Two cross-country skiers travel along the narrow spine of a mountain, using their poles.

Fotografía de acción

«Es tan emocionante como cuando tenía 16 años». Richard Walch sobre su pasión por la fotografía de deportes de invierno

El fotógrafo de deportes extremos Richard Walch es tan feliz colgando de un helicóptero como deslizándose suavemente por una pista de nieve, si en ambos casos consigue capturar con su cámara instantes emocionantes y escalofriantes. Su pasión por la fotografía comenzó cuando practicaba snowboard con sus amigos y sigue siendo tan intensa como a la edad de 16 años, cuando por primera vez una de sus imágenes se publicó en un periódico.

En esta entrevista, revela su planteamiento creativo, la historia que esconde su mejor fotografía y dónde encuentra la inspiración.

Has sido fotógrafo profesional desde los 16 años. ¿Cómo descubriste la pasión por la fotografía?

«Mi pasión por la fotografía se despertó por una afortunada coincidencia al cambiar de colegio a uno donde había un cuarto oscuro profesional. Pasé mucho tiempo allí, lo que resultó no ser muy bueno para mis notas, pero sí lo fue para mi carrera fotográfica. Empecé con una EOS-1N de Canon y de ahí hasta la EOS-1D X Mark II de Canon. Entonces, pasaba todos los fines de semana en la montaña haciendo snowboard. Mi plan original era convertirme en un snowboarder patrocinado, pero la verdad es que no era lo suficientemente bueno. Así que me dije: "Si no puedo conseguir un patrocinador, cogeré la cámara y haré fotos a mis amigos, que son realmente buenos"».

¿Qué es lo más complicado en la fotografía de deportes de invierno?

«Lo principal es organizarse y prepararse para cada disparo. Nunca me he formado oficialmente como fotógrafo, simplemente cometí todos los errores imaginables y me esforcé en evitarlos. Uno de los momentos más difíciles en mi proceso de aprendizaje fue cuando estuve en Whistler, Canadá, después de terminar los estudios. Durante una semana estuve fotografiando con película, llevé 10 rollos a un laboratorio en Vancouver y, cuando fui a recogerlos, todos los rollos estaban subexpuestos por tres puntos porque había puesto la cámara en -3 por error. Había perdido todas esas imágenes fantásticas porque eran tres puntos demasiado oscuras. Con la película analógica, no había forma de arreglarlo. No me ha vuelto a pasar».

¿En qué consiste esa organización?

«Algunas de las cosas a las que presto mucha atención son cómo llegar al lugar al que quiero ir, cómo estar seguro y cómo preparar el disparo. Hay que estar alerta cuando se trabaja al aire libre o en las montañas, o incluso simplemente haciendo selfis. Sé cauto, observa lo que estás haciendo y, después, coge la cámara y toma la fotografía».

"Nunca me he formado oficialmente como fotógrafo, simplemente cometí todos los errores imaginables y me esforcé en evitarlos."

Te debes haber encontrado en algunos lugares poco seguros. ¿Cuál es la fotografía de deportes de invierno más emocionante que has hecho?

«Desde que empecé a fotografiar snowboarding y deportes de invierno, he soñado con ir a Alaska. Pero no basta con ir a Alaska y ver qué pasa, hay que ser parte de un equipo muy duro. Fui con algunos de los mejores esquiadores de Europa, un grupo llamado Legs of Steel. Fuimos en heliesquí a Haines, el mejor lugar en Alaska para practicar fuera de pista. La nieve se pega a las paredes verticales [se muestra en la imagen inferior], lo que hace posible deslizarse con una inclinación imposible en cualquier otro lugar del mundo. La presión es extremadamente elevada, pues los atletas invierten entre 10 000 € y 15 000 € para hacer tal vez de seis a diez intentos, así que cuando estás en el helicóptero disparando a través de una puerta abierta, tienes que asegurarte de hacer las fotos. Salió bien, todo el mundo hizo sus acrobacias y nadie resultó herido».

Artículos relacionados
A snowboarder in red trousers walks through the snow, carrying his board, with his back to the photographer.

EN EXTERIORES

Consejos y trucos para tomar fotografías de vacaciones invernales

El fotógrafo profesional de deportes Richard Walch comparte sus expertos consejos para conseguir excelentes fotografías invernales, desde la cámara elegida a los ajustes óptimos.

Two young men dressed in black leap around on a rooftop between Turkish domes with stone lanterns on top.

ACCIÓN

Cómo capturar escenas de parkour: los principales consejos de Samo Vidic

El embajador de Canon explica las claves para trasmitir la emoción y espectacularidad de los deportes de acción urbana.

Alan Rowan holds a Canon SX740 HS camera, with a lake and hills in the background.

EN EXTERIORES

Cómo retrata las vistas de las montañas el senderista de Munro bajo la luna

Desde coloridas imágenes macro hasta tomas en las que se observa la niebla en el pico de una montaña, así es como utiliza Alan Rowan la cámara Canon PowerShot SX740 HS para obtener las mejores tomas de la naturaleza.

¿Hay alguna tecnología de las cámaras que te resulte especialmente interesante ahora mismo?

«En la Copa América (vela), el capitán del equipo de Nueva Zelanda siempre decía: "Si no hace que la embarcación sea más rápida, no nos interesa". Si una función no mejora una fotografía, no merece la pena ni siquiera hablar de ella. En lo que debemos centrarnos es en lo que hace único a un producto». ¿Te permite hacer algo que no era posible hacer antes? «Las cámaras EOS M5 y EOS M50 de Canon realmente permiten hacer cosas que antes no eran posibles. Son cámaras muy pequeñas que permiten ser extremadamente rápido y discreto; especialmente, si se utilizan con un objetivo fijo EF-M, 32mm f/1.4 STM de Canon, son la combinación perfecta».

Utilizas un equipo profesional de Canon pero, ¿se pueden lograr algunos de los mismos efectos con una cámara de nivel inferior?

«Sí. Hacer una buena fotografía es más una cuestión de técnica que de tecnología. Pero el enfoque automático de todas las cámaras Canon es realmente bueno, por ejemplo. Además, suele ser habitual que una tecnología avanzada se introduzca en primer lugar en una cámara para aficionados antes de aplicarse a una cámara de gama alta. Por ejemplo, algunas de las tecnologías de enfoque automático de tocar y arrastrar de las que se está hablando en relación con el sistema EOS R de Canon ahora se han introducido en la EOS M5 y la EOS M50 de Canon».

¿Cuál ha sido el momento más significativo de tu carrera profesional hasta ahora?

«Cuando tenía 16 años, mi hermana participó en un programa de intercambio de estudiantes en los Estados Unidos y, durante las vacaciones de verano, pude visitarla a ella y a las familias que la alojaban. Una de las familias era la del consejero delegado del Dallas Morning News, así que, ese verano, pude trabajar como fotógrafo en prácticas del periódico. Los fotógrafos se preguntaban qué estaba haciendo allí, siendo tan joven. Era todo energía, no paraba. Se nos encargó fotografiar un gran barco de vela y terminé subido al mástil y pidiendo al capitán que subiera conmigo para fotografiarle desde arriba, con el barco de fondo a sus pies».

«Yo me arriesgué para obtener esta imagen, pero el fotógrafo del equipo que venía conmigo simplemente colocó al capitán al timón. Su foto no estaba mal tampoco, pero fue la mía la que se publicó en el periódico, lo que para mí fue grandioso en ese momento. Eso me enseñó a tan temprana edad que, si quieres conseguir una imagen extraordinaria, no te caerá del cielo. Hay que esforzarse mucho. Siempre que tomo fotografías, lo hago pensando en la imagen que tengo en mi cabeza y sigue siendo tan emocionante como cuando empecé».

¿Qué haces cuando se te acaban las ideas?

«Me meto en la ducha y se me ocurre alguna idea [se ríe]; es algo así en realidad. Normalmente soy como una esponja; intento obtener la inspiración de cualquier cosa. Puedo ir a un museo de arte y que algo allí me inspire, o tener alguna idea hablando con un diseñador o un viajero, o de algo que vea en Internet. Absorbo toda esa información porque observo todo con mucho detalle, lo guardo todo sin saber cuándo lo voy a utilizar. Si solo me fijara en los fotógrafos de snowboard, terminaría copiándolos, y eso no sería bueno. Pero si observo lo que hace un fotógrafo de snowboard y luego lo aplico a la fotografía de vela y, a continuación, me fijo en lo que hace un artista y lo aplico a un deporte, entonces puedo crear mi propio estilo y aportar un nuevo toque a una escena».

Principales consejos prácticos de Richard para hacer mejores fotografías de deportes de invierno esta temporada de esquí.

Escrito por Kathrine Anker

Artículos relacionados



Inspírate es tu fuente principal de consejos de fotografía, guías para compradores y entrevistas interesantes. Descubre todo lo que necesitas para encontrar la mejor cámara y la mejor impresora para ti, así como para hacer realidad tu próxima idea creativa.

Volver a todas las técnicas y sugerencias

Productos relacionados