HISTORIAS

Realización de Isla de perros, de Wes Anderson, con la Canon EOS-1D X

El nuevo largometraje en stop motion de Wes Anderson, Isla de perros, se realizó con 80 cuerpos de Canon EOS-1D X. © Ray Lewis, por cortesía de Fox Searchlight Pictures.

La nueva película en stop motion de Wes Anderson, Isla de perros, ya ha recibido el reconocimiento de la crítica por su estilo y aspecto inspirados en el cine japonés. Eso se debe en gran parte a la visión creativa de Tristan Oliver, el director de fotografía de la película, que decidió grabar toda la película con cuerpos de Canon EOS-1D X.

Tristan, que había trabajado en Fantástico Sr. Fox de Wes Anderson, además de en otros éxitos de stop motion como ParaNorman y Chicken Run, estaba bien preparado para dar vida a esta historia futurista sobre un grupo de perros exiliados en una isla vertedero de Japón. Pero trabajar para el director supuso que el equipo de fotografía tuvo que enfrentarse a un reto único.

Wes Anderson quiere que sus animaciones parezcan como películas de acción real, que se graban con «objetivos súper gran angular», afirma Tristan. Debido a que las marionetas y los escenarios en una película de stop motion son mucho más pequeños que los actores humanos, o incluso que los perros reales, deben estar mucho más cerca de la cámara que en una película de acción real. Esto hace que resulte difícil conseguir la profundidad de campo que se esperaría en las tomas gran angular.

El nuevo largometraje en stop motion de Wes Anderson, Isla de perros, se realizó con 80 cuerpos de Canon EOS-1D X. © Ray Lewis, por cortesía de Fox Searchlight Pictures.
Christian Ziegler’s

Suscríbete al boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

«Si vas a hacer un primer plano, en lugar de que el actor esté a dos metros de la cámara, la marioneta puede estar a 15 centímetros de ella. Esto significa que trabajas con el extremo mínimo del enfoque o incluso con el extremo macro de un objetivo. Cuando tengo una marioneta en el punto mínimo del objetivo, si estoy en f/16 o f/22, podría tener el enfoque completo desde la nariz a la oreja y todo lo demás estar desenfocado», dice Tristan.

Su solución fue grabar la marioneta y sus elementos en primer plano sobre una pantalla verde, y luego alejar la marioneta y volver a grabar el fondo. Luego, unió las dos tomas, duplicando la ya ingente cantidad de imágenes necesarias (24 fotografías por segundo) para crear un largometraje en stop motion.

«De vez en cuando, utilizamos el objetivo mucho más atrás, lo que te da una mejor profundidad de campo, ya que la marioneta está más lejos del objetivo. Luego, podemos retocarlo digitalmente porque la alta resolución de la Canon EOS-1D X nos permite hacerlo», afirma Tristan.

Grabación en stop motion con la Canon EOS-1D X

Sería lógico pensar que una película en stop motion se grabe con cámaras de cine, pero para Isla de perros, la Canon EOS-1D X fue la elección ideal.

«El problema de utilizar una cámara de cine es que si compras todas las que necesitamos, te quedas en bancarrota. Por eso, seguimos un riguroso proceso de prueba de cámaras réflex antes de elegir la Canon EOS-1D X».

A man adjusts dog puppets on a set, with a camera hanging down from above.
Los animadores colocan las marionetas en el escenario con increíble cuidado, grabándolas primero contra una pantalla verde junto con los elementos en primer plano, y luego grabando el fondo. © Ray Lewis, por cortesía de Fox Searchlight Pictures.

Este proceso de prueba conllevó someter las cámaras réflex a un gran número de ensayos. Los animadores, que mueven las marionetas en una película en stop motion, utilizan el modo Visión en directo de la cámara para asegurarse de que las marionetas están en el lugar adecuado. Eso supone que la cámara debía soportar el uso continuo del modo Visión en directo, un reto que el equipo probó en otras muchas cámaras réflex.

«Las cámaras que utilizamos hasta ese punto solían sufrir un calentamiento del chip si se mantenían abiertas demasiado tiempo. Teníamos que rodearlas de ventiladores para mantenerlas frías. Pero la EOS-1D X supuso una mejora importante», comenta Tristan.

En una mañana fría, la imagen puede parecer muy diferente de una tomada una tarde cálida.

Otro reto fue la temperatura del aire ambiental. «En una mañana fría, la imagen puede parecer muy diferente de una tomada una tarde cálida. Por supuesto, buscamos coherencia, por lo que en el pasado con frecuencia pasábamos horas esperando a que la cámara alcanzara la temperatura adecuada de modo que la toma tuviera el aspecto correcto. Pero el chip de la Canon EOS-1D X se mostró superestable a pesar de las variaciones de temperatura y la cámara no sufría al forzar el uso continuo del modo Visión en directo. Por eso la elegimos. Es supersólida, algo muy importante para nosotros».

Two dog puppets on a work bench are lit from above, with cameras pointed at them.
El equipo de cinematografía necesitaba cámaras para producir un aspecto coherente en diferentes condiciones ambientales, por lo que la Canon EOS-1D X fue la elección ideal. © Ray Lewis, por cortesía de Fox Searchlight Pictures.

Durante la realización de Isla de perros, Tristan se encargó de supervisar hasta 80 cuerpos de Canon EOS-1D X. «Grabamos 44 escenas al mismo tiempo, lo que significa que necesitamos 44 cámaras en el suelo del estudio a la vez, pero teníamos unas 80 cámaras en total porque debían mantenerse en perfecto estado», comenta.

Debido a que las películas en stop motion se componen de varias fotos que se muestran en rápida sucesión, una minúscula mota de polvo en un objetivo puede provocar un caos y suponer horas de edición en un proceso ya largo de por sí. «La cámara se mueve por una escena, por lo que un poco de suciedad recorrería la imagen y podría atravesar la cara de un personaje. [Por eso, sometemos un gran número de] cámaras a un proceso de limpieza después de cada toma, para asegurarnos de que están lo más limpias posible», explica Tristan.

Iluminación de cada fotograma

Tristan trabajó en Isla de perros durante dos años y tres meses. Antes de poner en marcha la grabación de una película en stop motion, se diseña un elaborado storyboard. Y, a partir de este, se realiza una versión de estilo dibujos animados, denominada animática. Esta versión ofrece a los creadores de la película una idea del aspecto que tendrán los personajes cuando se muevan y les permite implementar cambios si, por ejemplo, un niño parece demasiado pequeño en relación con un perro, antes de producir las marionetas con articulaciones móviles, bocas intercambiables y trajes diseñados especialmente.

A continuación, se graban todos los diálogos y los animadores mueven las marionetas para crear una sincronización labial perfecta para el cineasta. «Si dices 'hola', lo que suele conllevar seis fotogramas, los animadores sabrán donde empieza la H y durante cuántos fotogramas se mantiene esa letra», dice Tristan.

A puppet woman is positioned in a set resembling a TV studio.
Hasta 44 escenas se rodaron al mismo tiempo en diferentes escenarios, cada una con diferentes necesidades de iluminación. © Valerie Sadoun, por cortesía de Fox Searchlight Pictures.

Tristan también controla la iluminación en todas las escenas que se graban a la vez. Antes de grabar, crea un desglose del aspecto que debe tener la luz en todos los puntos durante la película. Sus decisiones dependen de distintos factores. «¿Qué hora del día se supone que será? ¿De qué color es la luz? ¿Hay algunos efectos especiales raros? ¿Cuál es el tono de la emoción dentro de esa toma?».

Normalmente ruedan cuando los escenarios y las marionetas están preparados, por lo que si el taller termina una marioneta, esta pasa al escenario y el equipo empieza a grabar sus escenas. «Estamos todo el tiempo fuera de secuencia, por lo que mantener un seguimiento integral es realmente la parte más importante del trabajo. A veces es un alivio llegar al escenario y simplemente poner algunas luces», comenta.

«Ilumino físicamente 15 escenarios. No puedo iluminar los 50 [escenarios que se van a grabar un día determinado], por lo que tengo otros dos o tres compañeros que se encargan de la iluminación según mis instrucciones. No obstante, veo cada fotograma que produce cada unidad y superviso cada prueba de iluminación, porque necesito asegurarme de que parezca que la película la ha creado la mano de una sola persona, mi mano».

Puppet people watch TV. A Canon EOS-1D X camera and film set equipment is visible behind and to the sides.
En cuanto se terminaba una marioneta, se llevaba al estudio para que el equipo grabara las escenas con ella. © Ray Lewis, por cortesía de Fox Searchlight Pictures.

Primeros pasos en el stop motion y trabajo con Wes Anderson

La carrera de Tristan en el stop motion empezó en 2005 de modo totalmente accidental. «Había estado en una escuela de cine un par de años y conocía a algunos trabajadores de Aardman (los creadores de Wallace y Gromit), a los que llamé para pedirles prestadas algunas luces. En aquel momento, en Aardman eran solo tres hombres, una mujer y un perro. Con una actitud muy relajada me dijeron: 'Por cierto, ¿haces algo la semana que viene?' Yo respondí que no y me dijeron: '¿Quieres venir a rodar un anuncio?' En aquellos tiempos se movía mucho dinero en el mundo de la publicidad y ellos eran un pequeño grupo de personas con un montón de buenas ideas intentando hacer cosas emocionantes. Empecé a dar mis primeros pasos con ellos y siguieron ofreciéndome trabajo. En cuestión de tres años estaba grabando Los pantalones equivocados.

La primera vez que Tristan trabajó con Wes Anderson fue en Fantástico Sr. Fox, que se estrenó en 2009. «De hecho, me puse en contacto con el productor antes de conocer realmente a Wes. Por extraño que parezca no conocía su trabajo en aquel momento. Pero había oído que iban a poner en marcha una producción en stop motion en Londres, así que fui a ver al productor y le mostré mi trabajo, el cual mostró a Wes».

Wes trabaja de una forma «no convencional» para comunicar su visión distintiva e intransigente, explica Tristan: «Creo que le gusta estar físicamente alejado del proceso de animación porque no le interesa particularmente si es difícil o no. Se limita a decir: 'Quiero que hagas esto y tienes que encontrar la forma de hacerlo'».

«Socialmente, salimos, vamos a cenar y hablamos de otras cosas. Pero en el trabajo, él está en un lado y nosotros en otro. Le enviamos el material y él nos envía sus comentarios», comenta Tristan. «Confía en mí para hacer lo que quiere y eso es muy importante para los dos. Soy su respaldo en el aspecto visual».

A person holds a miniature model of a Canon camera, finishing it off with a pen.
Un asistente hace ajustes en un modelo a escala de una cámara Canon. La precisión y la extraordinaria atención al detalle son habilidades clave que necesitan los cineastas de stop motion. © Valerie Sadoun, por cortesía de Fox Searchlight Pictures.

Para los aspirantes a fotógrafos de stop motion, Tristan cree que hay oportunidades en el sector, al menos en parte porque cree que solo hay cinco personas haciendo lo que él hace. Y es optimista con el futuro del cine en stop motion. «Creo que se encuentra en el mejor momento. Aardman sigue produciendo largometrajes. Laika [el estudio de animación que hay detrás de Coraline, ParaNormal y Los Boxtrolls] ha entrado en escena, lo que supone un gran punto de inflexión en cuanto al stop motion. Puede producir dos películas a la vez y creo que ha creado tantos largometrajes en los últimos ocho años como Aardman en los últimos 20: es algo grandioso».

Al igual que en cualquier tipo de fotografía, un buen fotógrafo de stop motion necesita tanto experiencia práctica como visión creativa. «Para utilizar tu habilidad innata, necesitas una amplísima cantidad de conocimientos técnicos. A menos que sepas cómo funciona la cámara y conozcas las características físicas de los objetivos que utilizas, no podrás acceder a toda la paleta disponible», afirma.

«Todo se basa en lo que ves. A veces no se trata solo de hacer que las cosas tengan el aspecto correcto, sino de conseguir que tengan un aspecto bonito».


Para obtener más información acerca de lo último de la serie Canon EOS-1D X, visita la página del producto de Canon EOS-1D X Mark II.

Escrito por Kathrine Anker


Artículos relacionados

Ver todo

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora