ARTÍCULO

Where the Children Sleep: el cambio de perspectiva que ofrece el objetivo de basculación y giro

Maha y su familia huyeron de la ciudad de Hawija a las afueras de Mosul (Iraq). Tuvieron que dejar atrás su hogar por la escasez de alimentos y el miedo al Estado Islámico. En la imagen, aparece Maha tumbada en un colchón sucio en la tienda repleta de gente del campo de refugiados de Debaga. Imagen tomada con una EOS 5D Mark III y un objetivo TS-E 45mm f/2.8 de Canon. © Magnus Wennman

Maha, una niña refugiada de cinco años, en su cama improvisada es uno de los sujetos fotografiados por el fotoperiodista sueco Magnus Wennman en su proyecto a largo plazo Where the Children Sleep. Cuenta que la serie trata sobre «los niños forzados a huir de sus hogares por la guerra en Siria e Iraq y los lugares donde duermen ahora, sus sueños y sus esperanzas de cara al futuro».

Desde arcenes en medio del campo y camas de hospital hasta aceras de ciudades y campos de refugiados, Magnus inmortalizó los lugares en los que duermen los niños, cuyas vidas se han visto afectadas trágicamente por la guerra. El proyecto le ha llevado a viajar por Oriente Medio y gran parte de Europa, visitando países como Siria, Iraq, el Líbano y Turquía.

Canon Professional Services

¿Tienes un equipo de Canon?

Registra tu equipo para obtener acceso a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services

«Para mí, este proyecto ha sido un medio para entender la guerra y hacer que otras personas la entiendan un poco mejor», afirma Magnus. «Cuando vives en un país como Suecia, donde no ha habido una guerra en 200 años, es casi imposible entenderlo. Sin embargo, lo que sí puedo entender es la relación recíproca entre un padre y un hijo. Por tanto, casi la única manera de que pueda entender la guerra es a través de los ojos de un niño».

La impactante imagen de Maha (imagen superior) logró la atención mundial al quedar en primera posición en los premios World Press Photo del año pasado en la categoría Personas (individual). El evento también reconoció la película de Magnus, Fatima's Drawings, que trata sobre otra joven refugiada (puedes verlo más abajo). Además de recaudar fondos para la Agencia de la ONU para los Refugiados, la esperanza de Magnus es que sus fotografías, realizadas con su distintivo estilo blanquecino y suave gracias a su objetivo con basculación y giro Canon, conmuevan a la gente.

«Mi objetivo es que las personas empiecen a preocuparse por este conflicto y por lo que está pasando», cuenta sobre su serie. En ella, algunas de las jóvenes miradas se cruzan con la cámara, lo que fuerza una incómoda conexión con su mala situación. «En las noticias ves imágenes como esta, pero es muy fácil mirar hacia otro lado. A mí, como padre, me cuesta cerrar los ojos cuando veo a niños durmiendo en un bosque o teniendo que robar manzanas de los árboles para poder comer algo. Es algo que cuesta mucho ver. Es un conflicto complicado; las guerras son complicadas. Pero no lo es tanto entender que esos niños necesitan un lugar seguro en el que dormir».

Durante sus 17 años como fotógrafo en plantilla en el periódico nacional sueco Aftonbladet, Magnus ha cubierto de todo, desde noticias locales y deportes hasta importantes acontecimientos internacionales, como la campaña electoral y la victoria en 2008 de Obama. Actualmente, el fotógrafo pretende centrarse más en proyectos a largo plazo que abarquen cuestiones sociales, noticias y guerras en todo el mundo.

Para Magnus, las cámaras son sobre todo «una herramienta para contar historias», por lo que el reducido equipo que lleva debe funcionar bien. Considera que sus cámaras EOS-1D X, EOS 5D Mark III y EOS 5D Mark IV de Canon satisfacen sus necesidades en todos sus trabajos.

«La mayor parte del tiempo trabajo fuera y no quiero cargar con demasiado equipo, por lo que normalmente llevo la EOS-1D X de Canon con un objetivo de 24-70 mm en el hombro y otra cámara en la mochila», nos cuenta. «También llevo una grabadora de sonido y, en ocasiones, un trípode; con eso es suficiente. Siempre he utilizado Canon. Incluso cuando grabo, utilizo las mismas cámaras que cuando hago fotografías. Para mí son perfectas».

A five-year-old girl with brown hair lies on a bed wearing an orange jumper. Sunlight from a window falls on her
Según le contaron a Magnus, Tamam, de cinco años, tenía miedo de su almohada y lloraba todas las noches a la hora de dormir. Normalmente, los ataques aéreos en su ciudad natal, Homs (Siria), solían producirse por la noche y, tras dos años fuera, todavía no era consciente de que su almohada no era lo que provocaba el peligro. Imagen tomada con una EOS-1D X y un objetivo TS-E 45mm f/2.8 de Canon. © Magnus Wennman
Two small children lie on flattened cardboard boxes by a wall in a dark, quiet street, wearing pink coats
Magnus conoció a Ralia, de siete años, y a Rahaf, de 13, viviendo en las calles de Beirut, en Líbano. Cuando Magnus les fotografió, llevaban durmiendo a la intemperie con su padre un año, después de que una granada matara a su madre y su hermano en Damasco (Siria), su ciudad natal. Dormían acurrucadas en sus cajas de cartón. Rahaf le contó que le daban miedo los «hombres malos», y entonces Ralia empezó a llorar. Imagen tomada con una EOS-1D X y un objetivo TS-E 45mm f/2.8 de Canon. © Magnus Wennman
A black-and-white image shows an open suitcase containing pictures of children and letters

El mejor consejo de la nominada de Magnum Diana Markosian

La carrera de la fotógrafa podría haber tomado un rumbo muy diferente de no ser por la importante lección que aprendió de una película.

Además de encontrar a niños y familias con historias que conmovieran a la gente, el objetivo TS-E 45mm f/2.8 de Canon, el preferido de Magnus para el proyecto, le ayudó a elaborar retratos que provocaran empatía. La longitud focal de 45 mm le ofreció un ángulo natural similar al de un objetivo estándar de 50 mm; pero como los mecanismos de basculación y giro le proporcionaron un control completo sobre la profundidad de campo y la perspectiva, Magnus pudo además utilizar el objetivo para centrar la atención en las expresiones, el lenguaje corporal o el entorno de sus sujetos para ajustar sus composiciones.

«Es el objetivo perfecto para este tipo de retratos», afirma. «Utilizo las funciones de basculación y giro para poder controlarlo y centrarme más en las personas, y así diferenciarlas del fondo». El resultado es similar a un sueño, que a veces crea un efecto fantasioso que alude poéticamente a la inocencia de los niños que se ven desplazados por la guerra.

A small girl lies asleep in a woodland, under heaps of blankets. The image is soft and dreamlike
En Serbia, Lamar, de cinco años, y su familia se quedaron sin hogar después de que una bomba destruyera su casa. Imagen tomada con una EOS 5D Mark III y un objetivo TS-E 45mm f/2.8 de Canon. © Magnus Wennman
A blonde child lies with her head on a red pillow, looking at the camera
Walaa, de cinco años, contó a Magnus que quería volver a casa. En Alepo (Siria), tenía su propia habitación y nunca lloraba cuando se iba a dormir. En el campo de refugiados, en cambio, lloraba todas las noches. Le contó que, para ella, apoyar la cabeza en la almohada era horrible porque la noche era aterradora cuando se producían ataques en Alepo. Habitualmente, durante el día, la madre de Walaa le construía una casita de almohadas para que entendiera que no había por qué tenerles miedo. Imagen tomada con una EOS-1D X y un objetivo TS-E 45mm f/2.8 de Canon. © Magnus Wennman

Aunque la fotografía siempre es el núcleo de su trabajo, Magnus se ha iniciado en el arte del contenido multimedia. Ha experimentado la grabación de una película en 360 grados y de realidad virtual mientras cubría la devastadora hambruna de África Oriental para la organización Save the Children. «Cuando empecé como fotoperiodista, solo hacía fotografía», cuenta. «Hoy en día disponemos de infinitas posibilidades para contar historias, y por eso trabajo bastante con vídeo y sonido. Me considero un "storyteller" visual que siempre trata de hallar la mejor forma de contar la historia en la que trabajo».

«Siempre he preferido las fotografías, pero si considero que la historia se puede comunicar mejor mediante vídeo, elijo el vídeo. Cuando estaba trabajando en Where the Children Sleep, conocí a una niña, Fatima, que ahora vive en Suecia. Solía hacer dibujos de su antiguo hogar en Siria y me contaba historias increíbles. Decidí hacer una película sobre ella; se trata de un buen ejemplo de cómo combino el vídeo y las imágenes en el mismo proyecto».

A small child lies on a grey bed under a grey wooden blanket that they have pulled up to cover most of their face. Their eyes are wide open, looking straight up at the ceiling
Cuando Magnus conoció a Fara, de dos años, en Azraq (Jordania), le encantaba el fútbol. Su padre intentaba fabricarle pelotas haciendo bolas con cualquier cosa que encontrara, pero no duraban mucho. Cada noche, deseaba dulces sueños a Fara y su hermana mayor Tisam, de nueve años, con la esperanza de que al día siguiente pudiera darles una pelota de verdad con la que jugar. Los demás sueños parecían estar fuera de su alcance, explicaba, pero no iba a renunciar a ese. Imagen tomada con una EOS-1D X y un objetivo TS-E 45mm f/2.8 de Canon. © Magnus Wennman
A mother holds her sleeping baby as she sits against a metal gate, covering her face in distress.
En la frontera entre Serbia y Hungría, Sham, de un año, duerme en los brazos de su madre junto a una puerta de hierro de cuatro metros de altura. Justo detrás estaba Europa, donde intentaban llegar desesperadamente. Solo un día antes, permitieron pasar a los últimos refugiados y les llevaron en tren a Austria, pero Sham y su madre llegaron demasiado tarde, junto a otros miles de refugiados. Imagen tomada con una EOS 5D Mark III y un objetivo TS-E 45mm f/2.8 de Canon. © Magnus Wennman

Las posibilidades que ofrece el contenido multimedia hacen que Magnus tenga una actitud optimista sobre el futuro del fotoperiodismo. «La nueva generación de fotoperiodistas trabajará de un modo completamente diferente al de la vieja escuela», asegura. «Creo que si eres una persona joven y abierta de mente y quieres dedicarte a la narración visual, tienes un gran futuro por delante, ya que cada vez cobra más importancia en todas partes».

A pesar de haber sido uno de los pocos afortunados en conservar su trabajo como fotógrafo de prensa en plantilla durante bastante tiempo, ve el lado positivo a la escasez de tales trabajos. «Soy muy afortunado de trabajar en un periódico que todavía dedica bastantes recursos al fotoperiodismo. Resulta que fue una buena decisión por parte del periódico, porque todavía nos va bien», cuenta. «Sin embargo, al no haber tantos puestos de trabajo en plantilla, ahora el fotoperiodismo se ha vuelto bastante más democrático. Cualquiera puede hacerlo, no solo aquellos que trabajan en periódicos».

Desde su punto de vista, a través de su trabajo para Aftonbladet y National Geographic, Magnus espera estar provocando algún tipo de cambio. «Como fotoperiodista, quieres contar historias de una forma que la gente no solo las entienda, sino que tomen conciencia de ellas. Si lo consigues, habrás hecho un gran avance».

El equipo de Magnus Wennman

El equipo clave que utilizan los profesionales para capturar sus imágenes

A Canon EOS 5D Mark IV sits against a black background

Cámaras

Canon EOS-1D X Mark II

Con su sensor CMOS de formato completo de alta sensibilidad y 20,2 megapíxeles, el sistema Dual Pixel AF de 61 puntos expandidos y grabación de vídeo 4K, la EOS-1D X Mark II de Canon ofrece un rendimiento de primera clase. «Incluso cuando grabo, utilizo las mismas cámaras que cuando hago fotografías», afirma Magnus.

Canon EOS 5D Mark IV

Esta réflex de fotograma completo de 30,4 MP captura con un increíble nivel de detalle, incluso en situaciones de contraste extremo. «Para mí las cámaras Canon son perfectas», afirma Magnus.

Objetivos

Canon TS-E 45 mm f/2,8

El TS-E 45 mm f/2,8 es un objetivo basculable y descentrable que ofrece un ángulo de visión similar al de un objetivo estándar de 50 mm. «Utilizo la basculación y el giro para poder controlarlo y centrarme más en las personas, y así diferenciarlas del fondo», cuenta Magnus.

Canon EF 24-70mm f/2.8L II USM

Este objetivo zoom estándar de calidad profesional proporciona una nitidez de imagen superior y el sólido diseño de la serie L. Magnus afirma: «Normalmente llevo la EOS-1D X de Canon con un objetivo de 24-70 mm en el hombro y otra cámara en la mochila».

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora