ARTÍCULO

Giacomo Frittelli nos habla sobre la grabación de una campaña publicitaria única en el Ártico

En la isla Disko, en Groenlandia, se desplazaban en un trineo tirado por perros, cargado de materiales para que el equipo de Ariston construyera y equipara la casa. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 100-400mm f/4.5-5.6L IS II USM de Canon. © Paolo Verzone

¿Qué es más difícil? ¿Construir una casa confortable con calefacción en una isla remota del Ártico o grabar todo el proyecto para documentarlo? El director de fotografía Giacomo Frittelli luchó contra los elementos para crear un interesante documental y una serie de episodios web con un elegante enfoque cinematográfico. La preparación frente a todos los posibles riesgos y la adaptación a las duras condiciones de grabación contribuyeron a que el proyecto fuera un éxito rotundo, tal y como explica Giacomo.

Cuando invitaron a Giacomo a que se uniera al director Tobia Passigato y al equipo de Indiana Production para realizar un proyecto cinematográfico que sería «desafiante» y que, probablemente, nunca había hecho, la iniciativa despertó su curiosidad. Giacomo, un cineasta experimentado que siempre busca encargos en los que la aventura esté asegurada, aprovechó la oportunidad para grabar en uno de los lugares más inhóspitos de la Tierra: la isla Disko, en la costa oeste de Groenlandia.

Canon Professional Services

En manos de profesionales

Accede a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services (CPS).

El trabajo era para Ariston Thermo Group, un fabricante de soluciones de calefacción y agua caliente con sede en Italia, que quería lanzar una campaña publicitaria mundial sobre el desafío Ariston Comfort Challenge. La campaña fue creada por J. Walter Thompson Italy y producida por Indiana Production. La hazaña consistía en que un equipo de técnicos debía construir una casa y dotarla de calefacción con la caldera de condensación Alteas One de Ariston en un lugar remoto de la isla Disko, por encima del círculo polar ártico. La casa era para investigadores de la Universidad de Copenhague, por lo que el objetivo de los técnicos era ofrecer la mayor comodidad y calidez para ayudar a los científicos a desarrollar su trabajo de campo en uno de los lugares más extremos del planeta.

El trabajo de Giacomo y el equipo de grabación era crear un llamativo documental que reflejara este excepcional esfuerzo en seis episodios que se incluirían en el sitio web del Ariston Comfort Challenge. Al mismo tiempo, el fotógrafo Paolo Verzone realizó impresionantes fotografías para la campaña publicitaria.

«Era la primera vez que trabajaba durante mucho tiempo en un lugar tan remoto», cuenta Giacomo. «Estuvimos trabajando durante un mes: de principios de abril a principios de mayo. Fue un proyecto muy interesante por la remota ubicación y, evidentemente, una situación que supuso todo un desafío».

La lucha contra los elementos

Las principales dificultades surgieron por las condiciones metereológicas, que eran imprevisibles. Al llegar a temperaturas de -30 °C, el frío extremo convirtió los periodos de grabación largos en una prueba de resistencia. «Nuestro principal temor era el frío, pero íbamos muy bien preparados», afirma Giacomo. «Trabajé con mi primer asistente de cámara para asegurarnos de que contábamos con la ropa adecuada y, mientras estábamos en movimiento, nos manteníamos calientes».

Mantuvieron calientes las baterías de la cámara con unas bolsas de neopreno especiales. «Las fundas eran bastante buenas», comenta Giacomo, que nos cuenta que, además, disponían de una caja para la cámara y las baterías en la que podían guardar el equipo y mantenerlo caliente mientras grababan. Añade que la duración de la batería era buena, y que ofrecían más potencia de la que necesitaban. En una ocasión, el equipo grabó durante una tormenta de nieve, cuenta Giacomo, y cubrieron la cámara con una tela impermeable para protegerla adecuadamente.

A hilly snow-covered landscape is barely visible through a flurry of snow as three figures in red hooded parkas push a wooden crate on a sled through the snow while they are filmed by two black-coated figures at the right of the picture, one holding a large directional microphone. The crate on the sled has the words "The Ariston Comfort Challenge" on both visible sides.
Los profesionales de Ariston tuvieron que superar condiciones extremas para crear una cabaña confortable con calefacción en el Ártico, al igual que Giacomo Frittelli y su equipo para grabar el proceso. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon. © Paolo Verzone

Al trabajar en regiones remotas, el grupo no podía ir a buscar equipamiento adicional, por lo que Giacomo estuvo preparándose varias semanas para el viaje y asegurándose de que tenía todo el equipo necesario. Además de dos cuerpos de cámara EOS C300 Mark II de Canon, se llevó varios objetivos, como el EF 100mm f/2.8L Macro IS USM de Canon, perfecto para primeros planos complicados, y tres objetivos zoom: el EF 70-200mm f/2.8L IS II USM, el EF 24-70 f/2.8L II USM y el EF 16-35mm f/2.8L II USM de Canon. Giacomo solo utilizó objetivos de Canon debido a su impresionante flexibilidad y variedad de tipos, como objetivos de fotografía y objetivos de vídeo y cine, que permiten el uso de la misma montura.

«Mi concepto clave era la flexibilidad», explica Giacomo. «La flexibilidad empieza en el aspecto técnico de las cosas, pero de forma que no altere tu visión. Tienes que pensar en la mejor manera de conseguir un resultado concreto y, a continuación, averiguar qué puedes hacer para lograrlo (o para acercarte lo máximo posible) en cualquier situación en la que te encuentres. Por ejemplo, yo elegí los objetivos zoom Canon para poder conseguir tomas de forma rápida. Quería contar con el mejor equipo para lograr los mejores resultados».

Two black-coated camera operators stand at the left of shot filming a sled pulled by eight huskies across a snowy landscape. One figure in a red parka is standing at the back of the sled, on which are another figure in a black coat and two crates. The larger of these, at the bottom, has "The Ariston Comfort Challenge" on its sides.
Los materiales se tuvieron que transportar en trineo y el equipo de Giacomo tuvo que grabar en las ubicaciones más remotas. Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 100-400mm f/4.5-5.6L IS II USM de Canon. © Paolo Verzone

La elaboración de una historia

Durante el rodaje, el equipo siguió a tres valientes instaladores de calderas y un equipo de científicos mientras montaban la casa desde cero. Las escenas incluían veloces trineos cargados de materiales de construcción y un rompehielos atravesando el mar helado. Lo más impresionante era el imponente paisaje que se extendía más allá de donde llegaba la vista.

«Era un entorno espectacular», asegura Giacomo. «Quería ofrecer una visión realista, [pero] con un estilo cinematográfico en cuanto a la fotografía y los colores, y reflejar estas escenas épicas». Para conseguir este enfoque, Giacomo también contaba con dos objetivos zoom de cine (con versiones de montura EF): un gran angular CN-E15.5-47mm T2.8 L S y un teleobjetivo CN-E30-105mm T2.8 L S de Canon. Ambos son ligeros e ideales para la grabación sin trípode.

An Ariston installer wears a red puffer jacket with a fur-effect hood, and stands in front of a snowy landscape.
Durante el Ariston Comfort Challenge, los instaladores de Ariston, junto con Giacomo y el equipo de producción, trabajaron en un entorno maravilloso, pero en condiciones muy duras. Imagen tomada con una EOS 5DS R y un objetivo EF 50mm f/1.2L USM de Canon. © Paolo Verzone

«Utilicé principalmente el gran angular CN-E15.5-47mm T2.8 L S de Canon, que es muy nítido», nos cuenta Giacomo. «Para grabar personas, planos medios y acción, es el mejor objetivo. Intentamos quedarnos dentro de las escenas y cerca de los sujetos», añade. «A veces utilizaba dos cámaras y las iba intercambiando».

La cámara EOS C300 Mark II de Canon era perfecta para seguir sujetos por su tamaño compacto, su portabilidad y la calidad del resultado, explica Giacomo, y añade que, en alguna ocasión, cuando buscaba un ángulo más amplio, utilizó este cuerpo con el ligero CN-E14mm T3.1 L F, un objetivo prime de cine EF.

Cuando necesitaba ir ligero de equipaje, por ejemplo, al grabar a un sujeto en lugares apartados, «tenía que llevarme la cámara más pequeña posible», recuerda Giacomo, «y la EOS C300 Mark II de Canon me proporcionaba las máximas posibilidades». La pantalla del visor de la cámara resultó muy útil cuando no era posible utilizar un monitor de vídeo debido a limitaciones de espacio, como cuando grababan en una avioneta.

The Ariston Comfort Challenge crew stand facing the camera, clustered around a wooden crate on which are visible the words "The Ariston Comfort Challenge". All are wearing padded coats, beanies and cold-weather gear. Snow covers the ground, while various buildings and large containers are visible behind them.
Giacomo (delante a la izquierda, con la cámara) y el equipo del Ariston Comfort Challenge. Los tres instaladores de calderas son los que llevan abrigo rojo. Imagen tomada con una EOS-1D X Mark II y un objetivo EF 24-70mm f/2.8L II USM de Canon. © Paolo Verzone

Las infinitas posibilidades de la luz

Una de los principales planteamientos de Giacomo fue cómo trabajar con la luz en momentos determinados. Puesto que la grabación se realizó a finales de la primavera, los días eran más cortos que durante el verano, y era importante comprender cómo variaba la luz a lo largo del día.

«Analicé el ángulo del sol, cuándo saldría y se pondría y por dónde», explica. «Tienes mucho tiempo y muchos colores con los que jugar, y la hora dorada dura más que en otros sitios. La luz era la que marcaba los tiempos en nuestra planificación». Giacomo también utilizó el modo Canon Log 2, que proporcionó grabaciones con un rango dinámico mayor, menos ruido y una gradación flexible mejorada, por lo que pudo lograr la visión de alta calidad que buscaba.

A pesar de la minuciosa preparación, inevitablemente, hubo momentos en los que Giacomo tuvo que improvisar y adaptarse a situaciones sobre la marcha, especialmente para encontrar la mejor configuración para cada momento. «A veces las condiciones cambiaban rápidamente, pero en otras ocasiones podíamos grabar lo que queríamos en el lugar y el momento adecuados», afirma. «Al vivir juntos durante un mes en la misma casa, llegamos a ser una familia. Ha sido una de las mejores experiencias de mi carrera profesional en lo que a desafíos, relaciones y resultados se refiere».

Descubre toda la misión y los seis episodios en www.aristoncomfortchallenge.com.

Escrito por Gemma Padley


El equipo de Giacomo Frittelli

El equipo clave que utilizan los profesionales en sus grabaciones

Cinematographer Giacomo Frittelli, wearing a dark hooded parka, holds a video camera in the snow.

Cámara de vídeo

Canon EOS C300 Mark II

La EOS C300 Mark II, duradera, potente y fácil de usar, graba vídeos 4K/Full HD con unos increíbles 15 pasos de rango dinámico, salida RAW externa y Canon Log2 para ayudar a materializar tu visión creativa.

Objetivos

Canon CN-E15.5-47mm T2.8 L S

El CN-E 15,5-47 mm T/2,8 L S/SP es un ligero objetivo cinematográfico Súper 35 mm para formatos de producción 2K y 4K. Disponible con montura EF (modelo S) y montura PL (modelo SP).

Canon EF 70-200 mm f/2,8L IS II USM

Un teleobjetivo zoom todo terreno con un diseño duradero, un estabilizador de imagen de cuatro pasos que lo hace ideal para fotografiar sin trípode en condiciones de baja iluminación y elementos de objetivo de dispersión ultra baja para garantizar un alto contraste y colores naturales.

Anillo de control

Artículos relacionados

Ver todo