ARTÍCULO

Muhammed Muheisen: cambiando el mundo fotografía a fotografía

A mother and daughter play with a balloon outside their tent on the outskirts of Islamabad, Pakistan.
Desplazadas por las inundaciones, una madre y su hija juegan con un globo fuera de su tienda de campaña en las afueras de Islamabad, Pakistán. «Saber que mis imágenes podrían marcar la diferencia y cambiar algo es lo que me anima a seguir», asegura Muhammed. Imagen tomada con una EOS-1D Mark III (a la que ahora sucede la EOS-1D X Mark III) y un objetivo EF 50mm f/1.2L USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/500 s a f/2 e ISO 50. © Muhammed Muheisen

Muhammed Muheisen es un fotógrafo con una misión. «¿Que por qué soy fotógrafo?» pregunta. «No soy fotógrafo por diversión; soy fotógrafo simplemente para contribuir al cambio. Eso es lo que tenía en mente desde el principio. Creo de todo corazón que las imágenes son herramientas poderosas para conseguir el cambio».

El fotoperiodista y fotógrafo de National Geographic, galardonado dos veces con el Premio Pulitzer y afincado actualmente en Grecia, lleva documentando acontecimientos mundiales desde 2001. Su trabajo le ha llevado al cortejo fúnebre de Nelson Mandela en Sudáfrica, a las zonas de guerra de Siria e Irak, y a los campamentos de refugiados de Europa y Oriente Medio. En los últimos 10 años se ha centrado en los refugiados y civiles afectados por los conflictos, la pobreza y los desastres naturales.

En este artículo, el apasionado fotógrafo y embajador de Canon explica los motivos que le llevaron a crear una fundación benéfica para ayudar a las personas al otro lado de su objetivo, y expresa su firme creencia en el poder de la imagen.

South African mourners hold posters of former president Nelson Mandela.
Sudafricanos sostienen carteles del expresidente Nelson Mandela al paso del convoy que transporta su cuerpo en Pretoria. «Me gusta la luz natural, así que apenas utilizo flashes», afirma Muhammed. Mis objetivos prime de Canon me ayudan a capturar esos momentos espontáneos». Imagen tomada con una EOS 5D Mark III (a la que ahora sucede la EOS 5D Mark IV) y un objetivo EF 50mm f/1.2L USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/6400 s a f/1,6 e ISO 50. © Muhammed Muheisen

Fotoperiodista por inercia

Muhammed llegó al fotoperiodismo más o menos por inercia. De nacionalidad jordana, nació y se crió en Jerusalén en medio del conflicto entre Israel y Palestina. El enfrentamiento constante se convirtió en un tema inevitable cuando empezó a hacer fotografías. «Ese ambiente marcó mi vida», dice. «Comencé a documentar lo que estaba sucediendo a mi alrededor, desde acontecimientos hasta protestas».

Canon Professional Services

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services

Muhammed fue a Irak en 2003 para cubrir las secuelas de la invasión liderada por Estados Unidos. «Naturalmente, yo no tenía experiencia, pero pensé que al haber nacido durante un conflicto ya sabía todo lo necesario», afirma. «Me di cuenta de que no sabía nada y me adentré en un lugar oscuro».

Continuó viajando a zonas de guerra y cubriendo conflictos de forma convencional, hasta que tuvo una revelación. «Mostrar solamente la destrucción y la miseria suponía ignorar el otro lado de la historia: la gente, su vida diaria, su resistencia», cuenta. «Me descubrí buscando belleza en medio del conflicto, una sonrisa entre los escombros».

Muhammed comenzó a centrarse en las historias de los refugiados y a pasar más tiempo sobre el terreno. «Empecé a profundizar más en la vida de las personas», dice. «Cuanto más tiempo pasas en un entorno, menos llamas la atención, y empiezas a ganarte la confianza de la gente. Es entonces cuando consigues abrir una ventana a la vida de las personas; de lo contrario, las fotografías solo muestran el exterior, una historia sin profundidad».

A portrait of a young refugee called Zahra, with her hair in plaits.
Muhammed conoció a Zahra, una joven refugiada Siria, cuando tenía solo cuatro años. «Zahra forma parte de mi vida, y yo soy parte de la suya», dice Muhammed. «Visito a Zahra y su familia al menos una vez al año. Puedes ver a Zahra crecer ante mi objetivo». Imagen tomada con una EOS 5D Mark IV y un objetivo EF 50mm f/1.2L USM de Canon con una configuración de exposición de 1/200 s a f/1,2 e ISO 50. © Muhammed Muheisen
A portrait of Laiba Hazrat, a six-year-old Afghan refugee.
Laiba Hazrat, una refugiada afgana de seis años que vive con su familia en un barrio pobre a las afueras de Islamabad, Pakistán. «Es importante que no te limites a pasar, hacer una foto y esperar que marque la diferencia», afirma Muhammed. «Tienes que demostrar que te importa. Yo pasé cuatro años y medio en Pakistán y no le hice justicia al lugar. Podría haber mostrado más». Imagen tomada con una EOS 5D Mark III y un objetivo EF 50mm f/1.2L USM de Canon, con una configuración de exposición de 1/640 s a f/1,2 e ISO 50. © Muhammed Muheisen

Las verdaderas víctimas del conflicto

Asimismo, Muhammed comenzó a centrarse en fotografiar a los niños, a quienes él describe como las «verdaderas víctimas del conflicto», tratando de mostrar puntos comunes a través de las fronteras. «Si observas a los niños que juegan en un barrio pobre de Pakistán, en Nueva York y en Londres, descubrirás que tienen cosas en común», afirma Muhammed. «Desde entonces, mi misión fue retratar a estos niños y compartir sus nombres, historias y esperanzas, para que lectores de otros lugares del mundo pudieran conectar con ellos».

Zahra, una niña refugiada siria, le ha causado una impresión especial a Muhammed. La conoció por primera vez en un campamento de Jordania en 2015, cuando tenía apenas cuatro años. «Fue un par de meses después de que ella y su familia huyeran de la guerra en Siria», recuerda. «Su rostro reflejaba las experiencias traumáticas vividas. Era muy callada. Me acerqué a su padre y le pedí permiso para retratarla. Ese fue el comienzo de nuestra relación».

Amid the rubble of a war-torn street in southern Aleppo, sheets are strung between buildings.

Las calles de Alepo: un nuevo enfoque de la guerra de Siria

Cómo Jérôme Sessini, fotógrafo de Magnum, contó la historia del conflicto sirio con fotografías de las calles arrasadas de Alepo, en lugar de los combatientes.

Los desgarradores retratos que Muhammed le ha hecho a Zahra durante los últimos cinco años, así como los de otros niños, como la joven refugiada afgana Laiba Hazrat de Islamabad (Pakistán), ayudan a entender la devastadora realidad de crecer sin un hogar. «Utilizo un objetivo EF 50mm f/1.2L USM de Canon para los retratos, ya que me permite acercarme lo suficiente como para mostrar las historias de la gente a través de su mirada», afirma. «Los ojos son el espejo del alma; por eso siempre dirijo mi objetivo hacia ellos».

Para trabajar en campos de refugiados, donde la sensibilidad es tan necesaria, Muhammed prefiere una configuración de cámara discreta. «Me gusta la serie EOS 5D y la EOS 5D Mark IV de Canon», dice. «No es una cámara intimidante que invade la privacidad de la gente cuando vas con ella. No inquieta a la gente».

Su equipo también incluye una EOS R de Canon y una gama de objetivos EF de focal fija de la serie L, incluyendo un EF 24mm f/1.4L II USM, un EF 35mm f/1.4L II USM, un EF 50mm f/1.2L USM y un EF 85mm f/1.4L IS USM de Canon. «Rara vez utilizo objetivos largos porque me gusta situarme en medio de los entornos y que todo se mueva a mi alrededor, como si fuera invisible. Fotografiar a 35 mm lo hace posible.

«Me gusta aprovechar la luz disponible, y los objetivos EF 24mm f/1.4L II USM y EF 35mm f/1.4L II USM de Canon son perfectos en condiciones de baja iluminación. Son objetivos muy nítidos, de enfoque rápido, y me ayudan a capturar momentos espontáneos».

A father holding his two-month-old daughter while walking back to his shelter in a refugee camp.
Ahmad Moustafa, un refugiado sirio de 27 años, con su hija Parveen de dos meses en un campamento de refugiados al norte de Atenas, Grecia. «Huimos de la guerra buscando paz y un nuevo hogar para nuestros hijos», dice Ahmad. Esta fotografía pertenece al proyecto de 2018 «A Cooler Summer» de la fundación Everyday Refugees, que tenía como objetivo mejorar la vida de los refugiados en los campamentos griegos. Imagen tomada con una EOS 5D Mark III y un objetivo EF 35mm f/1.4L USM de Canon (al que ahora sucede el EF 35mm f/1.4L II USM) con una configuración de exposición de 1/50 s a f/1,4 e ISO 125. © Muhammed Muheisen

Desmontando estereotipos con Everyday Refugees

En 2015, la crisis de los refugiados llegó a Europa y Muhammed estuvo allí para presenciarla. En Hungría, tras observar a miles de refugiados caminar fatigosamente por una vía de ferrocarril, decidió que documentar sus experiencias ya no era suficiente. «Quería hacer algo al respecto», afirma.

Creó una cuenta de Instagram llamada Everyday Refugees y empezó a compartir lo que veía. «No hay mejor manera de contar una historia que con imágenes. Eres testigo de un hecho y lo enseñas al mundo para que alguien reaccione y haga algo al respecto», dice. «Las imágenes pueden cambiar los estereotipos y concienciar a las personas. Las redes sociales son una herramienta muy poderosa con la que, en cuestión de segundos, puedes llegar a millones de personas. Personas de todo el mundo comenzaron a ponerse en contacto conmigo y preguntarme qué podían hacer para ayudar».

Un año y medio más tarde, Muhammed registró Everyday Refugees como fundación en Ámsterdam, y a día de hoy sigue recibiendo donaciones. «Hasta ahora, hemos ayudado a miles de personas de todo el mundo a través de la fotografía», afirma. «Mi mayor logro en la vida ha sido crear una fundación que marque la diferencia».

A 10-year-old Syrian refugee being carried along a railway track by her father.
Bara'ah Alhammadi, una refugiada siria de 10 años, es llevada a cuestas por su padre después de cruzar la frontera entre Serbia y Hungría. «El objetivo EF 24mm f/1.4L II USM de Canon, con sus puntos focales rápidos, me ayuda a pasar desapercibido y a no invadir la privacidad de las personas», afirma Muhammed. Imagen tomada con una EOS 5D Mark III y un objetivo EF 24mm f/1.4L II USM de Canon, utilizando una configuración de exposición de 1/800 s, a f/1,4 e ISO 50. © Muhammed Muheisen
Women looking at their babies on a medical table at a hospital in Kabul, Afghanistan.
Mujeres afganas con sus bebés gravemente enfermos en un hospital de Kabul, Afganistán. Imagen tomada con una EOS 5D Mark II (a la que ahora sucede la EOS 5D Mark IV de Canon) y un objetivo EF 16-35mm f/2.8L USM (al que ahora sucede el EF 16-35mm f/2.8L III USM de Canon), utilizando una configuración de exposición de 1/20 s a f/3,2 e ISO 640. © Muhammed Muheisen

Las imágenes de Muhammed también han ayudado a forjar conexiones personales. Después de que uno de sus retratos de Zahra ganara el premio Foto del año UNICEF de 2017 en Alemania, recibió una carta de una joven alemana de edad similar. «Iba dirigida a Zahra y decía "Vi tu foto en el periódico. ¿Por qué estás triste? Si nos hacemos amigas, ¿estarías feliz?"» La siguiente vez que Muhammed viajó a Jordania, le dio la carta a Zahra. Ella respondió, y las niñas se convirtieron en amigas por correspondencia.

«Esas dos chicas se hicieron amigas a través de una fotografía», dice Muhammed. «Es una historia sencilla sobre cómo las imágenes pueden conectar a los seres humanos. No solo hacemos fotos, sino que también damos una voz a las personas que fotografiamos. Empiezas a hacer preguntas sobre la gente: ¿quiénes son? Detrás de la palabra «refugiado» hay personas con nombres, esperanzas y sueños como nosotros. Así es como equilibramos la balanza, simplemente a través de las imágenes».

Escrito por Lucy Fulford


El equipo de Muhammed Muheisen

El equipo clave que utilizan los profesionales para capturar sus imágenes

Muhammed Muheisen's kitbag

Cámaras

Canon EOS 5D Mark IV

Independientemente de lo que vayas a capturar, tendrás la garantía de una gran calidad de imagen y un excelente rendimiento profesional. «No es una cámara intimidante que invade la privacidad de la gente cuando vas con ella», dice Muhammed.

Canon EOS R

Una pionera cámara mirrorless Full Frame que define nuevos estándares para los fotógrafos y filmmakers.

Objetivos

Canon EF 50mm f/1.2L USM

Objetivo USM profesional de la serie L con abertura f/1,2 para condiciones de poca iluminación y control de la profundidad de campo extrema. «Utilizo este objetivo para los retratos porque me permite acercarme lo suficiente como para mostrar las historias de la gente a través de su mirada», afirma Muhammed.

Canon EF 35mm f/1.4L II USM

Un objetivo gran angular de categoría profesional con una perspectiva natural, una abertura f/1,4 y capacidades para fotografiar con poca luz. «Los objetivos EF 24mm f/1.4L II USM y EF 35mm f/1.4L II USM de Canon son perfectos en condiciones de baja iluminación», dice Muhammed. «Son objetivos muy nítidos, de enfoque rápido, y me ayudan a capturar momentos espontáneos».

Artículos relacionados

Ver todo

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora