HISTORIAS

Resistencia extrema: Danny Etheridge habla de la grabación de programas de supervivencia

Los terrenos de los entornos en los que se graba el programa de supervivencia Escape varían desde polvorientos desiertos hasta selvas inundadas por la lluvia. Las condiciones eran duras para los participantes y el equipo de grabación, pero también para las propias cámaras. Esta imagen fue tomada con una Canon EOS 7D Mark II con un objetivo EF 70-200mm f/2.8L IS II USM. © James Anderson

Cuando se trata de aventura, no hay distancia de por medio para el director de fotografía Danny Etheridge, que nos cuenta cómo le ayudó el kit de Canon a conseguir lo que necesitaba en las duras condiciones de grabación del programa de supervivencia Escape, de Channel 4.

Los restos destruidos de un Boeing 727 y un Cessna bimotor se hallan esparcidos por el desierto mexicano: partes del fuselaje, alas, un motor de reacción, un estabilizador de la cola y unas hélices interrumpen la paz de la naturaleza. Lo que parece el resultado de un catastrófico accidente de avión es en realidad el escenario de Escape, un reality de televisión incomparable. Cinco ingenieros, guiados por el antiguo miembro de las fuerzas de operaciones especiales Ant Middleton, evalúan los daños. Bajo un sol abrasador, en uno de los lugares con temperaturas más altas del mundo, deben utilizar su experiencia para fabricar un vehículo que los ayude a escapar a un lugar seguro.

«Es como una versión mejorada de Scrapheap Challenge, pero en la naturaleza», afirma Danny. «Elegimos a ingenieros mecánicos cualificados, los dejamos en una zona donde hemos simulado un desastre (un montón de coches arrasados por un derrumbamiento, un helicóptero estrellado, un barco destrozado...) y tienen que intentar hacer algo con los restos para poder volver a la civilización».

A close up of Danny's camera, pointed to the front end of the Boeing 727 aircraft, which was central to the Channel 4 documentary The Plane Crash.
Danny graba el morro del avión Boeing 727 en el que se centra el documental The Plane Crash de Channel 4. «Lo capté en tomas aéreas, con cámara mini y a súper cámara lenta», comenta. «También lo utilizamos como atrezo en Escape». Imagen tomada con una Canon EOS 7D Mark II con un objetivo EF 70-200mm f/2.8L IS II USM. © James Anderson

La serie cuenta con cinco episodios con nombres que aluden al lugar en el que ocurren: desierto, montañas, selva, isla desierta y hielo. Cada episodio se rodó en un entorno de condiciones muy duras que fue tan implacable con el equipamiento como lo fue con los participantes del programa. Para soportar estas condiciones, Danny y el equipo de Maverick TV, la empresa productora de Escape, incorporaron a su equipo las cámaras Canon EOS C300 Mark II y XF205, así como el objetivo servo de cine CN-E18-80mm T4.4 L IS KAS S y el objetivo CN7x17 KAS S E1/P1.

«Queríamos utilizar cámaras y objetivos de alta gama, y hacerlo para grabar escenas crudas, duras y espontáneas», explica Danny. «Yo usé la C300 Mark II para vistas generales y para tomas especiales, como en una ocasión en la que montamos la cámara con un cardán en una grúa para moverla desde la parte superior de un coche hacia la parte inferior y grabar a una persona soldando por debajo del chasis. También la usé por la noche, porque es muy buena con baja iluminación». La utilizaba con el objetivo CN7x17 KAS S E1/P1 de Canon, y cambiaba al CN-E18-80mm T4.4 L IS KAS S para grabar con la cámara al hombro durante largos periodos de tiempo. «El objetivo servo de cine CN-E18-80mm T4.4 L IS KAS S de Canon es ligero y ergonómico, se puede llevar mientras corres y, aún así, es espectacular», comenta. «Fue de gran ayuda durante el rodaje porque permitía seguir utilizando la cámara principal, pero con la mayor comodidad que otorga el tamaño de una ENG».

Danny is seen filming a shot for the first episode of Escape, whilst camera assistants Brendan Cleaves and Max Surridge operate a drone.
Danny escogió un kit de alta gama para grabar escenas «crudas, duras y espontáneas». Su equipo incluía la Canon EOS C300 Mark II y los objetivos CN-E18-80mm T4.4 L IS KAS S servo de cine y CN7x17 KAS S E1/P1. Aquí está grabando el primer episodio mientras los asistentes de cámara Brendan Cleaves y Max Surridge controlan un dron. Imagen tomada con una Canon EOS 7D Mark II con un objetivo EF 70-200mm f/2.8L IS II USM. © James Anderson

Según Danny, el empleo de dos videocámaras XF205 fue muy útil en los rodajes de una semana de Escape: «Son pequeñas, tienen unas longitudes focales del zoom increíbles en el objetivo, son fáciles de usar, registran el código de tiempo y funcionan a 50 megabits, una velocidad muy alta para su tamaño. Obviamente, eso es el mínimo necesario para el estándar de emisión, y no muchos otros modelos de ese tamaño ofrecen ese nivel». Su capacidad de infrarrojos también resultó de lo más beneficiosa. «Siempre grabo muchas escenas nocturnas, y para ellas suelo optar por los infrarrojos. A muchas personas no les gusta, pero yo lo prefiero porque queda mucho más real. Cuando ves una escena nocturna con mucha iluminación, simplemente no es creíble».

La XF205 es una cámara muy versátil… se han grabado grandes programas de televisión exclusivamente con ella.

A pesar del tamaño compacto de la XF205, Danny la utiliza con frecuencia para grabar series de alta calidad para Channel 4 y Discovery Channel. «La XF205 es una cámara muy versátil y no tiene demasiados competidores en el mercado», comenta. «Lleva mucho tiempo siendo esencial para muchos rodajes. Es increíble que se hayan grabado grandes programas de televisión completos con una cámara tan pequeña. Gran parte de Escape se grabó con ella y acabo de terminar un rodaje de siete semanas en la selva para Discovery con tres XF205. Siempre que las cuides, son muy resistentes».

También es justo destacar la resistencia del propio cámara, que se ha convertido en un experto en la grabación de programas de supervivencia para televisión. Ha trabajado con Bear Grylls durante más de 10 años («es un buen amigo y un tipo increíble») y en numerosas ocasiones lo ha hecho en condiciones hostiles. Fue parte del equipo que luchó por resistir el rodaje de la primera temporada de En la isla con Bear Grylls, y fue aún más allá con la serie Mutiny, durante la cual pasó 40 días en el mar como miembro de un equipo que recreaba el periplo del capitán del HMS Bounty en 1789, abandonado a la deriva en el Pacífico tras un motín.

In the survival show Escape, Danny and former special forces operative Ant Middleton discuss the day's work whilst being transported on a speed boat.
En el programa de supervivencia Escape, el antiguo miembro de las fuerzas de operaciones especiales Ant Middleton (a la derecha) lideró a un equipo de cinco ingenieros cuya tarea consistía en crear un vehículo con el que poder escapar de los restos de un desastre simulado. Imagen tomada con una Canon EOS 7D Mark II y un objetivo EF-S 17-55mm f/2.8 IS USM. © James Anderson

Solo llevaban tres XF205 a bordo, y cada día las metían en un barril y las mandaban a un barco de apoyo situado a 200 m, donde se guardaban las tomas, se cambiaban las pilas y se devolvían como nuevas. «La XF205 cabe perfectamente en pequeñas carcasas sumergibles, por lo que era la única opción para grabar ese programa», explica Danny. A pesar de estar a bordo para grabar, él y otro miembro del equipo tenían que colaborar izando y arriando las velas, virando o buceando, entre otras actividades vitales para la supervivencia. Aunque el barco de apoyo navegaba con ellos a cierta distancia, cuando el agua se agitaba tanto que arrastraba la embarcación, se las arreglaban prácticamente solos.

«Cuando veía llegar olas gigantes, no estaba tan loco como para pensar que lo único que importaba era la grabación; me preocupaba más mi bienestar», afirma. «Primero, sobrevivir, y después, conseguir el plano perfecto. Por esto, teníamos la cámara grabando en todo momento».

Sound operator Pete Lee helps out Danny to shoot a scene in the jungle on the Pearl Islands of Panama.
Danny graba en el Archipiélago de las Perlas, en Panamá, con el operador de sonido Pete Lee. Danny comenta que, desde pequeño, le fascinaba la idea de sobrevivir en la naturaleza, y que quería ser cámara y «grabar en mitad de la nada». Imagen tomada con una Canon EOS 7D Mark II con un objetivo EF 70-200mm f/2.8L IS II USM. © James Anderson

Nacido en una familia de directores y editores, Danny entró en la televisión a una edad temprana. «Yo veía series como Planeta Tierra y quería ser cámara y grabar en mitad de la nada. Siempre me fascinó la idea de sobrevivir en la naturaleza, así que supongo que todas las decisiones que he tomado en el camino se basaban en llegar a donde estoy ahora. Es lo que siempre he querido hacer».

Sin embargo, tras 15 años grabando en condiciones muy duras, ahora quiere tomarse las cosas con más calma. «Este trabajo te absorbe, es una vida totalmente diferente del resto», explica. «Ya voy camino de los 40, y creo que está empezando a pasarme factura. Este año tengo un rodaje en un pueblo pequeño y tranquilo de Yorkshire, y estoy deseando empezar. El mundo aún ofrece muchas posibilidades, pero siento que ya he hecho la mayoría de actividades extremas que voy a hacer en mi vida. Tengo la sensación de que ya he gastado unas cuantas de mis siete vidas».


Para obtener más información sobre la Canon EOS C300 Mark II o la Canon XF205, visita la página del producto.

Escrito por Lucy Fulford


Artículos relacionados

Ver todo

Consigue el boletín

Haz clic aquí para disfrutar de historias inspiradoras e interesantes noticias de Canon Europe Pro

Suscríbete ahora

Canon Professional Services

Los miembros tienen acceso al Servicio de asistencia prioritario CPS (tanto de forma local como en los principales eventos), a un servicio de reparación rápida prioritaria y, según el nivel de membresía, a préstamos y envíos de devolución de equipos de sustitución gratuitos. Además, también pueden acceder con regularidad a ofertas exclusivas para miembros.

Obtén más información y envía tu solicitud

A CPS member looking pleased with his Canon photography equipment