CONCIENCIA CREATIVA

Relájate en la oficina

El estrés es algo que a cualquiera nos resulta familiar, pero ¿qué podemos hacer para afrontarlo? Te contamos algunas formas sencillas de aliviar la presión todos los días.
Canon Camera
Imagina que caminas por una cuerda floja. Piensa en el equilibrio y la coordinación que necesitas para llegar al otro lado sin caerte. Tu concentración constante y tu firme determinación a medida que pones un pie delante del otro. Puedes sentir los latidos de tu corazón, tus sentidos se agudizan y estás alerta. Aunque esta situación solo ocurra en tu imaginación, tu cuerpo sigue liberando adrenalina y cortisol, ya que el estrés se vuelve real. Es algo que todos experimentamos en nuestro día a día y, por eso, la Stress Awareness Week (Semana de Concienciación sobre el Estrés) es un momento importante para aprender a entender y gestionar nuestras presiones diarias con acciones y actividades positivas, como descargar y colorear con atención nuestra selección especial de diseños imprimibles.
Una página para colorear con un diseño de flores coloreado con un rotulador rosa.
Como ves, el estrés es complejo. A veces, un poco de estrés es justo lo que necesitas para darte un impulso, para llegar al otro lado de la cuerda floja, por así decirlo. Pero, ¿qué ocurre si el estrés no es algo puntual? ¿Cómo podemos afrontarlo cuando nos enfrentamos a periodos prolongados de alta presión, como un proyecto de trabajo, problemas de salud o incluso preparar una mudanza o planificar una boda? Es en estos casos cuando el estrés podría desequilibrarte en lugar de darte un impulso. Porque, cuando no tienes la oportunidad de volver a tus niveles normales de adrenalina y cortisol, el estrés acecha. Se puede manifestar en forma de dolores de estómago o de cabeza, problemas del sueño o de cualquier otra forma física. También puede exacerbar tus estados de irritación, ansiedad o depresión. En resumen, demasiado estrés puede hacerte sentir mal en el sentido más literal. Sin embargo, existen ciertos métodos que podemos poner en práctica para ayudarnos a encontrar el equilibrio y asegurarnos de estar en la mejor forma posible para hacer frente al estrés cuando surja.

Planifica con antelación y comparte la carga

A menudo, resulta más fácil hacerlo todo sin ayuda, ¿verdad? No obstante, asumir demasiadas responsabilidades es una forma segura de cargarnos de presión. Es importante ser realista sobre lo que se puede y no se puede conseguir a nivel personal y no hay que avergonzarse en absoluto por pedir ayuda y apoyo en momentos de mucho estrés. O mejor aún, en previsión de que lleguen. No tengas miedo de pedir ayuda si crees que no puedes resolver los problemas relacionados con la carga de trabajo por tu cuenta. Esto puede resultar estresante de por sí en el momento, pero respirar profundamente y hablar de ello es un gesto de amabilidad hacia tu futuro yo.

Come bien, hidrátate y no te pases con la cafeína

Cuando estás hasta arriba o trabajando durante un momento de estrés, un paseo a paso ligero a la cafetería para comer o beber algo puede ayudarte a revitalizarle. Pero ten cuidado: tomar demasiada cafeína puede afectar a la calidad del sueño, lo que puede repercutir en tu capacidad para afrontar el día siguiente. Puede que pienses que saltarte la comida por un aperitivo azucarado te ayudará a seguir adelante, pero a largo plazo es más probable que tengas un bajón por la tarde, lo que podría agudizar el estrés que ya sientes. Procura tomar un café con leche por la mañana, seguido de agua o té de hierbas y prepárate un «tupper» o un aperitivo saludable para la oficina.
Tres páginas para colorear con diferentes diseños, una en el centro a medio colorear con un diseño de flores.

Dedica tiempo a la consciencia

La consciencia adopta muchas formas y tiene cabida incluso en las vidas más ajetreadas. A algunas personas les gusta utilizar una aplicación o un reloj inteligente para realizar un par de minutos de respiración guiada. Hay quien prefiere realizar una actividad que le proporcione una sensación de consciencia plena. Las más reconocidas son las manualidades creativas, como tejer, pintar o colorear. Nos trasladan al presente, redirigiendo toda nuestra atención hacia nuestras manos, los colores que estamos utilizando y el cuidado que estamos teniendo a la hora de crear.
Impresora PIXMA de Canon negra con una impresión para colorear, dos páginas para colorear y rotuladores sobre un escritorio.

Una actividad con un propósito

Si nunca has probado una actividad relacionada con la consciencia, no podría ser más fácil. Hemos estado trabajando con un par de increíbles artistas que saben lo suyo sobre el poder terapéutico del arte. Wednesday Holmes y Johanna Basford han creado una selección de diseños imprimibles para pintar, colorear o hacer collages que ayudan a aliviar el estrés y la ansiedad. Se trata simplemente de imprimir y colorear: lo importante no es el resultado final, sino de cómo se llega a él. «No necesitas materiales de primera para sacarle el máximo partido a estos diseños», explica Johanna. «Lo que ocurre con los materiales artísticos es que responden de manera diferente a cada persona que los utiliza. Los lápices de colores son un buen punto de partida, aunque es importante divertirse y experimentar un poco».

Comer bien, dormir bien o tomarse un descanso de vez en cuando son cosas que sabemos que debemos hacer. Sin embargo, también es muy importante hacer una pausa, incluso cuando estás bajo presión. Dedicar unos minutos al día a la consciencia es un hábito que puede contribuir de verdad a una buena salud mental y ayudarnos a superar los acontecimientos estresantes que nos depara la vida. Recuerda: no tengas miedo de pedir ayuda.

Descarga e imprime hoy mismo las «Postcards with Purpose» de Wednesday y Johanna, y tenlas a mano para cuando necesites un momento de consciencia.
Escrito por Alexa Mezey

Artículos relacionados