todo

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora