ARTÍCULO

Los retratos submarinos creativos de Maya Almeida con la cámara Canon EOS 5DS

La modelo Ana Casian en una fotografía submarina del reportaje «Beneath the Surface». La fotógrafa Maya Almeida usa una cámara Canon EOS 5DS para captar imágenes detalladas y crear fotografías de tamaño grande, además de mamparas que se conectan a un cable y emiten destellos fuera de la piscina. Imagen tomada con una EOS 5DS y un objetivo EF 24mm f/1.4L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/200 s a f/16 e ISO 100. © Maya Almeida

Las sesiones bajo el agua pueden ser algo complicadas para los fotógrafos. Ningún fotógrafo se había atrevido a hacer lo que ha llevado a cabo Maya Almeida: capturar retratos de modelos con maquillaje, atrezo y vestidos bajo el agua, en primer plano y sin usar el objetivo gran angular.

Para empezar, el maquillaje no suele durar mucho bajo el agua. Ni siquiera la modelo más glamurosa puede mantener su atractivo al posar mientras contiene la respiración. Además, es difícil conseguir primeros planos impecables, ya que la luz viaja a una velocidad menor bajo el agua, y suele refractarse y dispersarse de forma distinta.

Aun así, Maya se enfrentó al reto que supuso «Beneath the Surface», una colección de fotografías de modelos tomadas bajo el agua. Incluso encontrar un espacio para el proyecto resultó difícil. En Londres, ciudad donde reside la fotógrafa, es muy caro alquilar piscinas, así que decidió realizar el reportaje en Lisboa, a 30 km de su ciudad natal, Cascais.

A close-up of a woman in profile with blue scarf and pink lipstick; a single air bubble rises past her face.
La modelo Caroline Loureiro posa bajo el agua en una fotografía de cabeza y mano del reportaje «Beneath the Surface». Separada de sus modelos por una máscara, un visor y un puerto de cúpula, Maya tuvo que usar su creatividad para transmitir una impresión de intimidad. Imagen tomada con una EOS 5DS y un objetivo EF 24mm f/1.4L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/200 s a f/11 e ISO 100. © Maya Almeida
Underwater shot of a pair of legs with chunky red high-heeled shoes on.
Cuando empezó a fotografiar a personas bajo el agua, Maya cuenta que se obsesionó con tener el control absoluto de todo lo que tuviera que ver con cámaras, el agua y la luz. Imagen tomada con una Canon EOS 5DS y un objetivo EF 24mm f/1.4L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/200 s, f/13 e ISO 100. © Maya Almeida
Canon Professional Services

En manos de profesionales

Accede a asesoramiento profesional gratuito, reparación de equipos, eventos inspiradores y ofertas especiales exclusivas con Canon Professional Services (CPS).

Esta piscina tenía una bomba de calor, un elemento importante para un reportaje de tres días, durante cada uno de los cuales Maya pasó 10 horas en el agua, pero era una piscina corriente, no un escenario submarino profesional, así que la claridad del agua no era una maravilla. Además, el agua se limpiaba con oxígeno. Por un lado, esto era una ventaja, porque no picaba a los ojos de las modelos como el cloro, pero por el otro, suponía un inconveniente, porque hacía que el cuerpo de Maya flotara más y le costara más mantener la cámara firme. Hay motivos por los que ningún otro fotógrafo había hecho esto antes.

«Tuve una gran iniciativa», cuenta Maya. «Añadí algo de volumen a los tobillos de los modelos y a los míos, y me coloqué un cinturón de peso. Es todo mucho más difícil bajo el agua porque entre tú y el modelo solo hay una máscara, un visor y un puerto de cúpula.»

«Por ese motivo, si usas un objetivo de enfoque automático, por ejemplo, este tiene que ser perfecto. Si enfocas manualmente, el nivel de flotabilidad tiene que ser el justo.»

Entrenamiento en el océano

Maya se crio entre las olas propias de su hogar y empezó a practicar apnea a los tres años. Estudió biología en el Imperial College London y aprendió a bucear y practicar apnea como toda una profesional. En 2005 se compró una carcasa impermeable para su cámara y empezó a trabajar con encargos realizados bajo el agua. Su experiencia como buceadora le resultó muy útil, ya que el uso de botellas de aire no está permitido para retratar a animales en peligro de extinción.

Maya afirma que, para un aspirante a fotógrafo, no hay mejor espacio para practicar que el océano. «La luz, las corrientes, la visibilidad, la flotabilidad, la temperatura del agua... Hay muchos factores a tener en cuenta. La experiencia y el conocimiento del espacio te pueden ayudar, pero nunca sabes lo volátil y peligroso que puede ser nadar en mar abierto. Si aprendes a hacer fotografías bajo el agua, trabajar en tierra firme te parece fácil.»

A woman submerged in water with both hands on a dark pink pane of glass and a halo of bubbles above her.
La modelo Alline de Menezes en una fotografía submarina del reportaje «Beneath the Surface». Las imágenes artísticas de Maya forman parte de colecciones públicas y privadas. Ha trabajado con clientes como el Teatro de Sadler's Wells de Londres, el Ballet Nacional de Inglaterra y la Fundación Médica Nureyev, en Suiza. Imagen tomada con una EOS 5DS y un objetivo EF 24mm f/1.4L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/200 s a f/13 e ISO 100. © Maya Almeida

Tras algunos años, Maya sintió que sus habilidades técnicas la estaban dejando atrás en su carrera, así que se apuntó a un curso postuniversitario de fotografía a tiempo parcial. Tenía ideas muy ambiciosas sobre la combinación del buceo con su otra gran pasión, la danza.

«Al final acabé colocando a mis modelos en el agua, y desde entonces me obsesioné con tener el control absoluto de todo lo que tuviera que ver con las cámaras, el agua y la luz, algo completamente opuesto a los inicios de mi carrera».

Hacer fotografías en una piscina no es lo mismo que tomarlas en el océano. En una piscina, Maya controla su entorno. La planificación exhaustiva vale la pena. Maya no omite ningún detalle, desde la iluminación a los objetivos, pasando por el estilo y el maquillaje, porque, una vez en el agua, se necesita mucho tiempo para recomponer el cambio más sutil. La fotógrafa dibuja bocetos para mostrar a las modelos y al equipo técnico cómo se imagina la fotografía. Siempre contrata a dos socorristas por si acaso. Y, además de las aletas, los neoprenos y los cinturones de peso, suele tomar antihistamínicos porque, por ironías de la vida, es alérgica al cloro.

A close-up portraits shows a model with red lipstick emerging from water, light shimmering on the coating of water on her face.
Aunque a Maya le gusta tenerlo todo planeado, afirma que «en el proceso creativo, sobre todo cuando está todo organizado, me sorprende lo mucho que me ocurre durante las sesiones de fotos. Es maravilloso». Imagen tomada con una Canon EOS 5DS y un objetivo EF 100mm f/2.8L Macro IS USM de Canon con una configuración de exposición de 1/200 s a f/11 e ISO 100. © Maya Almeida
A woman submerged underwater with hands behind her raised head as large bubbles from her mouth break the surface above her.
La modelo Mariana Rebocho en una fotografía submarina del reportaje «Beneath the Surface». Maya describe el proyecto como «un estudio de la psique femenina desconocida». Imagen tomada con una cámara EOS 5DS R y un objetivo EF 24mm f/1.4L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/200 s a f/14 e ISO 100. © Maya Almeida

Maya ha descrito su trabajo como «minimalista, surrealista y dramático». Cuando realiza fotografías submarinas, suele usar una cámara Canon EOS 5D Mark III («mi máquina de trabajo») con un objetivo EF 24mm f/1.4L II USM de Canon («con la anchura necesaria, y sin una distorsión que llegue a molestarme»). Algunos de sus clientes quieren fotografías en tamaño grande, así que en estos casos (y también para el reportaje «Beneath the Surface») prefiere usar la Canon EOS 5DS. En ambos casos toma sus fotografías en formato RA, usa un enfoque automático para algunos de los objetivos pero lo excluye en otros, normalmente a f/11, con ISO 100 y a una velocidad de obturación máxima de 1/200 s.

Según nos cuenta, «cuando tuve la idea de enfocar manualmente los objetivos bajo el agua, muchos fotógrafos submarinos me dijeron que eso era imposible, que no se puede enfocar manualmente para primeros planos en el agua, y que debía abandonar la idea, porque hay demasiados elementos entre el fotógrafo y el modelo, el visor y la máscara se empañan... Y todo esto me motivó».

«El sistema de Canon EOS me parece muy intuitivo, quizás porque llevo mucho tiempo usándolo y siento casi como si formara parte de mis manos. Con la cámara Canon EOS 5DS, puedes conseguir imágenes de calidad increíble con un tamaño grande que puedes presentar a cualquier cliente, pero con un volumen pequeño y ligero comparado con los aparatos de formato medio. Puedes disponer de muchos objetivos rápidos, pequeños y eficaces. Tienes a tu alcance un sistema pequeño y ligero en proporción con la calidad y el tamaño de las fotografías que obtienes. Es un aparato que puedes llevar encima. Si le colocas un objetivo de 50 mm, es casi como una cámara compacta en comparación con otros aparatos de formato medio».


Equipo personalizado

A woman coming up from the water with a black background.
Una modelo subiendo hacia la superficie en una fotografía del reportaje «Beneath the Surface». Maya se crio en Cascais, una localidad costera de Portugal situada al oeste de Lisboa, «con el océano a tan solo unos metros de casa», y dice que se siente «profundamente conectada con el agua». Afirma que su carrera artística se inició antes con el agua que con una cámara. Imagen tomada con una Canon EOS 5DS y un objetivo EF 100mm f/2.8L Macro IS USM de Canon con una configuración de exposición de 1/200 s a f/11 e ISO 100. © Maya Almeida
A woman draped in gold fabric, with half her body seen from underwater.
La modelo Ana Casian en una fotografía del reportaje «Beneath the Surface». A Maya le encanta trabajar con las distorsiones que provoca el agua. Imagen tomada con una EOS 5DS y un objetivo EF 24mm f/1.4L II USM de Canon con una configuración de exposición de 1/200 s a f/22 e ISO 100. © Maya Almeida

Maya usa la medición puntual y el cabezal de flash. Cuenta con una carcasa sumergible Seacam personalizada y mamparas separadas que se conectan a un cable y emiten destellos fuera de la piscina. «Cada persona tiene un tipo de mampara diferente. Es mejor no conectarla directamente al cabezal de flash por motivos de seguridad y salud. Se puede conectar a un aparato que las va disparando».

Maya hace las fotografías en RAW y retoca las imágenes en el procesamiento posterior. «Básicamente, lo organizo todo en subcarpetas: Capturas, Seleccionadas, Preferidas y Producción definitiva. Entonces, exporto los archivos TIFF de las Seleccionadas a un programa de edición de fotografías, donde las retoco. Entonces las llevo a la carpeta Preferidas con todas las capas, que luego puedo modificar. Finalmente, ya tengo mi Producción definitiva con el tamaño adecuado, ya sea para enviarlas a clientes con una resolución inferior o para subirlas a mi sitio web».

«Soy bastante purista en cuanto a la fotografía. Realizo la mayor parte del trabajo con la cámara».

Maya hace exposiciones en todo el mundo y también trabaja a nivel comercial. Se describe a sí misma como una artista visual submarina. Parece un calificativo modesto para alguien que ha llegado a dominar el arte de la luz bajo el agua, una labor que combina la fotografía y el buceo, y que requiere la vista de una artista y la capacidad pulmonar de una atleta. Que nadie lo haya hecho antes no significa que Maya Almeida no pueda hacerlo.

«Tomo las fotografías para mí misma. A veces, esto de querer hacer algo inédito oculta una tendencia egoísta. Me gusta la idea de enfrentarme a algo difícil o complicado y hacerlo perfectamente».

Escrito por Jenny May Forsyth


El equipo de Maya Almeida

El equipo clave que utilizan los profesionales para capturar sus imágenes

A Canon EOS 5DS DSLR with a zoom lens is seen against a black background.

Cámaras

Canon EOS 5DS

Combina el manejo rápido e instintivo de una réflex digital con una resolución de 50,6 megapíxeles para lograr un detalle soberbio en cualquier momento. La EOS 5DS hará que veas el mundo de otra forma.

Canon EOS 5D Mark III

Esta cámara, una réflex de fotograma completo de 22,3 MP con enfoque automático de 61 puntos y disparos en serie a 6 fps, ofrece control manual de todo, además de un modo HDR incorporado.

Objetivos

Canon EF 24mm f/1.4L II USM

Este objetivo gran angular de rápida apertura fue el primero en incluir el revestimiento de lente de estructura sublongitudinal de onda de Canon para minimizar las luces parásitas y el velo óptico, mientras que los elementos asféricos y UD se encargan de eliminar la distorsión y las aberraciones, a fin de ofrecer unos resultados de lo más nítidos.

Artículos relacionados

Ver todo

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora