ARTÍCULO

La vida del pionero: Paolo Verzone nos habla sobre el trabajo de documentación de los habitantes del Ártico

Günter Stoof, técnico del Alfred Wegener Institute, un centro de investigación marina y polar alemán, en la base rusogermana de la isla de Samoylov. Imagen tomada con una Canon EOS 5DS R y un objetivo Canon EF 50mm f/1.2L USM. © Paolo Verzone

Cuando el embajador de Canon Paolo Verzone visitó el Ártico por primera vez hace tres años, supo que volvería. Cinco viajes después, el fotógrafo italiano se encuentra inmerso en un proyecto personal para documentar las comunidades del Ártico. A continuación, nos describe lo que hace falta para fotografiar en uno de los entornos más desafiantes del mundo.

Paolo ya es veterano en los proyectos a largo plazo, y su última empresa es también una de las más ambiciosas hasta la fecha. El título provisional de este proyecto en desarrollo es «Arctic Zero» y, para llevarlo a cabo, el galardonado fotoperiodista italiano viajará por el Ártico, desde Svalbard, Noruega, hasta Siberia y Groenlandia, con el objetivo de contar las historias de los científicos y las comunidades que han hecho de estas inhóspitas tierras su hogar.

A man stands on top of a snow-covered cliff overlooking the sea. He is dwarfed by the enormous landscape and exposed rocks of the cliff face.
El pastor y escritor local Leif Magne Helgesen, en Svalbard. Imagen tomada con una Canon EOS 5DS R y un objetivo Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM. © Paolo Verzone
Canon Professional Services

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services

Todo comenzó con un documental web sobre el cambio climático y el calentamiento global que le encargó Le Monde. En mayo de 2015, Paolo viajó con un periodista al centro de investigación Ny-Ålesund, en la isla de Spitsbergen, en Svalbard, Noruega. Durante 10 días, Paolo y su compañero se enfrentaron a temperaturas gélidas y condiciones climáticas extremas para documentar el trabajo de los científicos y capturar los impresionantes paisajes que les rodeaban.

Mientras trabajaba en el documental, germinó la idea de un proyecto personal que llevaría a Paolo a visitar diferentes bases de investigación en el círculo polar ártico, incluida la de la isla de Samoylov, una estación rusogermana para la investigación del permafrost en Siberia.

«Mi trabajo no se centra solo en las bases, sino también en la idea de la última de las fronteras», explica Paolo. «A menudo, las bases científicas se encuentran en territorios con peculiaridades y habitantes únicos. Por ejemplo, ninguno de los ciudadanos de Svalbard ha nacido allí; todos los residentes vienen del extranjero y saben que llegará el día en que se marchen. Los integrantes de esas comunidades son como exploradores de nuevas fronteras, y toda la sociedad se ve afectada por esa actitud. Me interesa esa combinación moderna de ciencia, naturaleza salvaje y comunidades innovadoras que se está desarrollando en el círculo polar ártico».

In a snowy landscape, a person is lifted from the ground by a large orange balloon.
El globo meteorológico apodado Miss Piggy sobrevuela la estación ártica Ny-Ålesund. Imagen tomada con una Canon EOS 5DS R y un objetivo Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM. © Paolo Verzone

Durante sus viajes, Paolo llevó consigo dos cuerpos de cámara: una Canon EOS 5DS R y una Canon EOS 5D Mark IV. La primera cámara resultó perfecta para los retratos, sobre todo durante los desplazamientos, y Paolo afirma que «la capacidad de esta cámara para mantener los blancos legibles fue siempre excepcional». Una característica destacada era su capacidad para capturarlo todo, en especial las imágenes con mucho contraste. «Cuando un rayo de sol golpea la nieve o se refleja en el agua, sabes que la cámara lo capturará». 

Paolo utilizó una Canon EOS 5D Mark IV para fotografiar la acción y las escenas con baja iluminación. El rango dinámico de la cámara, incluso con valores ISO más elevados de 3200 o 6400, le impresionó. En una ocasión, en plena noche, Paolo se encontraba en un barco, esperando a otra embarcación más pequeña que lo llevaría hasta la isla de Samoylov. «El ambiente era extraño y absolutamente mágico», recuerda. La 5D Mark IV se portó de maravilla. Sin ella no habría podido capturar la imagen nocturna del barco. En ese momento comprendí el auténtico valor de esta cámara».

A boat sails into port in the dark, lighting up the water in front of it with a tiny lamp.
Un barco trae a los científicos de vuelta a la isla de Samoylov. Imagen tomada con una Canon EOS 5D Mark IV y un objetivo Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM. © Paolo Verzone
A man in a red coat with a fur hood stands in an icy landscape at dawn.

Paolo Verzone nos habla sobre la documentación de una campaña publicitaria en el Ártico

Cómo el embajador de Canon se enfrentó a una tormenta de nieve, caminó sobre el hielo y utilizó tres cámaras réflex para completar su exigente proyecto.

Su pasión por la captura con luz natural y su preferencia por evitar el uso del flash en la medida de lo posible implican que Paolo a menudo apuesta por objetivos prime de abertura rápida. Durante sus aventuras árticas, su equipo estaba compuesto por un objetivo Canon EF 35mm f/1.4L USM, un Canon EF 100mm f/2.8 Macro USM y un Canon EF 40mm f/2.8 STM. Este último, tal y como él describe, «ofrece un delicado rango cromático y de contraste. Puedes utilizarlo para todo: desde paisajes hasta determinados retratos. Lo uso mucho».

Para los retratos, Paolo utilizaba con frecuencia el objetivo Canon EF 50mm f/1.2L USM, entre otras razones, por su diafragma amplio, «perfecto cuando la luz se desvanece. Es un objetivo valiosísimo, no solo para capturar los detalles sino también la atmósfera». Otra gran característica de este objetivo es su «capacidad para capturar los colores tal y como se observan en la realidad».

Los desafíos de fotografiar en la nieve infinita

Inevitablemente, Paolo se encontraba a merced de los elementos. «En el estudio puedes controlar todas las variables, pero en el exterior no. Tienes que identificar la mejor situación, posición y ángulo de la luz para capturar la toma, así que tu forma de ver el entorno es lo que da forma a la imagen».

Aunque el Ártico se define por kilómetros y kilómetros de hielo y nieve, eso no se tradujo en tomas aburridas. Paolo tenía una idea de las imágenes que quería capturar, pero fue necesario adaptarse a las condiciones cambiantes. De hecho, él mismo afirma que la clave está siempre en «adaptarse». «Eso es lo que hacía cada día, porque la luz iba cambiando (sol directo, nubes...) y el color de la nieve cambiaba con ella. Puede que tuviera previsto realizar un retrato de determinada manera solo para descubrir que salía otra imagen».

A man in a black wetsuit stands in icy waters.
Un submarinista del instituto polar francés Paul-Émile Victor (IPEV) trabaja junto a la estación ártica Ny-Ålesund. Imagen tomada con una Canon EOS 5DS R y un objetivo Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM. © Paolo Verzone

Paolo comentaba que, a pesar de no ver más que hielo y nieve a su alrededor, centrarse en el sujeto en un fondo blanco infinito nunca le supuso ningún problema. «Puede que antes enfocar en la nieve me plantease algunas dificultades, pero ahora, con la Canon EOS 5DS R y la Canon EOS 5D Mark IV, los bordes [de las imágenes] se ven nítidos», nos explica. Las cámaras cumplieron incluso en medio de una tormenta de nieve. «En una ocasión, el viento y la nieve se desplazaban en horizontal, pero las cámaras siguieron cumpliendo mis expectativas», añade Paolo.

¿Y cómo se consigue una buena exposición en entornos nevados? Paolo aconseja no compensar ni subexponer. «Haz una o dos pruebas y comprueba la pantalla para asegurarte de que la exposición es correcta: ni demasiado brillante ni subexpuesta», detalla. «Las capacidades de las cámaras Canon permiten capturar prácticamente todo».

A veces Paolo pasaba largos periodos de tiempo fuera, pero las baterías nunca le fallaron. «Nunca tuve ningún problema, ni siquiera a -15 °C o -20 °C. Bastó con mantener la cámara resguardada del frío en la mochila o bajo la chaqueta mientras me movía y sacarla solo cuando quería disparar».

A person in white overalls and black boots carries a large white box in the snow.
El glaciólogo Jean Charles Gallet toma muestras de nieve para determinar la cantidad de carbono negro. Imagen tomada con una Canon EOS 5DS R. © Paolo Verzone

«Una de las mayores dificultades de fotografiar en el Ártico es la tentación de centrarse únicamente en la belleza del paisaje», comenta Paolo. «Tienes que refrenarte para poder ir más allá de los clichés y las imágenes pintorescas». Una vez que Paolo comprendió cómo trabajar en la blanca inmensidad, pudo empezar a capturar fotografías de todo tipo.

«Cuando llegas todo te parece increíble», afirma. «La luna está ahí para ti, pero, al día siguiente, te das cuenta de todo sigue en el mismo sitio. En vez de capturar tomas de todas las situaciones, traté de comprenderlas e interactuar con ellas. 

Por eso es clave volver a los mismos lugares varias veces», añade. «Cuanto más viajes, más dirás "vamos a esperar" para luego hacer tus tomas. Se trata de aminorar la marcha y capturar imágenes "trascendentes"».

Para su próximo destino, Paolo tiene intención de visitar Alaska, pero a su debido tiempo. «El círculo ártico es muy vasto, y aún me quedan mucho por visitar y fotografiar aquí. No tengo prisa».

Escrito por Gemma Padley


El equipo de Paolo Verzone

El equipo de Canon destaca en las condiciones más extremas

Two Canon DSLRs, four lenses, four filters, lights, hard drives, a walkie-talkie and other pieces of kit sit on a grey table top.

Cámaras

Canon EOS 5DS R

La resolución ultraalta de esta réflex ofrece numerosas posibilidades de recorte sin sacrificar la nitidez de la calidad de imagen. Además, «la capacidad de esta cámara para mantener los blancos legibles fue siempre excepcional», asegura Paolo.

Canon EOS 5D Mark IV

Esta réflex de fotograma completo de 30,4 MP captura con un increíble nivel de detalle, incluso en situaciones de contraste extremo. Paolo descubrió que, en condiciones de baja iluminación, «la 5D Mark IV se portó de maravilla. En ese momento comprendí el auténtico valor de esta cámara».

Objetivos

Canon EF 40 mm f/2,8 STM

Un objetivo pancake compacto y versátil, con una rápida abertura máxima que permite capturar en condiciones de baja iluminación y controlar la profundidad de campo. Este objetivo «cuenta con un delicado rango cromático y de contraste. Vale para todo», describe Paolo.

Canon EF 50 mm f/1.2L USM

Con su increíble abertura máxima de f/1.2 y el enfoque automático ultrasónico, este objetivo superrápido resulta perfecto en situaciones de poca luz. A Paolo le encantó su «capacidad para capturar los colores tal y como se observan en la realidad».

Artículos relacionados

Ver todo

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora